7 Formas Para Evitar La Piel Grasa Que Harán El Cuidado De La Piel Más Sencillo

Pienso que vas a estar de acuerdo conmigo cuando digo:

Es peligros tener piel grasa o piel propensa al acné.

Aquí te daré 7 formas que puedes hacer para prevenir la piel grasa.

como-evitar--la-piel-grasa-1

Evitar la piel grasa es más sencillo de lo que crees: algunas personas (en especial al acercarse la adolescencia, a partir de los 12 a 13 años) comienzan a percibir que su cutis produce demasiado aceite; la piel brilla, está gruesa y luce muy mal. No hay maquillaje que detenga ese proceso y no tarda en aparecer uno de los enemigos más temidos: el acné.

Si quieres leer 18 remedios para tratar el acné y las espinillas haz click aquí.

La piel grasa trae múltiples consecuencias, no sólo físicas y estéticas, sino psicológicas. Afortunadamente, hay varias formas sencillas para cuidar tu piel y ayudar a poner fin (o por lo menos mantener bajo control) a un cutis graso.

Aquí están las 7 formas para evitar la piel grasa:

1.- Deja de lavarte tanto la cara

Se que esto es lo contrario de lo que te dicen que hagas para tratar el acné y la piel grasosa. Pero lavarte la cara con productos de secado empeora la situación.

Porque el sebo (el aceite natural que produce tu piel) no es totalmente mal. Tu cuerpo lo produce para proteger y lubricar tu piel . Cuando estas constantemente quitando el sebo de tu cara, tu cuerpo recibe esto como una señal de que ocupa producir más sebo, tu cuepo acaba produciendo tanto sebo que se ve la cara de la piel llena de grasa.

No laves tu cara más de 2 veces al día. Puedes levarte la cara solo 1 vez al día

Si quieres usar producos naturales para lavarte la cara puedes usar la miel manuka o miel natural.

Al principio la cara de tu piel se va a sentir llena de grasa, y vas a querer lavarla, pero no lo hagas. Pronto tu cuerpo mandará la señal de dejar de producir sebo.

No uses productos abrasivos más de una vez por semana. Este tipo de productos (caseros o no) son excelentes para remover espinillas y pequeños depósitos de grasa, pero no se puede abusar de ellos.

En lugar de eso puedes lavar tu cara con una toallita o esponja de textura rugosa pero muy suave, que remueva impurezas sin lastimar. En cuanto a frecuencia, recomiendo este lavado como mínimo por la mañana y en la noche. Respeta este ritmo de dos veces al día y mantendrás los niveles grasos del rostro en los márgenes correctos

2.- Solo lava tu piel con agua tibia

Usar agua caliente estimulara la produción de sebo.

Lávate la cara con agua tibia, esta te va a ayudar a remover la grasa junto con el limpiador que hayas elegido y facilitando la acción de éste, cosa que no pasará con el agua fría. El agua demasiado caliente puede irritar tu piel y el resultado final será catastrófico.

como-evitar--la-piel-grasa-4

3.- Mejora tu alimentación y tú estilo de vida

Si ya disminuiste las veces que te lavas la cara y evitas lavarte la cara con agua caliente, pero aun te sientes con la piel grasa, tienes más puntos que hacer. La producción de aceite esta estimulado por nuestras reacciones hormonales las cuales estan influenciadas por la dieta y el estilo de vida.

Aumentar ingesta de frutas, verduras y fibras a la vez que se disminuyen las grasas, mantequilla, alimentos procesados, alimentos fritos y aceites. Evita los lácteos por un tiempo, las hormonas en la leche tienen mucha influencia sobre la producción de aceite y acné.

Beber mucha agua e incrementar la transpiración cutánea (especialmente haciendo ejercicio).

4.- Usa un limpiador suave

¿Por qué digo limpiador? Porque si tienes posibilidades económicas de adquirir una buena crema, esto será muy bueno. Pero también puedes utilizar un jabón neutro, de glicerina o de bebé, todos productos que limpiarán sin irritar tu piel. Si optas por jabones más astringentes, quitarás la grasa en los primeros momentos, pero rápidamente la piel se defenderá produciendo más y más grasa. ¡precisamente lo que no quieres!

5. Verifica y sosten una adecuada hidratación de tú rostro

Esto es un punto clave, cuyo balance muy especial debes aprender a distinguir: no es lo mismo una piel no grasosa que una piel seca. Lo ideal es una piel correctamente hidratada, sin adición de componentes grasos.

6. Elegir y aplicar maquillaje adecuado

Esto es muy, pero muy importante. Conozco muchas personas que en el intento de disimular este problema, aplican maquillaje en exceso, particularmente polvos cosméticos, pues consiguen opacar ese brillo antiestético característico de la piel grasa.

Pero si no lo haces bien, o no eliges los productos adecuados, el problema sólo se agrava y se torna un círculo vicioso: los poros se obstruyen, los aceites naturales no fluyen y se forman antiestéticos y dolorosos depósitos de grasa.

como-evitar--la-piel-grasa-6

7.- Usa toallitas o almohadillas astringentes para prevenir la piel grasa

Son especialmente útiles si eliges usar cremas de limpieza en lugar de agua y jabón suaves. Además son ideales para una emergencia, por ejemplo en la oficina o en un transporte público donde quieras estar impecable y no dispones de elementos de higiene cercanos. Recomiendo que lleves alguna siempre a mano en tu bolso.

como-evitar--la-piel-grasa-3

8.- Consulta a un dermatólogo si no ves resultados

En casos persistentes o más graves, si nada de lo anterior funciona debes de acudir con tu dermatólogo para que te de el tratamiento correcto.

Ahora bien
Te comenté antes que enfocaré atención en uno de los ocho puntos que siempre, pero siempre podrás poner en práctica. ¿Adivinas cuál es? Probablemente sí…, porque lo cité en primer lugar: la higiene.
Confía en mi: habrá casos que se resolverán casi exclusivamente de esta forma, o a lo sumo, combinándola con una alimentación adecuada.

Lee los 10 mejores jabones para la piel propensa al acné

Ver también:

Usa una mascarilla de arcilla para prevenir la piel grasa

Nada tan eficaz como acudir a una máscara de arcilla. Su efecto es que secan tu piel y consigue eliminar la mayor parte de los excesos de grasa, pero siempre debes usarlas con moderación y asesorarte bien sobre cómo se aplican, en caso de que debas hacerlo por ti mismo y no con una cosmetóloga especialista.

Pon en práctica estos consejos, cuántos más puedas adoptar entre tus hábitos, mejor. Créeme que depende sólo de tu voluntad, porque los más eficaces, la higiene y la alimentación, no requieren de visitas al médico o que pagues tratamientos caros que estén fuera del alcance de tu presupuesto. Todo es cuestión de decisión y voluntad, te lo aseguro.