Dextrometorfano: Para Qué Sirve, Efectos Secundarios Y Usos

Quizás nunca has escuchado su nombre, pero seguramente has utilizado dextrometorfano en más de una oportunidad si has sufrido de tos por alergia o gripe.

Para qué sirve el dextrometorfano

Es uno de los principios activos más utilizados para tratar la tos, de hecho, es ingredientes de varios medicamentos populares como Teraflú, Coricidn, Robitussin, Dimetap, entre otros.

El dextrometorfano actúa directamente en el cerebro, afectando las señales que activan la tos, para suprimirla. Es una sustancia muy eficaz para aliviar la tos cuando es un síntoma de gripe, resfriado común e infecciones menores de vías respiratorias, que incluyen irritación de garganta o bronquios.

Sin embargo, es importante destacar que este medicamento no es eficaz para suprimir la tos causada por padecimientos como asma, enfisema o por el hábito de fumar.

Además, en combinación con otra sustancia llamada quinidina, ha demostrado ser un remedio eficaz para controlar los episodios de risa y llanto en pacientes que padecen Esclerosis Lateral Amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés) o Esclerosis Múltiple.

En cantidades mayores a las prescritas, esta sustancia también puede provocar alucinaciones, excitación o distorsionar la percepción, por lo que muchas veces es utilizada por algunas personas como droga recreativa.

El dextrometorfano fue formulado como un sustituto que no causa adicción para la codeína por la CIA y la Marina de Estados Unidos y fue aprobada por la “Food and Drug Administration” (FDA) para venderse como medicamento sin receta en el año de 1958.

Presentaciones del dextrometorfano

Como es un medicamento tan común, el dextrometorfano se puede conseguir en el mercado bajo diversas presentaciones: pastillas, aerosol, cápsulas, jarabe, tabletas, solución y suspensión.

Lee también nuestra guía sobre los síntomas de la alergia

¿Cómo tomar el dextrometorfano?

Esta medicina debes tomarla como lo establece la etiqueta del envase o siguiendo las instrucciones del médico. Recuerda que los medicamentos para la tos se prescriben por pocos días, que es el tiempo que usualmente tardan en aliviarse los síntomas. No debes tomar dosis mayores a la indicada, ni por más tiempo del que ordenó tu médico.

La dosis recomendada para adultos es de 10 a 20mg cada 4 hrs consumidos oralmente, o también 30 mg cada 6 a 8 hrs. Y 60 mg cada 12 horas en tabletas de liberación prolongada. Sin exceder los 120mg en 24 hrs.

En cuanto a su uso pediátrico, no se recomienda su uso en niños menores de 4 años, y para niños mayores su recomendación de uso será de acuerdo a la siguiente tabla:

EDAD Liberación inmediata Liberación prolongada Dosis máxima
4-6 años 2.5 – 5 mg cada 4 hrs

ó 7.5 mg cada 6 a 8 hrs.

15 mg. cada 12 hrs 30 mg. en 24 hrs
6-12 años 5 – 10 mg cada 4 hrs

ó 15 mg cada 6 a 8 hrs.

30 mg. cada 12 hrs. 60 mg. en 24 hrs
12 años en adelante 10 – 20 mg cada 4 hrs

ó 30 mg cada 6 a 8 hrs.

60 mg. cada 12 hrs. 120 mg. en 24 hrs

 

Siempre consulta con tu profesional de salud antes de administrar cualquier medicamento para la tos a niños pequeños, pues su administración indebida podría traer consecuencias fatales, especialmente en niños menores de 4 años.

En el caso de la presentación de pastillas para disolver en la boca, permite que se deshagan por completo en tu boca. Es recomendable que tomes abundantes líquidos para lubricar la garganta y despejar la constipación mientras utilices este medicamento.

Siempre debes consultar con tu médico si observas que los síntomas no disminuyen o se agravan en un periodo de 7 días después de haber iniciado el tratamiento, o si presentas cualquiera de las siguientes molestias: irritación en la piel o salpullido, fiebre, o dolores de cabeza intensos.

Además, si tienes que someterte a una operación quirúrgica, deberás informar al médico si has consumido algún medicamentos para la todos en los días anteriores a la cirugía.

Este medicamento debe ser almacenado en un lugar fresco, a temperatura ambiente y evitando el contacto con el calor, la humedad y la luz directa.

Si por error olvidas tomar una dosis, tómala en cuanto la recuerdes. Pero si falta poco tiempo para tu siguiente dosis, salta la que olvidaste y sigue tomando las demás dosis de acuerdo con tus instrucciones. No tomes una dosis mayor a la recetada para sustituir la que olvidaste.

Contraindicaciones del dextrometorfano – ¿Quién no debe tomar este medicamento?

Nunca administre un medicamento para la tos, la alergia o la gripe sin antes consultar a un profesional de salud. En caso de que estés tomando algún otro medicamento, debes también informarlo al médico, porque tomar dos diferentes sustancias en combinación o en dosis mayores a la indicada podría arriesgar tu salud.

En primera instancia es importante que no tomes otros medicamentos que también contengan Dextrometorfano, porque podrías causar una sobredosis accidental. Tampoco deben tomar esta medicina las mujeres embarazadas, y si estás en período de lactancia debes consultarlo antes con el médico porque hay riesgo de pasarlo al bebé.

Tampoco deben consumir dextrometorfano quienes hayan utilizado algún inhibidor de la MAO (tales como fenelzina, rasagilina isocarboxazida, selegilina o tranilcipromina) en los últimos 14 días.

 

Asimismo, debes consultar con tu médico si padeces enfisema pulmonar o bronquitis crónica.

Algunos medicamentos para la tos endulzados artificialmente pueden contener fenilalanina. Si padeces de fenilcetonuria, incapacidad de metabolizar el aminoácido tirosina a partir de fenilalanina en el hígado, debes consultar antes de consumir el medicamento.

Además, si padeces de alergias graves, evita el uso de esta sustancia, porque puede causar una liberación de histamina que cause reacciones alérgicas, especialmente en niños.

Lee también nuestra guía sobre los remedios naturales para quitar la gripe

Posibles efectos secundarios del dextrometorfano

Cuando uses dextrometorfano, puedes presentar algunos de los siguientes efectos secundarios:

  • Inquietud.
  • Nerviosismo.
  • Somnolencia.
  • Náusea.
  • Vomito.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.

Debes llamar a tu médico de inmediato o acudir a emergencias si presentar algunos de los siguientes síntomas graves:

  • Erupciones cutáneas.
  • Dificultad para respirar.
  • Visión doble o borrosa.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Alucinaciones.
  • Hipotensión o hipertensión.

Precauciones del dextrometorfano

Si tomas dextrometorfano debes evitar el uso de pastillas con cafeína, algún otro tipo de estimulante del sistema nervioso (tal como medicamentos para tratar el TDAH) o pastillas para adelgazar sin antes consultarlo con un especialista.

También debes evitar ingerir bebidas alcohólicas cuando tomes el medicamento. Debes también tener precaución si consumes dextrometorfano y debes manejar un vehículo o realizar actividades que requieran que te mantengas en estado de alerta.

En el caso de los adolescentes, los padres deben tener especial precaución, pues ingerido en dosis más altas de las recomendadas (de 10 a 50 veces más) puede causar alucinaciones o efectos similares.

Interacciones del dextrometorfano con otros medicamentos

El dextrometorfano puede interactuar con otras sustancias, como la toronja, cuyo consumo mientras tomas el medicamento puede aumentar los niveles de la medicina en la sangre.

Otras sustancias que debes evitar cuando consumes dextrometorfano son: fenelzina, rasagilina isocarboxazida, procarbazina, selegilina, tranilcipromina, quinidina, ranolazina, ritonavir,  sibutramina, terbinafina o algún otro medicamento antidepresivo tal como la fluoxetina, imipramina, fluvoxamina, bupropión y medicamentos para tratar la presión arterial alta.

Esta lista no incluye todas las sustancias con las que puede interactuar este medicamento, así que siempre debes consultar con tu médico antes de combinarlo con otras medicinas.

Sobredosis de dextrometorfano

En caso de sobredosis provocada o accidental debes llamar de inmediato al médico o acudir a emergencias. Algunos síntomas de sobredosis pueden incluir: alucinaciones, mareo o vómito, nerviosismo, alteración del estado de ánimo o pérdida momentánea de la conciencia.

 

Aunque este medicamento es muy común, su consumo debe ser muy limitado y con estricto cumplimiento de las directrices de tu médico. Si te sobrepasas, puedes causar efectos graves en tu organismo. Recuerda que siempre debes consultar con un especialista antes de utilizar medicamentos.

Si te gustó o te pareció útil este artículo, compártelo en tus redes sociales para que tus conocidos también puedan aprender sobre este importante medicamento. También puedes dejarnos tus dudas o experiencias en nuestra caja de comentarios.

Ver También: