10 Síntomas de Diabetes – Señales de Alarma

Muchos de los síntomas de diabetes tipo 1 y tipo 2 son similares. En los dos hay mucha glucosa dentro de la sangre y poca glucosa dentro de las células. El aumento de glucosa en la diabetes tipo 1 es por falta de insulina porque las células productoras de insulina han sido destruidas.

La diabetes tipo 2 sucede cuando las céluals se vuelven resistentes a la insulina que se produce. En cualquiera de los dos casos tus céulas no estan recibiendo la glucosa que ocupan. Los síntomas de diabetes tipo 2 se pueden presentar lentamente. Una persona puede ser diabética por años sin saberlo.

 

1 de cada 10 latinos tenemos o tendremos algún día diabetes, también se le llama enfermedad silenciosa, porque al inicio no hay síntomas graves que nos hagan saber que tenemos una enfermedad seria.

En países como Estados Unidos hay 24 millones de personas que son diabéticas, pero un dato alarmante es que sólo 18 millones saben que son diabéticas.

 

Estos son los síntomas de diabetes que debes buscar:

1. Aumento de la sed, aumento de la frecuencia urinaria.

El exceso de azúcar en tu torrente sanguíneo causa que se mueva el líquido de tus tejidos. Lo cual te deja sendiento. Por lo cual vas a orinar y tener sed más frecuentemente. Es uno de los síntomas de diabetes que se presenta con más frecuencia y que más te hace pensar en que el paciente padece diabetes.

Estos 2 síntomas van siempre de la mano. Si de repente notas que estás orinando más de lo normal, a cada rato, más cantidad de orina e incluso tienes que levantarte durante la noche para ir al baño, esto puede indicarte que tu azúcar o glucosa elevada. Esto se llama poliuria.

Se debe a que el organismo trata de eliminar el exceso de glucosa por medio de la orina.

El tener exceso de sed es llamado polidipsia y es porque el organismo nos pide reponer el agua que eliminamos al orinar más de lo normal.

2. Aumento del apetito.

Sin la insulina necesaria para mover el azúcar dentro de tus células, las células de tus músculos y órganos se quedan sin energía. Lo cual causa un hambre intensa. Tu cuerpo piensa que no tiene alimento suficiente.

tener hambre, a pesar de haber acabado de comer, con una sensación de urgencia se le conoce como polifagia. Las células al no recibir la glucosa que necesitan para producir energía, ¨piden¨ comer más para obtener glucosa.

Ya te expliqué que aun cuando hay glucosa en sangre, esta no es transportada hacia las células, así que el comer de más no resuelve las necesidades de glucosa.

A estos 3 síntomas se les conoce como las 3 “P” típicas de la diabetes: Poliuria, Polidipsia y Polifagia

3. Pérdida de peso.

A pesar de estar comiendo más de lo normal para aliviar el habmre notas que estás perdiendo peso. Sin la habilidad de metabolizar glucosa tu cuerpo se ve en la necesidad de utilizar la grasa y la proteína como fuente de energía. Tu cuerpo elimina gran cantidad de glucosa por la orina, lo cual equivale a perder muchas calorías que ya habías ingerido.

Si notas que estás bajando de peso sin causa aparente, puede que seas diabético.

Tu organismo necesita energía para que todos sus procesos se realicen en forma normal, si no puedes recibir la energía procesando la glucosa, el organismo tiene que buscar otra forma de obtenerla.

Una fuente secundaria de energía, son las reservas de grasa que tenemos en el cuerpo, la grasa se procesa en energía así, la grasa que tienes acumulada se va eliminando, y de esa forma es como bajas de peso.

4. Fatiga.

Si tus células son privadas de glucosa, puede que te vuelvas irritable y cansado.

En algunos diabéticos los niveles de azúcar pueden estar o muy elevados, por la diabetes en si, o muy bajos, cuando se toman sus medicamentos para controlar el azúcar y no comen a tiempo. En ambos vas a sentir fatiga.

Es muy común, también que siendo diabético tengas problemas de hipotiroidismo, y esta última es una enfermedad que se caracteriza por fatiga crónica. Es recomendable si eres diabética, checar la función de tu tiroides en los exámenes de sangre.

5. Visión borrosa. 

Si tu glucosa es muy elevada, puede que el líquido de tus ojos se mueva al torrente sanguíneo. Esto puede afectar tu habilidad de enfocarte correctamente.

El aumento de azúcar también afecta a los ojos de varias formas, una que es temporal o reversible, es que el cristalino pierde su habilidad de enfocar y vemos borroso, en este caso al normalizarse la glucosa, se recupera la visión.

En los casos de lesión de la retina por mala circulación, se daña la “computadora” de los ojos y perdemos la visión poco a poco, iniciando con visión borrosa, este problema si no se atiende a tiempo puede causar ceguera y es permanente.

6. Lentitud para cicatrizar o infecciones frecuentes.

La diabetes deteriora tu capacidad para cicatrizar y prevenir infecciones

Cuando te cortas, la herida tiene un proceso de cicatrización. Con 3 datos esenciales:

–Tiene que ser rápida.

–El área cicatrizada tiene que recuperar su función normal

–Estéticamente agradable.

En la primera etapa se necesita de una buena circulación, primero para que las plaquetas detengan el sangrado, y después para llevar células para limpiar, regenerar y cicatrizar la herida.

En las personas diabéticas existen muchos problemas que disminuyen la circulación, por lo que necesitan más tiempo para cicatrizar sus heridas, si es que no se complican con infecciones.

7. Áreas de oscuricimiento de la piel y piel reseca.

Algunas personas con diabetes tipo 2 tiene áreas de oscurecimiento de la piel, principalmente en el cuello, axilas, cara interna de muslos.

La piel reseca causada por la deshidratación te va a producir comezón generalizada. Además, un cambio de la piel que es muy distintivo en diabéticos se llama “Acantosis nigricans o pigmentaria”.

La insulina, al no poder realizar el transporte de glucosa dentro de células, empieza a acumularse en la sangre.

Cuando los niveles de insulina se elevan, hay una sobreproducción de células epiteliales, que ocasiona engrosamiento y obscurecimiento de la piel, sobre todo en áreas de pliegues como en cuello, axilas, ingles, rodillas o codos.

8. Adormecimiento u hormigueo de tus manos y pies.

Este síntoma se llama neuropatía. Paso a lo largo de años, el aumento del azúcar en tu sangre provoca el daño de los nervios, particularmente los nervios de las extremidades. Muchas veces mejora este síntoma cuando la glucosa se normaliza.

También este síntoma es causado por la mala circulación, además del daño de las terminaciones nerviosas se le conoce como neuropatía diabética.

Los pies y manos se consideran las partes más alejadas al cuerpo, las primeras áreas que van a ser afectadas por la mala circulación y el daño a los nervios. Esto provoca hormigueo, adormecimiento, sensación de pesadez, inflamación y dolor

9. Infecciones por hongos

Los diabéticos tienen su sistema de defensas bajo, esto hace que tengan infecciones fácilmente.

Los hongos y también las bacterias se reproducen mejor en “ambientes” ricos en glucosa, así que puedes vivir todo el tiempo con este tipo de infecciones si eres diabética y tu azúcar no está controlada.

10. Irritabilidad

Como en el punto anterior, la irritabilidad de los diabéticos es cuando su azúcar se va o muy arriba o muy abajo. La glucosa alta te altera mentalmente y reaccionas de formas extrañas.

La falta de glucosa en las células te hace comer más, comes y tus células no reciben glucosa, siguen “pidiendo” que comas, sigues con hambre aun acabando de comer y así sucesivamente, es una de las causas de irritabilidad en diabéticos.

 

Exámenes de sangre de la glucosa y valores normales

Si te haces 2 exámenes de sangre de rutina y la glucosa está elevada, en ambos casos, va a indicar que eres prediabética o diabética.

Los valores normales pueden variar dependiendo del laboratorio, pero en general, un valor hasta de 100 mg/dl se considera normal. La sangre es extraída después de 8 horas de ayuno.

Otros exámenes como la curva de tolerancia a la glucosa requieren más tiempo en el laboratorio y más muestras de sangre, pero nos dice de que forma tu cuerpo está utilizando el azúcar que comes.

Es recomendable hacer también pruebas de función renal, tiroidea, además de un examen de orina.

Complicaciones de la diabetes

En diabéticos, la elevación del azúcar actúa como veneno en el organismo, te va dañando poco a poco todos los órganos. si los niveles los mantienes elevados.

La noticia de que estás bajando de peso sin hacer dietas o ejercicio al principio puede ser una maravilla, pero si lo piensas detenidamente es una señal de alarma que te manda tu organismo para que acudas a un chequeo de rutina.

El uso de la grasa para generar energía libera cuerpos cetónicos o cetonas, estas cetonas pueden complicar la diabetes hacia una cetoacidosis diabética. Esta a su vez nos puede llevar a un coma diabético y muerte si no es tratado a tiempo.

Por eso es bien importante que tengas un control médico  si eres diabética, además de que modificar nuestro estilo de vida en cuanto a alimentarnos más sano y hacer ejercicio.

¿Que harías si tuvieras diabetes? ¿Seguirías estos consejos? Compártenos tu opinión y dinos si te gustó el tema o te quedaron dudas.

 

¿Cuándo acudir al médico si se presentan estos posibles síntomas de diabetes?

Si presenta cualquiera de estos síntomas de diabetes, cualquiera de los mencionados en este artículo debes acudir al médico para que te haga los éxamenes correspondientes para determinar si tienes diabetes o no, es muy importante que lo hagas.

Guías de diabetes:

Dieta para diabéticos

Cómo saber si tienes diabetes

Cómo la diabetes afecta a mujeres

8 Simples pasos para prevenir la diabetes

10 Alimentos prohibidos para diabéticos

Referencia:

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/type-2-diabetes/basics/definition/con-20031902


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here