L-arginina: para qué sirve, beneficios para tu salud, usos y efectos secundarios

 

La L-arginina es una clase de aminoácido, que son los «ladrillos de construcción» de las estructuras de las proteínas.

Las principales fuentes naturales de L-arginina son los alimentos altamente proteicos de origen animal, como la carne de res y otras carnes rojas, el pollo, el pescado, los huevos y la leche y sus derivados.

Además de generarse de manera natural, la L-arginina también puede ser producida en laboratorios, formando parte de suplementos para beneficiar la salud cardiovascular, mejorar el desempeño físico y el rendimiento en el ejercicio, y potenciar las capacidades mentales.

La L-arginina puede hacer todo lo anterior y mucho más, por lo que debes seguir leyendo para que conozcas su enorme potencial, así como su funcionamiento, usos, dosificación y posibles efectos secundarios.

Lee nuestra guía sobre los 40 alimentos ricos en proteínas que saben deliciosos

¿Para qué sirve la L-arginina y cómo funciona?

Los aminoácidos llamados “esenciales” son aquellos que no pueden ser producidos por el cuerpo humano y por tanto es necesario proporcionarlos de fuentes externas para asegurar una buena salud integral.

Si bien la L-arginina no es con exactitud un aminoácido esencial, es considerada parcialmente esencial, dada su importancia para la realización de varias funciones orgánicas aún en cantidades bajas, principalmente a medida que el cuerpo envejece.

 

1. Mejora el flujo de la sangre y la circulación

Uno de los grandes beneficios de la L-arginina es su capacidad para mejorar el flujo de sangre y la circulación en general.

Este aminoácido se convierte en óxido nítrico en el organismo, compuesto que tiene la propiedad de relajar y dilatar los vasos sanguíneos, lo que les permite a estos conductos transportar mayor cantidad de sangre.

El mejor flujo sanguíneo se traduce en varios beneficios como:

  • La mejora del sistema inmunológico.
  • Una mayor capacidad orgánica de desintoxicación.
  • Un mejor desempeño cerebral, favoreciendo la concentración y el enfoque.
  • Unas mejores condiciones de fertilidad.

2. Estimula la producción de hormonas

Otro importante rol de la L-arginina es su capacidad de estimular la producción de varias hormonas, especialmente la del crecimiento y la insulina, que ayudan a llevar la glucosa a las células para ser utilizada en el desarrollo corporal y la producción de energía.

Por esta razón también se cree que la L-arginina mejora la resistencia, el rendimiento físico y la fuerza.

 

3. Otros beneficios

  • Ayuda en la lucha contra las inflamaciones.
  • Disminuye los riesgos de arteriosclerosis y ataques al corazón.
  • Apoya en la reparación de los vasos sanguíneos.
  • Combate la Insuficiencia Cardíaca Congestiva (ICC) y la Enfermedad Arterial Coronaria.
  • Ayuda a disminuir la presión arterial.
  • Contribuye al mejoramiento del rendimiento atlético.
  • Aumenta la capacidad de la función inmunológica.
  • Reduce los dolores musculares, especialmente los causados en las piernas por el bloqueo arterial.
  • Ayuda al mejoramiento de la función renal.
  • Aumenta la capacidad mental y ayuda a combatir las enfermedades mentales.
  • Ayuda contra la disfunción eréctil y la infertilidad masculina.
  • Previene el resfriado común.

Para comprender mejor las capacidades de la l-arginina, resulta útil entender el proceso de funcionamiento del óxido nítrico en el organismo.

¿Cómo funciona el óxido nítrico en el organismo?

El óxido nítrico (ON) o monóxido de nitrógeno es un gas que es producido naturalmente por las plantas y los animales.

El ON es creado en un proceso que emplea al aminoácido L-arginina como agente precursor. En realidad es una especie de subproducto que se genera a partir de distintas reacciones químicas.

Las células endoteliales, que son las que recubren las paredes interiores de los vasos sanguíneos, requieren de L-arginina para formar suficientes cantidades de ON, para que la sangre pueda fluir libremente.

El ON mejora la función circulatoria al señalar a los músculos de los vasos sanguíneos que se relajen y expandan para dejar circular la sangre. Este proceso previene que se formen placa y coágulos, promoviendo también un adecuado nivel de la presión arterial.

Cuando una persona no tiene suficiente ON en sus arterias, su riesgo de sufrir enfermedades cardíacas aumenta.

La investigación permite suponer que la capacidad de producir suficiente óxido nítrico en los vasos sanguíneos se va reduciendo con la edad.

Sin embargo, el consumo de L-arginina permite mejorar la capacidad de crear ON, ya que el aminoácido restituye a su condición normal la función endotelial.

Más aún, los beneficios de la L-arginina no se circunscriben solo a la producción de óxido nítrico para ayudar al proceso circulatorio. Este aminoácido también tiene un rol fundamental en la replicación de las células, la señalización nerviosa y el combate contra el estrés oxidante que favorece el envejecimiento y las enfermedades de alto riesgo.

¿Como actúa la L-arginina en tu cuerpo?

La forma en que actúa la L-arginina se relaciona con las reacciones químicas que produce en nuestro cuerpo. Cuando la L-arginina se contacta en nuestro organismo con la enzima óxido sintetasa, se genera ácido nítrico.

El ácido nítrico es un fuerte vasodilatador (esto quiere decir que dilata el diámetro de los vasos sanguíneos, aumentando mucho el riego de esa zona). Claramente esto mejora la circulación sanguínea, con todas las implicaciones que esto tiene.

Otra función importante de la arginina es su colaboración en la eliminación del exceso de amoníaco, por lo cual es muy bueno para la función renal, especialmente en ciertas situaciones como veremos más adelante.

Participa en la secreción de tres hormonas muy importantes: insulina, glucagón y especialmente en la hormona de crecimiento.

También la L-arginina es muy importante para nuestro sistema inmunológico, ya que su función es clave en la formación de los leucocitos.

Con todas estas características es claro que la L-arginina aporta varios beneficios, veamos ahora exactamente en que consisten:

1. Mejora la salud cardiovascular

La L-arginina es beneficiosa para reducir las inflamaciones y mejorar la salud de los conductos sanguíneos y el aparato cardiovascular en general, por lo que forma parte del grupo de suplementos más recomendados por los cardiólogos.

La suplementación de L-arginina puede ser una efectiva medida para la prevención de ataques cardíacos y derrames cerebrales, particularmente entre las personas que presentan riesgos de enfermedades coronarias.

La L-arginina ayuda a mejorar la salud cardiovascular de diferentes formas, las cuales incluyen:

  • Previene la elevación de la presión arterial.
  • Mejora el flujo de sangre en las personas con obstrucción arterial (arteriopatía coronaria).
  • Reduce el nivel del colesterol de baja densidad o colesterol malo (grasas LDL).
  • Contribuye al alivio de la insuficiencia cardíaca congestiva, mejorando la resistencia y disminuyendo los riesgos de claudicación por interrupciones del flujo sanguíneo hacia las extremidades.

La L-arginina también es usada frecuentemente en el tratamiento de dolores de pecho o anginas de pecho, gracias a la propiedad del ácido nítrico de prevenir la formación de coágulos sanguíneos que obstruyen el suministro de sangre.

La experiencia indica que el consumo de entre 2 y 3 gramos al día de un suplemento de L-arginina permite contrarrestar la intolerancia a los nitratos de la mayoría de la gente con angina.

Finalmente, la L-arginina puede ayudar a mejorar, de forma segura, el rendimiento en los ejercicios de las personas que tienen baja resistencia, problemas circulatorios y antecedentes de enfermedades cardíacas.

2. Disminuye las inflamaciones y combate los efectos del envejecimiento

Más allá de la salud cardiovascular, uno de las principales prestaciones de la L-arginina es combatir las inflamaciones que causan enfermedades y mejorar el desempeño de la función inmunológica.

Se ha establecido que la L-arginina tiene una significativa capacidad para eliminar radicales libres, gracias a sus efectos sobre la enzima superóxido dismutasa (SOD), y otras facultades antioxidantes.

El aminoácido se suele emplear junto a otros antioxidantes como la vitamina C y los suplementos de ácidos grasos omega-3, lo cual ayuda a retrasar el envejecimiento y a prevenir varias afecciones crónicas.

La L-arginina también afecta de manera positiva el sistema nervioso central y el sistema inmunológico, ya que el óxido nítrico opera como un neurotransmisor en el cerebro y como un agente de protección contra amenazas externas.

Siendo útil en la desintoxicación del organismo, la L-arginina incluso puede disminuir la cantidad de amoníaco en la sangre, razón por la que a veces es empleada en el tratamiento de personas con problemas metabólicos y daños en la uretra que dificultan o impiden excretar el amoníaco mediante las micciones.

El amoníaco es un producto corporal que descompone las proteínas, y uno de los causantes de la necrosis de los tejidos que puede llevar a la destrucción de las células y a las inflamaciones.

Lee nuestra guía sobre cómo usar el aceite de coco para las arrugas y las 15 formas de aplicarlo

3. Mejora el rendimiento en el ejercicio

Al mejorar la efectividad del flujo de sangre, la L-arginina incrementa la capacidad del torrente sanguíneo para transportar más oxígeno y nutrientes hacia los músculos y los tejidos articulares, lo que permite disfrutar en mayor medida de los beneficios del ejercicio, sintiendo menos dolor.

Los suplementos del aminoácido incluso son recetados en algunas ocasiones para elevar el calor y mejorar la circulación por las articulaciones lesionadas o deterioradas, o por las manos y los pies fríos.

Particularmente en personas con complicaciones producto de otras condiciones de salud, como un deficiente flujo sanguíneo, diabetes o artritis.

La L-arginina también es utilizada por el organismo para incrementar la producción de la hormona de crecimiento humano, prolactina y algunos aminoácidos, como creatina, L-glutamato y L-prolina.

La L-arginina también mejora la sensibilidad a la insulina, de una manera parecida a a cómo lo consigue el ejercicio, al permitir una mayor entrada de glucosa a las células.

Los roles de la L-arginina en la salud del metabolismo son determinantes para constituir tejidos musculares fuertes, combatir las inflamaciones que ocasionan dolores óseos y articulares, reparar lesiones y para la correcta ejecución de las funciones del sistema nervioso.

4. Ayuda a incrementar el nivel de la hormona de crecimiento

Una suplementación de L-arginina en dosificaciones de entre 5 y 9 gramos diarios puede hacer aumentar el nivel de la hormona de crecimiento humano.

En la mayoría de las veces, la L-arginina puede hacer aumentar el nivel de la hormona de crecimiento en un 100% sin hacer ejercicios, mientras que el ejercicio regular puede conseguir incrementos hormonales en el rango de 300 a 500%.

Es fácil suponer que la unión de una suplementación de L-arginina con un programa de ejercicios es un arma poderosa para subir el nivel orgánico de la hormona de crecimiento humano.

Igualmente, hay evidencias de que los suplementos de L-arginina ayudan a aumentar la insulina en el plasma sanguíneo y a desarrollar una musculatura más fuerte, incluso durante los periodos de descanso gracias a sus efectos sobre los capilares.

Los cambios hormonales provocados por la suplementación de L-arginina afectan positivamente el metabolismo, ayudando a reparar, reconstruir y conservar el sistema muscular esquelético.

5. Fortalece el sistema inmunológico

Se ha encontrado una baja circulación de L-arginina en algunas personas que padecen de traumas y de ciertas enfermedades, incluyendo cáncer.

Se piensa que unas células supresoras del sistema inmunológico, denominadas MSCs, pueden ser las causantes de estos bajos niveles de L-arginina en el torrente sanguíneo.

Esta situación puede ser problemática ya que los linfocitos y las células T que protegen el sistema inmunológico dependen de la L-arginina para defender el organismo y prevenir infecciones.

La L-arginina se emplea con ácidos grasos omega-3 provenientes del pescado y otros suplementos para disminuir los riesgos de infecciones, particularmente las respiratorias y pulmonares, así como para mejorar la sanación de heridas y para acortar el tiempo de recuperación después de una enfermedad, incluso cáncer, o de una cirugía.

La L-arginina también es añadida a los ungüentos tópicos que se usan ​​para el tratamiento de heridas, por razones tales como:

  • Ayuda a mantener un flujo sanguíneo más libre.
  • Puede ayudar a combatir la hinchazón y el dolor.
  • Forma L-prolina, que es fundamental para sintetizar el colágeno en la piel.
  • Incrementa la actividad antioxidante.

Asimismo, la L-arginina puede contribuir al mejoramiento de la función proteica, ayudando a la sanación de quemaduras y se cree que incluso podría ayudar a combatir las caries y el decaimiento de la dentadura.

Aunque todavía se requiere más investigación, dada la positiva influencia de la L-arginina en la función inmunológica, este suplemento es comúnmente administrado a personas en proceso de curación de cirugías, a afectados por infecciones y virus, incluyendo el VIH, y a pacientes que se someten a quimioterapia.

6. Ayuda en el tratamiento de la disfunción eréctil y la infertilidad

Se ha comprobado que la L-arginina participa en el proceso de replicación de las células, además de mejorar la circulación de la sangre, razones por lo que puede contribuir a una mayor producción de espermatozoides, elevando también la capacidad de movimiento de las células reproductoras masculinas.

Los hombres que padecen de problemas cardiovasculares relacionados con un bajo nivel de óxido nítrico en la sangre, están más expuestos a tener disfunción eréctil y problemas de fertilidad, debido a que las erecciones requieren que los músculos lisos se relajen por la acción del ON.

Aunque no funciona en todos los casos, un alto porcentaje de personas con infertilidad masculina puede ser tratado eficazmente con L-arginina, en combinación con otros dilatadores, antiinflamatorios y antioxidantes.

Igualmente, se cree que un elevado nivel de estrés puede hacer reducir la cantidad de L-arginina en la vía que produce la esperma, por lo que los hombres muy estresados podrían beneficiarse de una suplementación.

La combinación de L-arginina con hidrocloruro de yohimbina y L-glutamato  es comúnmente empleada en el tratamiento de la disfunción eréctil y parece que funciona mejor que solo con L-arginina.

En realidad, la mayoría de los medicamentos frecuentemente recetados para la disfunción eréctil operan de manera parecida a la de la L-arginina, aumentando la generación de óxido nítrico.

También las mujeres pueden experimentar mejoras en su condición reproductiva mediante la L-arginina.

También ayuda a tratar la infertilidad en mujeres

A veces, los médicos prescriben cremas tópicas que tiene al aminoácido entre sus componentes, para ayudar a curar afecciones sexuales y tratar la infertilidad femenina, ya que la L-arginina mejora la circulación sanguínea por los tejidos genitales.

Igualmente, se cree que un tratamiento combinado con L-arginina y N-acetilcisteína (NAC) puede favorecer el equilibrio hormonal de manera natural, restaurando el funcionamiento sexual en las mujeres que padecen del síndrome de ovario poliquístico y de desequilibrios con los estrógenos.

Asimismo, parece que la L-arginina utilizada con hierbas como el sauzgatillo (Vitex agnus-castus), con extracto de té verde y con suplementos antioxidantes, mejora los índices de embarazo en las mujeres que tratan de quedar encintas.

Otros beneficios de la L-arginina para tu salud

1. Ayuda a acelerar la recuperación post-cirugía

La L-arginina ayuda a aumentar la energía y favorece la cicatrización de cirugías, lo que ayuda a mejorar rápidamente después de una intervención. Asimismo, baja el riesgo de sufrir infecciones, lo que hace más cómoda y segura la recuperación.

2. Mejora el riego sanguíneo del músculo

Este efecto es de importancia cuando se esfuerzan los músculos en el ejercicio. Si son sometidos a un trabajo importante, los músculos van a necesitar mayor cantidad de oxígeno y nutrientes para poder cubrir la energía necesaria.

En este sentido, al dilatar los vasos sanguíneos, es más fácil que los nutrientes y el oxígenos lleguen al músculo.

3. Aumenta producción de hormona de crecimiento

La L-arginina estimula la glándula pituitaria, que produce la hormona de crecimiento, lo que permite un aumento de sus niveles en personas sanas. Estos niveles son importantes y determinantes en la reparación y recuperación de los músculos, regular el metabolismo y reducir la grasa corporal.

Usualmente la L-arginina se usa junto a los aminoácidos lisina y ornitina, para acentuar sus efectos.

La hormona de crecimiento cumple varias funciones, pero en el caso de los niños cuando hay déficit de ella es necesario mejorarlo con la hormona directamente y no solo con la L-arginina.

4. Ayuda a mejorar la insuficiencia cardíaca congestiva

Aunque no debería utilizarse como el tratamiento principal para la insuficiencia cardíaca, la L-arginina sí ayuda a eliminar líquidos y como consecuencia secundaria ayuda a mejorarla. Podría ser utilizada como un tratamiento complementario.

5. Ayuda a mejorar síntomas de la insuficiencia coronaria

Como tiene propiedades vasodilatadoras, la L-arginina ayuda a desaparecer el dolor en el pecho que sufren los pacientes con insuficiencia coronaria.

Es importante destacar, sin embargo, que su apoyo es únicamente al síntoma. Es decir, no ayuda a atender la patología real y solo mejora las condiciones del paciente.

 

6. Apoya la función renal de pacientes trasplantados

Este efecto es especialmente notorio cuando los pacientes con trasplantes son recetados con Ciclosporina, parte de las medicinas recomendadas para la inmunosupresión, que evita que el órgano sea rechazado por el organismo.

7. Ayuda a ganar peso a pacientes con VIH

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) puede causar pérdida de peso y masa muscular en los pacientes, efectos que la L-arginina puede ayudar a evitar.

Su consumo no solo permite aumentar la masa muscular, sino que aporta más energía al organismo. Es recomendable siempre que no haya contraindicaciones médicas.

Ver también:

¿Tienes suficiente L-arginina en tu cuerpo?

Es seguro que estás produciendo un poco de L-arginina, pero esta cantidad pudiera no ser suficiente, considerando factores como:

  • Edad.
  • Sexo.
  • Las condiciones de tu corazón y de tus vasos sanguíneos, particularmente tus arterias.
  • Tu situación respecto a inflamaciones.
  • Calidad de tu régimen alimenticio y de tu estilo de vida en general.
  • Condición genética.

Algunas de las causas que impiden a determinadas personas producir L-arginina en niveles adecuados son las siguientes:

  • Dietas vegetarianas, las cuales son bajas en proteínas completas.
  • Deteriorada salud digestiva, que dificulta la buena metabolización de las proteínas.
  • Estrés oxidativo elevado ocasionado por radicales libres, por causas tales como el régimen alimenticio, el estrés cotidiano y la contaminación.
  • El hábito de fumar.
  • Factores hereditarios.

¿Se puede aumentar la producción de L-arginina en el organismo?

Una dieta balanceada y basada en alimentos sanos y completos, especialmente fuentes proteicas limpias, es una manera natural de ayudar al organismo a generar más óxido nítrico y L-arginina.

Las proteínas más completas proveen de una amplia variedad de aminoácidos y proporcionan tanto L-arginina como los restantes compuestos requeridos para que los tejidos musculares crezcan y para una satisfactoria ejecución de las funciones neurotransmisoras.

Una de las mejores opciones proteicas es el salmón, preferiblemente el silvestre al de criadero, que además de ser una gran fuente de L-arginina, es el principal reservorio natural de ácidos grasos omega-3, potentes antiinflamatorios que contribuyen a mantener entonado el sistema cardiovascular.

Si prefieres las fuentes vegetales a las animales o si presentas intolerancia a la lactosa, otras maneras de ingerir L-arginina es consumiendo:

  • Nueces y semillas.
  • Productos de coco.
  • Vegetales marinos.
  • Frijoles y granos enteros.

En general, cualquier alimento proteicamente rico proporciona por lo menos un poco de L-arginina, pero los mejores son las proteínas de mayor densidad. Entre los alimentos naturales más ricos en  L-arginina se encuentran:

  • Huevos, preferiblemente los procedentes de aves criadas en libertad.
  • Lácteos, preferentemente crudos y orgánicos, como quesos de leche cruda, yogurt cultivado y kéfir.
  • Carne vacuna, preferiblemente procedente de reses alimentadas con pastos.
  • Aves de corral (pollo, pavo y otras), preferentemente criadas en libertad.
  • Hígados y demás órganos, incluyendo paté de hígados de pollo.
  • Pescado silvestre.
  • Semillas de sésamo, calabaza y girasol.
  • Algas y vegetales marinos.
  • Espirulina y suplementos similares basados en cianobacterias del género Arthrospira.
  • Nueces comunes y nueces de Brasil.
  • Almendras.
  • Pulpa de coco.

¿Cómo se toma la L-arginina?

Si bien es preferible que consigas la L-arginina que necesita tu cuerpo a través de tu alimentación ordinaria, también puedes ingerirla mediante suplementos.

La L-arginina es un producto de venta libre que también es frecuentemente prescrito por los médicos, junto con otros medicamentos y suplementos, para tratar diversas afecciones, tales como:

  • Enfermedades del corazón.
  • Migrañas.
  • Infecciones.

Incluso, la L-arginina puede ser recetada en tratamientos contra cáncer, VIH y para contrarrestar algunos efectos secundarios del tratamiento de la diabetes.

Dosis de L-arginina

Respecto a las dosis, estas dependen en gran medida de la razón de uso y de otras variables relacionadas con el consumidor o paciente. Algunas de las situaciones y dosificaciones más frecuentes en adultos son:

Para ayudar en el tratamiento de la disfunción eréctil y de afecciones cardíacas: De 3 a 6 gramos por día, fraccionados en dos dosificaciones.

Para la mejora del rendimiento físico: No son inusuales dosificaciones de hasta 9 gramos diarios.

Para prevenir inflamaciones y mejorar la circulación: Por lo general, la dosificación recomendada es de mil miligramos diariamente.

Efectos secundarios de la L-arginina

Puesto que se trata de un aminoácido natural, la L-arginina por lo general es bien tolerada y segura.

Sin embargo, no es recomendable que suplementes con L-arginina sin consultar a tu médico si presentas alguna de las siguientes condiciones:

  • Antecedentes de enfermedades cardíacas.
  • Baja presión arterial.
  • Diabetes.
  • Problemas renales.
  • Portar un virus activo o que podría activarse (como por ejemplo, herpes y culebrilla o herpes zoster).
  • Alergias.
  • Asma.

Consumir L-arginina mediante la alimentación natural no es perjudicial, pero dosis elevadas del compuesto podrían complicar tu condición, especialmente si estás tomando otros medicamentos o suplementos.

Conversa con tu médico sobre la dosificación de L-arginina que podría ser más conveniente para ti y sobre posibles efectos secundarios e interacciones, en función del listado de medicamentos que estés usando.

La L-arginina puede ocasionar algunos efectos secundarios que tienden a desaparecer con el tiempo. Entre estos se encuentran:

  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón.
  • Diarrea.
  • Alergia.
  • Baja ​​presión arterial.

Conclusiones

La arginina es un aminoácido que cubre una amplia gama de funciones como hemos visto. Claramente es un excelente vasodilatador con las ventajas que esto trae, especialmente en algunas enfermedades.

Es muy bueno luego de una cirugía y favorece la secreción de varias hormonas.

Sin embargo, si bien es muy bueno para el músculo, no existen evidencias que indiquen que mejora la capacidad atlética ni que por sí mismo favorezca el crecimiento del músculo.

No hay evidencias que sostengan que la L-arginina por sí misma aumente la potencia, la fuerza o el volumen muscular.

En ningún caso se debe usar como sustituto de tratamientos médicos, ni aún en los casos en los que claramente es un factor ayudante (insuficiencia cardíaca, insuficiencia coronaria y post-trasplante de riñón).

En las personas que tienen dietas muy restrictivas, especialmente en los vegetarianos estrictos que no tienen cuidado en vigilar el déficit proteico, éste y otros aminoácidos se pueden encontrar muy por debajo de lo normal.

Sin embargo si se tiene cuidado con la dieta, ser vegetariano no implica necesariamente tener este tipo de problemas.

Aunque no existe suficiente investigación sobre el uso de L-arginina en niños y durante el embarazo, no hay indicios de que el suplemento ocasione problemas particulares en estas poblaciones; sin embargo, lo más prudente es consumirlo en bajas dosis y con supervisión médica.

Esperamos que hayas encontrado información de interés en este artículo y que esta pueda serte de utilidad. Para finalizar, solo te pedimos que compartas este artículo con tus amigos.

Ver También:

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here