¿Por qué sudas tanto y tan fácil? conoce las principales causas

Aquí te explicare las principales causas por las cuáles sudas y no es lo que piensas.

En la graduación de mi hermana estaba saludando a familiares muy contento, cuando de repente me doy cuenta de que tenía una enorme mancha de sudor en mi camisa en la región de las axilas, fue una experiencia horrible me puse rojo de verugenza. ¿pero porque solo me pasa a mí y no a los demás?

Aquí están el porqué sudas más que otras personas y qué puedes hacer al respecto:

¿Por qué sudamos?

Para comprender por qué sudas más de lo normal, primero debes entender por qué sudan las personas en general.

En términos sencillos, el sudor, o eso que sucede cuando gotas de agua comienzan a salir misteriosamente de tu piel, es la forma en que tu cuerpo se enfría a sí mismo.

Los seres humanos transpiramos la mayor parte del día en un algún porcentaje, aunque sea demasiado bajo para que nos demos cuenta.

Si comparamos el cuerpo con un automóvil, podemos equiparar al metabolismo con el motor. A medida que los engranes se mueven para desarrollar tus funciones corporales, van produciendo calor. Éste puede acumularse y causar problemas si no se libera de alguna manera.

En este punto, las glándulas sudoríparas entran en acción y tu cuerpo libera el calor excesivo a través de la traspiración, justo como un radiador enfría el motor del auto.  Cuando el sudor alcanza la superficie de la piel, se evapora, dispersando el calor y manteniéndote fresco.

Cuando el calor es excesivo, tu cuerpo produce sudor a mayor velocidad de la que éste se puede evaporar, lo que causa que se formen gotas condensadas de sudor en tu piel.

Algunas de las partes que más sudor producen son las axilas, la espalda baja y la frente. Aunque algunas personas sudan del rostro completo o las manos también.

El ejercicio, el calor ambiental y las situaciones estresantes, como una entrevista de trabajo o una primera cita, pueden disparar los mecanismos de la sudoración.

Pero algunas personas simplemente sudan mucho todo el tiempo sin que el clima esté muy cálido, medie alguna actividad física o exista alguna situación estresante.

¿Por qué algunas personas sudan mucho?

Esta pregunta puede tener varias respuestas diferentes. Algunas de las razones por las cuales podrías estar sudando más de lo normal son:

1.- Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es una condición médica que se caracteriza por una cantidad excesiva e impredecible de sudor. Éste puede ocurrir virtualmente en cualquier momento por absolutamente ninguna razón.

Se estima que al menos ocho millones de personas la padecen tan sólo en Estados Unidos. Por lo general afecta al cuerpo entero, incluyendo las manos, los pies y el rostro, pero la forma más común de esta condición es la hiperhidrosis axilar.

Desafortunadamente, las causas de la hiperhidrosis siguen siendo un misterio. En algunos casos, es una consecuencia directa de alguna otra condición de salud. Así que, si la padeces, es necesario que te hagas una revisión médica completa para descartar que algún otro problema la esté causando.

2.- Tener muchas glándulas sudoríparas

Si sientes que sudas más de lo normal, la respuesta podría encontrarse simplemente en el hecho de que tienes más glándulas sudoríparas que el resto de la gente. Si varias personas en tu familia también sudan mucho, es muy probable que sea una cuestión genética.

3.- Alimentación

Sabemos que has escuchado aquello de “tú eres lo que comes”, y cuando se trata de sudor, no es la excepción. Algunos hábitos alimenticios particulares son capaces de hacerte sudar más de la cuenta.

Por ejemplo, la capsaicina, un químico que contiene el chile y otras especias picantes, es capaz de hacer que aumente la temperatura de tu cuerpo y, por ende, que sudes más.

Pero las comidas picantes no son las únicas culpables. De hecho, si sudas, aunque no estés

comiéndote una salsa picante, es probable que la responsabilidad la tengan más bien los alimentos procesados, la grasa, la cafeína, el sodio y el alcohol. El cigarro también puede hacerte sudar más.

Si consumes grandes cantidades de calorías de absorción rápida, como el azúcar y las harinas refinadas, tu cuerpo puede intentar deshacerse de ellas produciendo más calor. El sobrepeso también es una causa muy común de que sudes más, pues el peso extra le implica un esfuerzo adicional a tu cuerpo al momento que realizas cualquier tipo de actividad física.

4.- Temperatura y humedad alta

La combinación entre humedad y calor, o sea, el calor húmedo, es la que más te hará sudar. El calor eleva la temperatura de tu cuerpo, y la humedad evita que la traspiración se evapore.

Si tus problemas de sudoración excesiva comenzaron cuando te mudaste a un clima más húmedo, probablemente se deban simplemente a esto. Es la forma en la que tu cuerpo te mantiene a una temperatura estable. Puedes ayudarle usando prendas ligeras de algodón y evitando la ropa gruesa y de materiales sintéticos.

5.- Estrés y ansiedad

El sudor incontrolable es algo que aparece con mucha frecuencia justo a la mitad de una exposición, una entrevista de trabajo, una cita o cualquier otro evento que pueda ponernos nerviosos o ansiosos.

Todos los seres humanos experimentamos algún nivel de ansiedad en nuestro día a día, pero cuando esta ansiedad o estrés exceden lo normal, podemos comenzar a sudar a un ritmo preocupante.

A veces, estamos tan acostumbrados al estrés que ni siquiera nos damos cuenta de qué está llegando demasiado lejos, y al sudar incontrolablemente todavía nos preguntamos qué podría estar causándolo.

El estrés pone a tu cuerpo en un estado de alerta y activa tu respuesta de lucha y huida. Este mecanismo de supervivencia implica un incremento del ritmo cardiaco, temperatura corporal y, como consecuencia, sudoración.

Lee nuestra guía sobre las 16 formas sencillas para aliviar el estrés y la ansiedad

6.- Ejercicio y condición física

El ejercicio puede hacerte sudar porque al trabajar los grupos musculares éstos generan calor. Sin embargo, hay ocasiones en las que haces ejercicio en grupo y te das cuenta de que los demás sudan mucho menos que tú.

La condición física también tiene mucho qué ver en este aspecto. Las personas que tienen mucho sin ejercitarse, padecen obesidad o simplemente no están en forma, tienden a sudar mucho más que los atletas entrenados.

7.- Embarazo

Los cambios hormonales del embarazo pueden causar muchos síntomas incómodos, como antojos inexplicables y extraños, cambios de humor drásticos y también un marcado incremento de la sudoración.

Durante el embarazo, el metabolismo se incrementa, lo que eleva la temperatura general y te hace más propensa a sudar. Algunas mujeres sudan aún más después del parto, durante el periodo en que su cuerpo recupera los niveles de hormonas y se deshace del peso adicional.

8.- Menopausia

Uno de los síntomas más comunes de la menopausia son los bochornos o ataques de calor. Éstos generalmente están acompañados de una gran sudoración y son bastante incómodos.

Al igual que en el embarazo, los cambios hormonales de la menopausia son los responsables de este exceso de sudoración.

Lee nuestra guía sobre la menopausia: Causas, síntomas y tratamiento

9.- Diabetes

Las personas que padecen algún tipo de diabetes por lo general sudan más de lo normal. Esto se debe en parte a que aquellos que tienen diabetes tienden a estar pasados de peso, y cuando tu cuerpo debe cargar más para desarrollar su actividad física, el esfuerzo que hace aumenta.

Otra razón, sin embargo, se encuentra en los altos niveles de glucosa, porque cuando llegan a un punto excesivo, puede perderse parte de la función nerviosa, lo que causa que los nervios no puedan comunicarse claramente con las glándulas sudoríparas y éstas interpreten las señales como una orden para sudar más intensamente.

Lee nuestra guía sobre los 10 síntomas de la diabetes: Señales de alarma

10.- Pubertad

La pubertad está acompañada de una serie de cambios importantes en el cuerpo, y otros

menores que no por ello dejan de ser molestos. El acné, la irritabilidad y el aumento de la sudoración son algunos de ellos.

Durante la pubertad, el cuerpo atraviesa muchos cambios hormonales que no sólo te hacen crecer, también te vuelven más propenso al nerviosismo en algunas situaciones.

11.- Medicamentos

Cuando entre los efectos secundarios de un medicamento te indiquen que se puede presentar diaforesis, lo que están diciéndote es que se trata de una medicina que puede hacerte sudar mucho.

Para que puedas ponerle un alto al exceso de sudoración, primero es necesario que conozcas la causa. De cualquier manera, si la sudoración excesiva está afectando tu calidad de vida, debes visitar al médico para que encuentren juntos la causa y una posible solución.

¿Fue de tu agrado este artículo? Coméntanos. Así también te invitamos a compartirlo con tus contactos.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here