Laxantes para adelgazar

Últimamente se emplean varios sistemas, algunos excelentes, otros mediocres y otros francamente malos, con el objetivo de perder peso. El punto es como debemos evaluar un sistema como bueno o malo a la hora de adelgazar. El objetivo que debemos proponernos es perder peso y no recuperarlo. Pero no se trata solamente de eso, sino de hacerlo de un modo saludable, que no dañe nuestro bienestar actual o futuro. Uno de esos métodos que son discutibles, son los laxantes para adelgazar.

Laxantes para adelgazar

Un punto fundamental es definir con claridad de que estamos hablando. Un laxante es un medicamento que se ha creado con la finalidad de acelerar el tránsito intestinal. La idea de usar laxantes para adelgazar es simplemente evitando la absorción, aunque más no sea en forma parcial, de los alimentos ingeridos. El problema es que se le está dando a un medicamento un uso diferente para el cual ha sido creado. De hecho, el uso prolongado de un laxante, aún siendo para resolver un problema de tránsito lento o estreñimiento (uso para el que ha sido creado), puede ser peligroso, tal cual demuestra un estudio hecho por la prestigiosa Clínica Mayo. Más claramente, no quiere decir que los laxantes para el tránsito lento son malos, pero si el uso prolongado. Veamos que ocurre cuando se le da un uso diverso

Ver también:

Problemas del uso de laxantes para adelgazar

  • Deshidratación. La más importante pérdida de peso inmediata que se obtiene con el uso de laxantes, se debe a pérdida de agua. Si no se repone en forma adecuada, esto lleva invariablemente a la deshidratación. Es importante tener claro que pesar menos no es adelgazar, simplemente se pierde agua, no tejido graso. La deshidratación se manifiesta con mareos, debilidad general, boca seca y pérdida de conocimiento. En las primeras horas es notorio como el cuerpo intenta compensar la falta de líquido, disminuyendo el volumen de orina, la cual se vuelve mucho más coloreada (como té cargado)
  • Pérdida de electrolitos. Cuando se acelera el tránsito intestinal de forma violenta, se pierde sobretodo Calcio, Sodio y Potasio. La falta de estos minerales puede producir debilidad muscular, calambre y en última instancia arritmias cardíacas, que pueden ser muy serias.
  • Daños en el intestino. Se puede ver afectada la mucosa de recubrimiento del intestino debido al uso de laxantes en forma prolongada e inmotivada. Por otra parte, las terminaciones nerviosas tienden a dañarse con el tiempo, lo que hace que al interrumpir el uso de laxantes, no se puede retomar un tránsito intestinal normal, llevando a un estreñimiento crónico.
  • Sangrado rectal. Esto se debe al daño en la mucosa de recubrimiento
  • Calambres abdominales. Estos dolorosos calambres son el reflejo de la actividad anormal del intestino

Alternativas al uso de laxantes para adelgazar

Si se quiere adelgazar, lo ideal es hacer una dieta rica en proteínas, con abundantes vegetales y frutas con fibra (esto mantiene el tránsito intestinal adecuado en forma natural), pocas grasas pero de buena calidad y un cuidado especial con los hidratos de carbono, optando siempre por los menos procesados y con fibra.

Imagen: venusbuzz


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here