Contusiones: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Muchos de nosotros, por no afirmar que todos, hemos sufridos lesiones sin heridas superficiales en la piel. Eso es una contusión.

Conozcamos más sobre estos moretones, qué son, cómo ocurren, cómo se tratan y de qué manera se previenen.

¿Qué es una contusión?

También conocido como hematoma o moretón, es una lesión en la piel ocasionada por el golpe de objetos sin punta o filo (romo) en las partes blandas del cuerpo. Como consecuencia, los vasos sanguíneos bajo la piel se lastiman y rompen, provocando que la sangre se extienda fuera de esta y hacia otros tejidos.

En las contusiones no se rompe la piel superficial. Estas forman parte de un grupo de lesiones conocidas como, traumatismos mecánicos.

Un desgarro de la piel por un golpe con un objeto romo se conoce como laceración.

La gravedad de un hematoma dependerá de la intensidad de la lesión, de la fuerza mecánica del golpe, del estado de salud y del lugar del impacto. Ocurren a cualquier edad y no siempre ante un estímulo doloroso.

Su color variará según el proceso bioquímico por el que pasan las células sanguíneas o glóbulos rojos. Estos tienen hemoglobina, molécula que se libera y convierte en bilirrubina cuando se produce una lesión en estas células.

¿De qué color son los moretes?

El moretón o hematoma podría ser azul o amarrillo verdoso antes y después de formarse la bilirrubina, respectivamente.

La hematoma desaparecerá poco a poco mientras tu sistema inmune vaya removiendo las células muertas y sea reabsorbida la sangre en el exterior de los vasos sanguíneos.

El tipo y color de un moretón facilita a los médicos forenses identificar la causa de muerte de un individuo y a precisar si este luchó o no por su vida. Por ejemplo, uno amarillo verdoso indicará que la lesión ocurrió días atrás.

¿Cuáles son los problemas que causan contusiones?

Las contusiones son por golpes o traumatismos consecuencia de:

1. Lesiones deportivas

Cualquier lesión interna en huesos, músculos o tendones, podría causar un moretón.

Las lesiones en brazos y piernas son más frecuentes en deportistas. Pueden ocurrir fracturas de huesos largos como el húmero, el fémur y en las articulaciones de las muñecas y tobillos.

Las torceduras, la inflamación muscular y en tendones, también causan moretones por sobre uso, deficiencia en el calentamiento, caídas, entre otras causas.

Lee nuestra guía sobre las 10 mejores rodilleras deportivas de comprensión

2. Trombocitopenia

Es la disminución del número de plaquetas en sangre, fragmentos citoplasmáticos responsables de coagularla. Gracias a ellas se detiene el sangrado.

Al disminuir los niveles de plaquetas aumenta la probabilidad de hemorragias, los sangrados menstruales son más abundantes y se produce sangrado nasal y de encías. Las heridas sangran por más tiempo y se producen hematomas con golpes más leves.

Los moretones podrían ocurrir sin ningún estímulo aparente en casos graves de trombocitopenia. No se descartan sangrados diminutos en la piel caracterizados por puntos rojos conocidos como, petequias.

La trombocitopenia puede ser consecuencia de enfermedades hereditarias, lesiones en la médula ósea e hígado, infecciones virales como dengue o chikungunya, alcoholismo o por la ingesta de fármacos como la Carbamazepina.

3. Leucemia

También conocido como cáncer en la sangre. Es una enfermedad en la que las células sanguíneas no se desarrollan correctamente.

La leucemia inicia en la médula ósea y puede extenderse a todo el cuerpo por medio de células defectuosas, la mayoría de ellas glóbulos blancos, en especial, los leucocitos.

La enfermedad está caracterizada por agotamiento, debilidad, dolor de cabeza, piel pálida, sangrado abundante y frecuente de la mucosa nasal y encías. Hay sensación de frío y profusa sudoración.

En la leucemia aparecen moretones y pequeñas hemorragias como puntos o manchas rojas en la piel. Los ganglios linfáticos aumentan de tamaño en más de una zona del cuerpo, sin que necesariamente esto sea doloroso.

La protección de los glóbulos blancos contra infecciones es deficiente en la enfermedad. Estas son recurrentes, prolongadas y más graves de lo normal. La fiebre es un indicador de ellas.

Lee nuestra guía sobre  la leucemia: Causas, síntomas y tratamiento

4. Enfermedad de Von Willebrand

Condición hereditaria por una producción inadecuada de un factor de la coagulación conocido como, Factor de Von Willebrand.

La disminución o ausencia total de este provoca una mala coagulación con hemorragias como consecuencia.

Para que tu sangre se coagule necesita varios elementos, pues las plaquetas no bastan. Necesitan del Factor de Von Willebrand que las una y forme coágulos que detengan el sangrado.

Con esta enfermedad ocurren fáciles y constantes moretones, sangrados abundantes en pequeñas heridas y sangrado espontáneo de encías y nasal. Además, menstruaciones abundantes y prolongadas.

5. Hemofilias

Enfermedad hereditaria transmitida por la madre. Solo los hombres manifiestan  síntomas.

La hemofilia es una deficiente producción de factores de coagulación, por tanto, no hay una buena. Esto ocasiona hemorragias prolongadas y abundantes, moretones, sangrado nasal y en las encías.

El tratamiento consiste en añadir vía intravenosa el factor de la coagulación faltante.

6. Esguince de tobillo

Se trata de un desgarramiento en los ligamentos del tobillo. Ocurre por una torcedura brusca o forzada en la que el pie toma una posición antinatural, obligando a los ligamentos a estirarse de más y ocasionando el desgarro.

La torcedura duele muchísimo en el esguince de tobillo; este se hincha y manifiesta hematomas. El dolor será más agudo al apoyar el pie en el suelo o al intentar girarlo.

Una compresa helada bajará la inflamación y aliviará el dolor. Si los síntomas no mejoran o empeoran, asiste al médico. Este evaluará la extensión del desgarro y si es necesaria una cirugía.

Lee nuestra guía sobre por qué se hinchan los pies y tobillos: Top 10 causas

7. Mordeduras

Algunas mordeduras provocarán hematomas por la presión de la mandíbula del animal sobre la piel. Estas no son tan importantes como el riesgo de infección o adquirir rabia, cuando sí hay cortadura.

Las mordeduras humanas causan moretones e hinchazón sin producir necesariamente heridas abiertas. Si tu niño tiene este tipo de lesiones investiga bien, pues la causa podría ser maltrato infantil o abuso escolar.

8. Septicemia

Cuando una infección en un órgano es tratada deficientemente o no se atiende a tiempo, continúa extendiéndose hasta llegar a la sangre.

La septicemia es una infección sanguínea que provoca el deterioro de tus funciones vitales. En casos graves, los niveles de plaquetas disminuyen causando hemorragias y moretones.

El sistema nervioso será afectado, el comportamiento y el habla serán extraños o incoherentes, habrá dificultad para respirar y dolor abdominal. Si tienes cualquiera de estos síntomas deberás ingresar o ser ingresado a una sala de emergencias.

9. Trombosis venosa profunda

Es la formación de un trombo o coagulo de sangre en las venas profundas que las obstruye. Ocurre principalmente en las venas de las piernas.

La trombosis venosa profunda es un riesgo importante de salud, porque el trombo podría desprenderse, viajar a través de la sangre y causar una embolia pulmonar o infarto.

La condición se caracteriza por la hinchazón de una de las piernas. La piel estará enrojecida y en ocasiones, azulada. Hay dolor y calor en la zona de obstrucción.

10. Golpe en la cabeza

Un golpe en la cabeza puede provocar desde un simple moretón hasta lesiones profundas con síntomas neurológicos por daño al cerebro.

Los signos pueden aparecer inmediatamente u horas después de la lesión. No se descartan náuseas, vómitos, confusión, aturdimiento, somnolencia, convulsiones y pérdida de memoria, como síntomas.

Un golpe en la cabeza debe ser examinado por un médico cuanto antes.

Lee nuestra guía sobre cómo reconocer cuál dolor de cabeza es peligroso

¿Cuáles son los tipos de moretones?

De acuerdo a la gravedad de la lesión se conocen tres niveles de hematomas. Estos son:

1. Contusiones de primer grado

Lesión superficial con solo rotura de los vasos sanguíneos con salida de la sangre hacia la piel.

Se producen petequias, pequeñas hemorragias en forma de puntos. Pueden ser tan abundantes que se agrupan y forman manchas más grandes conocidas como equimosis, que es lo que llamamos moretón.

No hay relieve o aumento de tamaño en este nivel.

2. Contusiones de segundo grado

Golpe tan fuerte que rompe muchos vasos sanguíneos y linfáticos, lo que aumenta el tamaño de la contusión en el lugar del moretón. A esta hinchazón se le conoce como edema.

En las contusiones de segundo grado se producen distintos tipos de hematomas, según la parte del cuerpo donde se producen.

No se descarta el ingreso de bacterias que causen un absceso, infección de piel con pus en su interior.

3. Contusiones de tercer grado

Se produce cuando hay muerte de tejido. Deja de fluir la sangre en el centro de la contusión, con lo que la piel adquiere una apariencia pálida y fría al tacto. Disminuye la sensibilidad en el área.

Un tejido muerto se conoce como escara, zona rechazada por tu cuerpo dejando una capa expuesta de piel que puede infectarse.

Alrededor de la escara hay hinchazón, dolor y enrojecimiento consecuencia del golpe recibido.

¿Cuáles son los síntomas y signos de los moretones?

Los síntomas dependen de la profundidad de la contusión y la gravedad de la lesión. Estos son:

1. Síntomas leves

Aparecen en contusiones de primer grado. Son desde petequias hasta moretones extensos. Posiblemente no sientas dolor y sí una leve sensibilidad. Hay cambio de coloración de la piel causado por el daño a las células sanguíneas.

Primero se manifestará el color rojo, luego azul o purpura, seguido el marrón y por último, amarillo verdoso.

El cambio de coloración será la respuesta de tu cuerpo frente a las células sanguíneas dañadas por la causa de contusión.

2. Contusión grave

Irás cuanto antes al médico con cualquiera de las siguientes condiciones.

Si los moretones se extienden mientras tomas tratamiento anticoagulante como los antiinflamatorios no esteroideos.

Los moretones que aparecen sin causa aparente deben ser estudiados, pues podrían ser síntoma de una condición médica grave.

Cuando el dolor es extremo, empeoran los síntomas o estos no parecen mejorar en días sucesivos. Podría tratarse de una lesión más delicada.

Los moretones producidos después de un golpe muy fuerte, caída o torcedura, deben ser examinados por el médico para descartar fracturas, esguinces u otras lesiones.

Asistirás también al médico con sangre en la orina o en las heces simultáneamente con el moretón, en especial si hubo golpes muy fuertes en el abdomen.

Con hematomas frecuentes acompañados de sangrado de encías y nariz. Esto debe ser evaluado cuanto antes.

Cuando el centro del moretón está frío y disminuye la sensibilidad, pues puede tratarse de muerte celular. Buscarás asistencia médica cuanto antes porque ese tejido se desprenderá. Puede estar hinchado alrededor.

Un moretón acompañado de hinchazón y dificultad para mover una extremidad, indica daños a tejidos profundos.

¿Cuáles son las causas de los moretones?

Se conocen muchas causas de moretones y factores de riesgo a tenerlos. Conozcamos algunos.

1. Hay más riesgos de hematomas en los ancianos porque su piel es más delgada y sus vasos sanguíneos más frágiles.

2. El riesgo de teneros aumenta con el uso de medicamentos anticoagulantes como la Warfarina o los corticoesteroides. Lo mismo ocurre con suplementos naturales con efectos anticoagulantes como la Ginkgo biloba.

3. El efecto de golpes sobre tejidos blandos como golpes, mordeduras, caídas.

4. Daños por sobre uso o mal empleo del cuerpo como torceduras musculares, lesiones deportivas, esguinces y fracturas.

5. Enfermedades que predisponen moretones como las hemofilias, leucemia y trombocitopenia.

¿Cómo tratar los moretones?

Debes estar seguro de que no hay lesiones más profundas antes de tratar un moretón.

Aunque el hematoma sigue su curso natural desde que aparece hasta desaparecer, hay medidas que puedes emprender para aliviar las molestias. Conozcamos 6 de ellas.

1. Coloca una compresa fría para aliviar el dolor y disminuir la hinchazón, si no, una bolsa de hielo cubierta con una toalla para que no te quemes.

2. No apliques calor sobre el moretón porque aunque calmará el dolor, aumentará la hinchazón.

3. Si la contusión es muy extensa y ocurrió en brazos o piernas, utiliza la extremidad sana y dejar reposar la lesionada.

4. Pinchar los moretones para drenarlos aumentará el riesgo de infección.

5. Las cremas tópicas con Ibuprofeno o una pastilla cada 8 horas servirán para el dolor. Puedes tomar Acetaminofen cada 6 horas.

D6. ebes realizarte estudios para determinar cuál es el factor de la coagulación faltante, en caso de hemofilia.

¿Cómo prevenir los moretones?

Fácil. Sé más cuidado. Estírate bien y calienta antes de los ejercicios para además evitar el agotamiento muscular.

Para de entrenar cuando estés cansado. Recupérate primero.

Usa rodilleras, coderas, espinilleras, casco y protectores de cadera, para practicar deportes extremos, andar en bicicleta o moto.

Conclusión

Un moretón es una lesión superficial en la piel en la que no hay herida abierta. Provoca cambios de color en el área golpeada por la transformación química que sufren las células sanguíneas.

Las causas son variadas y dependen del estado de salud previo que tengas y la magnitud del evento.

Aunque la recuperación toma algunos días y no requiere tratamiento específico, puedes tener medidas para aliviar el dolor y la hinchazón.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué es la contusión, cuáles son sus síntomas y cómo se evita.

Ver También:

Referencias