8 beneficios de las uvas verdes y porque debes comerlas todas las semanas

Las uvas verdes son ricas en sabor, en aportes nutritivos y beneficios a la salud, pues sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes mantendrán sano tu corazón, fortalecerán tus huesos y prevendrán enfermedades crónicas como diabetes tipo 2 y cáncer.

Te invito a conocer más de las cualidades de esta fantástica fruta que nos da la naturaleza. Los siguientes son sus 8 beneficios más importantes.

1. Te hace más longevo

Comer uvas verdes todos los días favorece a que vivas por más tiempo.

Un estudio de la Universidad de Connecticut, Estados Unidos, demostró que el resveratrol hallado en las uvas verdes y en el vino, puede extender la vida útil de la levadura en las placas de Petri (1).

Según el estudio, la sustancia activa genes en las células de la levadura, lo que hace que viva por más tiempo.

Aunque los resultados en humanos son más difíciles de cuantificar, como la vida de las células en la levadura se extendió, se puede concluir que las células humanas también son afectadas positivamente al comer alimentos con altos contenidos de resveratrol, como las uvas verdes.

2. Mejora la salud de los ojos

Esta fruta suma zeaxantina y luteína, dos antioxidantes que mantienen saludable tus ojos y que eliminan las cataratas, la degeneración macular y el daño a la retina, beneficios respaldados por estudios recomendados por la Asociación Americana de Optometría.

Esta asociación también recomienda incluir otros alimentos con zeaxantina y luteína para la salud ocular (2).

Lee también nuestra guía sobre Los Mejores Alimentos Y Vitaminas Para Los Ojos

3. Favorece a prevenir el cáncer

Aunque casi todas las verduras y frutas no modificadas genéticamente pueden prevenir el cáncer, las uvas verdes son muy superiores por sus altos contenidos de resveratrol.

Las uvas de este color además suman antocianinas y los flavonoles, otros elementos saludables igualmente potentes.

La abundancia de fenoles en sus semillas favorece a prevenir el cáncer de pulmón, el cáncer de mama metastásico, los cánceres colorrectales, el cáncer de próstata y el cáncer de la piel (3).

Las semillas de la uva verde están disponibles como un extracto en altas concentraciones. Búscalo en tiendas naturistas o come un puñado de la fruta todos los días para gozar de sus beneficios anticancerígenos.

4. Previene enfermedades cardíacas

Los polifenoles son componentes naturales hallados en las frutas. Ayudan a prevenir enfermedades del corazón, sobre todo en uvas convertidas en vino.

Investigaciones sugieren que los polifenoles de la uva pueden reducir el colesterol malo y la presión arterial, además de mantener sano a tu corazón (4).

“La paradoja francesa” es una expresión de muchos años que describía cómo el pueblo francés gozaba de un bajo riesgo de enfermedades cardiovasculares, pese a tener una dieta rica en grasas (5).

La ciencia descubrió la razón; era la ingesta regular de vino. Se cree que el responsable de este efecto es el resveratrol, polifenol hallado en la piel de la uva (6).

Aunque los niveles más altos de esta sustancia están en el vino tinto, también lo contienen las uvas verdes y el vino blanco.

5. Reduce tu presión arterial

El sodio aumenta la presión sobre las paredes de tus arterias y empeora la hipertensión.

Si sufres de presión alta, comer alimentos ricos en potasio favorecerá a eliminar el exceso de sodio.

El abundante potasio de las uvas puede equilibrar este elemento químico de tu cuerpo y ayudar a moderar tu presión sanguínea (7).

Un estudio clínico en ratas alimentadas con uvas pulverizadas concluyó que aun con una dieta alta en grasas, los roedores no sufrieron problemas de hipertensión ni enfermedades relacionadas.

Aunque el potasio favorece a tratar una condición de hipertensión, incluso si comes sal regularmente (8), no significa que debas comer alimentos muy salados y grasosos.

Elige los no procesados y ricos en nutrientes para cuidar tu salud. Las uvas verdes se ajustan perfectamente a un estilo de vida saludable.

Lee también nuestra guía sobre Las Top 10 Hierbas Medicinales Para Bajar La Presión Arterial Alta

6. Protege tus huesos de la osteoporosis

La osteoporosis es consecuencia de la pérdida de minerales en los huesos. Estos quedan porosos.

Además de esta pérdida ósea, la enfermedad puede incluir una falta de producción ósea, condición que se desarrolla con pocos o ningún síntoma.

Los huesos están más propensos a romperse porque son más frágiles, no son suficientemente densos. Los que ya están rotos tardan más en sanar.

Una investigación de 2015 halló que las uvas verdes son capaces de aumentar la densidad ósea y disminuir el riesgo de osteoporosis (9).

Los investigadores concluyeron que la vitamina K, nutriente de la fruta, puede aumentar las funciones o efectividad del calcio al ser usados al mismo tiempo. Ambos nutrientes contribuyen a un corazón más saludable.

Aunque el calcio se emplea para mejorar la salud ósea, nuestro cuerpo no lo absorbe tan efectivamente como quisiéramos.

Según datos oficiales, cerca de 50 millones de adultos en Estados Unidos tienen osteoporosis, 47 millones de ellos, mujeres. (11)

Una investigación demuestra que el calcio por sí solo puede no ser lo mejor para pacientes con osteoporosis (10).

Nuestra recomendación es que acompañes tu ingesta de calcio para aumentar tu densidad ósea, con uvas verdes.

Con solo una taza de la fruta gozarás de sus beneficios y mantendrás huesos fuertes y sanos.

Lee también nuestra guía sobre La Osteoporosis: Causas, Síntomas, Tratamiento, y Prevención

7. Es antibacterial

Su propiedad antibacterial es la menos conocida.

El hábito de comer uvas verdes te hará más resistente a la gripe y a resfriados, porque la fruta combate las bacterias. Investigadores apuntan a que formas concentradas de la uva pueden incluso curar infecciones por hongos (12).

El responsable de esta propiedad antibacterial es el orujo, residuo de la producción de vino.

Se descubrió que puede eliminar bacterias peligrosas como el E. coli, los estafilococos y matar la candida, hongo que provoca muchos daños al cuerpo.  (13)

Asegúrate de comer toda la uva. Si no te gustan sus semillas, no las comas. Una porción de media taza al día será lo ideal.

8. Reduce los síntomas de la diabetes

Las uvas enteras pueden tratar la neuropatía diabética, condición muy dolorosa que afecta los pies y las manos. (14)

Los diabéticos son muy propensos a este tipo de daño por el potencial detrimento que puede ocurrir si los niveles de sangre son muy altos o no están controlados adecuadamente.

La neuropatía diabética puede afectar tus órganos internos, incluyendo el corazón. Sus síntomas más comunes son (15):

  • Debilidad muscular
  • Dolores agudos o calambres
  • Sensaciones de hormigueo o ardor
  • Pérdida de equilibrio y coordinación
  • Pérdida de reflejos, especialmente, en el tobillo
  • Mayor sensibilidad al tacto, incluso una sábana puede causar mucho dolor
  • Adormecimiento o reducción de tu capacidad para sentir dolor o cambios de temperatura
  • Deformaciones en los pies, infecciones, úlceras, dolor de huesos y articulaciones

Las uvas verdes favorecen a tratar estos síntomas al mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. La inflamación y el dolor también disminuirán. (16)

Lee también nuestra guía sobre Por Qué La Obesidad Causa Diabetes Tipo 2, Y Cómo Prevenirla

Datos nutricionales de las uvas verdes

Las uvas están llenas de vitaminas y minerales, casi no tienen grasa y son muy bajas en calorías. Una taza o 151 gramos de ellas puede contener (17):

  • 1.4 gramos de fibra
  • 0.2 gramos de grasa
  • 1.1 gramos de proteína
  • 0.2 miligramos de cobre
  • 0.1 miligramos de tiamina
  • 288 miligramos de potasio
  • 0.1 miligramos de riboflavina
  • 22 microgramos de vitamina K
  • 0.1 miligramos de vitamina B6
  • 16.3 miligramos de vitamina C
  • 0.1 miligramos de manganeso
  • 27.3 gramos de carbohidratos

¿Cómo consumir las uvas verdes?

Las siguientes son las formas más populares de comer uvas verdes:

  • En gelatinas
  • En vino blanco
  • Como jugo de uvas
  • En platos con arroz
  • En ensaladas de frutas
  • En mermeladas y jaleas
  • En brochetas a la parrilla
  • Secas en formas de pasas
  • Congeladas para postres o ricos licuados

¿Deberías tomar jugo de uva?

Sí, el jugo de uvas es un buen complemento al agua mineralizada para refrescarte en un día caluroso. Sin embargo, al hacerlo podrías extraer muchos de sus nutrientes y concentrar azúcares.

Si quieres incluir el jugo de la fruta a tu dieta, valora la siguiente e importante información.

El jugo de uva no suma la fibra que sí tiene la fruta. Esta es la que ayuda a controlar los niveles altos de insulina que se libera cuando consumes carbohidratos y azúcares.

Los jugos de frutas contienen más calorías que la fruta fresca, incluyendo los de uva. Una taza de las verdes, alrededor de 240 mililitros, suma 60 calorías, mientras que 240 mililitros de jugo te hará ganar 140 calorías.

Aunque la fruta tiene un índice glucémico de rango medio con 46, el jugo de uva tiene un alto porcentaje de azúcar. Si sufres de diabetes deberás cuidar tu ingesta de este producto.

¿Qué pasa si no me gusta el vino?

En muchos de los beneficios de la uva se menciona el vino blanco elaborado con las de color verde, pero ¿qué pasa si no te gusta esta bebida?

No tienes de qué preocuparte, porque la mayoría de los componentes que hacen al vino saludable, ya están presentes en la uva verde.

Información básicos sobre las uvas verdes

Las uvas verdes se consideran bayas, no frutas.

La mayoría de nosotros prefiere las verdes sin semillas por ser más firmes, grandes y deliciosas.

Hace más de 300 años los exploradores españoles trajeron consigo las variedades más dulces y grandes de la fruta, pese a que una especie relacionada con esta ya existía en las Américas, al momento de su arribo. Desde entonces, se han cultivado docenas de variedades especializadas e híbridas.

Se conoce evidencia de que el cultivo y consumo de la uva data de hace más de 6000 años en el Cercano Oriente. Esto hace de la fruta uno de los primeros cultivos agrícolas conocidos.

Las uvas tienen más de 8000 variedades alrededor del mundo y estas se emplean para preparar vino de mesa, en pasas o grosellas, y para su consumo crudo o cocido.

Cada año se producen 72 millones de toneladas de uvas en todo el mundo y más de 7 billones de galones de vino.

Las uvas consideradas blancas son en realidad verdes. El blanco se les da a las uvas verdes que se transforman en vino blanco. Solo se necesita alrededor de un kilogramo para hacer una botella de la bebida.

Riesgos y efectos secundarios de las uvas verdes

La ingesta de uvas será segura siempre que no sea exagerada. De ser así, no se descarta la diarrea. Tampoco que algunas personas sufra alergia, vómito, náuseas, indigestión, dolor de cabeza, de estómago, infecciones y problemas musculares, todo esto poco probable.

Conclusión

Comer una taza de uvas verdes te ayudará a sentirte lleno mientras mantienes tus huesos y corazón saludables. También ayudan a prevenir enfermedades graves como el cáncer y la diabetes tipo 2. Todo apunta a que debes comerlas más seguido.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan los 8 beneficios de las uvas verdes.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here