¿Para qué sirve el aceite de hígado de Bacalao?, propiedades, beneficios y efectos secundarios

Aquí veremos los beneficios y propiedades que tiene el aceite de hígado de bacalao, así como las complicaciones que podemos presentar si lo consumimos y padecemos de ciertas condiciones médicas.

La gente que vive en los países nórdicos enfrenta condiciones extremas de frío durante sus largos inviernos y, por ello, hace siglos que toman el aceite de hígado de bacalao para supuestamente fortalecer su sistema inmune.

¿Para qué sirve el aceite de hígado de bacalao?

El aceite de hígado de bacalao sirve para aportar la vitamina A, vitamina D y ácidos grasos omega 3 a tu cuerpo, sobretodo se acostumbraba en México en los años 70s darle mucho a los niños aceite de hígado de bacalao para cumplir los requerimentos de estas vitaminas. (Referencia)

Este suplemento era muy usado en los años 60 y 70; en la actualidad es recomendable tomarlo de forma periódica.

La dieta moderna promedio es pobre en alimentos que nos proveen de vitamina D y omega 3, esto puede causar a largo plazo un problema cardiovascular, hormonal, inmune, reproductivo y neurológico de nuestro cuerpo. (Referencia) (Referencia)

Beneficios de tomar aceite de hígado de bacalao

 1. Alto contenido en vitaminas A y D

Estas vitaminas liposolubles, presentes en el aceite de hígado de bacalao, te dan un excelente aporte nutricional, esto es, la dosis diaria que se recomienda consumir de ellas. (Referencia)

De este aceite, tan solo 5 ml te proporcionan 90 % de la ingesta diaria recomendada de vitamina A y 113 % del aporte diario recomendado de vitamina D, además de grasas mono, poli y saturadas.

¿Para qué necesito Vitamina A?

La vitamina A actúa como antioxidante, esto significa que elimina los radicales libres de oxígeno, disminuyendo los procesos inflamatorios de diversas enfermedades y el envejecimiento. (Referencia)

Existen muchos suplementos de vitamina A sintética que no proporcionan los beneficios que tenemos al consumir el aceite de hígado de bacalao.

En cosmética, la vitamina A estimula la producción de colágeno y ácido hialurónico, los cuales ayudan a aclarar la piel (eliminando manchas), combaten las marcas de acné, disminuyen las arrugas y proporcionan más elasticidad a la piel. (Referencia)

¿Para qué necesito Vitamina D?

La vitamina D es la que ayuda a absorber el calcio por los huesos. Es el tratamiento en los menores de edad que sufren raquitismo, que tienen huesos muy frágiles o en personas mayores con problemas de osteoporosis. (Referencia)

La vitamina D actúa más como hormona que como vitamina, ya que tiene efectos de neurotransmisor, protegiendo la salud de tu cerebro.

Produce una respuesta inflamatoria ante agentes externos que la involucra en el mejor funcionamiento del sistema inmune, regulando su función y ayudando a que combatas mejor las infecciones bacterianas o virales. (Referencia)

¿Cómo obtenemos la vitamina D?

Nuestra piel produce la vitamina D cuando nos exponemos al sol, pero debido a que muy pocos alimentos nos proporcionan vitamina D y la vida moderna nos encierra en casa, mantenemos bajos sus niveles.  (Referencia)

Se recomienda exponernos al sol en forma precavida, la exposición dependerá de la estación del año y del tipo de piel que tenemos.

En verano o en días muy soleados, es suficiente con exponernos al sol solo 10 minutos al día, pero recuerda que depende mucho de tu piel, no es necesario broncearte.

En días de invierno, fríos o con poco sol, se recomiendan exposiciones al sol de hasta 30 minutos, recordando siempre la importancia de la sensibilidad o color de tu piel.

En ocasiones, para las pieles extremadamente blancas o sensibles se recomienda usar protector solar, pero no bloqueador, ya que la exposición al sol entonces sería inútil para producir vitamina D.

La falta de la vitamina D aumenta el riesgo de padecer enfermedades autoinmunes, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, cáncer, depresión, ansiedad, fatiga, pérdida de la libido, infertilidad, autismo, asma, entre otras. (Referencia)

Lee nuestra guía definitiva sobre la Vitamina D

2. Alto contenido de ácidos grasos omega 3

Si tomas 5 ml de aceite de hígado de bacalao, obtienes 890 mg de ácidos grasos omega 3; es uno de los recursos naturales que nos proporciona más cantidad de estos ácidos grasos.

Los ácidos grasos omega 3 son: AAL o ácido alfa linolénico (es un ácido graso poliinsaturado), AEP o ácido eicosapentaenoico y el ADH o ácido docosahexaenoico.

Tienen propiedades antiinflamatorias naturales, porque reducen la producción de prostaglandinas, que son la principal causa de inflamación en nuestro organismo.

Debido a estas propiedades, al ingerir aceite de hígado de bacalao te beneficias, pues disminuyes la necesidad de tomar medicamentos antiinflamatorios. (Referencia)

Se pueden utilizar para aliviar diversos síntomas en forma natural, ya que la inflamación es la base de muchas enfermedades. (Referencia)

Lee nuestra guía sobre los 17 beneficios de los ácidos grasos Omega 3 probados por la ciencia

3. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. Se han hecho estudios que demuestran que al ingerir aceite de hígado de bacalao disminuyen los riesgos de padecerlas. (Referencia)

Los ácidos grasos omega 3 son los que te protegen contra estas enfermedades, porque:

  • Disminuyen los triglicéridos. (Referencia)
  • Disminuye el colesterol LDL (o colesterol malo) y aumenta los niveles del HDL, que es el colesterol bueno o cardioprotector. (Referencia)
  • Evita la acumulación de colesterol en las arterias, que produce la arterioesclerosis, disminuyendo el riesgo de infartos, embolias o hemorragias cerebrales. (Referencia)

4. Disminuye el riesgo de padecer cáncer

Los niveles elevados de vitamina D que se obtienen por el consumo de aceite de hígado de bacalao, o la exposición a los rayos solares, han sido asociados a la disminución del riesgo de padecer cáncer. (Referencia)

Un estudio reveló que previene el cáncer de mama en mujeres, evitando la proliferación de las células cancerígenas y destruyendo las células anormales que puedan generarse antes de producir cáncer, proceso llamado apoptosis.

5. Previene y ayuda al control de la diabetes

Como un excelente proveedor de grasas saludables, el aceite de hígado de bacalao ayuda a controlar la resistencia a la insulina (principal causa de diabetes), la inflamación y el control de los niveles de azúcar en sangre.  (Referencia)

Disminuye y revierte los síntomas de algunas complicaciones de la diabetes, como la enfermedad renal en sus etapas iniciales.

Si lo usas durante el embarazo y se lo das a tu bebé durante su primer año de vida, disminuye la posibilidad de que padezca diabetes en la edad adulta. (Referencia)

 

6. Ayuda a tratar la artritis

El aceite de hígado de bacalao es un excelente antiinflamatorio en muchos procesos como la artritis reumatoide, enfermedad de origen autoinmune que causa inflamación, dolor, rigidez y destrucción de las articulaciones. (Referencia)

La inflamación disminuye al bajar la producción de prostaglandinas, principal compuesto encargado de la respuesta inflamatoria en los tejidos, con esto se reduce los síntomas de la artritis. (Referencia)

Al actuar como antiinflamatorio no esteroideo, es más seguro de tomar como una alternativa sana para el alivio de los síntomas de esta enfermedad.

En un estudio con pacientes reumáticos tomando aceite de hígado de bacalao diario por tres meses, se redujo el dolor, la inflamación y la rigidez matutina. (Referencia)

Otros estudios han revelado que los pacientes reumáticos pueden disminuir hasta un 30 % el uso de medicamentos antirreumáticos, cuando toman en forma constante este suplemento.

Lee nuestra guía sobre los 11 anti inflamatorios naturales para tratar el dolor articular (artritis)

7. Aumenta la fertilidad y ayuda al desarrollo del feto

Las grasas son la base para la producción de las hormonas sexuales.

El aceite de hígado de bacalao estimula la salud de la función de los testículos y ovarios, gracias a los ácidos grasos omega 3 y a la vitamina D. (Referencia)

Este suplemento con sus propiedades antiinflamatorias ayuda a que las glándulas adrenales, pituitaria y pineal funcionen correctamente en el control de las hormonas sexuales que ayudan a una libido, embarazo y reproducción saludables.

Los ácidos grasos omega 3 ayudan a los espermatozoides a que se desarrollen normalmente y tengan buena movilidad para garantizar el éxito en la fecundación. (Referencia)

El tomar aceite de hígado de bacalao desde las primeras etapas del embarazo ayuda a tener bebés más sanos y a producir buena calidad de leche durante la lactancia. (Referencia) (Referencia)

Los niños de madres que toman aceite de hígado de bacalao durante el embarazo tuvieron más altas calificaciones en pruebas de inteligencia, lo contrario a los menores de madres que no tomaron el aceite durante el embarazo. (Referencia)

8. Mejora la función cerebral

Se ha demostrado también que el aceite de hígado de bacalao disminuye los síntomas de la depresión y de la ansiedad. (Referencia)

Existen más de 615 millones de personas que padecen ansiedad y depresión, estos síntomas se han asociado a inflamación.

Las propiedades antiinflamatorias de los ácidos grasos omega 3 han ayudado a la disminución de los síntomas de estas enfermedades.

Se estudiaron 21 835 adultos por un período de 2 años y se descubrió que los síntomas depresivos, entre los que tomaron aceite de hígado de bacalao diariamente, fue de 2,5 %, comparado con el 3,8 % del resto de la población. (Referencia)

La ausencia de síntomas depresivos siguió disminuyendo cuando los adultos estudiados continuaron tomando aceite de hígado de bacalao por períodos de 12 meses seguidos.

Se sabe también que el tomar ácidos grasos omega 3 o suplementos de aceite de pescado previenen las enfermedades mentales degenerativas como el Alzheimer.

Los resultados de estudios sobre el Alzheimer han sido consistentes; los ácidos grasos esenciales, vitales para la función cerebral, se encuentran en el aceite de pescado y ayuda a prevenir desórdenes cerebrales en adultos mayores. (Referencia)

9. Ayuda a mantener huesos saludables

Empezamos a perder masa ósea después de los 30 años de edad y en los períodos de la menopausia. Por ello, es importante mantener nuestros huesos saludables durante la edad adulta.

La presencia de vitamina D en tu organismo es necesaria para la absorción de calcio por tus huesos. (Referencia)

Si no podemos producir la vitamina D, debido a la escasa exposición a los rayos solares, es necesario tomar como suplemento el aceite de hígado de bacalao, pues ayuda a mantener unos huesos fuertes, saludables y evitar la osteoporosis.

10. Cura la gastritis y úlceras

En estudios de laboratorio se han observado mejorías en la cicatrización de las úlceras gástricas, disminuyendo las secreciones intestinales en animales. (Referencia)

Parece también que produce efectos protectores en la mucosa gástrica, dando como resultado una significante disminución del dolor y el estrés causado por úlceras gástricas.

11. Mejora la salud de tus ojos

La inflamación crónica es causante de enfermedades degenerativas de los ojos, como el glaucoma y la degeneración macular por la edad. Esto a la larga conduce a la pérdida de la visión.

Estudios han demostrado que recibir vitamina A y ácidos grasos omega 3, que se encuentran en el aceite de hígado de bacalao, disminuye el riesgo de estas enfermedades en tus ojos. (Referencia), (Referencia)

Otros posibles beneficios:

Los ácidos grasos omega 3 y la vitamina D son conocidos por disminuir la inflamación, prevenir la formación de coágulos (adelgazar la sangre), mantener la salud cerebral y evitar la depresión. (Referencia)

Se han hecho muchos estudios acerca del hígado de bacalao y los beneficios a nuestra salud, entre ellos están:

  • Disminuye los niveles de colesterol “malo” (LDL) y triglicéridos. (Referencia)
  • Previene y mantiene bajo control la diabetes. (Referencia)
  • Disminuye la presión arterial en hipertensos. (Referencia)
  • Previene enfermedades cardíacas. (Referencia)
  • Disminuye el riesgo de enfermedades osteoarticulares. (Referencia)
  • Excelente en el tratamiento de la depresión y ansiedad. (Referencia)
  • Disminuye el riesgo de tener enfermedades autoinmunes. (Referencia)
  • Controla problemas de los ojos, como glaucoma. (Referencia)
  • Ayuda al tratamiento de las infecciones de oído, alergias y asma bronquial. (Referencia)
  • Previene y controla enfermedades renales. (Referencia)
  • Ayuda a curar heridas en la piel. (Referencia)
  • Ayuda a mantener tus huesos saludables, evitando la osteoporosis y las fracturas por la debilidad ósea (osteopenia). (Referencia)

¿En qué presentaciones se encuentra el aceite de hígado de bacalao?

Puedes consumir el aceite de hígado de bacalao en forma natural, comiendo el pez con todo y el hígado, o en forma de aceite, como suplemento que encuentras fácilmente en las farmacias o tiendas de nutrición.

Uno de los principales beneficios de tomar aceite de hígado de bacalao es que te aporta altos niveles de grasas saludables, conocidas como ácidos grasos omega 3, que también los encuentras en aceites de pescado como el salmón, caballa y sardinas. (Referencia)

Es uno de los pocos alimentos ricos en vitamina D. (Referencia)

¿El aceite de hígado de bacalao es bueno para el cabello ?

Gracias a que es rico en vitaminas A, D y omega 3, ayuda a mejorar la salud de tu cabello, cuando es tomado diariamente. Teniendo un aspecto más saludable. (Referencia)

No es recomendable aplicarlo directamente en el cabello, en especial si tienes el cabello graso.

¿El aceite de hígado de bacalao engorda?

Este aceite es rico en omega 3, y aunque es un tipo de grasa, constituye el tipo de grasa saludable que lejos de aumentar tu peso, contribuye para la pérdida del mismo. (Referencia)

Claro, no olvides que todo lo que consumes en exceso puede ser perjudicial para tu salud, así que te recomiendo tomar este aceite con moderación siguiendo las dosis indicadas en este artículo o según te recomiende tu médico de cabecera.

¿Cómo elegir el mejor suplemento de aceite de hígado de bacalao?

La mayoría de los suplementos que se venden actualmente no son saludables, les agregan ingredientes sintéticos que no proveen las proporciones ideales de ácidos grasos omega 3.

Trata de buscar marcas conocidas, de ser posible alguna que contenga antioxidantes que eviten la oxidación del aceite de hígado de bacalao; la astaxantina es un buen antioxidante. (Referencia)

El aceite de hígado de bacalao fermentado está disponible en algunas marcas, el hígado se fermenta para producir más vitaminas y hacerlo más digerible antes de la extracción del aceite. Esta es una buena opción para que consumas el suplemento.

La dosis diaria recomendada es no más de 1000 miligramos de ácidos grasos omega 3, a menos de que tu médico te indique lo contrario para el tratamiento de alguna condición que tengas.

¿Qué marca de aceite de hígado de bacalao para niños es recomendable?

Cada marca varía en las proporciones de ácidos grasos omega 3, vitamina D y vitamina A, por lo que es difícil manejar una dosificación estándar para todos.

Existe una fundación que te ofrece actualizaciones de los diferentes productos de aceite de hígado de bacalao y tiene la lista de los productos disponibles en varios países. La fundación es “The Weston A, Price Foundation”. (Referencia)

Para la mayoría de los niños, el sabor del aceite de hígado de bacalao es insoportable, es por esta razón es aconsejable darles marcas conocidas con sabor agradable como la emulsión Scott.

¿El aceite de bacalao Scott es buena marca?

Es una de las marcas más populares y reconocida a lo largo del tiempo, es una opción ideal para los niños, ya que mejora el sabor y olor de este aceite manteniendo sus beneficiosos aportes a la salud. (Referencia)

¿La emulsión de Scott para adultos engorda?

No, a pesar ser rico en omega 3, este es un ácido graso saludable que está relacionado con la disminución de la grasa mala que es la que te hace engordar. Así que puedes tomarlo sin preocuparte por esto. No obstante, nunca sobrepases la dosis recomendada. (Referencia)

Beneficios de la emulsión de Scott

La emulsión Scott, es básicamente aceite de hígado de bacalao, con mejor sabor y olor, sin embargo, conserva los beneficios de salud de este asombroso aceite.

Es rico en vitamina A, D, antioxidantes y Omega 3 que ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico, previenen el cáncer, mejoran el estado de la piel entre otros. (Referencia)

Beneficios en adultos de la emulsión de Scott

Es necesario ajustar la dosis, tomando la cantidad del aceite necesaria para cumplir con sus beneficios, ya que en adultos la cantidad debe ser mayor que en  niños, sin embargo, los beneficios son los mismos para niños y adultos.

Precio de la emulsión de Scott

Es una opción muy accesible, el precio puede variar de acuerdo al país en el que te encuentres.

  • En México, puedes encontrar una botella de 200 ml en 4 USD
  • En Colombia puedes comprar una botella de 450 ml en 6 USD
  • En Estados Unidos, encuentras la botella de 200 ml en 14 USD

Ingredientes de la emulsión de Scott

Los siguientes son los ingredientes que contienen cada 100 ml de emulsión de Scott:

  • Aceite de hígado de bacalao.
  • Palmitato de vitamina A.
  • Vitamina D similares a: Retinol (vitamina A) 22,610 UI.
  • Colecalciferol (vitamina D3) 2,261 UI.
  • Fosfato de calcio, equivale a: Calcio 890 mg. Fósforo 642 mg.
  • Vehículo: 100 ml.

¿Es recomendable la emulsión de Scott para niños de dos años?

Las indicaciones  de la emulsión de Scott, permiten dar una dosis de una cucharadita pequeña diaria a niños de 1 año, sin embargo, te recomiendo que antes de darle cualquier suplemento a tu niño, consultes primeramente con tu pediatra.

Siempre prueba con solo 1 alimento o suplemento nuevo por semana, de modo que si genera alguna reacción alérgica puedas identificar qué lo causó. Inicia dando pequeñas cantidades, siguiendo la dosis recomendada.

¿Cómo tomaban antes el aceite de hígado de bacalao?

Antiguamente la principal fuente del aceite de hígado de bacalao era comer el hígado fresco del bacalao, cuyo nombre científico es Gadus morhua. (Referencia)

Si recuerdas haber tomado en la infancia el aceite de hígado de bacalao, ¿te imaginas comer el hígado fresco?

Un alimento nada delicioso, pero el desagradable sabor parecía ser soportado por los beneficios que se obtenían en la salud.

¿Qué dosis de aceite de hígado de bacalao puedo tomar?

En forma general, una dosificación adecuada puede ser:

  1. Niños de 3 a 12 años de edad: 5000 UI de vitamina A diario, 500 a 1000 UI de vitamina D, corresponde aproximadamente a 1 cucharadita de aceite de hígado regular o ½ cucharadita del suplemento enriquecido con vitaminas. (Referencia)

Lee la etiqueta del suplemento; es probable que debas darle a tu niño una cantidad tan pequeña como 1/8 de cucharadita.

2. Niños mayores de 12 años y adultos: Una dosis de mantenimiento de aceite de hígado que te proporcione 10 000 UI de vitamina A diario y 1000 a 2000 UI de vitamina D. (Referencia)

Esto es aproximadamente 2 cucharaditas de un aceite de hígado de bacalao regular o 1 cucharadita del suplemento enriquecido con vitaminas o fermentado.

Pero, de nuevo, ten en cuenta lo que dice las etiquetas, cada marca puede variar en concentración y en dosis.

3. Mujeres durante el embarazo y lactancia: 20 000 UI de vitamina A diario y 2000 a 4000 UI de vitamina D. Aproximadamente 4 cucharaditas de aceite de hígado de bacalao regular o 2 cucharaditas del suplemento enriquecido con vitaminas. (Referencia)

¿Cómo debes tomarte el suplemento de aceite de hígado de bacalao?

Se recomienda mezclar el aceite con una pequeña cantidad de jugo, agua limonada, yogur, papilla de manzana, mantequilla de almendras o cualquier cosa que elimine el mal sabor a pescado que tiene este suplemento.

Una buena marca de aceite de hígado de bacalao no va a quitarle el olor a pescado o agregar saborizantes artificiales para que sea menos desagradable el sabor.

Por el contrario, algunas marcas agregan extractos naturales de menta o limón, esta sí puede ser una buena opción de suplemento. (Referencia)

Se recomienda almacenarlo en un lugar frío y oscuro dentro del refrigerador, así evitas que se dañe o adquiera un sabor rancio.

¿Cuáles son los niveles normales de ácidos grasos omega 3?

No se han establecido niveles normales de ácidos grasos omega 3, lo que se recomienda en personas saludables es consumir de 250 a 500 mg al día.

El consumo de 1000 mg al día se sugiere en personas con enfermedad coronaria y de 2000 a 3000 mg diarios en personas con triglicéridos elevados. (Referencia)

 

Lee nuestra guía detallada sobre los ácidos grasos omega 3

¿Por qué debemos tomar el aceite de hígado de bacalao?

La deficiencia de ácidos omega 3 en tu organismo produce inflamación, a su vez, esta genera muchas enfermedades, desde depresión y ansiedad hasta cáncer. (Referencia)

Tomar el aceite de hígado de bacalao rico en ácidos grasos omega 3 y vitaminas es una forma de disminuir la inflamación y favorecer la proporción de ácidos grasos que nos mantiene saludables.

La deficiencia en el consumo de la forma natural de omega 3 se da porque actualmente nos alimentamos con comidas procesados, comidas rápidas o fritas, que contienen aceites vegetales refinados.

Este tipo de alimentación no nos provee de los requerimientos diarios de ácidos grasos omega 3, de vitaminas y de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para un buen funcionamiento.

 ¿Qué es lo más importante al consumir aceite de hígado de bacalao?

La importancia de consumir el aceite de hígado de bacalao no es la cantidad que debemos tomar, es el balance de la proporción de omega 6 y omega 3 necesarios para que nuestro organismo se beneficie de la mejor manera.

El balance entre estos ácidos grasos es que por cada 2 omega 6 presentes en tu organismo, tiene que haber 1 de omega 3 (balance 2 a 1). (Referencia)

Los omega 6 producen inflamación, que es necesaria para actuar como mecanismo de defensa de nuestro sistema inmune, los omega 3 tienen efecto antiinflamatorio.

La proporción balanceada de estos ácidos grasos ayuda a tu sistema inmunológico a crear mecanismos de defensa contra bacterias, toxinas y otros agentes que pueden ocasionarte enfermedades.

La combinación de vitamina D con vitamina A, presentes ambas en el aceite de hígado de bacalao, ejerce el balance perfecto de beneficios e impide que los niveles de estas vitaminas se eleven a un punto contraproducente.

¿De dónde se obtiene los ácidos grasos omega 3?

El recurso ideal de los ácidos grasos omega 3 es de fuentes naturales, como (Referencia) (Referencia):

  • Aceite de hígado de bacalao
  • Aceite de linaza
  • Semillas de chía
  • Caballa o macarela
  • Salmón
  • Atún
  • Arenque
  • Nueces
  • Sardinas
  • Semillas de lino
  • Soja
  • Merluza
  • Caviar
  • Anchoas
  • Ostras

Efectos Secundarios del aceite de hígado de bacalao

La mayoría de las personas toleramos bien el aceite de hígado de bacalao, pero puede provocar efectos como eructos con olor a pescado, mal aliento, acidez, náusea, sangre en heces fecales, hipotensión arterial, hipervitaminosis A y D y sangrados nasales. (Referencia)

La vitamina D tomada en dosis excesivas eleva los niveles de calcio en tu organismo y, entre otras cosas, forma cálculos renales e insuficiencia renal y problemas en tu piel.

Contraindicaciones del aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao tiene efecto anticoagulante, comúnmente conocido como “adelgazante” de la sangre.

Si sufres de hipertención, y tomas antihipertensivos y/o anticoagulantes habla con tu médico acerca del uso de este aceite, ya que en vista de disminuir los niveles de tensión arterial, junto con tu medicamente puede causar un efecto adverso peligroso a tu salud. (Referencia)

Si estás embarazada, eres asmática, debes consultar con tu médico antes de empezar a tomar suplementos de aceite de hígado de bacalao.

Lee también nuestra guía sobre el romero y el aceite de oliva para mejorar tu piel y cabello + receta

Ver También:

Referencia Bibliográfica

  • Linday, Linda & Umhau, John & D Shindledecker, Richard & N Dolitsky, Jay & Holick, Michael. (2010). Cod Liver Oil, the Ratio of Vitamins A and D, Frequent Respiratory Tract Infections, and Vitamin D Deficiency in Young Children in the United States. The Annals of otology, rhinology, and laryngology. 119. 64-70
    [Enlace]
  • Parker, Gordon & A Gibson, Neville & Brotchie, Heather & Heruc, Gabriella & Rees, Anne-Marie & Hadzi-Pavlovic, Dusan. (2006). Omega-3 Fatty Acids and Mood Disorders. The American journal of psychiatry. 163. 969-78. 10.1176
    [Enlace]
  • Holick, Michael. (2007). Vitamin D Deficiency. The New England journal of medicine. 266-81. 10.1056/NEJMra070553.
    [Enlace]
  • Oh, Robert. (2005). Practical applications of fish oil (Ω-3 fatty acids) in primary care. The Journal of the American Board of Family Practice / American Board of Family Practice. 28-36.
    [Enlace]
  • National Institutes of Health. Vitamin A Fact sheets for consumers. 2016.
    [Enlace]
  • Mónica Pérez Ríos, Alberto Ruano. Vitaminas y salud. OFFARM, VOL 23 NÚM 8 SEPTIEMBRE 2004.
    [Enlace]
  • Swanson D, Block R, Mousa SA. Omega-3 Fatty Acids EPA and DHA: Health Benefits Throughout Life. Advances in Nutrition. 1 de enero de 2012;3(1):1-7.
    [Enlace]
  • Layé, Sophie & Nadjar, Agnes & Joffre, Corinne & P. Bazinet, Richard. (2018). Anti-Inflammatory Effects of Omega-3 Fatty Acids in the Brain: Physiological Mechanisms and Relevance to Pharmacology. Pharmacological Reviews. 70. 12-38. 10.1124/pr.117.014092.
    [Enlace]
  • Ceylan, Asli & Hünkar, Tuğba & Aşan, Esin & Kaymaz, Fugen & Ari, Nuray & Soylemezoglu, et al, (2008). Cod liver oil supplementation improves cardiovascular and metabolic abnormalities in streptozotocin diabetic rats. The Journal of pharmacy and pharmacology. 59. 1629-41. 10.1211/jpp.59.12.0004.
    [Enlace]
  • Abdelhamid AS, Brown TJ, Brainard JS, Biswas P, Thorpe GC, Moore HJ, Deane KHO, Al Abdulghafoor FK, et al. Omega-3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database of Systematic Reviews 2018, Issue 7. Art. No.: CD003177
    [Enlace]
  • Rodrigo Valenzuela B., Gladys Tapia O., Marcela González E., Alfonso Valenzuela B. Ácidos Grasos Omega-3 (Epa Y Dha) Y Su Aplicación En Diversas Situaciones Clínicas. Rev Chil Nutr Vol. 38, Nº3, Septiembre 2011.
    [Enlace]
  • Knight JA, Lesosky M, Barnett H, Raboud JM, Vieth R. Vitamin D and Reduced Risk of Breast Cancer: A Population-Based Case-Control Study. Cancer Epidemiology Biomarkers & Prevention. 1 de marzo de 2007;16(3):422-9.
    [Enlace]
  • Cylla E. Friedberg, Md, Martien J.F.M. Janssen, Phd, Md, Robert J. Heine, Phd, Md, Diederick E. Grobbee, Phd, Md. Fish Oil and Glycemic Control in Diabetes. Diabetes Care, Volume 21, Number 4, April 1998.
    [Enlace]
  • Stene LC, Ulriksen J, Magnus P, Joner G. Use of cod liver oil during pregnancy associated with lower risk of Type I diabetes in the offspring. Diabetologia. 1 de septiembre de 2000;43(9):1093-8.
    [Enlace]
  • Ricciotti E, FitzGerald GA. Prostaglandins and Inflammation. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology. mayo de 2011;31(5):986-1000.
    [Enlace]
  • Galarraga, B & Ho, Michael & M Youssef, H & Hill, A & McMahon, H & Hall, C & Ogston, Simon & Nuki, George & Belch, Jill. (2008). Cod liver oil (n-3 fatty acids) as a non-steroidal anti-inflammatory drug sparing agent in rheumatoid arthritis. Rheumatology (Oxford, England). 47. 665-9. 10.1093/rheumatology/ken024.
    [Enlace]
  • Abu-Heakal, Nabil & Elseady, Youssef & El, Adel & Awadin, Walaa & Hashem, Nada. (2016). Impact of omega3 and linseed oil on male fertility in rabbits.
    [Enlace]
  • Risso A, Pellegrino FJ, Relling AE, Corrada Y. Effect of Long-Term Fish Oil Supplementation on Semen Quality and Serum Testosterone Concentrations in Male Dogs. Int J Fertil Steril [Internet]. enero de 2017 [citado 24 de octubre de 2018];(2).
    [Enlace]
  • Greenberg, James & Bell, Stacey & Van Ausdal, Wendy. (2008). Omega-3 Fatty Acid Supplementation During Pregnancy. Reviews in obstetrics and gynecology. 1. 162-9.
    [Enlace]
  • Ponsonby, Anne-Louise & Lucas, Robyn & Lewis, Sharon & Halliday, Jane. (2010). Vitamin D status during Pregnancy and Aspects of Offspring Health. Nutrients. 2. 389-407. 10.3390/nu2030389.
    [Enlace]
  • Helland, Ingrid & Smith, Lars & Blomén, Birgitta & Saarem, Kristin & Saugstad, Ola & Drevon, Christian. (2008). Effect of Supplementing Pregnant and Lactating Mothers With n-3 Very-Long-Chain Fatty Acids on Children's IQ and Body Mass Index at 7 Years of Age. Pediatrics. 122. e472-9. 10.1542/peds.2007-2762.
    [Enlace]
  • Mcnamara, Robert. (2016). Role of Omega-3 Fatty Acids in the Etiology, Treatment, and Prevention of Depression: Current Status and Future Directions. Journal of Nutrition & Intermediary Metabolism. 5. 10.1016/j.jnim.2016.04.004.
    [Enlace]
  • MacLean CH, Issa AM, Newberry SJ, Mojica WA, Morton SC, Garland RH, Hilton LG, Traina
  • SB, Shekelle PG. Effects of Omega-3 Fatty Acids on Cognitive Function with Aging, Dementia, and Neurological Diseases. Evidence Report/Technology Assessment No. 114 AHRQ Publication No. 05-E011-2. Rockville, MD. Agency for Healthcare Research and Quality. February 2005.
    [Enlace]
  • Asad M, Dhamanigi S, Prasad Vs, Khare S. Antiulcer activity of cod liver oil in rats. Indian Journal of Pharmacology. 2008;40(5):209.
    [Enlace]
  • Wen Bin Huang, Qian Fan, Xiu-Lan Zhang. Cod liver oil: a potential protective supplement for human glaucoma. Int. J. Ophthalmol, vol 4. 2011
    [Enlace]
  • Eun Lee, Jung & Hyuk Chang, Yoon & Ganesan, Palanivel & Kwak, Hae-Soo. (2011). Concentration of n‐3 polyunsaturated fatty acids in cholesterol‐reduced cod‐liver oil by lipases. International Journal of Food Science & Technology. 46. 1462 – 1468. 10.1111/j.1365-2621.2011.02639.x.
    [Enlace]
  • Lorenz R, Spengler U, Fischer S, Duhm J, Weber PC. Platelet function, thromboxane formation and blood pressure control during supplementation of the Western diet with cod liver oil. 1983 Mar;67(3):504–511.
    [Enlace]
  • David Alexander Leaf, MD, MPH. The Role of Omega-3 Fatty Acids in Heart Disease Prevention. JCOM Vol. 16, No. 7 July 2009.
    [Enlace]
  • Krawczyk, Kamila & Rybakowski, Janusz. (2012). Augmentation of antidepressants with unsaturated fatty acids omega-3 in drug-resistant depression. Psychiatria polska. 46. 585-98.
    [Enlace]
  • Mai X-M, Langhammer A, Chen Y, Camargo CA. Cod liver oil intake and incidence of asthma in Norwegian adults—the HUNT study. Thorax. enero de 2013;68(1):25-30.
    [Enlace]
  • Lauretani, M. Maggio, F. Pizzarelli, S. Michelassi, C. Ruggiero, G.P. Ceda, et al. Omega-3 and Renal Function in Older Adults. Curr Pharm Des. 2009; 15(36): 4149–4156.
    [Enlace]
  • Higuera-Ciapara, I & Félix-Valenzuela, L & Goycoolea, Francisco. (2006). Astaxanthin: A Review of its Chemistry and Applications. Critical reviews in food science and nutrition. 46. 185-96. 10.1080/10408690590957188.
    [Enlace]
  • Morey, Gabriel & Morales-Nin, B & Riera, F & Grau, A & Geffen, Audrey & Pérez-Mayol, Sílvia & Chang, Mei-Yu & Grau, Antoni. (2012). Atlantic cod Gadus morhua in the Mediterranean: A surprising immigrant. Marine Ecology Progress Series. 467. 277-280. 10.3354/meps09936.
    [Enlace]
  • The Weston A. Price Foundation. Cod Liver Oil Our Number One Superfood. 2017.
    [Enlace]
  • Linday LA, Shindledecker RD, Dolitsky JN, Pippenger CE. Lemon-Flavored Cod Liver Oil and a Multivitamin-Mineral Supplement for the Secondary Prevention of Otitis Media in Young Children: Pilot Research. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology. julio de 2002;111(7):642-52.
    [Enlace]
  • Messamore, Erik & Mcnamara, Robert. (2016). Detection and treatment of omega-3 fatty acid deficiency in psychiatric practice: Rationale and implementation. Lipids in Health and Disease. 15. 25. 10.1186/s12944-016-0196-5.
    [Enlace]
  • Wijendran, Vasuki & Hayes, kc. (2004). Dietary n-6 and n-3 fatty acid balance and cardiovascular health. Annual review of nutrition. 24. 597-615. 10.1146/annurev.nutr.24.012003.132106.
    [Enlace]
  • National Heart Foundation of Australia. Sources of omega-3. 2015.
    [Enlace]
  • Cod Liver Oil: Side effects. Internet. (n. d.)
    [Enlace]
  • Buckley JD, Howe PRC. Long-Chain Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids May Be Beneficial for Reducing Obesity—A Review. Nutrients. 9 de diciembre de 2010;2(12):1212-30.
    [Enlace]
  • Perdiguero-Gil E. La creación de un nuevo mercado alimentario en España; las vitaminas en la prensa periódica (1917-1950). Nutricion Hospitalaria. 1 de noviembre de 2012;(2):20–27.
    [Enlace]