Sobrehidratación: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Seguramente sabes lo que es la deshidratación, es decir, que te falte agua. Pero también existe la sobrehidratación o hiperhidratación, la cual es menos común y conocida, y puede llegar a generar problemas en tu cuerpo.

Sigue leyendo para que sepas lo que es la sobrehidratación, cómo se produce, sus síntomas y consecuencias y la manera de tratarla.

¿Qué es la sobrehidratación?

El cuerpo humano está formado por aproximadamente un 60% de agua. Si pesas 67 kg andas acarreando permanentemente con unos 40 kg del líquido.

El agua es el medio natural en el que tienen lugar las reacciones químicas que ocurren en las células del cuerpo para que todos los sistemas orgánicos funcionen, por lo que la vida no sería posible sin ella.

El agua está relacionada con infinidad de procesos orgánicos, entre éstos:

  • Servir de base para todas las funciones corporales.
  • Regular la temperatura del cuerpo.
  • Filtrar, diluir y eliminar los desechos.
  • Prevenir el estreñimiento.

El organismo necesita la cantidad de agua correcta. Un exceso de agua, conocido como sobrehidratación, puede ser peligroso e incluso mortal.

En casos extremos de ingesta del líquido puede presentarse una intoxicación por agua. En esta situación, los electrolitos presentes en el cuerpo (sodio, potasio, magnesio, calcio, fosfato y otros) se diluyen demasiado.

Este cuadro es particularmente delicado con el sodio. Cuando el nivel de este elemento se hace muy bajo puede presentarse una condición llamada hiponatremia.

Éste es un trastorno hidroelectrolítico en el que la concentración de sodio en el plasma sanguíneo es inferior a 135 mEq/L de sangre.

Una rápida disminución de los electrolitos puede ser fatal. No es una causa frecuente de muerte, pero puede ocurrir.

Jennifer Strange, una mujer de 28 años de Sacramento, California, murió en 2007 por esta causa poco después de participar en un concurso organizado por una estación de radio en el que los competidores debían beber la mayor cantidad posible de agua en menos tiempo (1).

La emisora tuvo que pagar 16 millones de dólares como indemnización a su familia, pero Jennifer perdió la vida por intoxicación con agua.

Lee nuestra guía sobre por qué es importante tomar agua: Beneficios, recomendación y peligros

¿Cuáles son los tipos de sobrehidratación?

Hay dos clases principales de sobrehidratación:

  1. Por exceso de consumo de agua.
  2. Por su retención en el cuerpo.

Exceso de consumo de agua:

El exceso de agua presente en el organismo es eliminado a través de la orina. Cuando las personas beben mucho más agua que la que el sistema renal puede eliminar, la cantidad del líquido en la sangre aumenta, disminuyendo la concentración de electrolitos.

Retención de agua:

Es una acumulación anormal de agua en los tejidos que suele manifestarse con inflamaciones en pies, piernas y tobillos. Entre sus causas se encuentran:

  • Embarazo.
  • Quemaduras.
  • Uso de medicamentos.
  • Desajustes en la menstruación.
  • Factores dietéticos.
  • Insuficiencia cardíaca, renal o hepática.
  • Enfermedades pulmonares.
  • Trastornos de tiroides.
  • Reacciones alérgicas.

Tanto la hiperhidratación como la retención de agua son condiciones potencialmente riesgosas porque rompen el equilibrio entre el agua y los electrolitos, particularmente el sodio, en el torrente sanguíneo.

¿Qué causa la sobrehidratación y cuánta agua hay que beber?

La sobrehidratación ocurre cuando el cuerpo retiene o absorbe una cantidad de líquido mayor a la que los riñones pueden eliminar, presentándose un desequilibrio.

Ingerir demasiada agua o perder capacidad para eliminarla ocasiona una acumulación de líquidos que diluye varias importantes sustancias en la sangre.

Un sector particularmente expuesto a la sobrehidratación es el de los atletas de resistencia y deportistas extremos que consumen grandes cantidades de agua antes durante sus entrenamientos y competencias.

Según el Colegio Americano de Medicina del Deporte (2):

  • Un adulto saludable promedio debe beber entre 2.3 y 2.9 litros (78-100 onzas) de agua por día.
  • Una leve deshidratación, de entre 1 y 2% puede afectar el rendimiento cognitivo.

Sin embargo, no hay una fórmula general precisa para determinar la cantidad de agua a beber, ya que depende de factores como:

  • Edad, sexo y peso.
  • Clima.
  • Nivel de actividad física.
  • Salud general.

Las variables como el excesivo calor, los ejercicios intensos y el estado febril inducen una mayor ingesta de líquidos.

¿Cómo puedo saber si me falta o me sobra agua?

En personas sanas, un indicador orientativo sobre el grado de hidratación es el color de la orina:

  • La orina de un color pálido parecido al de la limonada indica una adecuada hidratación.
  • La orina muy amarilla u oscura significa que falta agua.
  • La orina incolora indica sobrehidratación.

Los especialistas de la Escuela de Medicina Harvard recomiendan permitir que la sensación de sed sea la guía para beber agua (3).

¿Cuáles son las principales condiciones y medicamentos que influyen en la  sobrehidratación?

Existen algunas situaciones de salud y medicamentos que provocan sobrehidratación al promover la acumulación de líquidos. Éstos incluyen:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Enfermedades renales o hepáticas.
  • Descontrol de la diabetes.
  • Síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética (vasopresina).
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Otras drogas y condiciones pueden producir una intensa sensación de sed, induciendo el consumo excesivo de líquidos y la sobrehidratación, entre ellas:

  • Éxtasis.
  • Drogas antipsicóticas.
  • Diuréticos.
  • Esquizofrenia.

¿Quiénes están en mayor riesgo de sobrehidratación?

La mayoría de los casos de sobrehidratación se presenta entre los deportistas de resistencia que ingieren grandes cantidades de agua antes y durante sus ejercicios y pruebas:

  • Atletas que corren maratones y ultra maratones de hasta 160 km (100 millas).
  • Triatletas, especialmente los de la modalidad “Ironman”, en la que los participantes hacen 3.86 km de natación, 180 km de ciclismo y un maratón normal (42.2 km).
  • Ciclistas de resistencia.
  • Marchistas.
  • Remeros de élite y jugadores de rugby.
  • Personal militar en ejercicios de entrenamiento.

Las personas afectadas por enfermedades cardíacas, renales y hepáticas también presentan mayores riesgos de sobrehidratación.

¿Cuáles son los síntomas de la sobrehidratación?

Los signos de la sobrehidratación pueden ser difíciles de reconocer en su primera etapa. En la medida en que la condición avanza pueden presentarse síntomas como:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Confusión mental y desorientación.

Si no se trata de inmediato, la condición puede evolucionar rápidamente a un nivel peligrosamente bajo de electrolitos en la sangre, especialmente sodio, con síntomas de mayor severidad:

  • Debilidad, espasmos y calambres musculares.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de la conciencia.
  • Coma.

¿Cómo se diagnostica la sobrehidratación?

Las medidas a tomar por el doctor incluyen:

  • Conocimiento del historial médico del paciente para establecer si la acumulación de agua podría ser consecuencia de alguna condición de salud.
  • Examen físico.
  • Exámenes de sangre y de orina.

¿Cómo se trata la sobrehidratación?

El tratamiento por sobrehidratación depende de la severidad de los síntomas presentados por el paciente y de la causa de la condición. Entre los tratamientos más comunes están:

  • Reducción del consumo de líquidos y de alimentos sólidos con alto contenido de agua.
  • Estímulo de las micciones mediante el uso de diuréticos.
  • Tratamiento de la condición de salud responsable de la acumulación de líquidos.
  • Interrupción del uso de medicamentos que puedan estar promoviendo la condición.
  • Terapia de reemplazo de sodio en los casos más severos.

¿Cómo se puede evitar la sobrehidratación?

Los atletas de resistencia, que forman el grupo más expuesto, deben pesarse inmediatamente antes y después de su prueba extrema, lo cual permite determinar el peso perdido (casi todo en agua) durante la misma.

Se recomienda beber de 520 a 650 cc de líquidos por cada medio kilo de peso perdido (de 16 a 20 onzas por cada libra).

Durante el ejercicio se aconseja una ingesta de líquidos de entre 490 y 960 cc por hora. En los entrenamientos de más de una hora puede ser conveniente tomar bebidas deportivas, que hidratan, energizan y ayudan a reponer los electrolitos (sodio, potasio) perdidos con el sudor.

El nivel de sed debe ser orientativo respecto a la cantidad de líquido a ingerir durante el ejercicio. Si sientes sed, bebe más líquido.

Si con frecuencia te sientes sediento sin una causa aparente, consulta al médico, ya que podría ser síntoma de una condición de salud que requiera tratamiento.

 

Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también sepan lo que es la sobrehidratación y las precauciones que hay que tomar.

Ver También: