Hierbabuena: usos medicinales, beneficios y precauciones

¿Qué es la hierbabuena?

La hierbabuena – o yerbabuena – es una planta muy aromática que además de su utilidad en la cocina y la perfumería, tiene importantes efectos relajantes, analgésicos e antiinflamatorios, por lo que se utiliza también en la medicina. Esta hierba pertenece al mismo género de la menta, de hecho su nombre científico es Mentha spicata.

Datos nutrimentales de la hierbabuena

100 gramos de hierbabuena fresca aportan: (Referencia)

  • Calorías: 44 kcal
  • Agua 80%
  • Proteínas: 3,29 gramos
  • Grasas: 0,73 gramos
  • Carbohidratos: 8,41 gramos
  • Fibra: 6,8 gramos
  • Minerales: calcio, magnesio, hierro, potasio, sodio, zinc, fósforo.
  • Vitaminas: vitaminas del grupo B, vitamina C.

Es de hacer notar que el consumo de esta planta no altera los niveles de colesterol en sangre. La hierbabuena se compone de mentol (40.7%), mentona (23.4%) así como menores cantidades de acetato de mentol, cineol y limoneno. Laa combinación de estos ingredientes logran un efecto positivo en los organismos vivos.

¿Para qué sirve la hierbabuena?

El principal uso de la hierbabuena es en la gastronomía. Se utiliza como ingrediente para condimentar o aromatizar recetas, así como de adorno en postres y platillos especiales. También es un componente muy apreciado en la industria cosmética, encontrándose productos hechos con hierbabuena y otros que la incluyen como complemento en su fórmula.

Sus propiedades son aprovechadas igualmente en el mundo médico. Como se mencionó en la introducción, la hierbabuena tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antisépticas y estimulantes. Puede usarse en forma de té para su consumo o como aceites para aplicación tópica.

Beneficios y propiedades medicinales de la hierbabuena

La hierbabuena tiene numerosas propiedades medicinales, incluyendo:

1. Tratamiento para el síndrome de colon irritable o colitis

Quizá la mayor de sus propiedades medicinales es el poder antiespasmódico y carminativo. Es una planta muy recomendada para disminuir el exceso de flatulencias y eliminar los dolores estomacales y los cólicos menstruales. Los doctores hallaron en la hierbabuena un excelente tratamiento para el síndrome del intestino irritable, enfermedad que aqueja a cerca del 20% de la población adulta y que se presenta como dolor abdominal, inflamación del estómago, diarrea y gases.

Los estudios realizados para determinar la efectividad de la hierbabuena en el combate de esta enfermedad arrojaron que el 75% de los participantes en la prueba mostraron una reducción de los síntomas después de consumir hierbabuena durante un periodo de cuatro semanas seguidas. Lo que esta planta provoca es el relajamiento de los músculos lisos del tracto digestivo, así como la disminución de las fibras sensibles al dolor e irritación de los intestinos (Referencia).

Aunque la única enfermedad crónica para la cual los médicos han aprobado el uso de hierbabuena es el síndrome del intestino irritable, desde hace miles de años esta planta se ha utilizado por madres, curanderos y chamanes para aliviar toda clase de malestares.

2. La irritación y comezón

Las hojas de hierbabuena, gracias al mentol que contienen, tienen propiedades calmantes y emolientes; esta sensación de enfriamiento se aprovecha para calmar la irritación ocasionada por picaduras de insectos, quemaduras, erupciones y demás afecciones cutáneas simples. Su utilidad en el prurito del embarazo ha sido demostrada científicamente (Referencia).

Lo que sí debe cuidarse es no utilizar la hoja directamente sobre la piel, pues en modo natural puede contener gran cantidad de mentol y terminar irritándola más. Se recomienda mejor hacer una infusión más diluida y aplicar de manera tópica con ayuda de un algodón o toalla. En el caso de alergias, salpullido, la hierbabuena ayuda para aliviar la comezón e irritación (Referencia).

3. Anti migrañoso y para tratar los dolores de cabeza

Un té de hierbabuena puede ser un gran remedio para acabar con los molestos dolores de cabeza, incluso igual o más efectivo que tomar paracetamol u otro AINE. Si deseas un tratamiento de acción rápida para cortar desde un principio los malestares de la migraña, se puede utilizar aceite de hierbabuena aplicado directamente en la zona de la sien (Referencia).

También se puede inhalar el aceite de hierbabuena para aliviar la presión de los senos paranasales y así inducir a la apertura de las vías respiratorias, lo que hace que el cerebro reciba mayor cantidad de oxígeno, sintiendo menos dolor.

4. Cólicos

Esta hierba medicinal es bastante efectiva en los tratamientos de los dolores crónicos gracias a sus efectos analgésicos y antiinflamatorios. Aunque su uso en niños puede ser controversial por el posible daño renal, durante años se ha administrado como tratamiento para los cólicos infantiles. Asimismo es un gran remedio para acabar con los dolores menstruales de las mujeres (Referencia).

5. Síntomas y malestares respiratorios

Al inhalar el olor del mentol, que tiene propiedades descongestionantes y expectorantes, la mucosidad que obstruye la nariz se vuelve más fluida, lo que ayuda a acabar con la congestión. Es por ello que muchas abuelas y madres, lo primero que te ofrecen cuando te comienza un resfriado es un té de hierbabuena, bebida que algunos dicen también puede ayudar a reducir la irritación de la garganta incluso en personas fumadoras (Referencia).

6. Para tratar las heridas crónicas

Si tienes heridas abiertas que aún no sanan, los médicos han encontrado que una mezcla de hierbabuena y canela puede tener un efecto antimicrobiano y curativo. Estas propiedades ayudarán tanto a combatir la aparición de germenes en la herida como a acelerar su recuperación, gracias a la generación de fibroblastos, las células que intervienen en la reparación de las células y tejidos (Referencia).

¿Sirve la hierbabuena para adelgazar?

hierbabuena

La hierbabuena suele combinarse con otros ingredientes para crear sustancias con activos criogénicos que reducen tallas y la apariencia de la celulitis debido al efecto frío que provocan. Así que antes de pagar una carísima terapia para acabar con la grasa extra, mejor prepárate un rico y refrescante té de hierbabuena (Referencia).

¿Qué beneficios tiene el aceite de hierbabuena?

Usado de forma tópica, el aceite de hierbabuena brinda efectos analgésicos y ayuda en el alivio de quemaduras. Se ha combinado con aloe vera para este último proposito. Colabora en el alivio del dolor de garganta y cuando se padece de alteraciones respiratorias, como gripe o resfriado, se puede inhalar unas gotas con un humidificador e inhalar profundamente (Referencia).

Precauciones al usar la hierbabuena

Como muchas otras hierbas, la hierbabuena puede tener efectos secundarios dependiendo de la sensibilidad de cada persona a sus ingredientes activos o incluso puede llegar a interferir con otros medicamentos que ya se están tomando (Referencia).

Por ello, los médicos recomiendan no utilizar remedios con hierbabuena si:

  • Eres diabético, pues estudios han probado que puede incrementar el riesgo de hipoglucemia.
  • Eres menor de 7 años, ya que se han demostrado casos de daño renal causados por el uso de hierbas.
  • Si estás tomando antiácidos. La hierbabuena elimina el efecto de los mismos y produce una mayor irritación.
  • Si tienes una hernia de hiato o sufres de reflujo gastrointestinal.
  • Si tomas medicamentos para la hipertensión.

¿Cómo se puede consumir la hierbabuena?

Se puede beber una infusión o masticar unas hojas de esta planta, previamente lavadas y desinfectadas.

Abajo un video de cómo preparar un té de hierbabuena:

Historia de la hierbabuena

A lo largo de la historia, la hierbabuena se ha utilizado por su sabor refrescante, así como por sus aportes terapéuticos y propiedades médicas. Desde el tiempo de los griegos y romanos, se utilizó para preparar infusiones relajantes. Más adelante, en la Edad Media, época en la cual los festines eran el pan de cada día, esta hoja con forma muy reconocible comenzó a utilizarse para limpiar los dientes y curar la halitosis o mal aliento.

Referencias

  1. United States Department of Agriculture Agricultural Research Service. Basic Report: 02064, Peppermint, fresh. National Nutrient Database for Standard Reference Legacy Release [internet]. (2008) Disponible en: https://ndb.nal.usda.gov/
  2. Cash, Brooks. Novel Peppermint Oil Formulation for Dietary Management of Irritable Bowel Syndrome. Gastroenterology & Hepatology [internet]. (2015): 631–633. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  3. Akhavan Amjadi, Marjan, Faraz Mojab, and Seyedeh Bahareh Kamranpour. The Effect of Peppermint Oil on Symptomatic Treatment of Pruritus in Pregnant Women. Iranian Journal of Pharmaceutical Research : IJPR. (2012): 1073–1077. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  4. Elsaie, Lotfy T et al. Effectiveness of Topical Peppermint Oil on Symptomatic Treatment of Chronic Pruritus. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology. (2016): 333–338. [internet]. [revisado 27 Sept. 2018]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  5. H, Göbel et al. Essential plant oils and headache mechanisms. Phytomedicine [internet]. (1995); 2(2):93-102. Resumen disponible en: https://www.sciencedirect.com/
  6. João Guilherme Bezerra Alves, Rita de Cássia Coelho Moraes de Brito y Telma Samila Cavalcanti. Effectiveness of Mentha piperita in the Treatment of Infantile Colic: A Crossover Study. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2012, 4 páginas, 2012. Disponible en: https://www.hindawi.com/
  7. Willis, Daniel N. et al. Menthol Attenuates Respiratory Irritation Responses to Multiple Cigarette Smoke Irritants. The FASEB Journal. (2011): 4434–4444. [internet]. [Revisado 27 Sept. 2018]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  8. Duncan, Bradley et al. Nanoparticle Stabilized Capsules for the Treatment of Bacterial Biofilms. ACS Nano. (2015): 7775–7782. PMC. [internet]. [Revisado 27 Sept. 2018]. Disponible en: https://pubs.acs.org/
  9. Balliett, Mary y Jeanmarie R. Burke. Changes in Anthropometric Measurements, Body Composition, Blood Pressure, Lipid Profile, and Testosterone in Patients Participating in a Low-Energy Dietary Intervention. Journal of Chiropractic Medicine. (2013): 3–14. PMC. [internet]. [Revisado 27 Sept. 2018]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  10. Kligler, Benjamin y Chaudhary, Sapna. Peppermint Oil. American Family Physician. (2007); 75(7): 1027-1030. [Revisado 27 Sept 2018]. Disponible en: https://www.aafp.org
  11. National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH). Peppermint Oil. U.S. Department of Health & Human Services – National Institutes of Health [internet]. (2016). Disponible en: https://nccih.nih.gov/

Recurso sobre la Hierbabuena

Ver también: