20 remedios caseros para aliviar el dolor de muelas

El dolor de muelas es unos de los dolores más intensos que existen.

El dolor es causado por la irritación de un nervio, que puede ser producida por un proceso infeccioso u otro problema en un diente o muela. La infección presiona el nervio produciendo un dolor casi insoportable.

Debes ir con tu dentista lo antes posible para que haga el diagnóstico diferencial  adecuado (descartar que se debe a una causa externa a la boca).

El dolor de una muela, se puede confundir con otros problemas como una sinusitis (inflamación de los senos paranasales), otitis (infección en el oído) o  un problema coronario.

Los dolores de dientes pueden variar en grande, desde una leve dolencia hasta un dolor palpitante en tus dientes o en tu mandíbula.

Algunas de las causas principales del dolor de dientes son caries, infecciones, una raíz dental expuesta, un diente roto, enfermedad de encías, un relleno dental flojo o un problema en la articulación de la mandíbula.

Aquí estan los 20 remedios para aliviar el dolor de muelas:

1.- Sal y pimienta

sal-y-pimienta

Sal mezclada con pimienta puede ser bastante útil cuando un diente se vuelve extremadamente sensible y ambos ingredientes tiene propiedades analgésicas, antinflamatorias y antibacterianas.

  1. Mezcla parte iguales de pimienta y sal común con unas gotas de agua para formar una pasta.
  2. Aplica la pasta directamente en tu diente afectado y déjalo asentar por unos minutos
  3. Repite esto diariamente por varios días.

2.- Ajo

ajo-en-una-maya

El uso de ajo puede también proveer un inmenso alivio del dolor de dientes. El ajo tiene propiedades antibióticas y otras propiedades medicinales que pueden ser efectivas al momento de reducir el dolor.

  1. Mezcla un diente de ajo (o ajo en polvo) con un poco de sal de mesa o sal negra y aplícalo directo en tu diente afectado para aliviar el dolor. Si lo prefieres, puedes masticar uno o dos dientes de ajo para obtener alivio.
  2. Repite este tratamiento natural por algunos días.

3.- Clavos de olor

clavos-de-olor

Los clavos tienen propiedades antinflamatorias, antibacterianas, antioxidantes y analgésicas que pueden ayudar a aliviar el dolor de dientes y a luchar contra la infección.

El aceite de árbol de clavo tiene impresionantes propiedades antibacteriana y también tiene un efecto adormecedor, lo cual es un remedio duradero para el dolor de dientes.

Hoy en día sabemos que este trato del árbol de clavo contiene eugenol, el cual actúa como un anestésico local. Este aceite puede picar al principio, pero es una bendición una vez que el alivio comience.

  • Moler dos clavos enteros. Mezclar con un poco de aceite de oliva o cualquier aceite vegetal y aplicar en tu diente afectado.
  • Otra opción es humedecer una pelota de algodón en aceite de clavo y frotarlo directamente en tu diente adolorido o puedes mezclar unas gotas de aceite de clavo en medio vaso de agua y usarlo como enjuague bucal.

Este es el más efectivo de los remedios caseros para el dolor de muelas . Solo debemos colocar dos o tres gotas de este aceite sobre un algodón y ponerlo en la zona de la muela que duele. Adormece la zona muy rápidamente.

Puedes tener el mismo efecto adormecedor con clavos de olor enteros.

Coloca algunos en tu boca, déjalos humedecerse hasta que se suavicen, muérdelos un poco con tus molares no adoloridos para que liberen su aceite y luego mantén los clavos suavizados en tu diente adolorido por media hora o una hora.

4.- Cebolla

cebolla-amarilla-sobre-tapete

Las cebollas tienen propiedades antisépticas y antimicrobianas que controlan un dolor de dientes. Puede proveer alivio del dolor al eliminar los gérmenes que causan una infección.

  • En el primer signo de dolor de diente, mastica una cebolla cruda por unos minutos para aliviar el dolor.
  • Si no puedes masticarla, coloca un pedazo de cebolla cruda directamente en tu diente afligido o encía.

5.- Asafétida

Los problemas dentales como dolores de dientes y encías sangrantes pueden ser tratados en casa con el uso de asafétida.

  • Simplemente agrega una cucharadita de asafétida en polvo en dos cucharaditas de jugo de limón y dejarlo que se tibie un poco. Usar una almohadilla de algodón para aplicar la solución en el área afectada. Esto te dará un alivio rápido al dolor.
  • Alternativamente, la asafétida frita en mantequilla aclarada puede ser colocada en una caries dental para un alivio instantáneo.

6.- Agua salada tibia

Un simple vaso de agua tibia con sal puede ayudarte a tratar un dolor de dientes.

Mezcla una cucharada de sal común en un vaso de agua caliente y usarla para enjuagar tu boca minuciosamente.

Ayudará a reducir la inflamación y la hinchazón, y también combatirá las bacterias que causan la infección.

7.- Hojas de guayaba

hojas-de-guayaba

Las hojas frescas de guayaba pueden también aliviar el dolor de muelas, gracias a sus propiedades antinflamatorias, analgésicas y antimicrobiana.

Simplemente mastica una o dos hojas tiernas de guayaba hasta que el jugo comience a trabajar en tu diente afectado. También puedes usar hojas de espinaca crudas de la misma manera.

Otro remedio es el de poner 4 o 5 hojas de guayaba en agua y hervirlas. Permitir que la solución se enfríe a una temperatura tibia y agregar sal. Usar la solución como enjuague bucal.

8.- Extracto de Vainilla

extracto-de-vainilla

El extracto de vainilla es otro remedio casero popular para tratar el dolor de dientes ya que ayuda a adormecer el dolor. Además, la vainilla tiene un efecto calmante.

Sumerge un pedazo de algodón en extracto de vainilla y frótalo en el área afectada.

Repite esto unas pocas veces en el día hasta que consigas alivio.

Vamos a necesitar unas cuantas gotas de extracto de vainilla. Es fácil de conseguir porque se usa mucho en repostería. Lo que haremos será mojar un algodón en el extracto y colocarlo sobre la zona del dolor.

9.- Jugo de trigo verde

jugo-de-trigo-verde

El trigo verde tiene propiedades antibacterianas naturales que te ayudarán a luchar contra descomposición dental y alivia el dolor de dientes. Extrae el juego del trigo verde y úsalo como enjuague bucal.

Absorberá las toxinas de tus encías, reducir el crecimiento de bacterias y mantener la infección bajo control. Si lo deseas, simplemente puedes masticar trigo verde.

10.- Cubos de hielo

hielo-en-la-cara

El hielo puede ayudarte a aliviar el dolor de dientes al entumecer las terminaciones nerviosas.

Envuelve un pedazo de hielo en un pedazo de tela fina. Mantenlo en tu mejilla cerca del diente adolorido por unos minutos. Si tiene nervios expuestos, el contacto con el frío te causará más dolor.

  • Una técnica de acupresión que puede ayudar a aliviar el dolor es la de frotar hielo entre tus dedos índice y pulgar por unos minutos.

Coloca un cubo de hielo pequeño en una bolsa plástica, envuélvelo en un fino pedazo de tela y aplícalo en tu diente adolorido por 15 minutos para adormecer los nervios.

Alternativamente, esa compresa de hielo puede ponerse en tu mejilla, por encima del diente adolorido.

En adición a estos remedios, asegúrate de consultar a tu dentista. Algunos problemas dentales y de encías requieren de tratamientos más agresivos que tus remedios caseros.

11. Salvia

Hierve las hojas de salvia en un vaso de agua. Deja reposar unos minutos para que enfríe, cuela las hojas y usa el líquido para enjuagar tu boca y escupe.

12. Una patata cortada

Sobre la encía en la zona que duele. Esto  ayuda a desinflamar la zona.

13. Masticar un buen ramito de perejil fresco

El perejil ayuda mucho a aliviar el dolor de muelas

14. Bolsita de té verde o té negro.

Uno de los remedios caseros para el dolor de muelas muy efectivo y de uso frecuente son las bolsitas de te, de preferencia te verde o te negro.

Lo importante es colocar la bolsita de te sobre el área dolorida. El té verde no solo desinflama sino que adormece la zona.

Una bolsa de té tibia y húmeda es un remedio casero común que vale la pena intentar. El té negro contiene taninos astringentes, los cuales pueden reducir la inflamación y pueden darte un alivio temporal.

15. Té de menta.

 

te-de-menta-en-mesa-y-un-sombrero

El té de menta se prepara hirviendo una taza de agua, a la cual le agregamos un buen ramo de menta. Dejamos enfriar, retiramos la menta y hacemos varios enjugues con este té. Es bueno dejarlo en la boca lo más posible.

El efecto que tiene es como un adormecimiento en la zona, lo que alivia en forma significativa.

16.- Usa una pasta de jengibre y pimienta roja (cayena)

Haz una pasta de jengibre en polvo y pimienta roja (cayena). Vierte los ingredientes el polvo hasta lo más profundo de una taza, agrega luego una gota o dos de agua para hacer la pasta.

Haz una bola pequeña de algodón dentro de la pasta para saturarla y colócala en tu diente adolorido (esto puede irritar las encías, así que mantén el algodón en tu diente).

En adición a usar las especias juntas, puedes tratarlas por separados. Cualquiera de las dos puede ayudar a aliviar el dolor de dientes.

17.- Usa la tintura de mirra para aliviar el dolor de muelas

Lava tu boca con tintura de mirra. Los efectos astringentes ayudan con la inflamación, y la mirra ofrece el beneficio adicional de eliminar las bacterias.

Como aplicar la tintura de mirra:

  • Hierve 1 cucharada de mirra en polvo en dos tazas de agua por 30 minutos.
  • Colar y dejar enfriar.
  • Enjuagar con una cucharada de la solución en media taza de agua de cinco a seis veces al día

18.- Usa té de hierbabuena para aliviar el dolor de muelas

El Té de hierbabuena es delicioso y un poco de poder adormecedor. Coloca una cucharadita de hojas de hierbabuena secas en una taza de agua hirviendo y empinar por 20 minutos.

Cuando el té se enfríe, enjuaga tu boca con el té y luego escúpelo. Repite cuantas veces sea necesario.

19.- Usa el agua oxigenada para combatir las bacterias y el dolor

Si quieres combatir las bacterias y las molestias, enjuaga tu boca con agua oxigenada en solución al 3%.

Esto puede proveer una mejoría si tu molestia dental está acompañado de fiebre y un sabor horrible (estos pueden ser señal de una infección), es solo un mecanismo de alivio hasta que consultes a tu dentista y se cure la fuente de la infección.

Una solución de agua oxigenada es solo para enjuagar. Escúpela y luego enjuaga con agua normal.

20.- Flores de Sauco

Cocina en un vaso de agua las flores de sauco, deja enfriar y una vez que se encuentre en temperatura ambiente, enjuaga tu boca y escupe. Puedes hacerlo dos veces al día.

Artículos de Referencia:

remedios-caseros-dolor-de-muelas

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here