Intoxicación por monóxido de carbono: causas, síntomas y tratamiento

El monóxido de carbono (CO) es considerado un asesino silencioso. No tiene olor, color, ni sabor y es indetectable para animales y humanos.

Te invitamos a aprender a reconocerlo para evitar una intoxicación, envenenamiento que según el Centro Para el Control y Prevención de Enfermedades, causa la muerte por intoxicación accidental de cerca de 400 personas cada año, en Estados Unidos.

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono (CO) es un subproducto de la combustión. Las estufas de gas, hornos, generadores portátiles, parrillas de carbón y cualquier aparato que queme combustible, aumentará el riesgo de exposición a este gas carnoso.

Con base al citado centro, cada año se conocen más de 20 mil emergencias y 4 mil hospitalizaciones por inhalación de óxido de carbono, como también se le conoce. (1)

Aunque muchas viviendas tienen detectores que funcionan similarmente a los de incendios, son más los hogares que ni siquiera toman medidas de prevención y control sobre el gas incoloro.

Efectos en el cuerpo de la intoxicación por monóxido de carbono

La hemoglobina es la molécula en las células rojas de la sangre responsable de transportar el oxígeno desde los tejidos pulmonares, hasta el resto del cuerpo. Al regresar recolecta dióxido de carbono y lo lleva a los pulmones para que pueda ser exhalado. El monóxido de carbono se une a la hemoglobina 200 veces más efectivo que el oxígeno y compite por esta molécula con el elemento químico.

El cuerpo humano no puede usar al monóxido de carbono, ni la sangre recolectar, tampoco transportar oxígeno, al resto del cuerpo. Como resultado, los órganos vitales y los tejidos comienzan a fallar por falta de este.

El cerebro es el primer perjudicado. Por eso, quienes se intoxican con el gas altamente tóxico pierden la consciencia antes de darse cuenta de lo que ocurre.

Es normal que quienes se envenenen por monóxido de carbono se sientan mal sin identificar la causa del malestar.

Síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono

Inhalar cantidades moderadas de monóxido de carbono provocará síntomas similares al resfriado pero sin fiebre.

Si varias personas en un mismo lugar tienen los mismos síntomas, podría ser una advertencia de una fuga de este gas. En este escenario, todos los aparatos de combustión deben ser apagados, se abrirán las ventanas para ventilar y se avisará a las autoridades.

Mientras más sea la exposición al monóxido de carbono, más graves serán los síntomas. Algunos de ellos son pérdida de equilibrio y problemas de visión y de memoria inmediata. Se suman:

  • Confusión
  • Pérdida de consciencia
  • Dificultades para coordinar

Una exposición de horas al gas podría provocar daños en los tejidos cardíacos, con una futura deficiencia crónica con el pasar del tiempo.

Hombres y mujeres con problemas respiratorios o cardíacos, embarazadas, bebés y niños pequeños, suelen ser más vulnerables a la exposición al monóxido de carbono. Las mascotas también manifiestan rápidamente los signos de intoxicación.

No descartes que la enfermedad o muerte repentina de tu animal doméstico sea consecuencia de una fuga de gas.

Causas de la intoxicación por monóxido de carbono

Aunque las personas con problemas cardíacos tengan dolor en el pecho, de acuerdo con la Comisión Americana para la Seguridad de los Consumidores, la exposición continua a concentraciones de 1 a 70 partes por millón de monóxido de carbono, normalmente no causa ningún daño.

Niveles más altos a estos causarán síntomas leves. Cuando superan las 200 partes por millón provocarán desorientación, pérdida de consciencia y eventualmente, una falla sistémica por falta de oxígeno.

Las estufas de gas, calentadores de agua, sistemas de calefacción y otros implementos en casa que usen como combustible gas, aceite, gasolina o carbón, producen pequeñas cantidades de monóxido de carbono con su normal funcionamiento.

No te quedes encerrado en un espacio sin ventilación y con un auto encendido porque ese monóxido será venenoso.

Debes estar atento y reparar cuanto antes tus equipos de combustión que no quemen completamente el combustible, porque producirán más monóxido de carbono y con ello aumentará el riesgo de una intoxicación.

Esto ocurre frecuentemente con aparatos viejos y sin mantenimiento. También con la quema de carbón en espacios cerrados.

Datos también de interés

  • Fumar aumenta los niveles de monóxido de carbono en la sangre
  • Un vehículo encendido por 10 minutos en un garaje cerrado generará cantidades letales del gas
  • Quemar carbón siempre produce mucho monóxido de carbono
  • Ventanas cerradas, bloqueos en la ventilación y las chimeneas, acumularán el monóxido de carbono en la casa
  • Vapores de solventes y productos químicos de limpieza podrían estar cargados de este gas
  • El vapor del cloruro de metileno, compuesto hallado en varios productos, se convierte en gas cuando es inhalado

Diagnóstico de una intoxicación por monóxido de carbono

Es importante estar alerta ante los posibles signos de un envenenamiento por monóxido de carbono. Conozcámoslos.

  • Muchas personas con los mismos síntomas en el mismo ambiente
  • Los síntomas se manifiestan en un lugar determinado y desaparecen o se atenúan, cuando los individuos salen de allí
  • Los síntomas se manifiestan en determinadas temporadas del año en las que se utilizan más los calefactores y otros aparatos generadores de calor
  • Los exámenes de sangre revelan cantidades inusuales de carboxihemoglobina (hemoglobina ligada a monóxido de carbono), pero el electrocardiograma no refleja una deficiencia de bombeo sanguíneo

Tratamiento para una intoxicación por monóxido de carbono

Lo primero que debes hacer es identificar la fuente, la fuga del monóxido de carbono. Si es posible, apágala o neutralízala.

Si no identificas la fuente o ya apagaste lo que generaba el gas, abre las ventanas para ventilar la vivienda, sal de allí y busca atención médica.

Si tienes síntomas severos podrías recibir oxígeno en un hospital para acelerar tu producción de oxihemoglobina (hemoglobina ligada con oxígeno).

Si se sospecha de algún daño nervioso o si la exposición al monóxido de carbono ha sido demasiado, se utilizarán terapias de oxígeno hiperbárica que consisten en inyectar oxígeno puro a la sangre.

Este tipo de tratamiento también se administra a pacientes con un suministro de oxígeno obstruido, en coma, que han perdido la consciencia o con actividad cerebral disminuida.

Complicaciones de la intoxicación  por monóxido de carbono

Las complicaciones por severo envenenamiento de monóxido de carbono podrían provocar daño cerebral permanente, pérdida progresiva de la memoria, problemas de concentración, incremento del riesgo de padecer enfermedad de Parkinson, daño cardíaco, enfermedades coronarias e incontinencia urinaria.

Prevenir la intoxicación por monóxido de carbono

Si quieres prevenir una intoxicación de este tipo, pon atención a las siguientes recomendaciones.

  • Mantén los aparatos en casa que quemen combustible en buenas condiciones. Úsalos de forma segura y como indican las instrucciones
  • No uses estufas de gas ni parrillas para calentar tu hogar
  • Asegúrate de que todas las habitaciones tengan buena ventilación
  • No utilices aparatos que quemen combustible en cuartos sin ventilación
  • Revisa frecuentemente la salida de chimeneas y ductos de aire
  • Usa una máscara siempre que estés expuesto a productos que contengan cloruro de metileno
  • No dejes encendido el auto en un garaje cerrado o en un estacionamiento pequeño
  • Nunca quemes carbón en espacios cerrados
  • Mantén los generadores a menos de 20 metros de una ventana o puerta abierta
  • Instala una alarma detectora de monóxido de carbono en tu hogar, especialmente en las habitaciones donde tú y tu familia duermen

Conclusión

La intoxicación por monóxido de carbono es frecuentemente consecuencia del uso negligente de estufas, calentadores y parrillas de carbón.

Los síntomas se manifiestan progresiva y rápidamente. Pueden avanzar desde la inconsciencia y eventualmente, provocar la muerte por falta de oxígeno.

La mejor prevención es usar los aparatos domésticos de forma responsable y mantener nuestro hogar bien ventilado.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué es la intoxicación por monóxido de carbono, causas y consecuencias.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here