Diabetes insípida: causas, síntomas y tratamiento

La diabetes insípida es una enfermedad con síntomas parecidos a la diabetes mellitus. Se caracteriza por la pérdida excesiva de líquidos al orinar, lo que conlleva a un desbalance en el agua y en los principales electrolitos del cuerpo, provocando una peligrosa deshidratación.

¿Qué es la diabetes insípida?

La diabetes insípida es una rara enfermedad que afecta la regulación de los líquidos del cuerpo, estimulando mucha orina y en consecuencia, sed y frecuente micción.

La condición afecta a hombres y a mujeres desde el nacimiento hasta la edad adulta. Una de cada 25 mil personas sanas la padece.

La enfermedad se desarrolla de dos fuentes principales. La primera de ellas se presenta en el riñón y se le conoce como, diabetes insípida nefrogénica. La otra es a nivel del sistema nervioso y se le llama, diabetes insípida central o neurogénica.

Las dos formas ocurren por alteraciones de la vasopresina, hormona que retiene el agua en los riñones y evita que salga sin control, lo que mantiene la presión arterial normal y el balance de los líquidos en el cuerpo.

En la primera de estas formas los riñones no responden a la hormona o no la reconocen. En la segunda, la glándula pituitaria no la produce.

Lee nuestra guía sobre la diabetes: Causas, síntomas y tratamientos

Factores de riesgo para la diabetes insípida

Los factores de riesgo dependen de la manera en que se desarrolla la enfermedad. Varían si se trata de una condición congénita o adquirida.

Será congénita si inicia desde el nacimiento. Se deberá a:

  • Familiar cercano que presente la enfermedad
  • Mutaciones en el gen que forma la vasopresina
  • Síndromes genéticos con alteraciones cerebrales o renales
  • Defectos de nacimiento a nivel de la línea media del cráneo

Los siguientes son los factores de riesgo si se trata de un proceso adquirido con el paso de los años:

  • Idiopática o factor desconocido
  • Por enfermedades autoinmunes
  • Cáncer en el cerebro o en la sangre
  • Shock séptico por infecciones sistémicas graves
  • Traumas en la cabeza o trauma craneoencefálico
  • Lesiones de las venas, arterias cerebrales o de los riñones
  • Infecciones a nivel cerebral causadas por hongos, bacterias o virus
  • Por el consumo de medicamentos o drogas como el etanol, la fenitoína y los esteroides

Causas de la diabetes insípida

Será necesario descartar otras causas que presenten síntomas similares como lo es la diabetes mellitus o el consumo de drogas o medicamentos, antes de hacer el diagnóstico de la diabetes insípida.

El doctor buscará el tipo de enfermedad que presenta el paciente tras haber descartado otras condiciones médicas.

Diabetes insípida central

Ocurre por los bajos niveles de vasopresina en la sangre o su ausencia total.

Su causa principal puede ocurrir desde el nacimiento y se manifiesta por alteraciones a nivel genético que se encarga de formar la hormona.

La causa secundaria es adquirida con los años y se desarrolla por enfermedades o lesiones a nivel cerebral, como golpes severos en la cabeza, cirugía cerebral, cáncer e infecciones.

Diabetes insípida nefrogénica

Las afecciones al nivel de los riñones alteran el equilibrio en diversos grados, según el nivel de respuesta que se tenga a la vasopresina.

Las causas pueden ser hereditarias por alteraciones genéticas que provoca que los riñones no reconozcan y eviten la respuesta de la vasopresina.

La forma adquirida ocurre por numerosas causas. Las más comunes son quistes en los riñones, infecciones renales, cáncer, niveles altos y bajos de calcio y de potasio en la sangre, respectivamente, cirugía renal, medicamentos y elementos como litio, Dexametasona y ofloxacina y enfermedades sistémicas como la amiloidosis.

Síntomas de la diabetes insípida

Los síntomas más habituales de la diabetes insípida son necesidad de beber mucha agua durante el día y la noche, orinar mucho y varias veces al día, desde 3 hasta 30 litros diarios, alteraciones del sueño por la necesidad de orinar y pérdida del control de los esfínteres que controlan la salida de orina a voluntad.

Las complicaciones desarrolladas y notorias son causadas por los síntomas principales y pueden conllevar a graves consecuencias de salud. Estas son:

  • Daño renal permanente
  • Alteraciones en el crecimiento, especialmente en niños
  • Deshidratación, fiebre, vómitos y diarrea sin signos de infección
  • Aumento del sodio en el cuerpo que deshidratan las células
  • Problemas neurológicos como confusión y convulsiones que pueden terminar en coma

Lee nuestra guía sobre los 10 síntomas de diabetes: Señales de alarma

Diagnóstico de la diabetes insípida

El diagnóstico será practicado por un especialista que controlará cada momento de la prueba y las posibles complicaciones. El examen es una privación de líquidos por un período.

La prueba mide los niveles de electrolitos en la sangre y en la orina, tomando muestras en diferentes tiempos, mientras que el paciente no puede beber agua.

La respuesta normal de un cuerpo cuando no ha tomado agua por un período es la secreción de vasopresina. Al recibir el mensaje, los riñones se encargan de conservar la cantidad necesaria de líquidos y al mismo tiempo de concentrar la orina.

El cuerpo no tiene una buena respuesta en la producción o en el mensaje hacia los riñones en la diabetes insípida. Esto impide la concentración de orina y favorece a la pérdida de líquidos necesarios.

Si la primera prueba es positiva se confirmará el diagnóstico pero se continuará la búsqueda de la causa, para un tratamiento adecuado.

La segunda prueba consiste en la administración de vasopresina sintética por inyección y se continuará estudiando la respuesta del paciente. Se confirmará que es de origen central o neurológico si este concentra la orina y conserva el agua en el cuerpo, pero si aun con el medicamento no puede retener los líquidos, se confirmará que el daño es a nivel de los riñones.

Tratamiento de la diabetes insípida

El tratamiento inicial es reemplazar diariamente el líquido que se pierde. También se buscará la causa que provoca el problema.

Si es de origen neurológico o central, el médico prescribirá un medicamento que funcionará como la vasopresina. El fármaco se halla en aerosol nasal, inyección o tableta.

Si el origen de la enfermedad es una afección renal, el tratamiento incluirá terapias según el estado de los riñones y de las necesidades del cuerpo. Se pueden incluir:

  • Disminuir la ingesta de sal
  • Aumentar el consumo de agua
  • Medicamentos antiinflamatorios
  • Diuréticos como amilorida e Hidroclorotiazida

La dieta es una parte importante del tratamiento por lo que el médico podría recomendar un nutricionista que programe las comidas del paciente. Se reducirá la ingesta de cafeína, proteínas y alimentos procesados.

Diferencias entre la diabetes mellitus y la diabetes insípida

Aunque algunos síntomas son parecidos, la diabetes insípida y la diabetes mellitus no están relacionadas. La diferencia principal es la causa por la que se produce la afección en el cuerpo.

La diabetes mellitus ocurre por alteraciones en la concentración de azúcar en la sangre, que estimula a los riñones a producir más orina para extraer este exceso del cuerpo. En consecuencia, la persona necesita ingresar más líquido para compensar las pérdidas.

La diabetes insípida ocurre por un desequilibrio en los líquidos del cuerpo causado por la falta de hormona vasopresina o porque este no puede utilizarla correctamente.

El nombre es similar porque en la antigüedad el diagnóstico era por el sabor de la orina. Si esta era dulce el médico concluía que había mucha azúcar en la sangre y le llamaban diabetes mellitus. Si el sabor era suave o neutro,  significaba que la cantidad de agua era alta y le llamaban diabetes insípida.

Conclusión

La diabetes insípida primaria es muy difícil o imposible de prevenir por problemas genéticos. La secundaria también es difícil de advertir, pero se debe fomentar una vida sana y consultar al médico si se tienen enfermedades o infección, que puedan lastimar al cerebro o riñones.

Los síntomas pueden ser manejados con un tratamiento oportuno y continuo, lo que garantizará una buena calidad de vida que permita emprender las actividades ordinarias del día.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos también conozcan qué es la diabetes insípida.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here