10 Beneficios Y Propiedades de la Toronja, + Efectos Secundarios

La toronja es una fruta cítrica tropical rica en fibra, nutrientes y antioxidantes, que la convierten en una de las más saludables que puedas comer.

Entre sus beneficios comprobados por la ciencia se conoce su colaboración en la pérdida de peso, quema de grasas y en la disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Así se mira una toronja:

Te invitamos a conocer más beneficios de la toronja, su información nutrimental, potenciales riesgos de comerla, posibles interacciones con medicamentos y hasta cómo elegir la fruta perfecta.

Información nutrimental de la toronja

Según la base de datos nacional de nutrientes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), una taza de gajos de toronja puede contener (Referencia):

  • 74 calorías.
  • 0.23 gramos de grasa.
  • 1.45 gramos de proteínas.
  • 18.58 gramos de carbohidratos.

¿Qué vitaminas aporta la toronja?

Una taza de la fruta cítrica te aporta el 43 %, 132 %, 3 % y el 5 %, de tus requerimientos diarios recomendados de vitamina A, vitamina C, magnesio y calcio, respectivamente. (Referencia)

La también conocida como pomelo suma además vitamina E, ácido pantoténico, ácido fólico, manganeso, riboflavina, tiamina, niacina, potasio, zinc, fósforo y cobre. Es rica en antioxidantes como el licopeno, compuestos vegetales activos y betacaroteno.

La toronja rosa o roja fresca tiene más compuestos bioactivos, vitamina A y un potencial antioxidante mayor, que la toronja blanca o amarilla.

Cada 100 gramos de toronja contiene 18 microgramos de ácido fólico, 40 miligramos de vitamina C, 1.8 microgramos de provitamina A, 10 miligramos de magnesio, 190 miligramos de potasio, 0.8 gramos de fibra y 6 gramos de hidratos de carbono, para un total de 27.6 calorías.

Beneficios y propiedades de la toronja

Conozcamos los 10 beneficios y propiedades que hacen de la toronja una rica fruta para la salud.

1 . Contiene poderosos antioxidantes

Sus antioxidantes protegen a tus células del daño por radicales libres, moléculas inestables responsables del envejecimiento y de algunas enfermedades graves (Referencia).

Sus antioxidantes también disminuyen el riesgo de desarrollar varias enfermedades (Referencia). Conozcamos 4 de los más importantes.

Lee nuestra guía sobre las 6 frutas con más antioxidantes

1. Licopeno

Previene el desarrollo de algunos tipos de cáncer, sobre todo, el de próstata. Es capaz de ralentizar el crecimiento de tumores y disminuir los efectos secundarios de los tratamientos comunes anticancerígenos. (Referencia, Referencia).

2. Vitamina C

Poderoso antioxidante soluble hallado en la toronja en grandes cantidades, que protege a tus células del daño que conduce al desarrollo de enfermedades cardíacas y derrame cerebral (Referencia).

Lee nuestra guía sobre los 33 beneficios probados de la vitamina C

3. Betacaroteno

Antioxidante convertido en vitamina A dentro del cuerpo. Favorece a reducir el riesgo de tener condiciones crónicas como cáncer, enfermedad cardíaca y desordenes relacionados con el ojo como la degeneración macular (Referencia).

4. Flavonoides

Sus propiedades antinflamatorias disminuyen la presión arterial y los niveles de colesterol, con lo que se reduce el riesgo de enfermedades cardíacas (Referencia, Referencia).

2. Mejora tu salud cardíaca

La ingesta regular de la fruta reduce los riesgos de padecer una enfermedad cardíaca, como el colesterol alto o la presión arterial alta.

La toronja ayuda a controlar el nivel de colesterol y a prevenir la obstrucción de las arterias, con lo que se minimiza el desarrollo de un accidente cerebrovascular.

Se sabe que también es beneficiosa para los hipertensos y que ayuda a la prevención de enfermedades circulatorias.

Las personas que comieron toronjas 3 veces al día por 6 semanas en un estudio médico, redujeron significativamente su presión arterial y mejoraron su colesterol total, al disminuir sus niveles de colesterol malo (LDL) (Referencia).

Todos estos efectos son responsabilidad de su potasio que mantiene a tu corazón trabajando correctamente.

Al comer una toronja ganas hasta el 10 % de tus necesidades diarias de este elemento químico (Referencia, Referencia, Referencia, Referencia).

Sumar cantidades adecuadas de potasio en tu alimentación favorece a reducir el riesgo de sufrir presión arterial alta y de morir por una enfermedad cardíaca (Referencia, Referencia).

La fibra de la fruta también favorece a tu salud cardíaca pues su alto consumo está asociado con bajos niveles de colesterol y presión arterial (Referencia).

Especialistas coinciden en que incluir a la dieta fibra y frutas ricas en antioxidantes como la toronja, favorece a protegerte de un derrame cerebral o enfermedad cardíaca, entre otras condiciones de salud (Referencia, Referencia, Referencia).

Beber dos tazas de jugo de toronja te ayudará si tienes problemas de hipercolesterolemia y hipertrigliceridemia. Con ello también mejorará el sistema circulatorio.

3. Suma muchos nutrientes y pocas calorías

Una de las cualidades de la toronja es que tiene muchos nutrientes y pocas calorías. Es una de las frutas más bajas en esta unidad de energía.

Además de ser rica fuente de vitamina C, fibra y antioxidantes, suma más de 15 vitaminas y minerales.

Conozcamos una lista de los mejores nutrientes que hallarás en una toronja de 230 gramos de peso (Referencia):

  • 52 calorías.
  • 2 gramos de fibra.
  • 1.8 gramos de proteína.
  • 50 miligramos de calcio.
  • 13 gramos de carbohidratos.
  • 4 % del consumo diario recomendado de folato.
  • 4 % del consumo diario recomendado de tiamina.
  • 5 % del consumo diario recomendado de potasio.
  • 3 % del consumo diario recomendado de magnesio.
  • 28 % del consumo diario recomendado de vitamina A.
  • 64 % del consumo diario recomendado de vitamina C.

4. Fortalece tu sistema inmunológico

El resultado de ingerir la vitamina C, antioxidantes y nutrientes del pomelo, es el fortalecimiento del sistema inmune que implica una mejor protección ante virus y bacterias (Referencia).

Estudios sobre la vitamina C demuestran su efectividad para una recuperación más rápida contra la gripe común (22, 23, 24, 25, 26).

Su vitamina A demostró su capacidad para proteger al organismo de la inflamación y de enfermedades infecciosas (27, 28).

Además de estos, la unión de sus pequeñas cantidades de cobre, zinc, hierro y diferentes tipos de vitamina B, mejoran las funciones de tu sistema inmunológico. Nutrientes también saludables para tu piel y que sirven de barrera protectora contra infecciones (29).

Los niños deben comer toronjas para prevenir los resfriados típicos de la niñez y fortalecer su sistema inmune.

Lee nuestra guía sobre cómo fortalecer tu sistema inmunológico de forma simple y 100% natural

5. Ayuda a controlar tu apetito

Una toronja mediana aporta hasta 4 gramos de fibra.

Estudios han concluido que comer frutas ricas en fibra ayuda a que te sientas lleno por más tiempo, porque esta disminuye la velocidad en la que el estómago se vacía, aumentando el tiempo de digestión. (30, 31, 32).

Por ello muchos nutricionistas recomiendan comer suficiente fibra para mantener medido el apetito y evitar comer calorías de más durante el día (33).

6. Ayuda a perder peso

Como controla el apetito, en consecuencia, el pomelo también favorece a perder peso (44, 45, 46, 47).

Un estudio con 91 personas obesas concluyó que quienes consumían la mitad de una toronja fresca antes de cada comida, perdían más peso que los hombres y mujeres que no lo hacían (48). Para ser precisos, perdieron un kilogramo y medio en 12 semanas. El grupo que no la comió solo perdió 300 gramos en el mismo tiempo.

En otro estudio se observó que los participantes reportaron una reducción de su cintura, cuando acompañaban a sus alimentos con toronja todos los días (50, 51).

Otra característica importante de la toronja que favorece a perder peso, es su bajo contenido de calorías y grandes cantidades de agua (49).

Aunque la fruta se emplea en dietas para adelgazar por su poder para eliminar líquidos, no quiere decir que por sí sola hará que bajes de peso. Debes acompañar al programa de alimentación con ejercicios físicos.

7. Ayuda a prevenir el desarrollo de una resistencia a la insulina y la diabetes

La insulina es una hormona que regula varios procesos importantes en tu cuerpo y aunque está involucrada en muchos aspectos de tu metabolismo, es más conocida por su función en el control del azúcar en tu sangre (34).

Comer toronjas regularmente previene la resistencia a la insulina, condición que puede provocar diabetes. Esta ocurre cuando tu cuerpo deja de reaccionar ante la insulina.

En esta condición eres más propenso a tener altos niveles de azúcar e insulina en la sangre, factores de riesgo importantes para el desarrollo de diabetes tipo 2 (35, 36, 37).

Un estudio demostró que consumir toronja regularmente te ayuda a controlar los niveles de insulina y por tanto reducir tu riesgo de desarrollar una resistencia a ella (38).

En este mismo estudio, el grupo de personas que comió la mitad de una toronja antes de cada comida, reportó una reducción significativa en sus niveles y resistencia a la insulina, en comparación con el grupo que no comió la fruta.

Comer toronjas está asociado con un mayor control del azúcar en la sangre y un riesgo menor de desarrollar diabetes tipo 2 (39, 40).

8. Reduce el riesgo de cálculos biliares

Comer toronjas disminuirá el riesgo de desarrollar cálculos biliares formados en el hígado, a partir de materiales de desecho consecuencia del metabolismo, que normalmente son filtrados a través del órgano y excretados por la orina.

Cuando ese desecho se cristaliza en los riñones se convierte en piedras, lo que se conoce como, cálculos biliares. Las más grandes bloquearán el sistema urinario causando mucho dolor.

El ácido cítrico de la toronja puede ser efectivo en la prevención de estos cálculos, al combinarse con el calcio dentro del hígado. Con ello se hace más fácil su expulsión (41, 42).

El ácido cítrico aumenta el pH de tu orina, efecto favorable para evitar el desarrollo de estas piedras (43).

9. Las toronjas son fáciles de incluir en tu dieta

Como la mayoría de las frutas, el pomelo es fácil y rápido de comer, aun con un ritmo de vida acelerado.

Conozcamos algunos ejemplos de cómo puedes disfrutar tus toronjas:

  • Licua la toronja con otras frutas y vegetales.
  • Inclúyela en cualquier comida que te prepares.
  • Come gajos de toronja como un snack durante el día.
  • Combina gajos de toronja con kale y rebanadas de aguacate.

10. Te mantiene hidratado

Al igual que el agua, comer toronjas te mantiene hidratado pues casi todo su peso se debe a su jugo.

Tan solo la mitad de una puede sumar hasta 118 mililitros de agua, lo que representa alrededor del 88 % de su peso total (52).

Beneficios de la cáscara o corteza de la toronja

La cáscara de la toronja elaborada en jugo se emplea para el tratamiento de problemas dérmicos, infecciones del oído, la piorrea y para bajar la fiebre.

En la medicina alternativa se usa combinada con aceite de oliva antes de desayunar, para supuestamente eliminar los cálculos renales. Ingiere dos cucharadas del aceite y luego bebe medio vaso del jugo.

Masticar su piel además reduce la acidez estomacal. En caso de estreñimiento, cómela en ayunas para ganar su efecto laxante.

La toronja como mascarilla exfoliante

Aprovecha su poder exfoliante con una mascarilla a base del jugo de una toronja y una cucharada de azúcar.

Exprime la fruta y mezcla el juego con la azúcar. Antes de aplicarla al rostro lava primero el cutis con agua tibia. Deja secar antes de enjuagar.

Conoce a continuación otra versión de una mascarilla de toronja:

Para ganar las propiedades del pomelo para la piel bebe un jugo de la fruta en el desayuno y antes de ir a dormir, mínimo dos horas después de la cena.

Efectos secundarios y peligros de la toronja

Algunas personas no deben comer toronja. Conozcamos porqué.

Erosión dental

Las personas con dientes sensibles se abstendrán de comer la fruta porque su ácido cítrico podría erosionarlos, sobre todo si la ingesta es excesiva (53).

Si eres una de estas personas y quieres seguir comiéndola sin que tus piezas dentales sufran, toma las siguientes medidas:

  • Enjuaga tu boca con agua después de comerla y espera media hora para lavarte los dientes.
  • Nunca chupes la toronja o cualquier otra fruta cítrica. No la coloques directamente sobre tus dientes.
  • Comer queso con la fruta neutralizará lo ácido en tu boca e incrementará tu producción de saliva.

Interacciones de la toronja con medicamentos

Las sustancias del pomelo inhiben la enzima citocromo P450 que se utiliza para metabolizar algunos medicamentos (54).

Si la comes al mismo tiempo que los empleas, posiblemente tu organismo no los metabolice correctamente, ganando muchas posibilidades de una sobredosis y otros efectos adversos (55).

Los medicamentos conocidos por interactuar con la toronja son (56):

  • Indinavir.
  • Carbamazepina.
  • Algunas estatinas.
  • Benzodiazepinas.
  • Inmunosupresores.
  • La mayoría de bloqueadores de los canales del calcio.

Informa a tu médico antes de incluir toronja a tu dieta si estás medicado con algunas de estas medicinas.

Dieta de la toronja

Prepara tu propio jugo de toronja y esquiva los conservadores artificiales.

Aunque no para muchas frutas, el invierno es la mejor temporada para las cítricas.

Añade toronja a tus comidas agregando un poco como guarnición. También come una ensalada de frutas con piña, fresas, mandarinas, uvas y gajos de toronja, como alimento intermedio.

Come gajos de toronja fresca acompañados con nueces, queso desmenuzado y un aderezo balsámico.

Riesgos de comer toronja

Evita alimentarte con toronjas al tomar algunos medicamentos porque se unen a ciertas enzimas, lo que conlleva a que el fármaco pase directamente del intestino a tu torrente sanguíneo. Estos niveles altos de medicamentos pueden ser peligrosos.

Si padeces de infecciones renales consulta a tu médico antes de comerla. Demasiado potasio podría ser perjudicial para riñones deficientes. Si tus órganos no pueden eliminar el exceso de potasio de la sangre, podría ser fatal.

Las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico pueden experimentar un aumento de sus síntomas, como la regurgitación y ardor estomacal, por la acidez de la fruta. Las reacciones variarán según el individuo.

¿Cómo elegir una toronja saludable?

Aprendamos a cómo elegir correctamente una toronja saludable.

1. Su color indicará su madurez

Si la fruta tiene parches verdes notables en la cáscara será porque no está madura.

2. Revisa su forma

Las toronjas no tienen que ser perfectamente redondas, de ser así, deberían seguir en el árbol. Si la tuya tiene un aspecto grumoso o con forma de triángulo, descártala.

3. Verifica la textura

El tacto puede ser la mejor forma para saber si tu toronja está madura. Deberá ser pesada y gorda, como si estuviera a punto de reventar con solo apretarla.

En general, los cítricos maduros tienen una piel más suave y fina.

Dale un buen apretón a tu toronja para saber si está firme. Si sientes zonas aguadas, quizás haya comenzado a podrirse.

Ahora que conoces todos los beneficios de la toronja y lo fácil que es incluirla en tu dieta, no deberías dejar pasar sus aportes a la salud.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan los 10 beneficios y propiedades de la toronja.

 

Ver También: