Por Qué Te Duelen Las Rodillas Cuando Subes Escaleras

Las rodillas son una de las articulaciones más grandes, resistentes y complejas de tu cuerpo. Si bien, su diseño les permite resistir una gran cantidad de peso, presión y desgaste, las lesiones son un riesgo al que nos enfrentamos todos los días.

El dolor de rodillas puede deberse a varias razones y, para orientarnos en su causa, hay que prestar atención a la zona que nos duele, el momento en que sucede y las características particulares del dolor.

Hay que considerar que las mujeres son más propensas a sufrir dolores de rodillas, debido a un tema de ángulo de las rodillas, con respecto a la abertura pélvica.

Anatomía De La Rodilla

Para entender las afecciones de las rodillas, es necesario conocer su anatomía. Los huesos principales que forman parte de ellas son:

  1. El fémur, que corresponde al hueso del muslo.
  2. La tibia y el peroné, huesos de la pierna.
  3. La patela, coloquialmente llamada rótula.

Cuando la rodilla se dobla, la rótula se desliza hacia arriba y hacia abajo, en un espacio sobre el fémur, llamado ranura troclear. Entre la ranura troclear y en la parte posterior de la rótula se encuentra el cartílago articular, el cual tiene varios milímetros de espesor, que mantiene a la rótula deslizándose sobre el fémur. Este movimiento va sobre el apoyo y la dirección de toda la estructura muscular, tendinosa y ligamentosa de la pierna. Cuando la rodilla no presenta ninguna anormalidad, este deslizamiento es indoloro.

La rótula posibilita la transmisión de la fuerza por parte del cuádriceps, haciendo efectivo su brazo de palanca en el movimiento de flexo-extensión de la rodilla (1, 2).

¿Por Qué Subir Las Escaleras Puede Ocasionar Dolor En Las Rodillas?

Los problemas rotulianos causan dolor en la rodilla, dificultando el arrodillarse, ponerse en cuclillas, saltar, correr, subir o bajar escaleras y terrenos empinados, e incluso caminar. Veamos las causas más comunes:

Condromalacia O Condropatía Rotuliana

El dolor de la zona anterior de la rodilla es un síntoma muy frecuente, motivo de consultas y tratamientos habituales.

El cartílago rotuliano es un sitio habitual de lesiones, que van desde un simple reblandecimiento hasta la artrosis de la articulación fémoro-patelar, donde la rodilla experimenta dolor al verse desprovista de este colchón.

El dolor puede desaparecer al caminar, ya que la rótula no tiene que desplazarse tanto en ese movimiento.

El dolor experimentado en la condromalacia es más notable cuando se dobla la rodilla, más aún sobre 90°, o después de enderezarla. Lo que explica por qué duele al subir y bajar escaleras.

Causas De Condromalacia

Son muchos los factores que pueden incidir en  el desarrollo de los problemas del cartílago rotuliano:

  • Debilidad muscular.
  • Traumatismos.
  • Inestabilidad o luxaciones rotulianas.
  • Alteraciones de la posición de la rótula con respecto al fémur.
  • La utilización excesiva de las rodillas en actividades como saltar o correr, denominada rodilla de corredor; un problema común en atletas activos y en plena juventud.
  • Si la rótula está desalineada, el cartílago no podrá evitar el roce. Algunas veces esta condición es congénita, donde las rodillas están desalineadas.
  • Musculatura de los muslos y pantorrillas debilitadas, puesto que estos músculos son los encargados de mantener la rodilla en su posición correcta.
  • Una lesión en la rodilla causada por un accidente, caída o golpe puede causar la desalineación de la rótula, dañar el cartílago rotuliano o ambas cosas.
  • Desequilibrio en la musculatura, en caso de existir músculos fuertes en la zona del muslo, pero débiles en la pantorrilla, pueden desacomodar a la rótula de su posición correcta.
  • En algunos casos, los adolescentes pueden presentar un desequilibrio temporal en la etapa de crecimiento, que normalmente se corrige con el transcurso del tiempo.

Tratamiento De La Condromalacia

Las personas que experimentan dolor en las rodillas, o que padecen condromalacia, deben recibir tratamiento para disminuir el dolor y evitar que el cartílago y la articulación se dañen más.

Tratamientos No Invasivos

Este tipo de tratamientos son bastante exitosos, e incluyen:

  • Realización de ejercicios de bajo impacto para fortalecer la musculatura, sin causar estrés en las articulaciones. Es el caso de la caminata y la natación.
  • Evitar actividades que ocasionan dolor, como subir y bajar escaleras.
  • En caso de existir un desequilibrio muscular, existen ejercicios que ayudan a reequilibrarlos y a realinear a la rótula, los cuales deben ser recomendados por un fisioterapeuta.
  • Para aliviar el dolor o la inflamación del cartílago se utilizan medicamentos como el ibuprofeno y el naproxeno.
  • Mantenerse dentro de un peso saludable, ya que el sobrepeso produce estrés en la articulación de la rodilla.

El Tratamiento Quirúrgico

El tratamiento quirúrgico solo es necesario si el dolor es muy severo y los tratamientos no invasivos han sido insuficientes.

Con la cirugía se puede eliminar la superficie articular rugosa para disminuir el dolor o liberar los tendones y ligamentos, que estorban la movilidad de la articulación.

En caso de que la condromalacia no sea tratada, puede avanzar hasta una artrosis patelofemoral, donde el cartílago se desgasta severamente, al punto de que se froten los huesos y ocasione un dolor invalidante.

Prevención Y Pronóstico De La Condromalacia

Un estilo de vida saludable es el punto fundamental para evitar cualquier patología. Practicar ejercicios no agresivos, ayuda a mantener las rodillas y el cuerpo en general en buenas condiciones.

Se puede utilizar una rodillera cuando se tienen que realizar actividades repetitivas como agacharse o arrodillarse.

Utilizar calzado adecuado es una medida muy importante, ya que un apoyo sólido, de altura adecuada y ancho agradable, facilita los movimientos y previene accidentes (1, 3, 4, 5, 6, 7).

Estar diagnosticado de condromalacia, significa mejorar hábitos y tener cuidados especiales, pero no debe ser invalidante.

Siempre es mejor prevenir que curar y, ante un dolor de rodillas, debes consultar a tu médico y seguir sus indicaciones para evitar un mayor daño articular.

Cuídate mucho y mantén una actividad física regular.

Seguimos en contacto.

Recursos para tratar tu dolor de rodillas 


Agrega un cometario