Cómo saber si tienes gastritis: cómo detectarla a tiempo

 

El dolor de estómago puede ser un indicador de muchos problemas de salud, especialmente de los relacionados con el proceso digestivo. De estos padecimientos, uno de los malestares más comunes es la gastritis.

La gastritis es una enfermedad estomacal que se caracteriza por causar una inflamación en la mucosa gástrica, la pared interior del órgano. Aunque la gastritis puede ser leve y temporal, una irritación del estómago puede llevar a complicaciones.

Pero no te alarmes solo por sentir un dolor de estómago, este es solo uno de los varios indicadores de esta enfermedad. Considera la posibilidad de padecer gastritis, y consulta a tu médico, si también has presentado estos síntomas:

  • Dolor y malestar abdominal persistente, principalmente entre el ombligo y las costillas baja.
  • Náuseas y en algunos casos vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Mal sabor de boca.
  • Fiebre.
  • Sensación de hinchazón abdominal. Te sientes lleno, como si hubieras comido mucho.
  • En gastritis severas, puede haber vómito con sangre o las heces fecales de color negro.

 

¿Tienes alguno de estos síntomas? ¿Desaparecen tus síntomas si tomas antiácidos? ¿Dejas de comer o tomar agentes considerados irritantes y desaparecen tus síntomas?

Si la respuesta es sí a una de la preguntas anteriores, entonces es probable que tengas gastritis.

Lee nuestra guía sobre cómo prevenir la gastritis

Gastritis erosiva y gastritis aguda

Como te explicamos, la gastritis causa inflamación de la pared interna del estómago. De acuerdo a la gravedad de su efecto, se puede hablar de gastritis erosiva o aguda.

La gastritis erosiva es cuando la mucosa está tan dañada que sangra fácilmente. Con el tiempo puede causar úlceras que pueden perforarse en el estómago o en el duodeno, que es la parte inicial del intestino delgado.

La gastritis también puede ser aguda, cuando se presenta de forma súbita y se vuelve crónica, es decir, cuando la padeces por tiempo prolongado.

Causas de la gastritis

Hay diversas causas que te pueden llevar a este padecimiento, y pueden presentarse solas o al mismo tiempo en tu organismo.

  • La infección por la bacteria helicobacter pylori es una de las causas más comunes, no solo de gastritis, sino también de la enfermedad ácido-péptica y de las úlceras gastroduodenales que en ocasiones se perforan.

Sin embargo, muchas personas tienen la bacteria helicobacteri pylori en el estómago y nunca presentan síntomas.

  • Las infecciones virales de corta duración pueden ocasionar también períodos leves, temporales y de corta duración de gastritis.
  • Consumo de irritantes: Los alimentos, bebidas irritantes y algunos medicamentos y químicos ocasionan daño a la mucosa gástrica, causando gastritis. Algunos ejemplos de agentes irritantes son: bebidas alcohólicas, con gas o café, humo del cigarro, aspirinas.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como el ibuprofeno, naproxeno, meloxicam, diclofenaco, ketorolaco, entre otros.
  • Estrés constante. Si estás sometido a situaciones estresantes por problemas personales, enfermedades, trabajo u otras razones, estás en mayor riesgo de padecer gastritis.
  • Anemia perniciosa: es una anemia consecuencia de la falta de absorción de la vitamina B12.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Malos hábitos alimenticios, como saltarte comidas y comer en una ocasión lo que no comiste en todo el día. Comer lo que le llaman “comida chatarra” en exceso o como una de tus comidas principales.

Lee nuestra guía sobre la gastritis erosiva: Causas, síntomas y tratamiento

¿Quién puede padecer gastritis?

Cualquier grupo de edad puede tener esta enfermedad, pero  tienes mayor riesgo de padecerla si cumples con estos factores:

  • Tienes más de 60 años.
  • Fumas o bebes alcohol en exceso.
  • Tomas aspirina o antiinflamatorios no esteroideos en grandes cantidades.

Diagnóstico

Después de informar a tu médico sobre los síntomas que has presentado, también debes comentarle tus hábitos alimenticios y estilo de vida para que pueda formarse un diagnóstico adecuado.

Entre lo que debes informar a tu doctor se encuentran:

  • Cuántas comidas haces al día y a que hora desayunas.
  • Si tomas bebidas alcohólicas, con gas o café, ¿con cuanta frecuencia al día o a la semana lo haces?
  • Si fumas, y la cantidad de cigarrillos al día.
  • Todos los medicamentos que tomas y por qué los tomas.
  • Si tomas medicamentos antiácidos y sientes mejoría de los síntomas después de tomarlos.

Si aún con el interrogatorio y la exploración física quedan dudas, pueden realizarte exámenes para confirmar el diagnóstico de gastritis, éstos incluyen:

  • Exámenes de sangre o prueba de aliento con urea, para detectar la presencia del helicobacter pylori en tu organismo.
  • Endoscopia o gastroscopia: un examen para visualizar directamente la mucosa gástrica. Se realiza con la introducción de un tubo flexible desde tu boca al estómago, que mostrará al médico cómo se encuentra el organismo y con el que podrá tomar una muestra de la mucosa gástrica para analizarla.

La endoscopia debe realizarse como un complemento para el diagnóstico cuando hay sangre en las heces o el vómito, los resultados de exámenes iniciales son anormales o tienes síntomas no comunes, como pérdida de peso o fatiga extrema.

Pronóstico

El pronóstico depende si tienes gastritis aguda o crónica y la causa de tu enfermedad.

Si es gastritis aguda, es probable que te cures en pocos días si respetas el tratamiento e indicaciones del médico. Debes tomar tus medicamentos de forma puntal y por el período de tiempo indicado.

También debes mejorar tus hábitos alimenticios y estilo de vida. Evitar alimentos, medicamentos y químicos que aumentan la probabilidad de tener gastritis, además de cumplir con tus horarios de comida.

Por otro lado, la gastritis crónica tiene un pronóstico menos favorable, con mayor posibilidad de convertirse en un problema crónico, pero si sigues todas las indicaciones de tu médico, así como los tratamientos puedes curarte.

Lee nuestra guía sobre los medicamentos más usados para la gastritis

¿Cómo prevenir una gastritis?

Para evitar este padecimiento, lo fundamental es tener una dieta balanceada y saludable con alimentos que no irriten tu estómago. Aplica estas medidas para prevenir la gastritis:

  • Come 3 veces al día, en el horario debido y sin saltarte comidas.
  • Modera el consumo de comidas irritantes, picantes o con condimento excesivo.
  • Disminuye el consumo de bebidas con gas, café y las bebidas alcohólicas.
  • Si tomas AINES (antiinflamatorios no esteroides) por alguna enfermedad, platica con tu médico sobre la posibilidad de cambiar el tratamiento.
  • Evita fumar.

Tratamiento

Si tienes gastritis, el tratamiento debe incluir el uso de medicamentos para aliviar los síntomas y además estar acompañado de buenos hábitos alimenticios y un saludable estilo de vida.

Principalmente se utilizan bloqueadores de la histamina 2 (H2), que disminuyen la producción de ácido del estómago. Puedes tomarlos en ayunas al iniciar el día, o al acostarte para proteger al estómago de la acidez durante la noche.

Los H2 más comunes y que puedes comprar sin receta son la cimetidina, famotidina y la ranitidina.

Los inhibidores de la bomba de protones, disminuyen también la producción del ácido estomacal, promoviendo la cicatrización de la mucosa gástrica. Estos medicamentos deben ser tomados 30 minutos antes de los alimentos.

Los más comunes son el omeprazol, pantoprazol, lanzoprazol, entre otros.

¿Cuándo usar antibióticos?

Los antibióticos se indican para tratar la gastritis solo cuando es positivo el diagnóstico de helicobacter pylori. Pueden consumirse en tratamientos combinados con inhibidores de bomba de protones o bloqueadores H2.

Los antiácidos como Maalox, Mylanta o Tums, puedes tomarlos si durante el tratamiento tienes períodos de acidez estomacal.

Es conveniente que sigas las indicaciones de tu médico aunque los síntomas desaparezcan antes de que termines el tratamiento. Combatir la helicobacter pylori requiere tratamientos intensos de por lo menos 2 semanas de duración.

Cambios en la rutina

Además, se recomienda que dejes de fumar y consumir alcohol durante el tratamiento, posteriormente tu médico te podrá  permitir tomar 1 o 2 bebidas alcohólicas en forma ocasional. También mantener una alimentación saludable, sin irritantes.

Al llevar este tratamiento integral, tus síntomas deberían desaparecer rápidamente. Recuerda identificar lo que te causa el malestar, para que puedas evitarlo a futuro.

Una vez terminado el tratamiento, puedes comer casi todos los alimentos, siempre y cuando lo hagas con moderación y no todos los días, también puedes beber alcohol en forma ocasional, sin excederte de 2 bebidas por ocasión.

 

¿Ahora ya puedes saber si tienes gastritis? ¿Te sirvió el articulo? No olvides dejarnos tus opiniones y preguntas en la caja de comentarios.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here