Trastorno bipolar: 14 signos para identificarlo

Entre 2 y 3 de cada 100 personas viven actualmente con algún tipo de trastorno bipolar. Se trata de una afección que casi siempre se manifiesta en la última fase de la adolescencia o la primera etapa de la edad adulta.

Te explicamos qué es este trastorno y son sus principales síntomas, una información que es muy importante que conozcas.

Lee nuestra guía sobre la bipolaridad

¿Qué es el trastorno bipolar?

Es una enfermedad mental que se caracteriza por cambios extremos en el humor, de puntos máximos a puntos mínimos y luego de mínimos a máximos.

Los periodos altos son llamados manías, mientras que los bajos son conocidos como depresiones. Estos cambios de ánimo incluso pueden mezclarse, siendo posible que la persona se sienta eufórica y deprimida al mismo tiempo.

El trastorno bipolar no es extraño entre la gente. Un estudio realizado en 2005 estimó que cerca del 2,6% de la población estadounidense vive con alguna forma de trastorno bipolar (1).

Los síntomas del trastorno tienden a manifestarse en la última parte de la adolescencia o en los primeros años de la vida adulta, pero también pueden ocurrir en niños.

Las mujeres reciben más diagnósticos de trastorno bipolar que los hombres, aunque la razón de la mayor incidencia en el sexo femenino aún no ha sido aclarada.

La enfermedad puede ser difícil de diagnosticar, pero existen algunos síntomas o signos que pueden advertir sobre la presencia del trastorno en una persona.

¿Cuáles son los signos de advertencia del trastorno bipolar?

Los síntomas del trastorno bipolar pueden ser variados. Algunos de estos signos pueden ser causados también ​​por otras afecciones, lo que hace difícil el diagnóstico.

Los síntomas de advertencia del trastorno bipolar se pueden dividir en los de manía y los de depresión.

7 signos de manía

Aunque la manía puede tener otros signos, los 7 síntomas claves en esta fase del trastorno bipolar son los siguientes:

  1. Experimentar un sentimiento de felicidad extrema por un largo periodo de tiempo.
  2. Tener menor necesidad de dormir.
  3. Hablar muy rápido, frecuentemente con un frenesí de ideas.
  4. Sentir grados extremos de inquietud o impulsividad.
  5. Distraerse fácilmente.
  6. Tener un exceso de confianza en las capacidades y habilidades personales.
  7. Adoptar conductas riesgosas, como tener relaciones sexuales impulsivas, hacer grandes gastos e invertir los ahorros de toda la vida en negocios dudosos.

Lee nuestra guía sobre los Episodio Maníaco: Síntomas y cómo identificarlo

7 signos de depresión

También la depresión puede tener otros síntomas, pero estos 7 suelen ser los claves para diagnosticar un trastorno bipolar:

  1. Sentirse triste o desesperanzado por largos períodos de tiempo.
  2. Retirarse del contacto de amigos y familiares.
  3. Perder interés en cosas que alguna vez produjeron disfrute.
  4. Tener cambios significativos en el apetito.
  5. Tener una sensación de falta de energía o de fatiga extrema.
  6. Presentar problemas de memoria, concentración y toma de decisiones.
  7. Pensar en el suicidio, intentarlo, o manifestar preocupaciones por la muerte.

Lee nuestra guía sobre la depresión: Síntomas y tratamientos

¿Cómo puede ayudarse a prevenir el suicidio?

Si crees que existe el riesgo inmediato de que una persona pueda autolesionarse o lastimar a otra, debes hacer lo siguiente:

  • Llama al número de emergencias de tu localidad.
  • Quédate acompañando a la persona hasta que la ayuda llegue.
  • Retira los cuchillos, armas de fuego, medicamentos y cualquier otra cosa que pueda emplearse para causar daño.
  • Escucha a la persona, pero ni la juzgues, ni le discutas, ni la amenaces, ni le grites.

Si crees que alguien está considerando suicidarse, puedes ver si en tu país hay alguna línea directa de asistencia en este tipo de crisis. En Estados Unidos, el número de Prevención Nacional de Suicidios es 800-273-8255.

¿Cuáles son los tipos y síntomas de trastorno bipolar?

Existen 4 tipos comunes de trastorno bipolar, pero dos de ellos, el Bipolar I y el Bipolar II, se diagnostican con más frecuencia.

Bipolar I

Es un tipo clásico de trastorno bipolar que anteriormente era llamado «depresión maníaca». En esta clase de trastorno bipolar, las fases maníacas son claras.

La persona exterioriza un comportamiento y unos estados de ánimo, incrementando rápidamente la intensidad hasta quedar fuera de control. De no ser tratadas, las personas con Bipolar I pueden terminar en la sala de emergencias.

Para tener Trastorno Bipolar I, la persona debe experimentar episodios maníacos. Un evento se considera maníaco cuando:

  • Incluye comportamientos o estados de ánimo que son diferentes a los habituales.
  • La situación se mantiene la mayor parte del día, durante casi todos los días de la fase.
  • Dura por lo menos una semana o se hace tan extremo que el afectado necesita inmediata atención hospitalaria.

Las personas con Bipolar I por lo general también presentan episodios depresivos. Sin embargo, estos no son indispensables para diagnosticar el Trastorno Bipolar I.

Bipolar II

Es considerado más común que el Bipolar I. Implica también manifestaciones depresivas, pero sus signos maníacos son menos intensos, siendo llamados síntomas hipomaníacos.

Generalmente, la hipomanía empeora cuando no es tratada y el afectado puede hacerse maníaco o depresivo en extremo.

Las personas con Trastorno Bipolar II frecuentemente se niegan a admitir su condición y a menudo dependen de familiares y amigos para ser persuadidos de buscar ayuda médica.

Tipos más raros de trastorno bipolar

Hay otros dos tipos de trastorno bipolar que son menos comunes que los dos anteriores. El Trastorno Bipolar Ciclotímico implica cambios de ánimo parecidos a los de los Bipolares I y II, pero la manifestación es menos dramática.

Una persona con el trastorno ciclotímico con frecuencia puede funcionar sin medicación con normalidad, aunque puede no ser fácil. Con el tiempo, los cambios de ánimo pueden llevar a un diagnóstico de trastorno I o II.

Hay otro tipo de trastorno bipolar, no especificado, que es una categoría general en la que se incluye a las personas que presentan solo algunos síntomas bipolares y dichos signos no son suficientes para diagnosticar un trastorno I, II o Ciclotímico.

¿Cómo se siente una persona con trastorno bipolar?

Lo mejor es que veas y escuches el siguiente testimonio que ha sido expresado por una persona con trastorno bipolar, lo que te permitirá apreciar cómo puede sentirse un afectado en las distintas fases del problema.

Lee nuestra guía de cómo tratar a una persona bipolar

¿Cómo se diagnóstica y trata el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede ser de difícil diagnóstico, pero una vez identificado puede ser tratado.

Diagnóstico bipolar

A menos que la persona presente una manía severa, los signos del trastorno bipolar pueden ser de difícil detección.

Alguien con hipomanía puede sentirse simplemente más lleno de energía de lo normal, o más seguro y lleno de ideas; también puede funcionar más o menos bien durmiendo menos. Son cosas de las que resulta infrecuente quejarse.

Por otro lado, las personas que suelen manifestarse de manera depresiva, son más propensas a buscar ayuda médica, pero puede ocurrir que el especialista no logre diagnosticar la faceta maníaca.

Tratamiento bipolar

Después que tenga un diagnóstico concreto, el médico establecerá el tratamiento que podría funcionar mejor con el paciente. Este puede incluir:

  • Terapia de comportamiento.
  • Medicación.
  • Terapia electroconvulsiva.
  • Tratamiento contra el abuso de sustancias.

Los psiquiatras con licencia generalmente administran los tratamientos que prescriben. También es posible que los afectados necesiten de la asistencia de psicólogos, enfermeras psiquiátricas y trabajadores sociales.

¿Cómo se manifiestan los síntomas bipolares en niños y adolescentes?

Los chicos con trastorno bipolar muestran distintos síntomas depresivos, aunque no suelen verse deprimidos de la manera típica en adultos, sino que más bien se tornan irritables.

Igualmente, en lugar de bajar de peso, los niños y adolescentes con trastorno bipolar pueden no alcanzar el peso esperado para su edad.

Específicamente en la fase maníaca del trastorno, los niños pueden parecer alelados o torpes, en un nivel superior al que cabría esperar considerando su entorno y nivel de desarrollo.

Por ejemplo, en una fiesta o evento social similar, estos niños pueden parecer tontos y a la vez eufóricos. Un comportamiento de este tipo en la escuela o en el hogar, cuando el ambiente no se presta para tales manifestaciones, puede llevar a un diagnóstico de trastorno bipolar.

Igualmente, es posible que los niños sobreestimen sus capacidades y habilidades hasta el punto de exponerse al peligro y al ridículo. También pueden idear proyectos poco realistas, que sobrepasan ampliamente sus capacidades.

Los chicos con trastorno bipolar pueden empezar a manifestar súbitamente preocupaciones sexuales no acordes con su nivel de desarrollo, asumiendo, obviamente, que no han sido víctimas de abusos sexuales ni han sido expuestos a materiales sexuales explícitos.

¿Cuándo debo consultar a un médico?

Si piensas que tú mismo u otra persona cercana presentan signos de trastorno bipolar, tu primera medida debe ser consultar a un médico. Solo un especialista está en capacidad de hacer el diagnóstico correcto, que es indispensable para que el tratamiento funcione.

La terapia, los medicamentos y otros tratamientos son de gran ayuda para que una persona con trastorno bipolar pueda mantener los síntomas controlados y llevar una vida a plenitud.

Ahora solo nos falta pedirte que compartas este artículo con tus familiares y amigos.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here