9 Síntomas De Infección De Riñones En Las Mujeres – Cómo Saber Si Tienes Infección

Si alguna vez has tenido una infección en las vías urinarias, sabes que los síntomas son muy molestos. Entre los más comunes, se encuentran la necesidad constante de orinar y un ardor tremendo al hacerlo, lo cual, en definitiva, arruina tu día.

Sin embargo, estos síntomas pueden indicar que el problema no radica en las vías urinarias, sino en una estructura superior: los riñones.

¿Qué Causa Las Infecciones En Los Riñones?

Las infecciones en los riñones son relativamente raras en personas saludables, y cuando aparecen, son el resultado de una infección en las vías urinarias que alcanzó los conductos superiores.

Esto se denomina como infección ascendente y ocurre cuando las bacterias logran moverse de la vejiga hasta los riñones.

Lee nuestra guía sobre el dolor de riñones (de costado): Causas, tratamiento y síntomas acompañantes

¿Cómo Se Tratan Las Infecciones En Los Riñones?

Una infección en los riñones puede tratarse de manera sencilla tomando antibióticos por vía oral, y normalmente en una semana, o un poco más, el paciente estará casi repuesto.

Pero en algunos casos graves, una infección en los riñones puede progresar al grado de causar un choque séptico que puede ser fatal.

Otros escenarios graves incluyen un incremento excesivo en la presión sanguínea, que lleva a una falla o a un daño renal permanente, ocasionando problemas crónicos en los riñones.

¿Cómo Identificar Una Infección En Los Riñones?

Las infecciones urinarias suelen ser lo bastante molestas como para que busquemos atención médica desde los primeros síntomas.

Pero, si por alguna razón los ignoras, la infección puede avanzar hacia los riñones, poniéndote en riesgo de experimentar complicaciones mayores.

Entre los síntomas de una infección renal se encuentran:

1. Dolor Quemante Durante La Micción

Este síntoma de dolor y ardor al orinar se llama disuria y es común en condiciones que implican infección en las vías urinarias o infecciones vaginales causadas por levaduras.

Esta desagradable sensación se debe a que los patógenos causan inflamación en el revestimiento interno de la uretra, haciendo a este canal demasiado sensible al paso de la orina.

2. Ganas De Orinar Con Más Frecuencia

No sólo sentirás que necesitas ir al baño veinte veces al día, sino que, cuando al fin vayas al baño, excretarás muy poca orina.

La vejiga está diseñada para retener sin problemas de 250 a 300 cm2 de orina de manera normal, pero la irritación o la inflamación de una infección te hace sentir que necesitas ir al baño todo el tiempo.

En casos de cistitis aguda, la capacidad de retención de la vejiga puede disminuir hasta los 50 cm2.

3. Urgencia De Orinar

Se trata de la sensación de orinar y hacerlo de inmediato. Es la misma irritación en la vejiga la que causa esa sensación tan molesta y, en casos raros, pueden aparecer descargas involuntarias de orina.

4. Fiebre

La fiebre es una de las defensas naturales del cuerpo contra los organismos patógenos, pues al elevar la temperatura interna logra matar a muchos microorganismos.

Las personas con infecciones en los riñones tienden a presentar fiebres altas, que se acompañan de escalofríos, sudor frio y otros síntomas comunes en las infecciones sistémicas.

Lee nuestra guía sobre los medicamentos más usados para bajar la fiebre

5. Dolor En La Espalda Baja

Tus riñones se localizan debajo de los músculos de la espalda, a la altura del abdomen superior, así que cuando están atravesando una infección, es común sentir mucha incomodidad en esa zona, algo muy parecido a un dolor muscular, pero más profundo.

Esto se debe a que los riñones están encapsulados en un área donde hay muy poco espacio y cuando se inflaman generan una presión especialmente dolorosa.

De hecho, una manera frecuente y sencilla que utilizan los médicos para detectar las infecciones en los riñones, es golpear suavemente la zona media inferior de la espalda para ver si el paciente experimenta una molestia súbita.

6. Dolor Abdominal

 

Además del dolor en la espalda baja o lateral, algunas personas con infecciones en los riñones pueden experimentar un dolor abdominal punzante. Aunque no es muy común y generalmente aparece cuando la infección necesita atención inmediata.

Lee nuestra guía sobre cuándo debes preocuparte por tu dolor abdominal

7. Náuseas Y Vómito

Del mismo modo que una infección en los riñones puede provocar síntomas como la fiebre y los escalofríos, cuando llega a cierto punto de gravedad, te puede provocar malestar estomacal y náuseas.

En realidad, cualquier infección, sin importar dónde se ubique, puede hacerte sentir bastante descompuesto del estómago.

8. Presencia De Sangre O Pus En La Orina

Durante una infección en las vías urinarias, la uretra puede estar tan inflamada, que con la micción ocurran pequeños desgarros y provoque trazas de sangre en la orina, que pueden o no ser evidentes a simple vista.

Sin embargo, la sangre, y principalmente el pus, pueden venir directamente de la inflamación de los riñones y, en este caso, un examen de orina revelará que hay presencia de células blancas.

9. Orina Opaca O Con Mal Olor

Una de las cosas que distingue a las infecciones de las vías urinarias o los riñones, de las infecciones vaginales, es que no vienen acompañadas con descargas de secreción mucosa de mal olor.

Pero sí puede ser que la orina sea más olorosa de lo normal o que se vea turbia.

Ambos fenómenos, el olor y la opacidad, se deben a la filtración de bacterias que están provocando la infección y a los glóbulos blancos de desecho que la están combatiendo.

 

Como puedes ver, las infecciones en las vías urinarias que no se tratan a tiempo, pueden desembocar en infecciones en los riñones.

Por regla general, responden bien a los antibióticos y el cuerpo se deshace de ellas por sí mismo, pero si tienes síntomas, debes acudir a tu médico.

Cuéntanos si te ha resultado de ayuda este artículo.

 

Ver También: