10 pasos para la mejor limpieza de cutis

Uno de los rituales que no deben dejar de hacerse es la limpieza de cutis. Con este proceso puedes lograr excelentes efectos sobre la textura, la tonalidad y la salud de la piel de tu rostro.

Es necesario que realices diariamente una buena limpieza de cutis, para lo cual solamente requieres un par de minutos y tu cuerpo te lo agradecerá.

10 pasos para una buena limpieza de cutis

A continuación verás cuáles son los consejos clave para que realices una adecuada limpieza de cutis.

Recuerda que este hábito sirve para remover las células muertas, el polvo, las impurezas, el maquillaje y por supuesto, las bacterias que se alojan en tu piel. Además, limpiar la piel sirve para destapar los poros y lograr que tu piel se mantenga fresca y oxigenada.

1. Limpia tu cutis diariamente

Lo mejor sería que realizaras la limpieza de cutis como máximo dos veces al día, a menos que te hayas expuesto a condiciones extremas de suciedad.

Cuando limpias tu rostro más de dos veces al día estarás deshaciéndote de las sustancias y grasas esenciales que protegen la piel por lo que ahora no estarás beneficiándote de la limpieza sino perjudicando la integridad de la dermis.

Por supuesto, el hecho de no hacer la limpieza de cutis regularmente, en especial en el momento antes de irte a la cama, puede producir deterioro y erupciones desagradables en la piel.

limpieza de cutis

2. Elige una sustancia limpiadora que sea adecuada para tu tipo de piel

No uses jabones que no sean especiales para la piel facial porque pueden ser demasiado abrasivos y causar daño en tu piel a largo plazo.

Es importante que elijas bien el producto para evitar las irritaciones o el bloqueo de los poros.

Lo ideal sería utilizar una crema o jabón que tenga sustancias herbales, sin fragancias y adecuado para las pieles sensibles. Esta es una de las claves para una buena limpieza de cutis. También es posible utilizar elementos naturales como la avena, las lentejas, la miel o el yogurt.

3. Usa agua tibia

El agua caliente puede empezar a resecar la piel con el paso del tiempo y el agua fría no siempre logra limpiar todo el polvo y las impurezas que se adhieren a tu piel durante todo el día.

Por ello se recomienda que logres un balance intermedio entre ambas temperaturas usando agua tibia para la limpieza del rostro.

4. Toallas limpias y húmedas

Si utilizas toallitas o paños húmedos para limpiar la piel, procura que siempre estén limpios y que sean de un material suave; Aunque cabe resaltar que no son indispensables para hacer una buena limpieza del cutis.

Limpiar el rostro

En la mayoría de los casos basta con frotar la piel suavemente con la yema de los dedos.

5. Lava bien tus manos antes de tocar tu rostro

Otro de los aspectos claves a considerar cuando piensas en hacer tu limpieza de cutis, es lavar muy bien tus manos antes de tocar el rostro.

Durante el día nuestras manos están expuestas a factores ambientales adversos y al contacto con superficies y elementos llenos de bacterias que luego llevaremos a nuestra piel si no se lavan adecuadamente.

También es importante mantener el cabello recogido para evitar que entre en contacto con nuestro rostro al momento de purificar la piel.

6. Enjuaga primero y luego lava

El primer paso para una limpieza de cutis exitosa, por más increíble que sea, es tomar un poco de agua tibia y enjuagar el rostro con ella antes de aplicar cualquier producto.

Asimismo, no olvides que la piel del cuello debe recibir los mismos cuidados que la de tu rostro.

7. Utiliza tus dedos o una esponja suave

Después de haber humedecido tu piel con agua tibia, toma el producto limpiador que elegiste y aplícalo utilizando las yemas de tus dedos o una esponjita suave.

Empieza por realizar un masaje cuidadoso para mejorar la circulación de la sangre en esta zona de tu cuerpo y al mismo tiempo remover el polvo, las células muertas y otras impurezas que se van alojando en tu piel.

Ten cuidado con la intensidad y el tiempo que dura el proceso de limpieza del cutis. Frotar la piel en exceso puede causar irritaciones, en especial en la piel que se encuentra alrededor de los ojos.

8. Retira bien el producto que usaste

Una de las puntadas finales del proceso de limpieza de cutis, es el enjuague.Para ello debes usar una gran cantidad de agua tibia y remover el producto conjuntamente con las impurezas de tu piel.

No te olvides de enjuagar muy bien el área del cuello y la parte en donde nace tu cabello.

17

Recuerde que este es uno de los pasos más importantes debido a que los excesos de productos en el rostro pueden acumularse y tapar tus poros.

9. Seca bien el rostro

Después de haber enjuagado por completo el rostro, seca muy bien la piel utilizando un paño o toallita suave. Es muy importante que no frotes la cara con mucha fuerza para que no tengas problemas con irritaciones o lesiones.

10. Elige productos a base de agua

Para completar la limpieza de cutis debes utilizar un producto nutritivo para la piel que sea hecho a base de agua. Esto te permitirá darle una vitalidad adicional a la piel del rostro.

Después de haber limpiado por completo el rostro, es necesario protegerlo y alimentarlo muy bien para que tenga una buena apariencia y una excelente salud interna.

Consejos finales

Otras recomendaciones valiosas para tener una hermosa piel son:

  • No estalles los granitos que aparecen en la piel. Esto puede causar infecciones e irritaciones en la piel que pueden empeorar si no se cuidan adecuadamente.
  • Si usas anteojos, cuida que siempre estén limpios antes de ponértelos. Al estar en contacto con todo tipo de superficies y elementos, pueden albergar muchas bacterias.
  • Siempre, antes de irte a dormir, limpia todo el maquillaje que has aplicado y además, elige productos que sean poco abrasivos y que sean adecuados para tu tipo de piel; El maquillaje hipoalergénico es una excelente opción.
  • Mantén limpio el cabello para evitar que las bacterias que allí se adhieren entren en contacto con tu rostro. El contacto permanente de la piel y el cabello puede ser causante de acumulación excesiva de grasas en la piel.

El último de los consejos que queremos darte es uno de los más importantes para tener una piel bonita y saludable: Es necesario que todos los días, sin excepción, utilices un protector solar de alta calidad. No importa cuál sea el clima, debe ser uno de los elementos que no puede faltar en tu día a día.

Ahora es tu oportunidad de comentarnos qué utilizas para limpiar tu cutis. ¿Has estado haciéndolo bien? Sigue nuestro paso a paso y lograrás lucir un rostro radiante.

Referencias:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here