Efectos secundarios de las dietas bajas en carbohidratos

Los efectos secundarios de las dietas bajas en carbohidratos son: mareos, dolor de cabeza, falta de apetito, perdida de músculo, mal aliento, orina con olor muy fuerte, entre otros efectos y/o alteraciones que sin duda, afectarán la salud del organismo.

Las dietas bajas en carbohidratos, son muy populares, para la pérdida de peso rápido, como su nombre lo dice, son planes alimenticios en los que se elimina la ingesta de hidratos de carbono o carbohidratos, por lo que la hace estricta, ya que se deben evitar muchos de los alimentos que aportan este nutriente, como las frutas, cereales, vegetales, etc. en algunas de ellas solo se restringen, en otras se evitan por completo, haciendo que el organismo, entre en un estado de cetosis. No en todos los casos se siguen este tipo de dietas para tratar el sobrepeso, obesidad, en algunos, es un tratamiento médico en casos de epilepsia, diabetes, síndromes, etc.

Pero ¿Es saludable seguir una dieta baja en carbohidratos?

Las dietas bajas o que sugieren eliminar la ingesta de hidratos de carbono, sin duda, pueden tener efectos en el organismo, pero estos pueden variar de persona a persona, ya que cada cuerpo es diferente.

Muchos expertos señalan que es saludable seguir este tipo de dieta, siempre y cuando se lleve de la manera adecuada, y se cumpla con el objetivo, en otros casos, solo puede desencadenar una serie de efectos que pueden dañar la salud. Pero, lo que queda claro, es que cuando se somete al organismo a una falta o desequilibrio a nivel nutricional, sin duda, atenta contra su bienestar, ya que para su buen funcionamiento y para que éste sea óptimo, es necesario la ingesta de todos los nutrimentos: vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas, grasas.

Ver también:

¿Carbohidratos?

Sin duda, es uno de los nutrimentos que se alejan a la hora de querer lograr bajar de peso, sin embargo, este nutrimento cumple con funciones que son vitales para el organismo. Son conocidos como carbohidratos, pero su nombre correcto es hidratos de carbono. Y son el combustible que el cuerpo necesita para poder funcionar de manera adecuada.

Al consumirlos, se convierten en glucosa, que es la principal fuente de energía, que el cuerpo y cerebro utilizan para mantenerse activos y desempeñarse correctamente. Es por eso que cuando se limita o se prescinde de ellos dentro de una alimentación, ya sea por medio de ayuno o por eliminarlos por completo de la dieta diaria, puede haber mareos o cansancio.

Los carbohidratos se encuentran en muchos de los alimentos que a diario consumimos, como: frutas, granos, vegetales. En una dieta balanceada la mayor parte de las calorías deben provenir de los carbohidratos (50%-60%) y se recomiendan ingerir los complejos.  Es el tipo que se recomienda consumir, porque es de lenta y fácil absorción, es decir, que el cuerpo los puede asimilar mejor, no eleva de manera rápida la glucosa en sangre. Se encuentran en leguminosas, alimentos integrales, frutas, panes, etc.

Sin embargo, a pesar de que su ingesta es necesaria, para que el cuerpo funcione, y también para que se tenga la energía, para realizar la actividades diarias, si se abusa de su ingesta, trae como consecuencia el aumento de peso.

Ver también:

efectos secundarios-dietas bajas en carbohidratos

Efectos secundarios de las dietas bajas en carbohidratos:

Al excluir un nutrimento de la alimentación, en este caso de los carbohidratos, desencadena diversos efectos secundarios que alteran la salud del organismo, y en este tipo de dietas, ya sea que se disminuya la ingesta o se evite la ingesta de hidratos de carbono, habrá un déficit nutricional, ocasionando:

Nerviosismo:

El nerviosismo es un estado de agitación interior, que reduce la calma y tranquilidad. Suele ser una reacción del organismo ante una situación determinada, en este caso por la falta de energía, se puede desencadenar, acompañándose de taquicardia, temblor de manos, sudoración, pérdida de la concentración, etc.

Mareos y dolor de cabeza:

Esto se puede dar, en los días siguientes que se ha comenzado este tipo de dieta, ya que el cuerpo no cuenta con la energía necesaria y suficiente, comienzan los mareos y dolores de cabeza.

Falta de apetito:

Se puede comenzar a tener una falta de apetito considerable

Náuseas:

Pueden presentarse náuseas, vómito, dolor de estómago, dolor abdominal.

Cansancio:

Por la falta de energía, se puede presentar no sólo cansancio, sino decaimiento en general, debilidad.

Rebote:

Debido a que los carbohidratos son parte esencial de una alimentación equilibrada, una dieta sin ellos, hace que sea hipocalórica lo cual puede provocar un efecto rebote posterior, sobre todo si después de haberla llevado, no se tiene una dieta balanceada y saludable.

Pérdida de calcio:

Si se elevan el consumo de proteínas, en esta dieta, puede provocar una pérdida considerable de calcio, haciendo que el organismo esté susceptible a desarrollar alteraciones o enfermedades de los huesos.

Pérdida de músculo:

En un estado de cetosis, que se da por no comer carbohidratos, el organismo hace uso de la grasa acumulada, pero cuando esta se acaba, comienzan a degradarse los músculos.

Estreñimiento:

Debido a la falta de ingesta de fibra, que principalmente está en las frutas y vegetales

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es un estado metabólico, en el que entra el organismo por la falta de carbohidratos. Esto induce a que las grasas  se usen como fuente de energía, se generan unos compuestos que se llaman cuerpos cetónicos. El organismo deja de usar a los hidratos de carbono como fuente de energía. En este estado, para el organismo es más fácil quemar grasas, ya que toma de las reservas que hay, del exceso.

Otros efectos secundarios…

  • Dificultades en la respiración
  • Mal aliento
  • Olor fuerte de orina
  • Diarreas
  • Erupciones cutáneas
  • Mal humor
  • Irritabilidad
  • Problemas intestinales
  • Puede llevar a ocasionar piedras en el riñón

Recomendaciones:

  • Es importante consultar con un experto en salud, antes de comenzar con este tipo de dietas, para evitar alteraciones y riesgos de salud a largo plazo
  • Se aconseja llevar una alimentación balanceada, como un plan saludable para mantener y/o bajar de peso
  • Lo mejor es que un experto en nutrición pueda diseñar una dieta y plan adecuado, con la ingesta correcta de carbohidratos.mujer-con-mucho-dolor-de-cabeza