Cómo Hacer Una Mascarilla Negra Y Limpiar Tus Poros

Ya no es un secreto que el carbón activado es un gran aliado de la belleza. Con él puedes blanquear tus dientes y añadir volumen a tu cabello. ¿Pero sabías que es maravilloso para tu piel?

Ayuda a extraer impurezas y el exceso de grasa acumulada en la superficie cutánea, limpiando tus poros y haciéndolos lucir más pequeños.

El carbón activado es similar al carbón de leña común, pero está hecho específicamente para uso medicinal y es muy poroso. 

Su porosidad le permite atrapar las impurezas. Por esta razón, se usa para tratar intoxicaciones, gases intestinales y náuseas (1). Se estima que el carbón reduce la absorción de sustancias venenosas hasta en un 60%.

Cuando se aplica en la cara, actúa como un imán absorbiendo las toxinas y las impurezas de la piel. Si te quieres deshacer del acné provocado por el calor y la humedad, y limpiar tu cutis a fondo, aquí tienes 3 excelentes recetas de mascarillas negras:

Lee nuestra guía de la mascarilla negra cómo tratamiento para los puntos negros

Lee nuestra guía sobre quitar granos de la cara

Receta #1: Mascarilla Negra Con Bentonita Y Miel

La arcilla bentonita también actúa como un imán para extraer la suciedad de los poros. Absorbe toxinas, saca puntos negros y mata las bacterias que causan acné. Puede secar un poco la piel y por eso la receta incluye la miel.

La miel de abeja suaviza y alivia la piel, es antibacteriana y ayuda a cualquiera que padezca acné o imperfecciones.

Esta receta utiliza árbol del té, que se usa para el acné debido a sus propiedades antimicrobianas, así como lavanda, que se recomienda para la salud de la piel.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de arcilla de bentonita.
  • 1 cucharadita de carbón activado en polvo.
  • 2 cucharaditas de agua.
  • ½ cucharadita de miel de abeja.
  • ½ gota de cada árbol de té (opcional).
  • ½ gota aceite esencial de lavanda (opcional).

Instrucciones:

  1. En un tazón de vidrio pequeño vierte el agua y el aceite esencial. Espolvorea la arcilla de bentonita sobre la mezcla. Permite que se absorba 10 segundos antes de agregar el resto de los ingredientes para que sea más fácil de combinar.
  2. Usa una espátula de goma pequeña para mezclar. La arcilla hará grumos, así que tomará unos minutos mezclarla completamente. Te alcanzará para 2 mascarillas faciales.
  3. Una vez que la mezcla esté integrada, aplícala generosamente en tu rostro. Déjala secar 10 minutos, antes de lavar con jabón y agua tibia.

Nota: esta mascarilla debe usarse una sola vez y no es bueno almacenarla, pues no tiene conservadores.

Consejos:

El carbón vegetal teñirá los tejidos de color claro y también tu lavabo. Evita que caiga en tu ropa y limpia inmediatamente tu lavabo o fregadero.

Esta mascarilla puede ser difícil de quitar. El jabón suave ayuda a eliminar el resto del carbón de la piel. Usar una toallita también ayuda, pero considera que usarla puede ser muy irritante si tu cutis es sensible.

Esta mascarilla puede resecar algunos tipos de piel, especialmente si usas jabón para quitarla. Aplica después una capa delgada de aceite de almendra dulce, de semilla de calabaza o tu crema facial favorita.

 

RECETA #2: Mascarilla Negra Despegable

Esta receta es muy sencilla y sólo contiene dos ingredientes baratos y fáciles de conseguir: tabletas de carbón y pegamento PVA.

Ingredientes:

  • Tabletas de carbón.
  • Pegamento PVA.
  • Tazón.
  • Cuchara.

Instrucciones:

  1. Vierte el pegamento PVA en un recipiente. Suena un poco extraño, pero usa una marca que no sea tóxica para que no dañe tu piel. Recuerda todas las veces que en preescolar te lo untaste en las manos para despegarlo después. Eso mismo harás aquí.
  2. Añade el carbón hasta que la mascarilla se vea de color negro puro. Si usas cápsulas, ábrelas y vierte el polvo en el pegamento. Si usas tabletas, primero tritúralas en un recipiente aparte.
  3. Aplícala en tu rostro. Puedes usar un pincel de maquillaje o sólo tus dedos. Déjala secar de 20 a 30 minutos.
  4. Cuando esté seca, comienza a despegarla lentamente. Esto podría doler un poco si tienes vello facial. Trata de sacar todo lo que puedas de la mascarilla, ya que eso extraerá toda la suciedad, especialmente la escondida en los poros (2).

Consejos:

  • Si tienes alguna molestia, o ves que algunas secciones de tu mascarilla se han agrietado o desmoronado, usa una toalla caliente y limpia con movimientos circulares.
  • También puedes usar la mascarilla en un área específica, como la nariz, donde funciona como una tira para espinillas.
  • Tus poros estarán limpios y no sólo se verán más pequeños, sino que tu rostro lucirá increíblemente lozano.

Lee nuestra guía sobre las 20 formas secretas de usa el aceite de coco para la piel de tu cara y el cuerpo

RECETA #3: Mascarilla Eliminadora De Puntos Negros

Esta mascarilla reducirá el tamaño de los poros, mejorará la textura de tu piel y disminuirá las imperfecciones.

Ingredientes:

  • 1 ½ cucharadita de arcilla de bentonita.
  • 2 cápsulas de carbón activado o ¼ de cucharadita de polvo de carbón activado.
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana.
  • 1 ½ cucharadita de agua.

Instrucciones:

  1. Abre y vacía las dos cápsulas de carbón activado y mezcla todos los ingredientes en una pasta homogénea.
  2. Remueve esta mezcla con una cuchara de plástico o de madera, ya que tanto el carbón como la arcilla extraen toxinas de los metales. Asegúrate de guardarla en un recipiente no metálico.
    ¡Atención! Haz una prueba en la parte inferior de la muñeca para asegurarte de que no tengas reacciones adversas (un paso importante al probar un nuevo producto, incluso si es natural).
  3. Lávate el rostro con un limpiador suave y sécalo parcialmente, de modo que no esté mojado, sino húmedo.
  4. Aplica la mascarilla de manera uniforme, evitando la delicada piel alrededor de los ojos y los labios. Déjala reposar de 7 a 10 minutos, hasta que seque.
    A medida que se seca, comenzará a sentirse tirante sobre la piel, incluso puedes sentir un poco de comezón. Si comienzas a sentirte muy incómoda, quítate la mascarilla.
  5. Lávala, date palmaditas suaves en la cara con una toalla limpia y aplica un humectante natural.

Consejos:

  • Para que no queden restos de carbón activado en tus poros, lo mejor es exfoliar antes el rostro con cuidado, preferiblemente la noche anterior para que la piel no se irrite al aplicar la mascarilla.
  • También puedes exfoliar suavemente el cutis después de enjuagar la mascarilla y así eliminas cualquier resto de carbón activado.
  • Puedes aplicar un aceite facial para aflojar el carbón activado y levantarlo del poro.

¡Ahí tienes! Con unos cuantos ingredientes, puedes hacer una mascarilla negra rápida y fácilmente. Sentirás tu piel más clara, desintoxicada y suave.

Te dejo un video con otra receta interesante: 

Lee cuáles son los mejores productos para hacer mascarillas negras

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here