Cómo cosechar la raíz de diente de león y hacer un té

El diente de león es una planta resistente que hallamos con frecuencia en jardines y parques. Aunque se le considera una mala hierba, también suma propiedades para la salud que vale la pena aprovechar.

Te invitamos a aprender a cómo extraer las raíces del diente de león para preparar el té de raíz de esta planta, su parte más medicinal.

Beneficios de consumir raíz de diente de león

El también conocido como, achicoria amarga, es abundante en nutrientes y antioxidantes que desintoxican el cuerpo. Su sabor amargo es ideal para la digestión y sus raíces son estimulantes para el hígado, riñones y la vesícula.

Está cargada de inulina, sustancia que favorece a la salud de la flora intestinal porque llega directamente al colon, donde provee alimento y nutrientes a las bacterias buenas del sistema digestivo.

Aunque crece en muchos lugares, puedes comprarla en tiendas naturistas o herbolarias especializadas.

Lee nuestra guía sobre las 9 propiedades del diente de león

Cosechar la raíz de diente de león

El final de las lluvias más fuertes del año es el momento ideal para buscar raíces de diente de león, porque es la temporada en la que estas suman más nutrientes pues las flores ya esparcieron sus semillas. Además, el suelo está más húmedo y es más fácil extraerlas.

Aprovecha sus brotes y flores en la primavera ya que concentran la mayor parte de nutrientes. Las raíces cosechadas en esta temporada serán más amargas y las recogidas al final del otoño, un poco más dulces y con más inulina.

Cosecha las raíces de jardineras elevadas o en lugares sin mascotas, mucho menos perros callejeros. Mientras más limpio y libre de contaminantes esté el ambiente, mejor resultará la infusión.

Una vez que las lluvias hayan pasado o que esté cerca el invierno, será buen momento para salir a cosechar tus raíces.

Si el suelo ya está suave bastará con jalar la planta tomándola lo más cerca que puedas de la tierra, con gentileza y dejando que la raíz salga poco a poco.

Que esta se rompa será un indicativo que posiblemente el suelo aún está duro. Ayúdate con un tenedor para hacer palanca por debajo de la tierra.

Preparación de la raíz de diente de león en infusión

Tras llegar a casa con todas las plantas de diente de león cosechadas, separa las raíces de los tallos, lávalos con cuidado de no dañar el recubrimiento y deja que se sequen.

Una vez secas, corta las raíces en pedacitos. Emplea un deshidratador de alimentos para deshidratarlas más rápido, si no, déjalas al sol por varios días y sobre papel absorbente.

Una vez que los trozos estén secos, úsalos así o dóralos un poco para aumentar su sabor y propiedades. Debes hacerlo en una sartén antiadherente a fuego medio y sin agregar aceite.

Revuelve hasta que las raíces ganen un color café oscuro y comiencen a soltar su característico aroma. Evita que se quemen.

Puedes dorarlas también en el horno pero con cuidado para que las de abajo no se doren más de lo necesario. Almacénalas en un frasco de vidrio con tapa hermética y comienza a utilizarlas.

Lee nuestra guía sobre los efectos secundarios y contraindicaciones del diente de león

Recetas con raíz de diente de león

Té de diente de león

El té de raíz de diente de león es una bebida nutritiva y diurética que beneficia al hígado y ayuda al cuerpo a eliminar toxinas. Se ha utilizado por años como remedio natural para la salud hepática y renal.

Toma un puño de raíces de diente de león secas y tritúralas un poco. Colócalas en una olla junto con una taza y media de agua y déjalas a fuego medio por 15 minutos. Apaga la flama y deja que el té se asiente por 5 minutos más.

Sirve caliente y endulza con algo de miel si tienes poca tolerancia con los sabores amargos.

Té de diente de león con mantequilla

El ingrediente activo de algunas infusiones se metaboliza mejor con un componente lípido de por medio. Por eso esta infusión con mantequilla orgánica potencia sus beneficios.

Ingredientes

  • Taza y media de agua
  • 1 cucharada de mantequilla orgánica
  • 2 cucharadas de trozos de raíz de diente de león seca

Elaboración

Hierve agua y echa las raíces cuando haga ebullición. Déjalas infusionar por 20 minutos. Cuela el té dentro de la licuadora, agrega la mantequilla y muele. También puedes agregar miel.

Sirve en una taza y bebe inmediatamente.

¿Se puede usar toda la planta de diente de león?

Sí. Sus raíces, flores, hojas y tallos, no son tóxicos.

Muchas personas usan las flores y los brotes tempranos para agregar a numerosas recetas y ensaladas.

Aunque son un poco más amargos, las hojas y los tallos pueden añadirse a las verduras al vapor.

Toda la planta se usa para preparar aceite infusionado o tintura para dolores musculares y en las articulaciones.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también aprendan a cosechar la raíz del diente de león y recetas para hacer té.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here