¿Por qué duele la boca del estómago? Causas, síntomas y tratamiento

En ocasiones esta incomodidad es transitoria, pero hay quienes la experimentan con tanta intensidad, que interfiere en el desarrollo cotidiano de sus actividades. Sin importar qué tanto se manifieste el dolor, debes saber por qué duele la boca del estómago.

Por tanto, tener un diagnóstico siempre será necesario así que en cualquiera de los casos, visita a un especialista. No obstante, hoy te explicaré las posibles causas de tu molestia y qué remedios caseros puedes preparar.

Antes de comenzar:

  • Por boca del estómago nos referimos al área abdominal que abarca desde la punta del esternón hasta poco antes del ombligo, la cual médicamente se denomina Epigastrio.
  • Un dolor abdominal superior puede indicarnos una situación puntual en el estómago o alguna complicación en otra parte del cuerpo. Llevar un registro de la incidencia de los síntomas, destacando cuándo y cómo ocurren, te conducirá a las causas que lo originan.

¿Por qué duele la boca del estómago?

úlcera gástrica y dolor en la boca del estómago

1. Llagas o úlceras en el esófago

Se ocasionan por las mezclas de las distintas secreciones del estómago, conocidas como ácidos gástricos. Estas lesiones abiertas, ubicadas en el revestimiento del esófago, tienden a deteriorar los tejidos, causando dificultad en el tránsito de los alimentos.

Los dolores se manifiestan como un ardor desde el ombligo hasta el esternón y suele empeorar con las comidas. En ocasiones, puedes sentir dolor en la boca del estómago y espalda especialmente cuando las úlceras se perforan. (Referencia)

Su tratamiento conlleva diversas etapas:

  • Cicatrización de las llagas.
  • Aliviar los síntomas.
  • Controlar la acidez gástrica.
  • Evitar el estrés.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Eliminar alimentos cítricos, ácidos, lácteos, condimentados y picantes.
  • Tomar protectores gástricos antes de las comidas.

2. Várices esofágicas

Son venas ubicadas en el esófago, inflamadas o ensanchadas, condición que puede originar su rotura o sangrado. Son ocasionadas por enfermedades hepáticas crónicas. Por general, quienes las padecen, no presentan síntomas, salvo el sangrado manifestado en las heces oscuras o negras, denominado médicamente como «Melena» y por pueden presentar dolor en la boca del estómago y vómito con sangre. (Referencia)

Su tratamiento consiste en betabloqueadores que detienen el sangrado. En casos muy puntuales, se requiere de trasplante de hígado. (Referencia)

3. Reflujo gastroesofágico

Es una condición en la que los alimentos regresan de la cavidad gástrica hacia el esófago causando molestias significativas.

Se manifiesta como una sensación de ardor en el pecho a nivel de la boca del estómago y que puede ascender hasta la faringe o garganta. Esto se llama «Pirosis» en el argot médico y es ocasionada por irritación, resultado del reflujo de los ácidos estomacales. Puede causar ardor en la garganta y un sabor ácido o agrio en la boca e incluso otros síntomas como cambios en la tonalidad de la voz. (Referencia)

A menudo, los pacientes tienen dolor en la boca del estómago y eructos que también le dejan un sabor ácido en la cavidad oral.

¿Por qué ocurre el reflujo gástrico?

Este regreso inadecuado del contenido del estómago, se debe a problemas en el funcionamiento del esfínter esofágico interior que es un anillo muscular cuya función es evitar que los alimentos regresen del estómago al esófago. (Referencia)

Con respecto a su tratamiento, se indican los antiácidos, modificar la dieta, adelgazar y elevar la cabeza al estar acostado.

4. Gastritis

Dolor en la boca del estómago y vómitoEs el enrojecimiento y aumento del volumen de la mucosa del estómago, cuyos síntomas son:

  • Ardor estomacal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Fiebre.
  • Continuos eructos.
  • Heces oscuras.
  • Sensación de llenura.

Las gastritis pueden ser totalmente asintomáticas y en caso de existir síntomas, estos no son propios, sino atribuibles a ella. (Referencia) Por ello es que el dolor en la boca del estómago y náuseas o la presencia de los otros síntomas no es específico y se requieren otras pruebas diagnósticas como una endoscopia.

¿Qué puede ocasionar una gastritis?

  • Ingesta constante de analgésicos.
  • Consumo de alimentos ácidos, cargados de muchas especies o condimentos.
  • Intoxicación alimenticia, por comidas contaminadas con virus, bacteria o parásitos.
  • Enfermedad por rotavirus (más propensa en niños).
  • Infección por la bacteria Helicobacter pylori, la cual se adhiere a las paredes más profundas del estómago y puede permanecer durante mucho tiempo sin manifestar síntomas.

La gastritis se diagnostica por medio de los síntomas, rayos x por contraste o endoscopia a nivel superior. Su tratamiento depende de las causas, siendo, en la mayoría de los casos, antibióticos y antiácidos. (Referencia)

Lee nuestra guía sobre gastritis crónica, tipos, síntomas y tratamiento

5. Gastroparesia

Es una alteración del funcionamiento del vaciado del estómago, que incide en los músculos estomacales y ocasiona la disminución o detenimiento del recorrido de los alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado. (Referencia)

Sus principales síntomas son:

  • Espasmos en el abdomen superior después de comer.
  • Sensación de llenura.
  • Ardor e inflamación estomacal.
  • Dolor en la boca del estómago y gases por la boca.

Se puede determinar este padecimiento con pruebas de vaciado gástrico. El tratamiento incluye cambios de alimentación y medicamentos que favorecen la motilidad gastrointestinal, como por ejemplo la Ghrelina la cual está siendo estudiada actualmente como una opción terapéutica potencial. (Referencia)

6. Úlcera péptica

TabaquismoSon lesiones en el recubrimiento del estómago o del duodeno, que generan ardor estomacal, distensión abdominal, náuseas, intolerancia a las grasas, eructos y heces oscuras. (Referencia)

Pueden ser causadas por:

  • Infecciones bacterianas.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Fumar.
  • Tratamientos de radiación.
  • Exceso en la ingesta de ácido acetilsalicílico, ibuprofeno u otros medicamentos antinflamatorios.
  • Otra causa, menos frecuente, es el síndrome de Zolliger-Ellison, enfermedad que incrementa la producción de la hormona gastrina.

Se requieren de diversas pruebas y exámenes para su diagnóstico, entre las que figuran la esofagogastroduodenoscopia, exámenes de hemoglobina y otros para el descarte de sangre en las heces y la búsqueda de la causa de la ulceración. (Referencia)

Se puede tratar por medio de fármacos, entre los que destacan los antibióticos en caso de infección y los protectores gástricos.

7. Carcinoma gástrico

El cáncer de estómago es la neoplasia más frecuente del tubo digestivo a nivel mundial y se refiere a los adenocarcinomas del estómago. Éstos representan cerca del 95% de los tumores malignos de dicho órgano. (Referencia)

Es frecuente en individuos mayores de 50 años con un pico máximo a los 60 años. Los síntomas del carcinoma gástrico dependen de las características de la lesión y la edad. El paciente suele referir síntomas gastrointestinales menores como un leve dolor en el estómago en estadíos tempranos.

Los síntomas del cáncer gástrico no son específicos

A medida que avanza la afectación se puede presentar el dolor típico de una úlcera gástrica o una obstrucción. Así, el individuo suele quejarse de dolor en la boca del estómago, vómitos con sangre, deposiciones oscuras, dificultad para deglutir los alimentos, diarrea, pérdida de peso, distensión abdominal, entre otros. (Referencia)

Se diagnostica por medio de una gastroscopia y biopsia, tomando una muestra de la mucosa gástrica del área.

8. Pancreatitis aguda

Es la inflamación del páncreas, debido al consumo excesivo de alcohol o la presencia de cálculos biliares. Puede pasar de pancreatitis aguda a crónica, si la primera se manifiesta con mucha frecuencia.

En términos generales, sus indicios son las náuseas  y el dolor en la boca del estómago y espalda (en algunas ocasiones, sobre todo cuando hay afectación significativa del páncreas y de los tejidos blandos que lo rodean); Aunque, clásicamente el dolor se extiende en forma de banda hacia uno o ambos lados del abdomen. (Referencia)

Al mismo tiempo, una pancreatitis crónica puede desencadenar cáncer de páncreas (aunque estos tumores pueden aparecer en el órgano sano). Con relación a los síntomas:

  • Pérdida de peso y apetito.
  • Heces flotantes.
  • Diarrea blanca.
  • Malestar abdominal superior.

Una pancreatitis requiere de hospitalización, vigilancia de un especialista y cirugía.

9. Desgarros musculares

Estas roturas pueden surgir por golpes contra una superficie dura, lastimarse con objetos afilados o durante el ejercicio.

Donde se produce el impacto sale un hematoma, blando al tacto y que puede causar un abultamiento visible. Se puede reconocer gracias a un ultrasonido y un examen físico.

Para tratarlos se utilizan férulas, analgésicos, antinflamatorios y compresas frías en la zona afectada.

10. Hernia intestinal

Hernia Intestinal

Es la protrusión del contenido abdominal a través de un defecto en la pared abdominal. Dependiendo de la localización del defecto serán los síntomas aunque muchas veces puede no ocasionar mayor molestia salvo a que se atasque el contenido y se produzca una reacción inflamatoria. (Referencia)

De ocurrir, se manifiesta con dolor en la zona afectada, que puede ser punzante, y la aparición de una masa a modo de bulto de tamaño variable.

El diagnóstico de una hernia se basa en la sintomatología y exploración física. El tratamiento puede incluir la cirugía.

11. Xifoide roto

No es muy frecuente y consiste en una fractura en el esternón, específicamente en el xifoides, la parte más pequeña y sensible de este hueso. Esto puede ocasionar:

  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Inflamación en la zona.
  • Deformación de la caja torácica.

Se puede detectar mediante una radiografía. El tratamiento puede incluir la reparación quirúrgica de la fractura en caso de que ésta sea desplazada y genere inestabilidad, ya que en muchas ocasiones si no es de gran magnitud solo se indica tratamiento conservador y reposo. (Referencia)

12. Costocondritis

Es el proceso inflamatorio que afecta al cartílago que une una costilla al esternón. Clínicamente se manifiesta como un dolor en el pecho que puede simular un ataque cardíaco. Si este dolor se acompaña de hinchazón se le conoce como Síndrome de Tietze. (Referencia)

El dolor puede afectar a una o varias costillas. Suele ser punzante y empeora al toser o estornudar e incluso con la respiración profunda.

El curso de esta condición es autolimitado y un examen físico ayuda a su diagnóstico. El tratamiento se basa en analgésicos, antinflamatorios y terapias.

13. Aneurisma o disección de la aorta abdominal

Aneurisma Aórtico AbdominalAl hablar de un aneurisma se hace referencia a la dilatación patológica de un segmento de un vaso sanguíneo ocasionado por una debilidad en la pared del mismo, lo cual puede ocasionar síntomas y de llegar a romperse podría sobrevenir una hemorragia. (Referencia)

En tanto que la disección aórtica se refiere a un desgarro de la capa media que recubre el interior de esta arteria. (Referencia)

Síntomas del aneurisma y disección aórtica abdominal

  • Desmayos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Vértigo.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Hipertensión Arterial.
  • Dolor intenso y persistente en el tórax o abdomen o espalda. El cual suele ser punzante, desgarrante, pulsátil y migratorio sobre todo en el caso de la disección aórtica.

Su diagnóstico amerita una serie de pruebas y exámenes como una ecografía abdominal o tomografía computarizada del abdomen. El tratamiento dependerá de su manifestación:

  • Si hay sangrado, requiere cirugía con urgencia.
  • De ser pequeño el aneurisma y no presentar síntomas, el paciente se someterá a un chequeo cada seis meses para evaluar su tamaño.

¿Cuáles son los principales síntomas del dolor en la boca del estómago?

Síntomas del dolor en la boca del estómago

  • Cólicos abdominales, son dolores que ocurren repentinamente y desaparecen de la misma forma. Disminuyen y aumentan de intensidad, en un vaivén.
  • Hinchazón, también se conoce como distensión abdominal, y se origina por tomar aire, generalmente cuando comes.
  • Eructo, es la liberación del aire contenido en el estómago. Esta acción ocurre por la boca y va acompañada de un sonido.
  • Heces con sangre, o heces alquitranosas. Se caracterizan por estar mezcladas con sangre o separadas. La sangre puede estar oculta o visible, esto quiere decir, que pueden verse color rojo oscuro, muy vivo y brillante o negro.
  • Cambios en los movimientos intestinales, los movimientos intestinales son actividades normales en el organismo y complementan el proceso de digestión de la comida, garantizando así la evacuación de las heces. Sin embargo, pueden ocurrir irregularidades en su ritmo.
  • Estreñimiento, cuando las heces se endurecen y es difícil expulsarlas.
  • Diarrea, al contrario del estreñimiento, las heces salen como mucha frecuencia y rapidez, en estado líquido.
  • Flatulencias, gases intestinales expulsados con mucha frecuencia por el ano.
  • Indigestión, malestar producido a nivel estomacal por mala asimilación de los alimentos.
  • Náuseas sin vómito, incomodidad estomacal recurrente, que provoca ganas de vomitar, sin que ocurra la expulsión de los alimentos por la boca.

En ocasiones, el dolor abdominal superior puede ser un indicador de otra complicación, por lo tanto, al cuadro de síntomas se pueden sumar:

  • Dolencias en todo el cuerpo.
  • Malestar general.
  • Fiebre.
  • Tos.
  • Erupciones.
  • Inflamación del hígado y las glándulas.
  • Calambres en los músculos, rigidez y pérdida de sensibilidad.

Signos de alarma

Ahora bien, si estamos frente a un cuadro clínico que podría ser mortal, sus señales o indicios son:

  • Alteraciones en el estado de conciencia.
  • Presión fuerte en el pecho.
  • Temperatura corporal elevada.
  • Sensación de que el corazón se acelera.
  • Ausencia de movimientos intestinales.
  • Aumento de frecuencia cardíaca.
  • Respiración apresurada o dificultad respiratoria.
  • Dolor abdominal.
  • Lesiones en el abdomen.
  • Vómitos de sangre o heces alquitranosas.

¿Cuál es el tratamiento para el dolor en la boca del estómago?

Remedios caseros para el dolor en la boca del estómagoNo existe un tratamiento específico para esta dolencia, debido a sus distintas causas. Básicamente, se debe diagnosticar la raíz del dolor y cumplir fielmente lo que indique el especialista, particularmente cuando existe acidez estomacal, cálculos biliares o problemas del hígado.

Entre las medidas preventivas para disminuir los riesgos de esta dolencia, se encuentran:

  • Diseñar un plan de alimentación saludable.
  • Hidratarse constantemente.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Comer en pequeñas porciones y no muy deprisa.
  • Evitar la siesta después de la comida para evitar la acidez estomacal o la mala digestión.
  • Si el dolor es consecuencia de una inflamación del intestino, o padeces del síndrome del intestino irritable, debes respetar el tratamiento indicado y el plan de alimentación prescrito.
  • Visite al médico si el dolor es continuo y agudo.

Lee nuestra guía definitiva para una alimentación saludable

Es muy grata tu compañía, sigue con nosotros.

Nos vemos pronto.

Otras guías de remedios, síntomas y causas del dolor de estómago 

Si deseas saber qué remedios caseros para el dolor en la boca del estómago puedes preparar en casa, no dejes de visitar estos artículos. Los preparamos especialmente para aclarar todas tus dudas y brindarte más soluciones prácticas.

Referencias bibliográficas

causas del dolor en la boca del estómago

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here