Como hacer jabón casero diy – [100% natural]

 

La fabricación de un jabón totalmente natural en el hogar puede convertirse en una pasión.

Si dispones de un día libre, podrás elaborar tu propio jabón personalizado, siguiendo el procedimiento que expondremos en este artículo.

A lo mejor te apasionas tanto, que después de dominar la técnica, abres tu propio negocio de producción y venta de jabones artesanales.

Elaboración De Jabón: Los Conceptos Básicos

Fabricar jabón en casa puede ser tan simple o tan complicado como desees. El gran atractivo de aprender a elaborar jabones es que puedes añadirles una gran variedad de ingredientes y fragancias de tu preferencia.

El procedimiento no es difícil, pero requiere cierta práctica.

El jabón es ciencia química y en las reacciones químicas son cruciales las cantidades para obtener los resultados deseados, así que es muy importante medir cuidadosamente los ingredientes.

Por lo general, las recetas traen sus cantidades expresadas en onzas o gramos, lo cual requiere de una báscula de cocina.

Sin embargo, estas cantidades pueden expresarse también en tazas, haciendo el proceso más fácil para quienes no disponen de una pequeña balanza. Solo tienes que medirlas con cuidado para obtener buenos resultados.

La Soda Cáustica

El hidróxido de sodio (fórmula: NaOH) o soda cáustica cristalizada es la base química para elaborar jabón casero, es el único ingrediente insustituible y también es conocido como:

  • Sosa cáustica.
  • Hidrato de sodio.
  • Sosa lejía.
  • Jabón de piedra.

No sustituyas la soda cáustica por limpiadores de drenajes (como Drano) que contienen hidróxido de sodio, porque las mediciones podrían imprecisas y corres el riesgo de añadir componentes indeseables a tu jabón.

Como indica su nombre, la soda cáustica es un compuesto cáustico que puede quemar los tejidos orgánicos.

Tiene la capacidad de quemar la piel y hacer agujeros en las telas, por lo que debe manipularse con sumo cuidado, portando guantes, ropa que cubra todo el cuerpo, protección para los ojos e incluso un antifaz.

Al combinar la soda cáustica con el agua, se produce una reacción altamente exotérmica y la mezcla se calienta, despidiendo vapores.

En las cantidades involucradas en la fabricación de jabón casero, los gases de la reacción de hidratación de la soda cáustica pueden durar entre 30 y 60 segundos, causando cierto malestar en la garganta, que desaparecerá a los pocos minutos.

Nunca agregues el agua a la soda cáustica, ya que podrías activar un pequeño volcán. Lo correcto es agregar la soda cáustica al agua, removiendo constantemente.

Si la soda cáustica se deposita en la parte inferior del envase podría calentarse de nuevo y producir una pequeña explosión.

El papel de la soda cáustica es actuar como agente de saponificación para convertir grasas en jabón. Una vez que ocurren las reacciones de saponificación, la soda cáustica se extingue y el jabón queda libre de ella.

El Equipo Necesario

Al elaborar jabón casero de manera frecuente, es preferible destinar utensilios distintos a los empleados para cocinar. Una limpieza profunda puede resolver el problema, pero es mejor mantener las dos actividades separadas.

Los recipientes apropiados son de:

  • Acero inoxidable.
  • Vidrio templado.
  • Esmalte.

Y los que deben evitarse, ya que podrían reaccionar con la soda cáustica, son de:

  • Cobre.
  • Aluminio.
  • Plástico (algunos sirven, pero otros pueden derretirse).

Las cucharas pueden ser de plástico de estireno o de silicona.

Se requieren unos moldes para jabón, que pueden comprarse por internet o en una tienda especializada.

Los moldes de silicona para hornear también funcionan.

Otros artículos que se requerirán son:

  • Un tarro de una pinta (16 onzas líquidas o 473,2 ml).
  • Papel periódico.
  • Termómetro de acero inoxidable que permita hacer lecturas de entre 90 y 200 °F.
  • Papel encerado.
  • Una toalla vieja.

Aditivos

Puedes poner una gran variedad de aditivos en tu jabón. Los más usuales son:

Hierbas

La materia herbal empleada como aditivo debe estar seca. La cantidad de opciones es enorme e incluye lavanda, manzanilla, limoncillo, musgo de roble, alfalfa, acacia, aloe vera, angélica y muchas otras.

La tienda en línea de Mountain Rose Herbs ofrece varias decenas de hierbas que puedes añadir a tu jabón (1).

Aceites Esenciales

Los aceites esenciales son extractos obtenidos de las hojas, tallos, flores, semillas y raíces de las plantas.

También en el campo de los aceites esenciales la variedad disponible para añadir al jabón es inmensa.

Mountain Rose Herbs ofrece aceites de Allspice (pimienta de Jamaica), Amyris, Angélica y Anís, solo por mencionar los catalogados con la primera letra del alfabeto (2).

Lee nuestra guía sobre los riesgos y peligros de usar aceites esenciales

Colorantes

Cuentas con una amplia paleta para colorear tu jabón. Si quieres un jabón verde, coloréalo con clorofila en polvo. Otras opciones son:

  • Jabón marrón: canela o cacao pulverizado.
  • Jabón amarillo: cúrcuma.
  • Jabón naranja: raíz de remolacha.

El único problema con los colores provenientes de los alimentos es que no se sostienen firmemente en el jabón por mucho tiempo.

Otros Ingredientes

Dependiendo de tu interés, puedes añadir al jabón:

  • Gel de aloe vera.
  • Avena.
  • Café molido.
  • Sal.
  • Harina de maíz.
  • Arcilla.
  • Leche en polvo.

Receta 1 Para Hacer Jabón Casero DIY

El jabón elaborado con la siguiente receta es apropiado para lavar las manos y todo el cuerpo.

Para facilitar la elaboración, las cantidades están expresadas en fracciones de taza, siendo conveniente que marques una escala graduada en la taza para que las mediciones sean precisas.

Ingredientes

  • ⅔ de taza de aceite de coco.
  • ⅔ de taza de aceite de oliva.
  • ⅔ de taza de otro aceite (girasol, cártamo, almendras, semillas de uva o cualquier otro).
  • ¼ de taza de soda cáustica al 100%, comprada en una ferretería o tienda especializada.
  • ¾ de taza de agua destilada o purificada fría.
  • ¼ de taza de hierbas secas.

Los 3 aceites constituyen la base grasosa a saponificar con la soda cáustica. El aceite de coco es importante para generar una buena cantidad de espuma y el de oliva para hacer una barra de jabón firme y suave.

Paso A Paso

Preparación De La Mezcla De Soda Cáustica Con Agua

  • Cubre el área de trabajo con el papel de periódico.
  • Ponte los guantes, anteojos, delantal y demás prendas de protección.
  • Mide exactamente ¼ de taza de soda cáustica.
  • Viértela lentamente en el envase con el agua fría, removiendo constantemente con una cuchara y retrocediendo mientras mueves para alejarte de los vapores.
  • Deja de remover cuando hayas terminado de verter la soda cáustica y el agua haya comenzado a transparentarse.

Preparación De Los Aceites

  • Mezcla los 3 aceites en el tarro (entre los 3 deberían hacer el volumen de una pinta).
  • Calienta en el microondas por un minuto o pon la mezcla al fuego en una cacerola hasta que los aceites hayan alcanzado una temperatura de120 °F aproximadamente.
  • Espera a que tanto la solución de soda cáustica como los aceites alcancen una temperatura de entre 95 y105 °F (de 35 a 40,5 °C).

Las temperaturas correctas son cruciales para el éxito. Si son muy bajas, el jabón quedará grueso y desmenuzable, y si son muy altas los aceites no se unirán apropiadamente con la solución de soda cáustica.

Mezcla De La Solución De Soda Cáustica Con Los Aceites

  • Cuando ambos componentes hayan alcanzado la temperatura deseada, vierte los aceites en el recipiente para mezclar.
  • Agrega lentamente la solución de soda cáustica, revolviendo con una cuchara hasta que los dos ingredientes se mezclen.
  • Continúa revolviendo a mano y sin parar por 5 minutos.
  • Sigue revolviendo a mano o ayúdate con una batidora de inmersión.
  • Deja de revolver cuando la mezcla se transparente y espese, adquiriendo la apariencia de un pudín de vainilla.

El siguiente video ilustra ese momento:

Colocación De Los Aditivos Y Saponificación

  • Agrega las hierbas secas, así como los aceites esenciales que desees añadir a tu jabón, revolviendo hasta que se mezclen bien.
  • Vierte la mezcla en los moldes para jabón y cúbrelos con envolturas de plástico.
  • Cubre los moldes con la toalla vieja para conservar el calor residual.

El proceso de saponificación para convertir los aceites en jabón ya está en marcha.

Revisión, Desmoldado, Curado Y Envoltura

  • A las 24 horas, revisa tus jabones. Si todavía están calientes y suaves, déjalos que sigan reposando por entre 12 a 24 horas adicionales.
  • Cuando los jabones estén fríos y firmes, desmóldalos y colócalos sobre un trozo de papel para hornear o una rejilla de horno.
  • Si has empleado moldes grandes, córtalos en barras de jabón del tamaño deseado
  • Deja el jabón en reposo por otras 4 semanas para que se cure, volteando las barras semanalmente para que todos sus lados queden expuestos al aire.
  • Finalizado el periodo de curado, envuelve cada pieza de jabón en papel encerado o guarda las barras en un recipiente hermético.

La envoltura o guardado hermético no debe omitirse. El jabón elaborado a mano crea su propia glicerina a partir de la humedad ambiental y debe estar protegido para evitar que absorba polvo y otras impurezas del medio ambiente.

La Limpieza Final Es Selectiva

Puedes lavar profundamente y con cuidado los recipientes, instrumentos y mobiliario que hayan entrado en contacto con la soda cáustica. El vinagre es una buena ayuda para neutralizar el hidróxido de sodio.

No te preocupes en limpiar los restos de la mezcla de solución de soda cáustica con los aceites, ya que podrías quemarte innecesariamente con el hidróxido de sodio residual.

En poco tiempo, estos restos se convertirán en jabón y podrás limpiarlos fácilmente con agua caliente y sin riesgos.

El siguiente video contiene el proceso de elaboración de un jabón casero en su expresión más básica.

Emplea un solo tipo de aceite, no contiene hierbas ni esencias y el paso a paso es más rápido, pero es útil para entender la receta más detallada presentada en este artículo.

¿Listo para bañarte con un jabón hecho con tus propias manos y aromatizado por ti mismo con tu fragancia favorita? Solo recuerda tomar todas las precauciones necesarias.

Receta 2 Para Hacer Tu Propio Jabón Ecológico

Esta  receta recicla productos que normalmente desechamos y que lamentablemente contribuyen a la contaminación.

La ventaja de hacer nuestros jabones caseros,  es doble: ahorramos dinero y somos amigables con nuestro planeta.

Si tenemos niños en casa, es muy importante para su educación ver cómo se debe reciclar todo lo posible para proteger el planeta.

Antes de comenzar el proceso de los jabones caseros, hay que tomar algunas precauciones.

En todos los casos, se debe hacer en un ambiente bien ventilado.

Otro aspecto importante es utilizar guantes y gafas protectoras.

No se deben usar recipientes de metal al hacer la preparación, ya que se pueden producir reacciones químicas indeseadas.

Para revolver usaremos una cuchara de madera o un trozo de madera.

Ingredientes Y Materiales

  • Dos litros y medio de aceite usado y colado. Cuando decimos aceite usado nos referimos al que se ha usado para freír. Solo que debemos almacenarlo en un envase de vidrio y colarlo muy bien, de modo que no tenga ningún residuo de fritura.
  • Dos litros y medio de agua.
  • Medio kilo de sosa o soda cáustica. Como este ingrediente es peligroso en su manipulación, siempre lo haremos con guantes y nunca en contacto directo con la piel.
  • Moldes para jabones.

Procedimiento

1. Diluir La Sosa O Soda Cáustica En El Agua

Esto se hace con cuidado y paciencia. Notaremos que en el proceso se libera calor. Es normal y hay que dejar que se pierda temperatura, proceso que puede llevar horas. Este paso se debe hacer con mucho cuidado.

2. Agregar El Aceite Colado

Agregar, siempre revolviendo muy bien y con cuidado, el aceite colado.

3. Calentar

Llevamos al fuego o fuente de calor.

Cuando comienza a hervir, bajamos la temperatura y dejamos que mantenga la ebullición durante dos horas. Hay que estar atentos y vigilando el proceso.

4. Retiramos El Fuego O Fuente De Calor, Pero Seguimos Controlando La Temperatura

Cuando se alcanzan los 40 grados, vamos a introducir los aceites esenciales para lograr un buen aroma en nuestros jabones caseros y, si es de nuestro gusto, colorantes.

En ambos casos lo ideal es usar productos naturales.

Se debe trabajar muy bien la mezcla para que quede homogénea. Si es el caso, separamos el producto para hacer diferentes jabones caseros.

5. Con Mucho Cuidado Vertemos Nuestra Mezcla En Los Moldes

El proceso de secado puede llevar hasta un mes, por lo que puedes preparar una cantidad importante cada vez.

Esperamos tus dudas o comentarios.

Nos vemos.

 

Ver También:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here