Cómo identificar el comportamiento bipolar – identifícalo cuando lo mires

Se estima que en el mundo hay actualmente más de 140 millones de personas con trastorno bipolar. A pesar de ello, sigue siendo uno de los trastornos menos comprendidos en la sociedad.

¿Conoces qué es realmente al margen del mal manejo y de la superficialidad con la que se suele utilizar el término? Aquí te presentamos los principales síntomas y demostraciones para identificar el comportamiento bipolar.

Lee nuestra guía sobre el Trastorno bipolar y los 14 signos para identificarlo

El comportamiento bipolar y sus síntomas

 

Los cambios extremos en el estado de ánimo conocidos como trastorno bipolar presentan dos dimensiones:

  1. Los síntomas bipolares íntimos que experimenta la persona afectada, como estado de ánimo, sentimientos y pensamientos.
  2. Los signos de bipolaridad que son observables por las demás personas; o lo que es lo mismo, la actuación del afectado respecto a su propia condición bipolar.

Aunque el trastorno bipolar está caracterizado por cambios de humor, con extremos maníacos y depresivos, es mucho más que una experiencia interior de sentimientos que abruman y de altibajos temperamentales.

Los sentimientos y pensamientos que se experimentan durante los eventos de depresión y manía se concretan en acciones, a través de un comportamiento exterior visible.

Aunque la experiencia interior de la bipolaridad puede causarle mucho sufrimiento a los afectados, su comportamiento externo es el que con más frecuencia les ocasiona problemas en su vida personal, social y laboral.

Diagnóstico del comportamiento bipolar

El comportamiento bipolar es el elemento crucial para un diagnóstico correcto del trastorno bipolar, siendo necesario recordar que el comportamiento asociado al trastorno será diferente del que es habitual o normal en la persona.

Un médico especialista con auténtica experiencia en el trastorno bipolar comenzará con un minucioso historial tanto personal como familiar del paciente.

El experto indagará detalladamente sobre el historial de trastornos bipolares en la familia y prestará especial atención a cómo el afectado describe sus propios estados de ánimo.

Sin embargo, un diagnóstico integral del comportamiento bipolar debe tener presente otros elementos.

Signos para diagnosticar comportamiento bipolar

De acuerdo con el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Trastornos Mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana, debe haber existido por lo menos un episodio maníaco que incluya alguno de los siguientes signos bipolares, al margen de sentimientos o pensamientos:

  1. Disminución de la necesidad de dormir, por ejemplo, durmiendo solo 3 horas por noche.
  2. Locuacidad mayor a la habitual y/o discurso tensionado o presionado. El habla presurizada es más fuerte, rápida y difícil de interrumpir, y la persona continúa hablando incluso si no hay nadie que esté escuchando.
  3. Un notable aumento en las actividades dirigidas a un objetivo, como por ejemplo, iniciar un nuevo proyecto laboral o en el hogar.
  4. Excesiva participación en actividades gratas pero riesgosas o costosas, como gastos desmedidos, infidelidad, promiscuidad sexual y negocios imprudentes.

Adicionalmente, estas manifestaciones de comportamientos bipolares deben tener consecuencias negativas de gravedad, como:

  • Problemas serios en el ámbito laboral o en las relaciones interpersonales.
  • Interrupción de la actividad social normal.
  • Hospitalización para evitar daños a sí mismo o a terceros.

Lee nuestra guía sobre cómo tratar a una persona bipolar

Lo que NO es comportamiento bipolar

A pesar de existir suficiente claridad sobre la manera correcta de hacer un diagnóstico «oficial», continúa habiendo gran confusión sobre el tema y muchas conductas son etiquetadas como comportamiento bipolar sin serlo realmente.

Hoy es muy frecuente en los medios de comunicación y en las relaciones entre las personas llamar «bipolar» a  alguien que tiene un comportamiento extravagante o que simplemente cambia de opinión sobre un asunto.

El trastorno bipolar es una condición clínica que se maneja con criterios científicos de diagnóstico. Bipolar no es sinónimo de desagradable, feo, molesto, mezquino, cuestionable o cualquier otro adjetivo comúnmente empleado para etiquetar a las personas según como nos caen.

Bipolar tampoco es sinónimo de impredecible, errático, anormal, excéntrico, extravagante, extraño, inconsistente, poco confiable, peculiar y otros epítetos que solemos aplicar tranquilamente cuando nos referimos a otras personas.

El uso persistente del término «bipolar» como rótulo cultural para referirnos a cualquier cosa que encontremos distinta o extraña, solo añade incomprensión y frivolidad a un asunto que es serio y delicado para millones de personas.

El lado positivo del comportamiento bipolar

Las personas que padecen de trastorno bipolar con frecuencia hacen cosas que tienen efectos perjudiciales para ellas y para quienes las rodean.

Sin embargo, dentro de esta adversidad hay una ventaja. Sin el comportamiento bipolar, los signos de bipolaridad en el estado de ánimo serían mucho más difíciles de apreciar, diagnosticar, manejar y tratar.

Es útil para el paciente y su grupo cercano precisamente porque logra que la experiencia íntima y subjetiva de los síntomas bipolares se haga objetiva y observable al exteriorizarse, lo que tiene enorme importancia para hacer un diagnóstico preciso.

Además, si tanto la persona afectada como su grupo familiar saben identificar los signos que muestran la proximidad de episodios maníacos o depresivos, es posible actuar antes de que ocurra algún daño. Este accionar preventivo puede traducirse en una espiral positiva.

En la medida en que se presentan menos eventos, mejora la capacidad y habilidad cerebral para hacerles frente. Del mismo modo, el aumento en la frecuencia de los episodios abre una espiral negativa.

Lee nuestra guía sobre lo síntomas de bipolaridad

Puede diagnosticarse a cualquier edad

Un paciente próximo a los 40 años estuvo siendo tratado por depresión por un considerable período de tiempo, y en un momento le planteó a su psiquiatra reevaluar su situación porque los medicamentos, en vez de mejorarle, le estaban empeorando.

El paciente mencionó de forma casual que había hecho compras por más de 5 mil dólares en muebles de diseñadores italianos en un momento en el que no estaba ganando suficiente dinero, un tipo de comportamiento que es clásico entre las personas con trastorno bipolar.

El paciente no había podido describir adecuadamente sus sentimientos y pensamientos en varias sesiones frente a su psiquiatra, pero el solo comentario de sus gastos excesivos bastó para que el especialista diagnosticara su verdadero problema: trastorno bipolar. A partir de ese momento, cuando se aproximaba a los 40 años, la vida del paciente cambió.

El comportamiento bipolar no siempre es malo

Todos hemos visto u oído acerca del vínculo entre el trastorno bipolar y creatividad. Muchas enérgicas y exitosas personas del mundo de los negocios, talentosos artistas e ingeniosos profesionales han tenido trastorno bipolar.

De hecho, el tratamiento correcto del trastorno bipolar puede aumentar la productividad de las personas diagnosticadas sin afectar su creatividad.

Nunca hay que olvidar que el comportamiento bipolar es diferente del comportamiento habitual del ser humano. En el caso de un individuo de consistente mala conducta, sin rasgos episódicos, lo más probable es que no tenga trastorno bipolar.

Para la persona afectada es muy importante que sus seres queridos comprendan la diferencia entre lo que realmente es y lo que puede mostrar el comportamiento transitorio y tratable derivado del trastorno bipolar.

Comparte este artículo con tus amigos. Si tienes preguntas, déjalas en los comentarios.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here