Sencillo remedio casero para las ojeras

Pocas cosas dan un mayor aspecto envejecido y cansado que las ojeras. Lo peor es que muchas veces nos ocurre que ya al levantarnos tenemos dos feas ojeras debajo de los ojos lo que da la sensación que no hemos dormido. En el caso de las mujeres siempre está la opción del maquillaje, pero ni funciona siempre ni es tan práctico tener que estar todo el día, todos los días de la semana con un buen maquillaje. Ni hablemos en el caso de los hombres, que claramente no son tan afines a esa solución pero tiene tanto o más ojeras que las mujeres. Si queremos dejar atrás ese aspecto adusto, si lo que nos interesa es resolver y no ocultar, un buen remedio casero para las ojeras puede ser la solución que tanto estamos buscando. Como factor adicional positivo, son muy pero muy baratos, naturales y prácticamente sin contraindicaciones (salvo una alergia a algunos de los ingredientes).

Sencillo remedio casero para las ojeras

Remedio casero para las ojeras que reduce la inflamación

La idea es reducir la inflamación e incrementar la circulación. Hay varias opciones en ese sentido, casi todas muy conocidas.

  • Remojar en agua fría dos bolsitas de té. Nos acostamos y dejamos las bolsas sobre nuestros ojos bien cerrados, mientras nos relajamos por no menos de 10 minutos. Este remedio casero para las ojeras es ideal para cuando volvemos de la oficina con mucho cansancio pero tenemos que volver a salir. En 10 minutos resolvemos el problema
  • Dos rodajas de pepinos, tal cual la imagen que nos viene a la mente de tantas películas, funcionan perfectamente. Solo debemos cortar en el momento las dos rodajas que colocaremos sobre nuestros ojos, nos acostamos y relajamos por 20 minutos. Funciona y muy bien.
  • Rallamos una papa, y sumergimos dos compresas sobre su jugo. La otra opción es usar una extractor de jugos. El punto es colocar esas compresas remojadas sobre nuestros ojos y relajarnos un buen rato.

Remedio casero para las ojeras que aclara la piel

Con este tipo de remedio se busca aclarar la piel de debajo de los ojos que se encuentra oscurecida.

  • Jugo de tomate. Esta solución es muy efectiva. La clave es ser extremadamente delicados ya que la piel de los párpados es muy delgada. El otro punto es cuidar que no entre a los ojos nuestra preparación. Podemos usar el jugo de tomate solo, con el cual daremos un suave masaje y dejaremos actuar media hora (siempre descansando). Otra posibilidad es mezclar partes iguales de jugo de tomate y jugo de limón, el cual es a su vez antiinflamatorio. También se puede preparar una pasta remojando harina y cúrcuma (solo una pequeña cantidad de este último ingrediente) con un poco de jugo de tomate, hasta que adquiera la consistencia deseada (pastosa). Esta máscara la vamos a aplicar dos veces al día. Lo importante en este caso es la perseverancia, ya que los resultados de este remedio casero para las ojeras, demoran al menos tres semanas en notarse.

Imagen: embarrassingproducts

 


Agrega un cometario