Manchas en la lengua: rojas, blancas, negras, cáncer y porqué salen

Las manchas en la lengua son un padecimiento muy común y, aunque al principio puedes alarmarte, es importante que mantengas la calma y te hagas tres preguntas importantes que te orientarán acerca del origen, la gravedad y el tratamiento adecuado.

De igual manera, estas preguntas te ayudarán a decidir si las manchas requieren de un simple tratamiento casero o debes acudir con un médico.

  1. ¿Cuál es el color de las manchas? No te desesperes, más adelante te voy a hablar del significado de estos colores, así que no dejes de leer hasta al final o te habrás perdido de una valiosa información.
  2. ¿Qué forma tienen las manchas? ¿Son circulares, pequeñas, grandes o irregulares?
  3. ¿En dónde se localizan? ¿Solo en la lengua? ¿Llegan a las encías? ¿Afectan la parte posterior de tu garganta o la parte interna de tus mejillas?

Una vez contestadas las preguntas, te hablaré de los padecimientos más comunes que manchan tu lengua:

Causas De Las Manchas En La Lengua:

La Lengua Negra Vellosa (lengua negra o café)

A estas alturas, podrías tener una imagen desagradable de una lengua con vellosidades, pero no te adelantes, en realidad no crecen vellos en la lengua.

Lo que ocurre es que algunas células de la capa superficial se mueren y se quedan pegadas, simulando vellos de color negro, gris o café.

Pueden presentarse en fumadores o en personas que han tomado antibióticos y se acompañan de halitosis, es decir, mal aliento.

En algunas ocasiones, pueden presentar un ligero ardor. Para prevenirlas, cepilla tu lengua de atrás hacia adelante con instrumentos propios del aseo bucal, con lo cual, desaparecerán en unas semanas.

Glositis Migratoria Benigna

Aunque el nombre puede parecer impresionante, en realidad es benigna, es decir, no tiene efectos dañinos y tiene un restablecimiento favorable.

La palabra glositis se refiere a una inflamación de la lengua, y se le da el nombre de migratoria, porque las manchas cambian de tamaño, forma y localización. Por lo que también se le conoce como lengua geográfica.

Las manchas son lisas, rojizas, están localizadas en la parte superior o lateral de la lengua, y se deben a que tu lengua está inflamada, lo cual puede producir ardor.

Y aquí viene la mala noticia: la causa puede ser desconocida, es decir, nos puede afectar en cualquier momento. Puede relacionarse al exceso de alimentos ácidos, picantes, condimentados o muy calientes, que inflaman tu lengua.

Tomar analgésicos de manera moderada (de preferencia no usar acidoacetilsalicílico) pueden ayudarte a disminuir las molestias hasta que la enfermedad desaparece en semanas, meses o, esperamos que no sea tu caso, en años.

Leucoplasia Oral (lengua blanca)

Esta palabra viene de las raíces leuco que significa blanco y plasia que significa formación, es decir, es la formación de manchas blancas o grisáceas en la boca; las cuales pueden aparecer en la parte lateral de la lengua, las mejillas o las encías.

Su aparición se relaciona con fumar, tomar alcohol o el uso de prótesis dentales que lastiman las encías.

Aunque la mayoría de estas lesiones son benignas, no te confíes, ya que a veces indican que hay inmunodeficiencia (no significa VIH).

Pueden ser infecciones de un virus llamado de Epstein-Barr, o presentar células precancerosas o cancerosas. Por lo tanto, si padeces de esta afección, consulta a tu médico y deja de fumar, beber alcohol o revisar tu dentadura con un odontólogo.

Candidiasis Oral

Este padecimiento también se conoce como algodoncillo o sapito y es una infección producida por el hongo Candida albicans.

Se caracteriza por manchas blancas localizadas en la parte interna de las mejillas, la boca o la garganta. Se acompaña de boca seca, pérdida del gusto o dificultad para comer.

Debes saber que bajo las manchas blancas, está la lengua enrojecida y, cuando las personas intentan retirar estas manchas, puede surgir un ligero sangrado.

Para combatir este padecimiento, puedes utilizar bicarbonato de sodio diluido en agua y enjuagarte o lavarte la boca con un cepillo de cerdas muy suaves.

En su etapa inicial, puedes enjuagarte la boca con agua oxigenada diluida al 3% (ten mucho cuidado de no tragarla). Si es un caso avanzado, debes acudir al médico para que te prescriba antimicóticos.

En algunos casos, la aparición de esta infección puede estar relacionado con una deficiencia de las defensas de tu cuerpo.

Papilitis Lingual Transitoria

Este término se refiere a una inflamación de las papilas, las cuales son un conjunto de receptores que tenemos en nuestra lengua para percibir los sabores.

Pues bien, estos receptores llegan a irritarse por causas mecánicas como cepillarse la lengua con demasiada fuerza o frecuencia, o bien por causas químicas como enjuagues bucales muy agresivos.

Pueden presentarse molestas manchas rojas con ardor o dolor y desaparecen al eliminar la causa que las provoca.

Aftas

Son pequeñas lesiones en forma de pequeñas ulceras blanquecinas o rojizas, que se presentan en las encías o la lengua.

Para que te quede clara la imagen, son como un barrito enterrado y hay que diferenciarlas de las que aparecen en los labios, que normalmente son herpes.

Las aftas son muy molestas y dolorosas, y pueden ser producidas por diversas causas, por ejemplo, al morderte la lengua, por la pasta de dientes o enjuagues bucales que contienen dodecilsulfato sódico.

También aparecen por deficiencia de vitamina B-12 o hierro, estrés o durante el ciclo menstrual. Si hablamos de enfermedades de mayor trascendencia, podemos incluir el VIH o la inmunodeficiencia.

En cualquiera de los casos, estas lesiones son sumamente molestas y algunos alimentos calientes, condimentados, muy picantes o ácidos, aumentarán el ardor.

Comúnmente, desaparecen en dos semanas y puedes encontrar algunos productos tópicos de venta libre que disminuyen las molestias y aceleran el proceso de recuperación.

Lengua Saburral

Se caracteriza por la aparición de una capa blanco-amarillenta en la parte superior de la lengua, que puede variar de grosor y que se encuentra formada por restos de alimentos, células epiteliales y otras bacterias que viven en la boca.

Regularmente, la encuentras por las mañanas, ya que toda la noche la boca estuvo cerrada y no bebimos ni comimos nada durante esas horas.

Esta desagradable capa se acompaña de mal sabor de boca y halitosis, y se evita con la higiene diaria y el cepillado correcto de la lengua.

Cáncer De La Lengua

El cáncer más común de la lengua es el carcinoma de células escamosas. Usualmente aparece como una úlcera que no desaparece. Puede desarrolarse en cualquier parte de la lengua y puede sangre si lo tocas o hay algún trauma.

Otros síntomas acompañantes:

  • Dolor de lengua
  • Dolor de oído
  • Dificultad para tragar
  • Una bola en el cuello o en la garganta

Depende que tan avanzado este el cáncer se puede ocupar cirugía, radiación y quimioterapia.

Lee cuáles son los primeros síntomas del cáncer de lengua

¿Quién Padece De Manchas En La Lengua?

Cualquier persona puede desarrollar manchas en la lengua. Usualmente son temporales y no son dañinos. Aumentas el riesgo de algún problema en la boca si fumas, tomas o tienes un sistema inmune deficiente.

El riesgo de cáncer de lengua aumenta con la edad, es más común en hombre. Otros factores de riesgo es el tabaquismo, alcohol y el virus del papiloma humano.

Diagnosticando La Causa De Las Manchas En La Lengua

Los dentistas están entrenados para revisar tu lengua y tu boca en busca de cáncer y otras enfermedades. Debes visitar a tu dentista por lo menos dos veces por año.

Si tienes manchas en la lengua por varias semanas ve a consulta con tu dentista o tu doctor.

Coméntale a tu doctor si tienes algunos de los siguiente síntomas:

  • Dolor o quistes en la boca, garganta o cuello
  • Todos los medicamentos que tomes
  • Si fumas o has fumado en el pasado
  • Si algún familiar tiene con cáncer

Si tu doctor sospecha algo más te puede pedir una tomografía o estudio de rayos X.

¿Cómo Prevenir Las Manchas En La Lengua?

No se puede prevenir completamente las manchas en la lengua, pero si puedes hacer ciertas cosas para disminuir el riesgo como:

  • No fumar o masticar tabaco
  • No consumir alcohol en exceso
  • Ir regularmente con el denstista
  • Cepilla  tus dientes y tu lengua

Por último, recuerda que la prevención es una de las mejores formas de mantener la salud de tu boca. Cuando te laves los dientes, procura cepillar tu lengua, las encías y la parte interior de las mejillas.

Artículos Relacionados Sobre la Lengua 

Referencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here