Por qué duele el ombligo: las 10 causas principales que deberías conocer

El ombligo es la cicatriz que resulta de la caída fisiológica del cordón umbilical, el cual tiene una función importantísima en los mamíferos, pues es el medio de comunicación entre el embrión y la placenta. Además de garantizar la nutrición del feto, es responsable también del intercambio gaseoso. Después del parto, el cordón umbilical no tiene más utilidad, por tanto el médico procede a cortarlo y dejar un pequeño trozo que se seca y se cae naturalmente, quedando una depresión en la piel, conocida como ombligo.

Dolor en el ombligo

La incomodidad que genera el dolor en la zona umbilical puede surgir sin motivo aparente, siendo un tipo de dolor que no apunta a un órgano en específico, pudiendo irradiarse hacia una amplia variedad de lugares dentro del abdomen.

Este dolor puede ser leve y temporal y probablemente sea solamente un malestar momentáneo, pero también podría estar relacionado con problemas del propio ombligo, como puede ser alguna hernia o alteraciones de los músculos abdominales o de otros órganos del cuerpo, como apendicitis o diverticulitis. Sin embargo, ante la duda lo ideal es ir a un médico para identificar si existe alguna enfermedad que esté causando dicha molestia y que pudiera volverse una complicación seria que requiera atención y un tratamiento adecuado. Bajo ninguna circunstancia intentes autodiagnosticarte.

Son diferentes los factores que pueden ocasionar molestias en el ombligo. A continuación te presentaremos las 10 causas principales de este malestar.

1. Cirugía

Toda intervención quirúrgica cercana al área del estómago puede ocasionar dolores alrededor de la zona umbilical.

2. Embarazo

Es muy común que las mujeres embarazadas sientan dolor en el estómago y específicamente en la región umbilical, debido a las alteraciones del cuerpo para adaptarse al crecimiento del bebé. Es una molestia que puede ser sorda, leve o moderada. En caso de dolor severo y que no se alivie con el reposo, lo ideal es acudir al obstetra para verificar si no hay algún problema con el embarazo.

3. Hernia

Una hernia aparece cuando parte de un órgano interno, como el intestino o la vejiga, se salen del lugar donde deberían estar normalmente (por rotura de tejido en el área), ocasionando presión del abdomen, lo que muchas veces produce dolor en la región del ombligo, principalmente cuando se realizan ciertos movimientos como inclinarse o con el simple hecho de orinar. Se debe acudir al médico para una evaluación. En algunos casos se recomendará cirugía para la reparación del tejido dañado y la corrección de la hernia.

4. Cistitis

Es una infección urinaria que produce molestias en la vejiga y la uretra, resultando muchas veces en un dolor sordo alrededor del ombligo. Normalmente es causada por la bacteria Escherichia coli. Es un problema muy común, principalmente en mujeres adultas. A diferencia de otras infecciones del tracto urinario, este tipo de infección a medida que se agudiza puede extenderse a otras partes del organismo, por lo cual la aplicación de antibioticoterapia se hace indispensable para garantizar su curación sin ninguna otra consecuencia.

5. Infecciones bacterianas

Las infecciones del tracto gastrointestinal producidas por bacterias pueden causar reacciones adversas que causan dolor en el ombligo, por inflamación del abdomen. En presencia de estos síntomas debes solicitar atención médica, puesto que para combatir la infección seguramente te recetarán antibióticos.

6. Úlcera

Una úlcera es una herida en el estómago que duele y se agrava cuando el jugo gástrico entra en contacto con la zona dañada, puesto que ese líquido es ácido y produce más irritación e inflamación. La presencia de úlceras estomacales puede ocasionar dolor agudo en el ombligo, que aumenta cuando se consumen determinados irritantes, como alimentos picantes y bebidas alcohólicas. Seguramente tu médico te recetará una dieta adecuada para no empeorar el problema gástrico y algún tipo de medicamento que alivie el dolor y controle la úlcera, para que ésta no aumente y se cierren las heridas del revestimiento estomacal.

7. Cálculos biliares

En general las piedras o cálculos biliares no producen dolor abdominal, pero sí pueden ocasionar con el tiempo (cuando existe alguna complicación provocada por éstos) una fuerte molestia en la parte superior del abdomen que irradia hacia el ombligo, lo cual ya de por sí es una señal, junto con varios otros síntomas, para sospechar de cálculos y acudir al médico. Es importante buscar ayuda clínica a la menor alerta, pues suele ocurrir que los síntomas desaparecen repentinamente y la persona se descuida, de manera que cuando vuelve a tener los síntomas el problema ya se ha agravado.

8. Problemas pancreáticos

Los problemas en el páncreas, como la diabetes o la pancreatitis, pueden causar dolor del lado derecho del abdomen, que suele irradiarse hacia el ombligo, además de síntomas como náuseas, fiebre y dolor de cabeza.

9. Trastorno del intestino delgado

En función de la ubicación del intestino delgado (parte baja del abdomen), cualquier molestia del mismo, bien sea por infecciones u otro tipo de problemas, puede producir sensación dolorosa en la zona abdominal que se reflejará inevitablemente en el área umbilical. Es importante que acudas a un gastroenterólogo para buscar la raíz del problema.

10. Apendicitis

Es la inflamación del apéndice (un pequeño túbulo unido al intestino grueso), que ocasiona dolor en el ombligo, parecido al dolor que se siente cuando hay mala digestión o estreñimiento. Es un malestar que se inicia alrededor del ombligo y luego irradia hacia el lado derecho, empeorando al caminar o incluso al toser. Puede también producir escalofríos, náuseas, vómitos y fiebre.

Si crees estar padeciendo apendicitis debes buscar ayuda médica inmediata, seguramente te indicarán cirugía para la remoción del apéndice. No dejes pasar el tiempo puesto que este problema además de doloroso puede tornarse grave, ya que si el apéndice estalla se convierte en una peritonitis (inflamación del peritoneo, membrana que recubre la cavidad visceral) y puede llegar a ser letal.

 ¿Cuándo debes consultar a tu médico?

Como te hemos señalado a través del artículo, el dolor en el ombligo o en la zona umbilical puede estar relacionado con problemas intrínsecos del ombligo o de otros órganos del cuerpo. Este malestar produce una incomodidad que puede surgir sin motivo aparente. Si estás atravesando por esta situación o si el dolor permanece por más de tres días o es muy intenso, no cometas el error de pensar que desaparecerá en cualquier momento, no lo dejes pasar. En algunos casos sí desaparecerá, pero en otros puede ser una señal de que algo grave te está sucediendo.

Sin querer ser alarmistas, te recordamos que las consecuencias de descuidar cualquier tipo de dolor puede tener resultados fatales. Lo mejor es que estés bajo la supervisión del médico, que éste te realice un buen diagnóstico y te indique un tratamiento adecuado para la situación de salud que estés enfrentando.

Recursos sobre el dolor

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here