6 beneficios del licuado de jengibre y cómo prepararlo

El jengibre es una raíz que se ha utilizado durante siglos como un remedio natural en distintas culturas (alrededor de todo el mundo) por sus extraordinarias propiedades.

El jengibre es un alimento que aporta energía, hidratos de carbono, fibra y proteína; además nos ofrece vitaminas del complejo B, vitamina C y vitamina E, así como algunos minerales como el calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc (1).

Beneficios del Licuado de Jengibre para tu Salud

Entre las propiedades curativas del jengibre encontramos que:

1. Ayuda con Problemas Estomacales

Ayuda a reducir el dolor estomacal y la náusea ocasionados por intoxicación alimenticia, enfermedades virales o bacterianas, mareo por movimiento y náuseas matutinas, entre otros.

2. Es Antiinflamatorio

Es un antiinflamatorio natural que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a reducir el dolor causado por la artritis, tendinitis y otras enfermedades de esta índole.

3. Ayuda con el Dolor Menstrual

Alivia los molestos calambres menstruales.

4. Te Ayuda con el Resfriado

Previene el resfriado común y la gripa, así como a calmar sus síntomas.
Es auxiliar en el tratamiento de la migraña.

5. Podría Ayudar a Tratar Algunos Tipos de Cáncer

Algunos estudios han demostrado que el jengibre ayuda a combatir las células cancerígenas, incluyendo las de cáncer de colon y de ovarios.

6. Ayuda con la Acidez Estomacal

Alivia la acidez estomacal, sin necesidad de gastar en medicamentos costosos.

Estas son algunas de las afecciones que más comúnmente se tratan con el jengibre, aunque no las únicas.

Con el tiempo se sigue descubriendo toda una gama de propiedades que esta raíz posee, lo cual hará de tus licuados una verdadera fuente de salud si les agregas este ingrediente.

Debes estar pendiente al momento de consumir el jengibre que no sea contraproducente para tu salud, si tienes gastritis, problemas intestinales, tomas anticoagulantes, tienes medicación para la tensión o usas insulina, consulta primero con un especialista antes de aventurarte a tomar licuados con este tubérculo.

El Sabor del Jengibre es un Poco Peculiar para Algunas Personas Acostumbradas al Azúcar

Si estás empezando a tomar licuados o batidos como una opción saludable para tu alimentación, quizá iniciar con el jengibre no sea la mejor opción por su fuerte sabor.

Pero si ya estás acostumbrado al sabor de los vegetales y frutas mezclados con varios ingredientes, el jengibre es una excelente opción para darle variedad y aprovechar todos los beneficios de salud que esta raíz te puede aportar.

Así pues, a continuación exploraremos algunas opciones de licuados saludables a las que añadiremos este tubérculo y que puedes incorporan a tu plan de alimentación.

Lee nuestra guía sobre las propiedades y beneficios de usar jengibre en la comida + recetas

Recetas de Licuados con Jengibre

Licuado de Jengibre

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 5 moras frescas
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de jengibre fresco picado
  • Unas cuantas hojas de kalé, cortadas en piezas pequeñas
  • 1 cucharadita de semillas de chía
  • 5 o 6 cubos de hielo

Preparación

Añade todos los ingredientes al procesador de alimentos en el orden mencionado. Si no cuentas con un procesador muy potente, se recomienda ir mezclando los ingredientes poco a poco para obtener la textura adecuada.

Con anterioridad debes haber activado las semillas de chía, es muy sencillo de hacer solo deja la cucharadita de semillas remojando en un vaso con cuatro cucharaditas de agua, de esta forma podrás absorber mejor sus nutrientes incluído el omega 3.

En el caso del jengibre, lo ideal es tomar una raíz y cortar unos 3 cm de la misma. Después es necesario retirar la cáscara, cortarlo en trozos pequeños y posteriormente colocarlo en el procesador.

Finalmente obtendrás tres tazas de un delicioso licuado, cuyo sabor no resulta tan dulce, pues lleva poca fruta. Pero aun así es muy agradable y los ingredientes se llevan muy bien con el sabor del jengibre.

Lee también nuestra guía sobre los 5 licuados para desinflamar el estómago rápidamente

Licuado Verde de Mango, Jengibre y Col Rizada

Este licuado se prepara muy fácilmente con una licuadora o procesador de alimentos en cinco minutos y con tan solo cinco ingredientes.

Si alguna de las frutas que utilizaremos no es de la estación en la que lo estás preparando, no te preocupes, siempre puedes recurrir a la fruta orgánica congelada que resulta una gran opción en esos casos.

Claro que aunque no es tan buena como la fruta fresca de estación, se puede utilizar ocasionalmente para satisfacer un antojo.

Ingredientes

  • Opcional: 1 taza de hielo en cubos
  • 2 tazas (60 g) de col rizada en paquete, ya sea fresco o congelado (de preferencia orgánico)
  • 1 taza (165 g) de cubos de mango congelado (de preferencia orgánico)
  • 1 taza (150 g) duraznos congelados (de preferencia orgánicos)
  • 1 cucharada (6g) de jengibre fresco picado
  • 1 ½ -2 limones exprimidos (1/4 taza o 60 ml)
  • 1 1/2 tazas (360 – 480 ml) de agua de filtro
  • Opcional: 1 cucharada (15ml) de jarabe de maple (dependiendo de qué tan dulce esté la fruta)

Preparación

Añade el hielo al procesador de alimentos y licúa. Posteriormente añade el kalé, el mango, los duraznos, el jengibre, el jugo de limón –iniciando con un limón (2 cucharadas o 30 ml)– y posteriormente añadiendo el resto y 1 taza de agua (240 ml) para empezar.

La cantidad total de agua dependerá de qué tantos de tus ingredientes se encuentren congelados.

Licúa hasta suavizar todos los ingredientes, solo añadiendo agua poco a poco, conforme se vaya necesitando. Baja los restos que vayan quedando en las paredes del procesador y vuelve a licuar conforme se amerite.

Una vez que se hayan integrado todos los ingredientes, comprueba su sabor y añade los ingredientes que sean necesarios. Si está demasiado ácido, agrega más fruta o un poco de miel de maple (opcional). Si requieres que quede más ácido, añade el jugo de otro limón.

Para hacerlo más espeso o frío añade más hielo. Licúa hasta obtener la textura deseada. Reparte la bebida en dos porciones y toma de inmediato.

Se recomienda consumir este licuado fresco, aunque si te llega a sobrar, lo puedes conservar en el congelador convirtiendolo en un rico helado.

Algo que necesitas saber acerca de este licuado es que es espeso, pero no excesivamente cremoso, con la acidez perfecta, no es demasiado dulce, y a pesar de estar elaborado con muchas plantas verdes, disimula muy bien su sabor.

El hecho de tener jengibre y frutas es muy saludable además esto hace que tenga un delicioso sabor.

Algunos Hacks para Añadir el Jengibre a tu Dieta:

En un principio lo más recomendable es ir añadiendo el jengibre poco a poco a tus recetas, pues su sabor es fuerte y debes irte acostumbrando. Por ello, aumenta las cantidades gradualmente.

Siempre que te sea posible consigue alimentos orgánicos para preparar tus licuados.

No te sorprendas si en un principio no toleras el sabor del jengibre. Toma algo de tiempo acostumbrarse, pero poco a poco aprenderás a disfrutarlo y a valorar sus propiedades.

Este licuado resulta una excelente opción para los días de invierno porque protege el sistema inmunológico.

Por supuesto que puedes añadir un poco de jengibre a prácticamente cualquier mezcla de licuado, la única recomendación es que no lo mezcles con ninguno que contenga base de chocolate, pues estos dos sabores no hacen una buena combinación.

Para realmente poder aprovechar los beneficios del jengibre, se recomienda añadirlo fresco, aunque algunos de tus demás ingredientes sean congelados.

Cuéntanos en la sección de comentarios cuáles son tus recetas favoritas de licuados y si has experimentado añadiéndoles jengibre.

Bibliografía

  1. Dhanik, J., Arya N., y Nand V. (2017). A review on Zingiber OfficinaleJournal pharmacognosy and Phytochemistry, 6 (3): 174-184.

Ver También: