Fiebre Tifoidea: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Hechos Sobre L01a Fiebre Tifoidea

  • A nivel mundial, en el año 2010, se reportaron más de 16,9 millones de casos de fiebre tifoidea y 200,000 muertes.
  • Anualmente, solo en Estados Unidos, ocurren más de 6000 casos de fiebre tifoidea. Alrededor del 80% se adquieren en viajes al extranjero.
  • El manejo de la fiebre tifoidea es sencillo si se diagnostica a tiempo, pero si no se trata, puede ser mortal.
  • Muchas personas portan la bacteria, pero son asintomáticos (aproximadamente 1 de cada 6 personas).
  • El único tratamiento para la fiebre tifoidea son los antibióticos.
  • Mary Mallon, una inmigrante irlandesa, fue la primera portadora de fiebre tifoidea asintomática en los Estados Unidos, durante 1869-1938 y se cree que infectó a más de 50 personas, tres de las cuales murieron.

¿Qué es la Fiebre Tifoidea?

La fiebre tifoidea es una enfermedad entérica causada por la bacteria Salmonella Typhi. Este microorganismo se transmite por vía digestiva (contacto directo con heces de una persona infectada) y es capaz de colonizar el intestino delgado, invadiendo el torrente sanguíneo y produciendo la enfermedad.  Solo se transmite de un humano a otro y se distingue de otras enfermedades por los síntomas que produce (fiebre continua, cefaleas intensas, malestar general, anorexia, mialgias, dolor abdominal).

¿Cómo Se Transmite la Fiebre Tifoidea?

La salmonella typhi se transmite a través de alimentos o agua contaminada con heces humanas, pasa a la vía digestiva a través de la boca y permanece por un período de 2 a 3 semanas dentro del intestino. Después de un tiempo, las bacterias migran a través de la pared intestinal e invaden el torrente sanguíneo. Desde allí se propaga hacia otros tejidos y órganos. Y aunque puede vivir dentro de las células del organismo, no tiene la capacidad para afectar el sistema inmunológico.

¿Cuáles son los Síntomas de la Fiebre Tifoidea?

El período de incubación es de 10 a 15 días, pero los síntomas inician entre los 6 y 30 días después de la exposición. Los síntomas más característicos son:

  • Fiebre elevada (puede aumentar gradualmente hasta llegar a temperaturas superiores a los 40°C).
  • Erupción máculo-papular (manchas color rosa a nivel del cuello y abdomen).
  • Debilidad generalizada.
  • Dolor abdominal.
  • Estreñimiento.
  • Cefaleas intensas.
  • Rara vez se asocia a alteraciones del estado de ánimo, diarrea y vómitos.

Tradicionalmente, se divide en cuatro etapas:

  • Primera Semana: Se experimenta fiebre elevada, malestar general, cefaleas y tos. Los niveles de glóbulos blancos se encuentran disminuidos.
  • Segunda Semana: Es una fase de postración, donde los niveles de temperatura son más elevados; suele haber bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca; el delirio es frecuente (conocido como delirio de la fiebre tifoidea o fiebre nerviosa); la respiración es difícil; el abdomen suele estar distendido y doloroso en el cuadrante inferior derecho; puede cursar con diarrea (verdosa) o estreñimiento.
  • Tercera Semana: Si en esta etapa la fiebre no se resuelve, se pueden desarrollar complicaciones severas como hemorragias intestinales; perforación intestinal, que puede llevar a peritonitis; abscesos intrabdominales que pueden resultar en encefalitis, colecistitis, miocarditis, hepatitis, coagulación intravascular diseminada (CID) y falla renal.
  • Cuarta Semana: La fiebre disminuye paulatinamente, sin embargo, el cansancio generalizado persiste.

En casos verdaderamente graves, y sin tratamiento, sobreviene la muerte en un 10% de los casos. Con tratamiento, este porcentaje se reduce al 1% y logra resolverse en dos semanas aproximadamente.

¿Cómo Se Diagnostica La Fiebre Tifoidea?

La bacteria puede aislarse a partir de muestras de sangre (hemocultivo) y de heces (coprocultivo), o por medio de anticuerpos en suero obtenidos por aglutinación. El cultivo de médula ósea (mielocultivo) es muy sensible y específico para el diagnóstico de la fiebre tifoidea, en cualquiera de los estadios de la enfermedad. Otro estudio es la técnica de Widal, que estudia la existencia de antígenos-anticuerpo en reacción a la enfermedad, mediante técnicas de aglutinación.

¿Cuál Es El Tratamiento De La Fiebre Tifoidea?

El tratamiento más efectivo es el uso de antibióticos. Comúnmente se utilizan las cefalosporinas (Ceftriaxona) y las fluoroquinolonas (ciprofloxacino). Debido al riesgo de deshidratación, por la presencia ocasional de cuadros diarreicos, es importante la hidratación del paciente y la reposición de electrolitos. También es importante que la persona se alimente de manera adecuada, debido a las hemorragias intestinales y otras alteraciones digestivas. En casos severos, donde el intestino está perforado, la cirugía es la mejor opción.

La resistencia de la bacteria a los antibióticos afecta en gran medida a la capacidad de recuperación del paciente. De hecho, en los últimos años, la fiebre tifoidea se ha vuelto resistente al trimetoprim-sulfametoxazol, a la ampicilina y es posible que el ciprofloxacino esté experimentando la misma resistencia.

¿Cómo Prevenir La Fiebre Tifoidea?

  • Como la fiebre tifoidea se propaga por el contacto de agua o alimentos contaminados, es importante mantener una fuente de agua potable y tomar precauciones al manipular los alimentos (lavado adecuado, uso de guantes protectores).
  • Cualquiera que viaje al extranjero (sobre todo al continente africano, asiático y sudamericano) deben estar bajo estricta vigilancia.
  • Es recomendable beber agua embotellada (de preferencia carbonatada) o, en su defecto, hervir el agua durante al menos un minuto.
  • No colocar hielo a las bebidas.
  • Evitar consumir frutas y verduras crudas (sobre todo al comer fuera de casa).

Vacuna Contra La Fiebre Tifoidea

Si piensas viajar a un sitio de alto riesgo, vacunarse contra la fiebre tifoidea es la mejor medida preventiva. Se puede recurrir a la vacuna oral (viva atenuada), que consta de 4 comprimidos (tomar uno cada dos días, una semana antes del viaje) o las inyecciones que se administran dos semanas antes de viajar. Sin embargo, las vacunas no son 100% efectivas, por lo cual hay que ser precavidos con el manejo de los alimentos. La vacuna debe evitarse si hay enfermedad (sobre todo en menores de 6 años) y los pacientes con VIH no deben tomar la dosis oral.

Efectos Secundarios de la Vacunación

  • Fiebre (1 de cada 100 casos).
  • Cefaleas.
  • Enrojecimiento e hinchazón en el sitio de la inyección.
  • Síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, náuseas, vómitos y erupciones cutáneas (muy raro).

Diagnóstico Diferencial

  • Absceso intrabdominal.
  • Apendicitis.
  • Absceso hepático amibiano.
  • Dengue.
  • Influenza.
  • Leishmaniasis.
  • Malaria.
  • Toxoplasmosis.
  • Tuberculosis.

Recuerda que puedes hacer preguntas y compartir tus experiencias.

Te invitamos a compartir esta información para que otros puedan conocer más acerca de la fiebre tifoidea.

Hasta la vista.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here