Los TOP 10 Beneficios De La Actividad Física En Niños

 

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tus hijos es inculcarles desde pequeños el gusto por la actividad física.

No permitas que pasen todas sus tardes en un sillón frente a la tele o sentados en la computadora o tableta. Pon el ejemplo y motívalos para salir a dar una vuelta por el parque, a pasear al perro o simplemente a jugar un partido amistoso de pelota.

Así pues, a continuación, te presentamos algunos de los beneficios que la actividad física conlleva para los niños.

El hábito de la actividad física

Cuando escuchas el término “mantenerse en forma” muchas veces puedes asumir que esto implica una actividad física muy intensa, o pasar horas de entrenamiento dentro de un gimnasio.

Pero en realidad esto tiene qué ver mucho más con pequeños hábitos de salud que se forman desde la niñez. Con actividades cotidianas incluso en la comodidad de tu casa, es posible mantener un nivel de actividad física adecuado para una salud óptima.

Cada vez que tú y tu pequeño juegan con una pelota, suben las escaleras, caminan a la tienda, nadan una vuelta o cargan las bolsas del mercado, su salud y su condición física mejoran.

Beneficios

1.- Ayuda a fortalecer la actividad cardíaca

El corazón es un músculo, y como cualquier otro músculo del cuerpo su desempeño mejora cuando es estimulado de manera regular a través del ejercicio. El corazón se fortalece a través de la actividad física y su funcionamiento se vuelve mucho más eficiente.

El hecho de fortalecer el músculo cardíaco con actividad física constante ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas, que son la principal causa de muerte en Estados Unidos, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de ese país.

Lee nuestra guía sobre las 11 actividades para iniciar bien tu día

2.- Ayuda a conservar las venas y arterias sin obstrucciones

El ejercicio reduce la cantidad de colesterol dañino y grasas en la sangre. Ayuda a bajar la presión sanguínea e incrementa la flexibilidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Todo lo cual puede ayudar a reducir el riesgo de una embolia o un ataque cardíaco.

3.- Fortalece la capacidad pulmona

El entrenamiento intenso ayuda a incrementar la capacidad pulmonar y su eficiencia para inhalar y exhalar el aire dentro y fuera del cuerpo.

Como resultado de esto, el cuerpo se oxigena de una manera mucho más efectiva y se eliminan también más eficientemente el dióxido de carbono y los demás gases de deshecho.

La actividad física constante ayuda a prevenir la falta de oxigenación en el organismo que ocurre normalmente con la edad y como resultado de la falta de ejercicio.

Lee nuestra guía sobre la frecuencia respiratoria normal: Qué es y cómo se mide

4.- Reduce los niveles de azúcar en la sangre

El ejercicio previene la acumulación de azúcar en la sangre a través de estimular a los músculos para tomar más glucosa del torrente sanguíneo y emplearla como energía.

Todo lo cual reduce de manera significativa el riesgo de que una persona pueda contraer diabetes.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de azúcar alta y diabetes que no debes ignorar

5.- Ayuda a mantener un peso saludable

Cuando una persona no realiza suficiente actividad física tiende a consumir muchas más calorías de las que su cuerpo quema y estas calorías sin utilizar se transforman rápidamente en grasa corporal.

Una persona que mantiene una actividad física constante tiende a quemar estas calorías lo cual la ayuda a quemar grasas y mantener su peso adecuado.

Conservar el peso adecuado es de gran ayuda para prevenir enfermedades cardíacas y evitar el riesgo de desarrollar diabetes.

Lee también nuestra guía sobre la comida chatarra y la comida saludable: ¿Cuáles son las principales diferencias?

6.- Ayuda a fortalecer el sistema óseo

Así como los músculos responden ante el ejercicio fortaleciéndose, de igual manera los huesos se fortalecen con la actividad física.

El ejercicio, sobre todo el de alto impacto, incrementa la densidad ósea, lo cual ayuda a prevenir la osteoporosis, que es una condición en la que los huesos se debilitan y se vuelven frágiles y porosos por la pérdida de densidad.

7.- Ayuda a prevenir el cáncer

Se ha comprobado que las personas que realizan actividad física de manera regular son menos propensas a contraer cáncer, especialmente cáncer de colon, de seno, uterino y de próstata.

Esto puede deberse a que la actividad física combate los radicales libres del cuerpo, que son uno de los responsables para detonar procesos anormales de inflamación en las células.

8.- Ayuda a regular la presión sanguínea

En varios estudios se ha concluido que el ejercicio regular ayuda a reducir los niveles de estrés, lo cual resulta muy favorable para nivelar la presión sanguínea y, por tanto, reducir el riesgo de contraer enfermedades como la hipertensión o alguna condición cardíaca.

9.- Ayuda a incrementar los niveles de energía

Cuando una persona se ejercita de manera regular, normalmente se siente con más energía, tiene la capacidad de estar más activo y evita la sensación de fatiga durante el día.

Seguramente has notado cómo dos o tres días de ejercicio te hacen mucho más activo y motivado.

Cuando nos acostumbramos desde niños a la actividad física, el cuerpo por sí mismo nos pide reanudarla si en algún momento la descuidamos.

10.- Favorece la salud emocional

La mayoría de la gente que realiza actividad física de manera regular asegura tener una sensación de bienestar y calma después de practicar deporte.

Existe una teoría que afirma que el ejercicio constante libera beta-endorfinas, una sustancia que se secreta de manera natural en el organismo y que es cientos de veces más potente que la morfina.

Otra teoría asegura que esta sensación de bienestar después del ejercicio se debe a la producción de serotonina en el sistema nervioso central.

Pues esta sustancia es la responsable de los sentimientos de bienestar, de incrementar el apetito y reducir los efectos de la depresión.

De igual manera, la pérdida de peso que conlleva la actividad física regular está asociada a la sensación de bienestar y de que la gente esté contenta con su apariencia. Además, es mucho menos probable que un joven caiga en alguna adicción cuando practica algún deporte.

 

Así que ya sabes siempre será mejor mientras más temprano en nuestra vida nos acostumbremos a ejercitarnos.

La actividad física nos ayuda a tener una buena condición, a sentirnos y vernos mejor, y reducimos de manera significativa el riesgo de contraer muchas enfermedades.

Cuéntanos qué actividad física hacen tus hijos y comparte esta publicación con tus contactos para más personas estén informadas.

 

Ver También: