¿Cuánta Cúrcuma Se Puede Tomar Al Día?

La cúrcuma es una especie con propiedades altamente efectivas contra la inflamación. Es una sustancia que se puede añadir a muchas comidas, e incluso hasta a batidos y merengadas.

Pero, a pesar de que muchas personas están hablando constantemente de ella, su uso implica ciertas reglas que no se pueden pasar por alto: ¿es mejor tomar té de leche con cúrcuma para combatir la inflamación?, o ¿es preferible tomar un suplemento de cúrcuma?

En este artículo vamos a explicarte lo que debes saber para usar la cúrcuma debidamente y no incurrir en excesos o faltas que puedan ser perjudiciales para tu salud.

Lee nuestra guía sobre los 12 beneficios para tu salud probados por la ciencia de la cúrcuma

¿Cuál es la dosis al día que hay que tomar de la cúrcuma?

El componente activo de la cúrcuma es una sustancia llamada curcumina, que es la fuente de todos los efectos positivos de esta raíz.

Entonces, al momento de adquirir un suplemento de cúrcuma, es importante leer cuánta cantidad de curcumina está contenida en cada cápsula. Cuando se come la cúrcuma natural, directamente de la planta, el contenido de curcuimina y otros curcuminoides es muy reducido.

Si se quiere experimentar verdaderos efectos antiinflamatorios con la cúrcuma, debes ingerir entre 500 y 1000 miligramos de curcuminoides al día.

Cuando usas la especia por separado, la regla general es que una cucharada de curcumina fresca o recién molida contiene al menos 200 miligramos de curcumina, cantidad que puede variar un poco dependiendo de dónde provenga la cúrcuma y su calidad.

A pesar de que tomar una cápsula es la forma más sencilla de asegurarte de ingerir suficiente curcumina, no es necesario que toda la curcumina provenga de la misma fuente. Es una buena idea alternar entre diferentes productos que al final del día sumen la cantidad deseada.

Con ingerir unos 500 miligramos al día de curcuminoides, tu cuerpo estará recibiendo una buena dosis para estar en bienestar, evitar la inflamación y mejorar la salud de nuestra flora intestinal.

No obstante, si estás bajo dolores crónicos, quizá quieras considerar cuadruplicar esa dosis.

Las cápsulas son buenas para cubrir lo básico pero el poder de las especias en la comida también es importante para nuestra salud. Las especias son algunas de las medicinas más poderosas de la naturaleza y cocinar con cúrcuma es una excelente idea.

Lee también nuestra guía sobre cómo hacer té antiinflamatorio de cúrcuma y jengibre para aliviar el dolor

¿Por qué hay que agregar pimienta negra a la cúrcuma?

A pesar de que ya de por sí es poderosa, la curcumina no es completamente infalible. De hecho, se sabe que la curcumina no la puede absorber bien el cuerpo.

Puede que estés ingiriendo las dosis adecuadas, pero si no la está absorbiendo tu cuerpo y tus intestinos, no estás percibiendo todos sus beneficios.

Una solución comprobada a este problema es combinar la cúrcuma con la pimienta negra.

Ésta es la razón de que la mayoría de los suplementos de cúrcuma y curcumina suelan contener pimienta negra. Puedes comprobarlo con un vistazo a la etiqueta. Y esta misma capacidad de la pimienta negra la puedes aprovechar al cocinar.

Cuídate de productos que usan la cúrcuma engañosamente

Las empresas que venden comidas y bebidas son ingeniosas y saben que la gente opta por nuevas formas de involucrar especias beneficiosas para la salud, como la cúrcuma, en sus dietas.

Por ejemplo, una barra energética o un jugo con 20 gramos de azúcar y muchos preservativos que contenga una pizca de cúrcuma es, incluso, más tóxica e inflamatoria de lo que puede ser antiinflamatoria.

Mantén una dieta saludable y añade cúrcuma a tus recetas para gozar de todos estos beneficios.

Así que ten cuidado con esta especia que, así como puede ser beneficiosa, también puede afectar tu salud; no dudes en enviarnos tus comentarios y compartir el artículo.

 

Ver También: