¿Cuál es la dosis diaria ideal de la cúrcuma?

La dosis diaria recomendada de cúrcuma está entre los 4 y 5 g, lo que equivale a una cucharadita de la especia en polvo.

Ahora bien, ¿de dónde se origina esta recomendación? Es una especie de consenso al que se llegó, debido a la confusión que generaban los diferentes estudios que se han realizado sobre la cúrcuma y su dosis adecuada.

¿Por qué la confusión? Bueno, es por el hecho de que la cúrcuma puede ser consumida en diferentes formas, por ejemplo:

  • Tintura, preparada por extracción alcohólica de los principios activos de la cúrcuma.
  • Polvo, obtenido secando la raíz.
  • Forma fresca.
  • Extracto fluido, obtenido concentrando los principios activos de la tintura.
  • Suplementos a diferentes concentraciones de curcumina, elaborados por extracción y concentrado de la curcumina para obtener polvo estandarizado, que varía de acuerdo a la marca comercial.

Todas las formas en las que se puede encontrar la cúrcuma, varían en cuanto a la concentración de curcumina, que es lo que nos interesa consumir.

Por lo tanto, la cantidad de cúrcuma va a depender de:

  • El contenido de curcumina disponible en cada presentación.
  • La necesidad de lo que queremos sanar o prevenir.
  • Los posibles efectos secundarios al ser consumida en exceso.

Lee nuestra guía sobre ¿Para qué sirve la cúrcuma? + 12 Usos Prácticos

Recomendaciones Diarias, De Acuerdo A La Presentación De La Cúrcuma

De los estudios sobre el tema, se puede resumir que las recomendaciones son:

  • Tintura de cúrcuma, utilizar entre 15 y 30 gotas, 4 veces al día.
  • En polvo, consumir entre 1 y 3 g al día.
  • Cúrcuma fresca, se pueden utilizar entre 1.5 y 3 g al día.
  • Extracto fluido, se pueden tomar entre 30 y 90 gotas al día.
  • Suplementos, pueden llegar a consumirse entre 1.2 y 1.8 g al día, pudiendo dividirse en 3 porciones que sumen el total.

 

Recomendaciones Diarias De La Cúrcuma De Acuerdo A Las Necesidades

La mayoría de los estudios sobre los beneficios para la salud de la cúrcuma, son llevados a cabo utilizando dosis superiores a 1 g diario, lo cual no es fácil cuando se utiliza apenas como condimento de los alimentos.

Para obtener sus efectos completos es necesario consumir un extracto que contenga cantidades significativas de curcumina.

Por otra parte, se recomienda que, para mejorar la absorción a nivel intestinal, se consuma junto con pimienta, jengibre o aceite de oliva.

En lo que se refiere a las necesidades de salud, tenemos las siguientes recomendaciones:

Problemas De Úlceras Estomacales

Algunos estudios han encontrado que el consumo diario entre 2 y 4 g de cúrcuma por un periodo de dos meses, podría curar úlceras estomacales hasta en un 75 % de los pacientes.

Artrosis

Los problemas de esta dolencia, que ataca las articulaciones, llevando al desgaste del cartílago que protege las extremidades de los huesos, pueden ser tratados ingiriendo un extracto de cúrcuma comercial conocido como Meriva en dosis de 500 mg, cada 12 horas.

En el caso de utilizar otro producto no comercializado, se pueden ingerir 2 gramos al día de cúrcuma.

Dispepsia (Indigestión)

Es una complicación de síntomas comunes como eructos, náuseas, gases, vómitos y sensación de ardor en la boca del estómago, y que se presentan normalmente después de haber comido.

Para estos casos la recomendación es consumir 2 g de cúrcuma, distribuidos en 4 dosis de 500 mg cada una.

Artritis Reumatoide

Es una enfermedad crónica de origen autoinmune, que produce inflamación frecuente de las articulaciones y puede provocar deformidades. No tiene cura conocida, pero suele ser controlada con medicamentos antirreumáticos.

En estos casos, se ha encontrado una mejoría considerable cuando se utiliza 1 g de extracto de curcumina, administrado en 2 dosis de 500 mg.

Dicho extracto comercial se llama BCM-95®, el cual se ha venido utilizando para otras patologías como desordenes metabólicos, depresión, Alzheimer, problemas hepáticos y desórdenes gástricos.

Lee nuestra guía sobre la cúrcuma para la artritis reumatoide: Beneficios y efectos secundarios

Tipos De Dosis De Cúrcuma

Cuando se trata de investigaciones sobre la cúrcuma y sus recomendaciones para determinadas enfermedades, la mayoría de las veces las dosis son mucho más elevadas que los 5 g que mencionamos al principio.

Eso se debe a que si se tiene un padecimiento puntual, se necesita una acción rápida y efectiva, por lo cual la dosis es elevada, pero conseguida la mejoría, se debe retomar la dosis de mantenimiento normal.

Se puede decir que las dosificaciones se clasifican en preventivas y curativas, donde las curativas se toma por un periodo de tiempo, hasta observarse resultados positivos que se mantienen, y luego se retoma la dosis preventiva por tiempo indefinido.

 

¿Por Qué Algunos Estudios De Investigación Utilizan Altas Dosis?

Si revisamos diversos estudios científicos sobre la utilización de la cúrcuma y curcumina en tratamientos de algunas enfermedades, podemos encontrar dosis que van desde los 3 a los 8 g diarios, la mayoría de las veces divididas en 3 o 4 porciones.

Las dosis altas de medicamentos, cuando se realiza una investigación, tiene su explicación en que se debe seguir un protocolo, donde al comienzo se administran dosis pequeñas para una observación inicial cuidadosa de las reacciones.

Las dosis se van aumentando hasta niveles elevados en los cuales los investigadores se aseguran de que tengan altas probabilidades de funcionar bien y sin efectos secundarios graves.

A continuación te presentamos algunos ejemplos de dosis de cúrcuma utilizadas en estudios de investigación para diferentes patologías:

  • Úlceras del duodeno, 8 g al día.
  • Enfermedad de Crohn (disminución de síntomas), 360 mg, 3 veces al día, durante 2 meses.
  • Diabetes tipo II, 750 mg, 2 veces al día, durante 9 meses.
  • Indigestión, 250 mg, 4 veces al día, por una semana.
  • Problemas de la vista, 375 mg, 3 veces al día, por 22 meses.
  • Úlcera péptica, 250 mg, 4 veces al día, por 2 meses.
  • Protector hepático, 3 g, 3 veces al día, por 15 días.

Lee nuestra guía sobre las 8 mejores pastillas de cúrcuma del 2018

Posibles Efectos Secundarios De La Cúrcuma, Ingerida A Dosis Elevadas Por Mucho Tiempo

La cúrcuma prácticamente carece de efectos adversos cuando se consume a diario para condimentar las comidas, debido a que las cantidades son muy pequeñas.

No obstante, cuando su consumo es en grandes dosis y por periodos ilimitados de tiempo, la situación puede variar. Esos efectos secundarios son variables entre los distintos individuos y algunos son:

  • Problemas digestivos, en personas sensibles puede presentarse diarrea, reflujo ácido, malestar del estómago, flatulencia y úlceras estomacales. A no ser por las últimas, que pueden requerir intervención médica, los otros síntomas suelen ser leves y pasajeros.
  • Riesgo de cálculos renales, como la cúrcuma tiene oxalatos (elementos químicos que forman parte de los cálculos) cuando se consume en dosis elevadas, puede haber riesgo de formación de piedras en los riñones en personas con predisposición.
  • Dolor de cabeza y náuseas, dosis elevadas pueden ocasionar dolores de cabeza y náuseas en algunos pacientes.
  • Erupciones cutáneas, dosis tan elevadas como 8 g de curcumina o más al día, pueden estimular la aparición de erupciones de la piel, aunque es algo inusual.
  • Toxicidad, algunos polvos de cúrcuma pueden ser ricos en plomo, un metal pesado que es especialmente toxico para el sistema nervioso.

También se conoce un colorante utilizado en la India, el metanil amarillo, el cual se adiciona para mejorar el color de la cúrcuma cuando se diluye con harina.

Estudios realizados en animales han demostrado que el metanil amarillo puede causar cáncer y daños neurológicos si se consume en grandes cantidades.

Y aunque los efectos tóxicos de dicho colorante no han sido investigados en seres humanos, su uso es ilegal en algunos países de Europa y Estados Unidos.

A la hora de consumir la cúrcuma en polvo o los suplementos comerciales de curcumina, es importante revisar la seriedad del fabricante, puesto que algunos de estos productos, que se consiguen más baratos, pueden estar adulterados.

Los adulteran con ingredientes más económicos, potencialmente tóxicos, que no se indican en la etiqueta. También pueden mezclar la cúrcuma con almidón, cebada, trigo o harina de centeno, lo cual podría causar efectos adversos en intolerantes al gluten.

Como señalamos anteriormente, si se sufre de un problema puntual, la dosis curativa puede ser tomada sin ningún problema por tiempo limitado y luego retomar la dosis preventiva cuando la situación haya sido superada.

Concluyendo, se puede decir que la cúrcuma es bastante segura y que los efectos colaterales pueden surgir cuando se consume en exceso.

Agradecemos tu atención a este artículo y esperamos que sigas con nosotros.

Hasta pronto.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here