11 cosas que toda mujer debe saber acerca de la menopausia

La menopausia es un inevitable proceso del organismo femenino por el que pasan, tarde o temprano, todas las mujeres. Con ella llega una disminución de hormonas que causa toda una serie de síntomas que pueden ser muy incómodos. Por esto es importante que estés informada sobre sus signos más comunes para poder saber qué hacer cuando lleguen y cómo ayudarte a aliviarlos.

Es común decir que la menopausia es un solo período, pero en realidad está formada por 3 etapas: premenopausia o perimenopausia, que aparece hasta 8 años antes de la menopausia; la menopausia, cuando tienes el último período menstrual y se puede extender por hasta un año; y la postmenopausia o climaterio, que dura unos cuantos años después.

La ausencia de menstruaciones y la falta de producción de óvulos maduros significa el fin de la fase reproductiva femenina y se debe a la disminución de los niveles de hormonas sexuales femeninas en nuestro organismo: estrógeno y progesterona.

Esta disminución de las hormonas afecta física y emocionalmente a casi todas las funciones de nuestro organismo, por lo que sentimos cambios en varios aspectos de nuestra vida.

Algunos síntomas de la menopausia pueden ser: bochornos o sofocos, aumento de peso, resequedad y atrofia vaginal, que como resultado causa sequedad vaginal, lo que puede llevar a tener relaciones sexuales incómodas o irritantes; también puede causar depresión, ansiedad y cambios en el estado de ánimo, entre otros.

Aquí platicaremos de 11 factores importantes que debes saber acerca de la menopausia.

1. ¿A que edad tendré la menopausia?

Es una pregunta común, pero que no tiene respuesta. Cada organismo funciona diferente y no es posible determinar la fecha exacta en la cual tendrás la menopausia.

Sin embargo, sí se sabe que la edad promedio para que se presente es 51 años. De hecho, la mayoría de las mujeres dejan de tener el período entre los 45 y 55 años. La premenopausia es común tenerla 2 o 3 años antes de la menopausia, pero puede ser hasta 8 años antes.

Se considera que la edad a la que aparece la menopausia tiene que ver con factores genéticos (cuando la tuvo tu madre o tu abuela) pero, aún así, puede variar. Hay factores que aceleran su aparición, como la costumbre de fumar o si has recibido quimioterapia.

Lee nuestra guía sobre la menopausia precoz: Causas, síntomas y tratamientos

2. ¿Cuál es la diferencia entre perimenopausia y menopausia?

La perimenopausia o premenopausia es el periodo justo antes de la menopausia, cuando los ovarios empiezan a disminuir la producción de hormonas sexuales femeninas. En esta etapa ya puedes sentir algunos síntomas y cambios en tu organismo, como los bochornos.

Los ciclos comienzan a ser irregulares, pero no dejas de tener menstruaciones durante la premenopausia. Una vez que cumples 12 meses consecutivos sin la menstruación, es que puedes hablar de que tienes la menopausia.

3. ¿Qué signos y síntomas causa la disminución de estrógeno en mi cuerpo?

El síntoma más común de la menopausia son los bochornos o sofocos, se dice que el 75% de las mujeres con menopausia los presentan. Pueden ocurrir en el día o la noche, independientemente de la temperatura del ambiente en que te encuentres.

Además, otras mujeres también presentan dolores en los músculos y articulaciones, o cambios de ánimo repentinos por los cambios hormonales.

También puedes sentir trastornos del sueño y por consiguiente fatiga crónica, hay pérdida de la memoria a corto plazo, falta de concentración. Infecciones de vías urinarias recurrentes, incontinencia urinaria, disminución de colágeno en piel, entre otros síntomas.

Lee nuestra guía sobre la menopausia: Síntomas, causas y tratamiento

4. ¿Cómo puedo saber si estoy teniendo bochornos?

Los bochornos son una oleada de calor que sientes de forma repentina en la parte superior de tu cuerpo. Puedes incluso presentar enrojecimiento en la piel por la subida de temperatura.

Casi siempre causan sudoración, aumento de la frecuencia cardíaca o arritmias, en ocasiones mareos. Cuando terminan, sientes una sensación fría en el cuerpo.

Aunque son causados por la disminución de estrógeno en el organismo, hay factores que pueden incidir en su aparición y cambios que puedes hacer para tratar de evitarlos o aliviarlos. Por ejemplo, la obesidad o ser fumadora pueden empeorarlos.

Se recomienda tratar de dormir en una habitación fresca y bien ventilada, además evita consumir alcohol o bebidas con cafeína, comer picante o ají, el estrés y permanecer en lugares o habitaciones calurosas. Cuando sientas un bochorno, puedes hacer ejercicios de respiración para ayudarte a superarlo.

Es conveniente que acudas con tu médico, la terapia de reemplazo hormonal puede ser muy útil cuando tienes episodios frecuentes de bochornos, te ayudará a que desaparezcan.

5. ¿Cómo afecta la menopausia a mis huesos?

La captación de calcio de los huesos baja drásticamente por la disminución de los niveles de estrógeno en sangre, disminuyendo la densidad de tus huesos y haciéndote más proclive a padecer osteoporosis. Con esta condición tus huesos están más susceptibles a fracturarse con cualquier golpe o caída.

Acude con tu médico, durante la consulta por menopausia te indicará el estudio de densitometría ósea para evaluar la condición de tus huesos. También hay tratamientos que puede recetarte para evitar la pérdida ósea.

Es conveniente que aumentes tu ingesta de alimentos ricos en calcio, como los lácteos. También debes consumir suplementos de vitamina D, que ayuda a que los huesos absorban el calcio. Practica ejercicio regularmente, incluyendo una rutina de levantamiento de pesos, reduce tu consumo de alcohol y deja de fumar.

6. ¿La enfermedad cardiovascular está relacionada con la menopausia?

Cuando estás en la menopausia pueden incrementarse condiciones cardíacas como mareos o taquicardia. La disminución de los niveles de estrógeno en sangre disminuye el colesterol de alta densidad HDL, que es el colesterol «bueno», de esta forma hay acumulación de colesterol en las arterias, aumentando el riesgo de angina de pecho, infartos, apoplejías y derrame cerebral.

Una revisión con tu cardiólogo para valorar tus niveles de colesterol y el estado de salud de tu corazón y arterias es conveniente durante la menopausia.

Recuerda vigilar tu peso si tienes obesidad o sobrepeso, alimentarte sanamente y practicar ejercicios por lo menos 30 minutos al día.

Evita las comidas rápidas y grasosas, el azúcar, agrega más frutas y verduras a tu dieta, bebe más agua, evita el alcohol, gaseosas y el tabaquismo para reducir los riesgos de sufrir estas condiciones.

7. ¿Voy a aumentar de peso durante la menopausia?

La disminución de los estrógeno durante la menopausia puede hacer más lento tu metabolismo, por lo que sí corres el riesgo de aumentar de peso si no cuidas tu alimentación.

Enfócate en mantener una dieta balanceada, practicar ejercicios regularmente y asumir un estilo de vida saludable para ayudar a tu organismo. Recuerda que padecer sobrepeso u obesidad, aumentas el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes y otros padecimientos.

8. ¿Tendré los mismos síntomas que tuvo mi madre, abuelas, hermanas o amigas?

Cada organismo funciona diferente, aunque tu menopausia sea a una edad muy similar a la de otras mujeres que conozcas, los síntomas pueden ser muy diferentes aún dentro de la misma familia.

La edad y el declive de la función reproductiva varían en cada mujer, por eso lo mejor es que trates tu menopausia de forma individual, porque lo que otras mujeres utilicen para aliviar sus síntomas puede no funcionarte a ti.

Lo mejor es que consultes a tu médico, el más indicado para informarte sobre tus síntomas, ayudar a comprender el proceso que estás pasando y tomar las mejores medidas para manejar la condición sin afectar tu estilo de vida.

9. Si no tengo útero por una histerectomía, ¿cómo sabré si tengo menopausia?

Si te extirparon el útero, no sabrás que llegaste a la menopausia hasta que empieces a sentir los bochornos y golpes de calor. Esto también te ocurrirá si te hicieron una ablación del endometrio y no te extirparon los ovarios.

Es decir, si solo te removieron el revestimiento del útero como tratamiento para la menstruación con mucho sangrado, igual deberas esperar a los síntomas para saber si tienes la menopausia.

Si no presentas síntomas, un examen de sangre puede determinar fácilmente si tus ovarios todavía funcionan y están produciendo óvulos. Estos tests también ayudan al médico a evaluar tus niveles de estrógeno, lo que puede ayudar a que conozcas el riesgo que tienes de sufrir osteoporosis y determinar la necesidad de un examen de densidad ósea para prevenirla.

10. La terapia de reemplazo hormonal es segura para el tratamiento de la menopausia?

Las principales terapias de reemplazo hormonal se utilizan para tratar los bochornos y prevenir pérdida ósea. Pueden estar compuestas por estrógeno solo o estrógeno y progesterona.

Sus beneficios varían en cada paciente, especialmente dependiendo de la intensidad de los bochornos, el nivel de pérdida ósea y tu estado de salud en general. Siempre debes consultar con tu médico si este tratamiento es apropiado para ti, de acuerdo a tu condición de salud.

Las fumadoras, con obesidad, sobrepeso, o antecedentes de problemas circulatorios en principio no son buenas candidatas para recibir terapia de reemplazo hormonal.

En un pequeño porcentaje estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama, útero u ovarios. Durante la terapia de reemplazo hormonal es recomendable realizarte una mamografía o mastografía cada año o dos veces al año. No se aconseja este tratamiento por más de 5 años.

11. Hay alguna forma de tratar los síntomas de la menopausia que no sea la terapia de reemplazo hormonal?

No todas somos buenas candidatas para recibir terapia de reemplazo hormonal. Si ese es tu caso, los síntomas de la menopausia también pueden ser tratados de otras formas.

Medicamentos no hormonales:

  • Depresión y ansiedad: Los inhibidores de la recaptura de serotonina, como la desvenlafaxina o venlafaxina.
  • Bochornos: Clonidina, aunque es un antihipertensivo, tiene muy buen efecto en la reducción de los bochornos, sofocos o afrontamientos. También Gabapentina y veraliprida.
  • Osteoporosis: Risedronato, calcitonina, denosumab, hormona paratiroidea y otros, sirven para mantener la densidad ósea y para una buena captación de calcio.
  • Lubricantes vaginales: no contienen medicamento, es una forma de lubricación vaginal para evitar la dispareunia (sufrir de dolor durante las relaciones sexuales) si eres sexualmente activa.

Tratamiento de la menopausia con plantas o fitoterapia:

  • Se recomienda las isoflavonas como la soja o soya. La batata, camote, boniato o patata dulce, ginseng, valeriana, cereales, frutas, vegetales, alfalfa.
  • Además, es altamente recomendado el mantener un peso saludable. Si eres obesa o tienes sobrepeso, bajar unos kilos ayuda a disminuir los síntomas.
  • Ejercitarte por lo menos 30 minutos diarios.
  • Mantén tu habitación a temperatura fresca, usa ropa que no te haga sentir calor.
  • Evita bebidas alcohólicas o con cafeína, alimentos con mucho picante o ají.

 

La etapa de la menopausia la viviremos todas las mujeres, es un proceso natural, así que debemos prepararnos con estos consejos para poder ayudarnos a sobrellevar los síntomas.

Recuerda consultar con tu médico para que te confirme si estás en esa etapa de tu vida y para que con una evaluación te aconseje la mejor forma de tratar tus síntomas, no olvides preguntarle todas las dudas que tengas.

Déjanos saber qué te pareció este artículo. ¿Quieres saber algo más sobre el tema? Déjanos tu opinión en la caja de comentarios.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here