Dieta para la colitis ulcerativa: alimentos, suplementos y remedios caseros

La colitis ulcerativa es un trastorno que consiste en la inflamación del intestino por un tiempo prolongado, manifestándose con síntomas ulcerosos o con llagas en el tracto gastrointestinal.

Esta enfermedad afecta el revestimiento interior del intestino grueso y del recto, causar debilidad y tiene el riesgo de complicaciones que pueden llevar a la muerte.

 Si padeces esta enfermedad, o conoces a alguien cercano que esté atravesando por las desagradables molestias de la colitis ulcerativa, sigue leyendo para que conozcas su naturaleza, síntomas, causas, tratamientos, alimentos favorables y desfavorables, y otras informaciones de interés.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de colitis y sus tipos

¿Cómo se presenta la colitis ulcerativa?

La colitis ulcerativa puede ocasionar un estrechamiento del intestino, constituyéndose en un obstáculo para la normal evacuación de las heces fecales. Igualmente, puede causar:

  • Inflamación del colon.
  • Diarreas severas.
  • Dolor articular.
  • Cicatrización de los conductos pancreáticos y biliares.

La colitis ulcerativa por lo general se desarrolla de manera gradual, empeorando con el paso del tiempo.

Los síntomas de la inflamación pueden ir de leves a moderados y graves. La mayoría de los afectados presenta períodos de remisión, en los que los síntomas desaparecen por un tiempo, que pueden durar desde semanas hasta años.

Aunque todavía no tiene una cura definitiva, sí existen algunos tratamientos naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas de esta enfermedad de forma significativa y lograr eventualmente su remisión permanente.

En 2017, una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte encontró evidencias de que la proteína NLRP12 regula la inflamación en el cuerpo (1).

El estudio determinó que parejas de gemelos que sufrían de colitis ulcerativa tenían bajos niveles de la proteína en su organismo, mientras que aquellos sin la enfermedad tenían cantidades normales de NLRP12.

Cuando el nivel de NLRP12 era bajo, el estudio constató una presencia menor de bacterias «amigas» que favorecen la digestión, y mayor cantidad de bacterias dañinas que causan inflamación.

Los investigadores concluyeron que añadiendo bacterias amistosas en el tracto gastrointestinal de las personas con colitis ulcerativa, y con bajos niveles de la proteína NLRP12, se podría restablecer la flora bacteriana favorable y disminuir la inflamación.

Síntomas de la colitis ulcerativa

Los síntomas de esta enfermedad pueden variar dependiendo de la gravedad de la inflamación que causa la enfermedad y del sitio en que se localiza.

La mayoría de la gente experimenta síntomas entre leves y moderados, pero su desarrollo puede variar y en algunos casos presentan largos períodos de remisión.

Entre los síntomas de la colitis ulcerativa se encuentran:

  • Diarrea, frecuentemente con pus o sangre.
  • Dolor y calambres en la zona abdominal.
  • Dolor y sangrado en el recto.
  • Frecuente urgencia de evacuar e incapacidad para hacerlo.
  • Disminución del peso corporal.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Ralentización del crecimiento infantil.
  • Fiebre.

Una colitis ulcerativa prolongada puede ocasionar graves trastornos de salud y complicaciones, tales como:

  • Sangrado intenso.
  • Rápida inflamación y perforación del colon.
  • Severa deshidratación.
  • Enfermedad hepática.
  • Pérdida ósea.
  • Inflamaciones en las articulaciones, los ojos y la piel.
  • Llagas en el revestimiento bucal.
  • Mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  • Mayores riesgos de coágulos de sangre en arterias y venas.

Causas de la colitis ulcerativa

Siempre se pensó que las principales causas de la colitis ulcerativa eran la dieta y el estrés, pero recientemente los estudios han concluido que estos son factores agravantes, mas no causantes de la enfermedad.

En su lugar, se considera que una de las posibles causas puede ser una falla del sistema inmunológico, que responde de manera anormal al detectar virus o bacterias y ataca entonces las células sanas del tracto digestivo, causando la inflamación de forma permanente.

En la mayoría de los casos, la colitis ulcerativa presenta sus síntomas antes de la edad de 30 años, aunque en algunas ocasiones los afectados pueden desarrollar el trastorno después de los 60 años.

Los riesgos de colitis ulcerativa se incrementan si existe tienes algún antecedente familiar, como un padre o hermano que la padezca. También se considera mayor riesgo si utilizar un fármaco llamado Isotretinoína, que se receta para tratar el acné quístico.

Una investigación reportada por el Diario Americano de Gastroenterología, señala la relación entre la isotretinoína y la aparición de la colitis ulcerativa (2).

El estrés crónico es otro de los factores que contribuyen a desarrollar la colitis ulcerativa. Es importante evitar el estrés crónico practicando ejercicio, rutinas de respiración y de relajación para controlar las situaciones estresantes.

Tratamiento de la colitis ulcerativa

1. Tratamiento convencional

Por lo general, el tratamiento convencional de la enfermedad contempla tratamientos con fármacos o cirugía.

De acuerdo con una evaluación llevada a cabo por la Escuela de Medicina de Harvard, los antiinflamatorios suelen ser los primeros medicamentos utilizados en el tratamiento de la colitis ulcerativa (3).

Antiinflamatorios

Los dos fármacos antiinflamatorios de uso más común para tratar la colitis ulcerativa son los corticosteroides y los aminosalicilatos. Ambos medicamentos son efectivo para el alivio de los síntomas de la colitis ulcerativa, pero también causan efectos secundarios que debes considerar.

Por ejemplo, varios aminosalicilatos, como balsalazida, mesalamina y olsalazina, han sido asociados a problemas renales y del páncreas.

Por su parte, los corticosteroides son hormonas esteroideas que son administradas en los casos de colitis ulcerativa moderada o severa y pueden ocasionar:

  • Hinchazón de la cara.
  • Excesivo vello facial.
  • Sudoración nocturna.
  • Hiperactividad.
  • Insomnio.

Otros efectos secundarios de mayor gravedad que produce el tratamiento con corticosteroides son:

  • Alta presión arterial.
  • Diabetes.
  • Fracturas en los huesos y osteoporosis.
  • Problemas en el sentido de la vista, como cataratas y glaucoma.
  • Mayores riesgos de infección.

Por esta razón los medicamentos para tratar la colitis ulcerativa no se administran durante períodos de tiempo prolongados.

Lee nuestra guía sobre los 15 mejores anti inflamatorios 

Inmunosupresores

Otros medicamentos empleados para el tratamiento de la colitis ulcerativa son los inmunosupresores. Estos fármacos se administran para suprimir la respuesta del sistema inmunológico que causa el proceso inflamatorio.

De acuerdo con un estudio publicado en Digestive Diseases (Enfermedades Digestivas), el tratamiento estándar para la colitis ulcerativa consiste en inducir y mantener la remisión de los síntomas y de la inflamación de la mucosa intestinal (4).

La variable clave que analizan los médicos para definir el tratamiento más adecuado es el alcance y la severidad de la inflamación.

Otros tratamientos convencionales contemplan antibióticos,que son administrados cuando el paciente tiene fiebre; también analgésicos, antidiarreicos y suplementos de hierro, especialmente en los casos que presentan hemorragias intestinales que pueden causar anemia por deficiencia de hierro.

La colitis ulcerativa es una enfermedad crónica, y puede mantenerse por un largo período de tiempo. Consumir antibióticos por tanto tiempo puede causar una resistencia a estos medicamentos, además que puede causar otro tipo de trastornos.

Cirugía

La cirugía se realiza en los casos de mayor gravedad de la colitis ulcerativa y suele implicar la extirpación del colon y el recto.

La idea de esta operación, llamada proctocolectomía, es que como la colitis ulcerativa afecta solamente al colon y el recto, entonces remover ambos es una medida curativa, según explica la publicación Surgical Treatment (Tratamiento Quirúrgico).

La mayoría de las veces, en la operación se realiza un procedimiento llamado anastomosis ileoanal, que evita tener que usar una bolsa para evacuar. Mediante este procedimiento se coloca una bolsa en el extremo del intestino delgado cosida directamente con el ano, lo que permite descargar los desechos directamente.

En otros casos, el cirujano puede practicar una abertura directamente en el abdomen para recoger las heces en una bolsa.

2. Tratamiento natural

La principal estrategia de alivio y ayuda a la curación de la colitis ulcerativa es una dieta apropiada. Algunos alimentos provocan una respuesta inmunológica agresiva y promueven la inflamación del tracto digestivo, es importante que evites incluirlos en tu dieta.

Entre estos alimentos problemáticos pueden estar:

  • Comidas picantes.
  • Lácteos.
  • Azúcar refinada.

Entre los alimentos que resultan convenientes, están los ricos en ácidos grasos omega-3 y los probióticos.

El ejercicio también es una magnífica ayuda natural para tratar la colitis ulcerativa. Los entrenamientos de intensidad moderada contribuyen a disminuir el estrés, uno de los principales factores asociados a la enfermedad

.Otros efectos positivos del ejercicio, especialmente yoga y la natación, en las personas con el trastorno son:

  • Mejora la digestión.
  • Potencia el sistema inmunológico.
  • Ayuda a lograr un estado de relajación.

La relajación es un elemento vital para el tratamiento de la colitis ulcerativa, ya que un organismo en calma digiere más fácilmente los alimentos.

Prácticas como el yoga, ejercicios de respiración, meditación y estiramiento ayudan a mejorar la circulación y la digestión, así como a dormir mejor, lo que contribuye a minimizar el estrés.

Alimentos que empeoran la colitis ulcerativa

Si padeces colitis ulcerativa, debes ser particularmente cuidadoso con la dieta, ya que los alimentos que agravan la colitis ulcerativa pueden variar en cada persona y también dependen del lugar de la inflamación.

Por ejemplo, la fibra puede afectar a algunas personas porque es difícil de digerir para el organismo. La dieta baja en fibra se suele llamar «baja en residuos», y se basa en eliminar alimentos como cereales integrales, semillas, verduras y frutas crudas.

Este tipo de dieta ayuda a aliviar síntomas como dolor y calambres, pero no elimina la inflamación. Las personas con colitis ulcerativa que se ven afectadas por las verduras y las frutas crudas, pueden optar por hornearlas, cocinarlas al vapor o guisarlas.

Con estos procedimientos es posible que no haya que privarse de alimentos muy ricos en nutrientes, pero algo difíciles de digerir, como el brócoli y la coliflor.

Los alimentos y bebidas que más suelen molestar a las personas con colitis ulcerativa incluyen:

  • Frutos y hortalizas picantes y salsas picantes.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Comidas grasosas.
  • Lácteos, particularmente en las personas sensibles o intolerantes a la lactosa.
  • Bebidas carbonatadas.
  • Cafeína.
  • Verduras y frutas crudas.
  • Frutos secos.
  • Alimentos fibrosos.
  • Legumbres, semillas, nueces, frijoles secos y guisantes.
  • Mantequillas de nueces.
  • Alimentos sulfatados.
  • Carne.
  • Palomitas de maíz.
  • Azúcar refinada.
  • Productos con sorbitol (edulcorante empleado en dulces industriales y chicles).

Dieta para la colitis ulcerativa

Los siguientes son 5 alimentos o grupos de alimentos que ayudan a mejorar los síntomas de los pacientes con colitis ulcerativa.

1. Ácidos grasos Omega-3

Investigaciones han determinado que el ácido eicosapentaenoico (EPA), perteneciente a la familia Omega-3, tiene la capacidad de disminuir las inflamaciones, bloqueando los leucotrienos, unas moléculas derivadas del ácido araquidónico que favorecen los procesos inflamatorios crónicos.

La fuente más rica en EPA es el aceite de pescado de buena calidad. Un informe de 2010 aparecido en el Diario de la Real Sociedad de Medicina reportó que una mujer con una colitis ulcerativa, encontró la cura con un tratamiento a base de ácidos grasos Omega-3 (5).

En 1998, cuando tenía 27 años, la paciente había acudido al servicio de emergencias hospitalarias después de haber pasado por un periodo de 10 días de diarrea sanguinolenta, dolor y calambres abdominales.

Había perdido 6 libras (casi 3 kilos), informó que tenía hasta 15 evacuaciones diarias y se encontraba clínicamente deshidratada. Después de varias semanas de tratamientos convencionales, que solo produjeron alivios parciales y de corto plazo, empezó a consumir ácidos grasos Omega-3.

Fue dosificada con EPA y con ácido docosahexaenoico (DHA), otro compuesto del grupo Omega-3. La mujer toleró perfectamente las dosificaciones, sin registrar efectos secundarios, redujo progresivamente sus urgencias intestinales y vio desaparecer el sangrado por el recto en solo una semana.

La paciente continuó con un tratamiento de un gramo de ácidos grasos Omega-3 y 2,4 gramos del antiinflamatorio mesalazina, logrando la remisión de la colitis ulcerativa.

Lee nuestra guía sobre los 12 alimentos más ricos en omega 3

2. Probióticos

Los probióticos son bacterias que favorecen el proceso digestivo, ayudando al organismo a absorber los nutrientes y defenderlo de infecciones. También generan enzimas ayudan a combatir las bacterias dañinas que causan inflamaciones, levaduras y hongos.

La proporción ideal de la flora intestinal debe incluir un 85% de bacterias buenas y un 15% de malas, según especialistas. Cuando esa proporción se desequilibra, se presenta una condición llamada disbiosis o disbacteriosis intestinal, que puede superarse con la alimentación o suplementación con probióticos.

Los probióticos operan como una barrera a lo largo del tracto intestinal, que evita que las bacterias dañinas estimulen una respuesta del sistema inmunológico.

Los probióticos también estimulan la producción de mucosidad, que protege al organismo de las invasiones bacterianas y son unos excelentes agentes antiinflamatorios, ya que modifican el sistema inmunológico de la mucosa para evitar inflamaciones.

También tienen la propiedad de actuar sobre las células dendríticas (células características del sistema inmunológico de los mamíferos) para que sean ligeramente menos reactivas y sensibles a las bacterias, lo cual disminuye la inflamación.

Según un informe publicado en Gastroenterología y Hepatología (Gastroenterology and Hepatology), un estudio que comparó un tratamiento con probióticos con otro convencional basado en mesalamina, fármaco empleado para disminuir la inflamación relacionada con la colitis ulcerativa, encontró que ambos procedimientos eran igual de efectivos (6).

Los ensayos clínicos muestran que la efectividad de los probióticos para tratar la colitis ulcerativa se debe a su capacidad para promover la aparición de mucosidad y modificar los parámetros del sistema inmunológico de la mucosa que favorecen la inflamación.

Los principales alimentos fermentados y con probióticos son:

  • Kéfir.
  • Chucrut.
  • Kimchi.
  • Natto.
  • Yogurt con probióticos.
  • Miso.
  • Kombucha.
  • Queso crudo.

Lee nuestra guía sobre los 17 mejores probióticos y prebióticos para tu salud

3. Alimentos ricos en hierro

Las úlceras que sangran y la diarrea sanguinolenta pueden hacer disminuir el nivel de glóbulos rojos en la sangre, causando anemia, condición que puede corregirse incrementando el nivel de hierro en el torrente sanguíneo.

Aparte de evitar la anemia, el hierro es un nutriente indispensable para un saludable metabolismo, el mantenimiento de la capacidad energética del cuerpo y el bienestar general.

La deficiencia de hierro hace que tu organismo no sea capaz de producir glóbulos rojos que transporten oxígeno hacia tus células. Esta carencia causa debilidad en el organismo.

Los alimentos más ricos en hierro incluyen:

  • Hígado y carne de res.
  • Frijoles (blancos y negros).
  • Yemas de huevo.
  • Espinaca, acelga y otras hojas verde intenso.

4. Alimentos ricos en ácido fólico

El folato, ácido fólico o vitamina B9, es otro nutriente básico para la gente con colitis ulcerativa, ya que es esencial para la producción de nuevo material celular, a través de su papel en la reproducción y síntesis del ADN.

Las deficiencias de folato ocasionan anemia, provocan mala digestión y debilitan el sistema inmunológico.

De acuerdo con un reporte de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer, el consumo de suplementos con ácido fólico ayuda a los pacientes con colitis ulcerativa a disminuir los riesgos de desarrollar displasia colorrectal y cáncer (7).

Entre los alimentos ricos en folato se encuentran:

  • Brócoli.
  • Lentejas y garbanzos.
  • Aguacate.
  • Espárragos.
  • Remolacha.

Recuerda que comer algunos de estos alimentos crudos puede dificultar la digestión. Así que si sientes alguna molestia cuando los comas, prueba prepararlos al vapor u horneados para ayudar al organismo.

5. Cúrcuma

Una de las propiedades más potentes de la cúrcuma, el ingrediente que le confiere al curry el color amarillo intenso que lo caracteriza, es su capacidad desinflamatoria, siendo uno de los compuestos naturales antiinflamatorios de mayor efectividad.

Con frecuencia, las personas con problemas digestivos y gastrointestinales, incluyendo la colitis ulcerativa, se vuelven intolerantes a los medicamentos porque ya tienen comprometida la flora del estómago y literalmente roto el revestimiento mucoso.

Una evaluación integral de un conjunto de estudios relacionados con el papel de la cúrcuma en el control de la enfermedad inflamatoria intestinal, encontró que un significativo número de pacientes ha dejado de consumir su prescripción de corticosteroides por la mejora dramática que experimentó su condición tras tomar curcumina (cúrcuma refinada).

El consumo de cúrcuma no presenta efectos secundarios, como el daño al revestimiento intestinal que causan los corticosteroides, y gracias a su capacidad antiinflamatoria, promueve el surgimiento de una flora bacteriana saludable .

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, las propiedades de la curcumina son capaces de mantener en remisión a la colitis ulcerativa.

En una investigación doble ciego controlada con placebo, empleando curcumina y un tratamiento convencional, los participantes que usaron el refinado de cúrcuma registraron tasas de recaída considerablemente menores (7) a quienes recibieron el placebo.

Una excelente forma de añadir curcumina al organismo es tomando té de cúrcuma, una bebida que algunos especialistas llaman «oro líquido».

La siguiente receta de té de cúrcuma te ayudará a aliviar las molestias de la colitis ulcerativa y de otros trastornos inflamatorios:

Ingredientes:

  • Una taza de agua
  • Una cucharadita de cúrcuma (cúrcuma en polvo o la  raíz de la planta rallada)
  • Una taza de leche de coco
  • Una cucharada de miel cruda
  • Una cucharada de mantequilla clarificada

Preparación:

Vierte la leche de coco y el agua en una cacerola y calienta durante dos minutos. Añade la miel, la mantequilla y la cúrcuma, y calienta por otros dos minutos.

Revuelve y vierte en tazas para beber.

Suplementos para la colitis ulcerativa

La colitis ulcerativa afecta la capacidad del organismo para absorber los nutrientes de los alimentos que comes. Por esta razón, es importante que tomes suplementos para asegurar al cuerpo las vitaminas que requiere.

Algunos de los suplementos más útiles en casos de colitis ulcerativa son:

Probióticos: Proporcionan una saludable flora bacteriana, reducen respuestas indeseadas por parte del sistema inmunológico y disminuyen inflamaciones.

Aceite de pescado: Combate inflamaciones y bloquean reacciones químicas adversas.

Multivitamínicos: Aseguran la obtención de las vitaminas y minerales requeridos por el cuerpo.

Vitamina D: Contribuye a la salud del sistema óseo y ayuda a combatir las enfermedades autoinmunes.

Calcio: Fortalece los huesos y ayuda a la secreción hormonal.

Otras medidas naturales contra la colitis ulcerativa

1. Mantén un diario de alimentos

Anota diariamente en un diario los alimentos que consumes, lo que te ayudará a llevar un control de tu dieta y los efecto que causa cada tipo de comida en tu organismo.

Durante un período de tiempo, que puede ser de semanas o de meses, dependiendo de tu condición, dedica tiempo a anotar diariamente lo que comes y cómo reaccionas a la comida.

De esta forma podrás saber cuáles alimentos te ayudan y cuáles empeoran tu condición, identificando cosas que te alivian y otras a las que eres sensible o intolerante.

2. Bebe mucha agua y líquidos

Es común que los pacientes con colitis ulcerativa sufran deshidratación debido a la gran cantidad de evacuaciones diarias.

Mantén siempre cerca una botellita o un vaso de agua e hidrátate con frecuencia, para evitar un cuadro de deshidratación.

Igualmente, recuerda que debes evitar los líquidos deshidratantes, como el alcohol y los que contienen cafeína.

3. Acupuntura

La medicina tradicional china ha empleado por siglos la acupuntura para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal, un procedimiento que se hace cada vez más popular en occidente.

Una investigación realizada en 2006 por la Universidad de Erlangen-Nuremberg, Alemania, evaluó la efectividad de un tratamiento de acupuntura en un grupo de 29 personas con colitis ulcerativa activa entre leve y moderada (8).

El grupo experimental fue sometido a 10 sesiones de acupuntura en un lapso de 10 semanas y los pacientes experimentaron una significativa mejora en su bienestar y calidad de vida.

4. Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales, como los de hinojo, menta y jengibre, tienen propiedades antiinflamatorias, por lo que pueden ayudar a disminuir los síntomas de la colitis ulcerativa. Puedes usarlos de dos maneras:

  • Añade una gota de un aceite esencial al agua, 3 veces al día.
  • Ponte 2 o 3 gotas del aceite sobre el abdomen y frótalas en la piel (2 veces al día).

Come raciones pequeñas y bebe batidos como reemplazo de comida

Dado que uno de los problemas más comunes de la colitis ulcerativa son los calambres y las molestias abdominales, puedes aumentar la frecuencia de comidas, por ejemplo a 5 veces al día, ingiriendo raciones más pequeñas.

Para el sistema digestivo es más fácil operar con cantidades pequeñas, ya que permiten una digestión más ligera y una mejor absorción de nutrientes.

La ingesta de cantidades menores junto con un aumento de la frecuencia ayudan a reducir los calambres y el dolor en las personas con colitis ulcerativa, mientras aseguran una adecuada nutrición diaria.

Otra estrategia alimentaria para manejar menor cantidad de sólidos es sustituirlos por batidos. De esta forma puedes ingerir una buena cantidad de nutrientes y calorías, hidratas tu organismo, y mientras reducen las molestias de la colitis ulcerativa.

La siguiente es una receta de un batido 100% natural a base de vegetales, que se prepara en solo unos pocos minutos y alcanza para dos porciones:

Ingredientes:

  • Un trozo de jengibre de unos 3 cm (pelado)
  • Un manojo de cilantro
  • El jugo de una lima
  • Un pepino troceado
  • Un tomate grande en rodajas
  • 5 trozos pequeños de piña

Preparación:

Licúa todos los ingredientes hasta que quede un líquido suave.

 

Esperamos que esta información y consejos para la colitis ulcerativa te sean de utilidad. Comparte este artículo con tus amigos. Si tienes dudas puedes dejarlas en la caja de comentarios, estaremos atentos a responder tus inquietudes.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here