14 Beneficios De Bañarse Con Agua Fría Y Por Qué Todos Lo Deben Intentar

¿Te ha sucedido que estás tomando una relajante ducha caliente y de repente el agua empieza a salir helada?

Es posible que hayas pronunciado una palabrota y cortado de inmediato el chorro del agua, pero te vamos a dar un buen consejo: la próxima vez que suceda, disfruta del frío, porque pudiera ser lo que necesita tu cuerpo.

De hecho, después de que termines de leer este artículo y conozcas los enormes beneficios de bañarse con agua fría, seguramente empezarás a programar una de estas duchas diariamente.

Está confirmado que las duchas frías impactan de manera sorprendente en la salud y el bienestar por estas 14 razones:

1. Fortalecen La Voluntad

Quizá te suene raro comenzar un artículo con el tema de la fuerza de voluntad dentro de sus principales beneficios, pero es muy importante.

Muchas personas acostumbradas a bañarse con agua tibia conocen los beneficios del agua fría, pero les aterra ponerse debajo del chorro helado.

Cuando saltas de la cama y tomas un baño frío, te estás haciendo una exigencia que fortalece tu espíritu, sin llegar a los extremos de mortificar a tu cuerpo como un novicio shaolin o un monje del Opus Dei.

Hacer algo sano, un poco desagradable, por con la firmeza de la voluntad, proporciona mayor fuerza mental y ayuda a forjar una saludable disciplina.

Dicho sea de paso, tan pronto pasan los segundos iniciales del choque térmico, empiezas a disfrutar en grande tu ducha fría.

2. Mejoran La Resiliencia

El diccionario de la RAE define resiliencia como “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos” (1).

Y eso es exactamente lo que te dan las duchas frías, ayudan a entrenar al sistema nervioso a resistir mejor los agentes perturbadores y el estrés.

¿Te pones nervioso o ansioso con facilidad o tienes arranques de irritación que no desearías? Las duchas frías podrían ayudarte.

Un estudio publicado en QJM, revista de medicina interna de la Asociación de Médicos de Gran Bretaña e Irlanda, estableció que los nadadores de invierno desarrollan una mejor protección antioxidante (2).

El estudio comparó los parámetros de sangre de nadadores de invierno con los de personas sanas que nunca habían practicado la disciplina.

Se encontró que los primeros tenían mayores niveles de componentes del sistema de defensa antioxidante en los eritrocitos y el plasma sanguíneo.

Otro estudio publicado en el portal ScienceDirect se refiere a un ensayo con 10 nadadores invernales sanos, que fueron evaluados antes y después de haber estado expuestos al medio acuático helado (3).

Estos deportistas extremos registraron menores niveles de ácido úrico y mejores parámetros antioxidantes, en comparación con los nadadores que prefieren el agua cálida.

La conclusión de los investigadores es que el contacto frecuente con el agua fría va endureciendo el cuerpo progresivamente, preparándolo para responder mejor a situaciones adversas.

3. Optimizan El Estado De Alerta

Las personas acostumbradas a tomar duchas frías saben que no hay mejor manera de espabilar y agudizar sus sentidos.

¿Has visto en la universidad o en la oficina a compañeros que caminan como zombis? Si hubieran tomado una ducha fría, probablemente no andarían así.

Este baño estimula la circulación, haciendo que la sangre llegue a todos los órganos, por lo que no queda ningún sistema orgánico sin avivarse.

4. Favorecen La Salud De La Piel Y El Cabello

Si las mejoras en la voluntad, la resiliencia y el estado de alerta no son suficientes para convencerte de que uses agua helada, quizá los beneficios en la apariencia y salud de la piel y el cabello, si logren hacerlo.

El agua helada evita que la piel y el cuero cabelludo pierdan demasiadas cantidades de aceites naturales.

El agua fría también mejora el agarre de los folículos pilosos al cuero cabelludo, por lo que ayuda a que la cabellera sea más fuerte y brillante, evitando su caída.

Lee también nuestra guía sobre cómo usar el jengibre para el cabello y otros beneficios

5. Estimulan La Pérdida De Peso

Mucha gente ignora que en el cuerpo hay dos tipos de grasa:

  1. Blanca.
  2. Parda o marrón.

La mayor parte de la grasa corporal es blanca, la que todo el mundo quiere quemar y extinguir en los planes de pérdida de peso.

En cambio, la grasa parda, que existe en mucha menor cantidad, es un tejido adiposo positivo, cuya función principal es asegurar la termogénesis o equilibrio térmico del cuerpo, manteniéndolo caliente.

Una persona adulta tiene solo un adiposito de grasa marrón por cada 100 o 200 de grasa blanca.

Un estudio publicado en Scientific Reports encontró que la exposición al agua fría induce la formación de grasa marrón, que activa el metabolismo y favorece la pérdida de peso (4).

Lee nuestra guía sobre la diferencia entre la perdida de peso y quemar grasa

6. Aumentan La Testosterona

Una pregunta a los varones ¿saben por qué sus testículos cuelgan exteriormente? Pues para que se mantengan frescos y generen más testosterona.

Es lo que se deduce de un estudio en ratas publicado en el portal Endocrinology de la Academia Oxford (5).

En la investigación, los roedores machos fueron expuestos al calentamiento testicular durante 15 minutos, encontrándose que:

  • El peso de los testículos se redujo en 65,4 % en los animales sometidos al calor respecto al grupo de control.
  • El recuento testicular de espermatozoides disminuyó en 28,9 %.

Así que ya lo saben, mantengan sus testículos bien entonados con una ducha fría al día.

7. Impulsan La Fertilidad

Un estudio referido en el portal de la Universidad de California concluyó que tomar baños calientes perjudica la fertilidad (6).

La investigación determinó que los hombres que se bañan regularmente en jacuzzis calientes disminuyen significativamente su conteo de espermatozoides.

La buena noticia es que el problema puede ser reversible, ya que 5 de los 11 pacientes del estudio mejoraron casi un 500 % su conteo de espermatozoides, entre 3 y 6 meses, después de haber abandonado los baños cálidos.

Obviamente, mientras más frescos tengas los testículos, mejor será tu fertilidad.

Los hombres que están tratando de concebir o desean mantener su potencial de concepción bien entonado, deben meterse en la bañera o en la ducha helada.

Si por el contrario, lo que quieren es ayudar a su pareja con la carga de los métodos anticonceptivos, deben bañarse en agua caliente.

Lee nuestra guía definitiva sobre el hipotiroidismo, fertilidad e infertilidad

8. Activan El Sistema Inmunológico

Un estudio en la Revista Europea de Fisiología Aplicada y Ocupacional encontró que las inmersiones en agua fría tienen un efecto pequeño, pero significativo en el fortalecimiento del sistema inmunológico (7).

Los participantes en el ensayo se sumergieron en agua a 14 °C durante una hora, 3 veces a la semana, por 6 semanas, observándose aumentos en las concentraciones plasmáticas de linfocitos, monocitos y otros parámetros sanguíneos.

Otro estudio consideró a dos grupos de nadadores invernales, uno de habituales y otro de ocasionales (8).

Las muestras de sangre fueron recogidas al final de la estación invernal, después de un baño de sauna y una ducha con agua helada.

Las concentraciones de monocitos, leucocitos e interleuquina 6 en plasma fueron considerablemente mayores en los nadadores invernales regulares, que en los ocasionales.

9. Reduce El Ausentismo Laboral

Una investigación publicada en PLOS One (Public Library of Science) se propuso medir el impacto de las duchas frías en el ausentismo laboral.

Entre enero y marzo de 2015 un total de 3.018 trabajadores holandeses participantes, de entre 18 y 65 años, sin experiencia previa con duchas frías, estuvieron dándose un baño helado durante un mes antes de salir al trabajo (9).

Como resultado, las ausencias laborales de los que se dieron las duchas frías fueron un 29 % menor que las del grupo de control.

Esta disminución del ausentismo laboral puede atribuirse a:

  • Las duchas frías estimulan el sistema inmunológico, reduciendo la frecuencia e intensidad de enfermedades leves, pero causantes de faltas al trabajo.
  • Mejoran el ánimo para salir a trabajar, incluso en caso de sentir malestares.

Si al levantarte en la mañana estás considerando faltar al trabajo o a clases, métete en el baño y date una ducha fría para que desaparezcan esas malas ideas.

10. Ayudan A Drenar El Sistema Linfático

El sistema linfático es una parte del aparato circulatorio que transporta la linfa por el organismo.

Un adulto tiene aproximadamente 2 litros de linfa en el cuerpo, por cada 5 de sangre, y entre las funciones principales de este líquido transparente, parecido en composición al plasma sanguíneo, están:

  • Recolectar desechos celulares, lo cual es crucial para conservar tu salud.
  • Defender el cuerpo contra agentes patógenos.
  • Absorber los nutrientes para verterlos en las venas subclavias.

El sistema linfático se beneficia de la alternación de una ducha caliente con una fría, ya que la primera tensiona los vasos linfáticos y la segunda los relaja, proceso que favorece el bombeo de la linfa.

11. Aceleran La Recuperación Muscular

Los atletas y deportistas de alta competencia saben muy bien que tomar un baño de hielo después de un intenso entrenamiento o de una competencia, acelera su recuperación muscular, disminuyendo el dolor.

Aunque una ducha fría no es exactamente lo mismo que un baño de hielo, activa la circulación y ayuda a eliminar más rápido el exceso de ácido láctico que cansa los músculos.

Si alternas una ducha caliente con una fría, el efecto positivo sobre el sistema muscular será mayor.

12. Alivian La Depresión

La exposición al frío activa el sistema nervioso simpático e incrementa los niveles de noradrenalina y beta-endorfina en el torrente sanguíneo, así como la liberación sináptica cerebral de noradrenalina (10).

Por lo anterior, las duchas frías están siendo aplicadas como tratamientos para la depresión.

Los atributos antidepresivos de los baños helados son atribuidos a que en la piel hay una elevada densidad de receptores fríos, que envían una inmensa cantidad de impulsos eléctricos al cerebro desde las terminaciones nerviosas periféricas.

Además, las duchas frías tienen un significativo efecto analgésico y no generan dependencia.

13. Alivian La Resaca

La resaca no tiene cura, solo paliativos.

Después de una intensa noche de fiesta, seguramente amanecerás con los inconfundibles y desagradables síntomas de la resaca como dolor de cabeza, malestar estomacal, náuseas y esa sensación de muerte lenta que te hace jurar que jamás volverás a abusar del alcohol.

Una ducha fría activa la circulación sanguínea, por lo que puede ayudarte a mitigar la resaca.

Pero el tema es polémico, muchos bebedores afirman que funciona mejor una ducha caliente. Quizá lo mejor sea un baño frío inmediatamente después de uno caliente.

Debes considerar que las principales causas de la resaca son la deshidratación y la destrucción de sales minerales y otros nutrientes producidas por el alcohol, por lo que las duchas, frías o calientes, no ayudan tanto como la hidratación.

Cuando tengas resaca, bebe agua fría, agua de coco, bebidas fortificadas con minerales, caldo de huesos y date tus buenas duchas.

14. Permiten Ahorrar Tiempo Y Dinero

La factura de energía será más llevadera si minimizas el uso de agua caliente.

Igualmente, tener el termostato de regulación a una temperatura alta, genera costos sin aportar beneficios.

Está comprobado que las duchas frías duran menos de tiempo que las de agua tibia. Así que bañándote en frío ganarás unos apreciables minutos en la hora crítica de la mañana.

Cómo Ganar El Coraje Para Meterse Debajo Del Chorro De Agua Fría

Suponemos que ya has quedado convencido de los beneficios de las duchas frías. Ahora te toca entrar en acción.

La próxima vez que despiertes, sal de la cama y toma una ducha fría. Si te está costando:

Mentalízate

Solo depende de ti alcanzar tu mejor versión y es necesario que salgas de tu zona de confort, cómoda pero limitante. Piensa que después de dar el primer paso, todo será más fácil.

Relájate

No conviertas la expectativa de la ducha fría en un episodio estresante. Piensa que si no te funciona, es muy simple retornar a tu zona de confort.

Experimenta

Si te planteas bañarte en frío por el resto de tu vida, probablemente te desalentarás y no darás el primer paso. Comienza de la manera acostumbrada duchándote en caliente y pasa al agua fría, subiendo poco a poco el tiempo de exposición al baño helado.

¿Te sientes lo bastante valiente como para tomar tu primera ducha helada? Hazlo y no te arrepentirás.

No te olvides de contarnos tu experiencia y de compartir este artículo con tus amistades.

Nos vemos pronto.

 

Ver También: