¿De qué está hecho el vinagre blanco?

El vinagre blanco es el tipo de vinagre más fuerte que existe y seguramente lo has utilizado para varias de tus recetas y hasta para limpiar ventanas, pero ¿sabes de dónde proviene?

En este artículo te diremos todo lo que necesitas saber sobre él para que te vuelvas un verdadero experto.

¿Qué es el vinagre blanco y de qué esta hecho?

El vinagre blanco es un ingrediente tan versátil que puedes usarlo para hacer conservas, aderezar ensaladas, limpiar superficies, matar bichos, lavar sartenes y curar quemaduras de sol. Es uno de esos ingredientes milagrosos que nunca debe faltar en nuestras cocinas.

Seguramente alguna vez te has preguntado de qué está hecho el vinagre y cómo se extrae, además de la manera adecuada de utilizarlo tanto en recetas como en trucos de limpieza.

El vinagre es lo que obtenemos como resultado de un proceso de fermentación en el que toneladas de pequeños microorganismos fermentan el azúcar hasta convertirla en alcohol y luego al alcohol hasta convertirlo en ácido ascético.

Puedes hacer vinagre casero prácticamente con cualquier cosa que tenga alcohol, como el vino, la sidra de manzana e incluso la cerveza.

Algunos tipos de vinagre blanco se hacen a partir del vodka, pero la mayoría de los que son comerciales se extraen del jarabe de maíz fermentado.

El proceso industrial para hacer vinagre está muy controlado y los niveles de ácido ascético en este son constantes. El resultado final está blanqueado, colado y ya no contiene levadura.

El vinagre orgánico no está tan procesado, sus niveles de ácido ascético pueden variar y, en general, es mucho mejor para la flora digestiva.

¿Cómo funciona el vinagre blanco?

El vinagre blanco está compuesto de agua en un 90 % o 95 % y contiene de ácido ascético un 10 % o 5 %. Esto lo convierte en el más potente de los vinagres, le da un olor penetrante y un sabor fuerte muy característicos.

Además, el ácido ascético puede disolver muchos tipos de suciedad y de mugre, y se cree que es efectivo para regular el apetito y manejar algunos de los síntomas de la diabetes.

El vinagre blanco tiene una concentración más alta que otras clases de vinagre, como el de manzana o el vinagre de vino, por lo que deberías utilizarlo en concentraciones menores y, siempre que vayas a consumirlo, diluirlo con agua o combinarlo con otros alimentos.

¿Cómo cocinar con vinagre blanco?

Cuando equilibras el fuerte sabor del vinagre con un ingrediente dulce, como en el caso de las salsas agridulces y los adobos, el resultado es un sabor muy atractivo. Por ejemplo, el vinagre es uno de los ingredientes principales de las salsas cátsup y BBQ.

Los encurtidos se hacen dejando remojar verduras, huevos y algunas partes cartilaginosas de animales como el cerdo en frascos con vinagre. El resultado es un alimento fermentado y ácido que, además de su delicioso sabor, es muy beneficioso para la flora intestinal.

También puedes agregar un chorrito de vinagre a tus marinadas y tus aderezos.

¿Cómo limpiar con vinagre blanco?

El vinagre blanco es por sí mismo un poderoso limpiador para superficies, ventanas y para el cochambre de tu cocina.

Puedes combinarlo con jugo de limón para conseguir un poderoso desengrasante, pero si el olor no te gusta, simplemente agrega un poco a tu limpiador para hacerlo más potente.

¿Qué otros usos tiene el vinagre blanco?

El vinagre blanco, además de ser un ingrediente clave para muchas de tus recetas y un gran aliado para la limpieza de tu hogar, también sirve para desinfectar heridas, combatir quemaduras solares e incluso infecciones por hongos en la piel.

Puedes enjuagar tu cuero cabelludo con vinagre blanco, antes de lavar tu cabello, para combatir la caspa y el exceso de grasa.

 

¿Te ha sido de utilidad este artículo? Cuéntanos qué usos le das tú al vinagre en tu hogar.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here