Sudoración nocturna: causas, tratamiento y cómo prevenirla

Se habla de sudoración nocturna o hiperhidrosis del sueño cuando una persona suda abundantemente por la noche, empapando la pijama y la ropa de cama sin que la temperatura del medio ambiente lo justifique.

¿Cuál es el término médico para la sudoración nocturna?

Médicamente, es correcto usar el término: sudoración nocturna. Otra forma de decirlo, pero menos común, es hiperhidrosis nocturna.

Se estima que hay unos 220 millones de personas en el mundo que padecen este trastorno, que puede tener una causa subyacente que amerite una pronta atención médica.

Acá te presentamos las principales causas de la hiperhidrosis del sueño y otros datos de interés:

¿Cuáles son las principales causas de la sudoración nocturna?

En muchos casos, la sudoración nocturna no tiene una causa precisa y se denomina hiperhidrosis idiopática.

Dejando de lado situaciones que te pueden poner a sudar copiosamente, como un día muy caluroso o un intenso entrenamiento, hay otras condiciones que pueden generar una excesiva sudoración, particularmente durante las horas de sueño, entre estas: (Referencia)

Infecciones

Uno de los principales síntomas de la tuberculosis es la sudoración nocturna. Otras enfermedades infecciosas que pueden poner al cuerpo a sudar más de lo normal son VIH, gripe y las enfermedades febriles en general. (Referencia)

Desequilibrios hormonales

Algunas etapas de la vida y enfermedades pueden desencadenar desequilibrios endocrinos que se manifiestan, entre otros signos, con un exceso de sudor, por ejemplo:

  • Pubertad.
  • Embarazo.
  • Menopausia.
  • Diabetes.
  • Enfermedad de la tiroides.

Lee nuestra guía sobre la menopausia: Causas, síntomas y tratamiento

Apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño es el trastorno respiratorio más común al dormir, afectando a un aproximado del 4 % de la población adulta. (Referencia)

Las personas que padecen de apnea del sueño, sin ser tratadas, tienen una probabilidad tres veces mayor de sufrir de sudoración excesiva nocturna, que el resto de la gente.

Lee también nuestra guía sobre los 5 alimentos que sirven para el tratamiento del insomnio y para mejorar el sueño

Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

El ERGE tiene como principal síntoma la acidez estomacal, aunque la alta sudoración nocturna también es muy común. (Referencia)

Al darse la situación anormal de una subida de ácido estomacal desde el estómago hacia el esófago, el hipotálamo entra en acción, produciéndose la sudoración.

Estos reflujos con sudoración nocturna están más asociados a las cenas copiosas y al consumo de alcohol.

Cáncer

Uno de los síntomas tempranos de cáncer puede ser la sudoración nocturna, aunque por lo general aparecen otros signos al mismo tiempo.

Entre las enfermedades cancerosas particularmente asociadas a la hiperhidrosis del sueño están la leucemia y los linfomas. (Referencia)

Otras condiciones

Otras situaciones de salud vinculadas con la excesiva sudoración nocturna son:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Desórdenes cardiovasculares.
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia).
  • Abuso de drogas, particularmente heroína.
  • Obesidad.
  • Enfermedad de Parkinson.

Causas de la sudoración nocturna en hombres

En el caso de los hombres, se ha propuesto que cambios hormonales debidos a disminución de testosterona, pueden causar sudoración excesiva y nocturna

Causas de la sudoración nocturna en mujeres

En el caso de las mujeres, hay muchos cambios hormonales a lo largo de su vida que condicionan cambios en la sudoración.

El tratamiento hormonal puede mejorar algunos casos de sudoración nocturna.

Puedo ser menopausia, pero también algunas enfermedades ováricas. El embarazo es una condición fisiológica que puede acompañarse de sudoración excesiva.

Causas de la sudoración nocturna en mujeres mayores

En el caso de mujeres mayores de 65 años, las causas son similares a los hombres. En edades avanzadas hay que tomar en cuenta el mayor riesgo de enfermedades malignas.

Causas de la sudoración nocturna en niños

En el caso de los niños, hay que investigar dos grandes causas, las infecciones crónicas y reflujo gastro-esofágico.

Causas de la sudoración nocturna en el cuello

No hay una patología particular que provoque sudoración localizada ene l cuello, sin embargo, hay personas que experimentan hiperhidrosis sin causa aparente en áreas muy localizadas.

Se deben buscar las causas de sudoración excesiva en general. Si no hay ninguna, el tratamiento suele ser inyección de toxina botulínica para mejorar el síntoma molesto.

Causas de la sudoración nocturna sin fiebre

Por los general, los medicamentos y causas hormonales de sudoración cursan sin fiebre.

La presencia de fiebre siempre orienta más hacia infecciones o tumoraciones malignas.

Cómo ocurre la sudoración nocturna

Cada persona tiene unos 2 millones de glándulas sudoríparas por las que segrega sudor, el cual es el mecanismo natural de enfriamiento del cuerpo para evitar el sobrecalentamiento.

La temperatura del cuerpo se regula por el hipotálamo, el cual envía estímulos a las glándulas sudoríparas cuando la temperatura corporal alcanza el máximo deseado, siendo la sudoración un mecanismo de liberación de energía térmica para refrescar al organismo.

Aunque en la mayoría de los casos la hiperhidrosis del sueño no supone riesgos mortales, es necesario consultar al doctor, ya que podría ser síntoma de un grave trastorno latente. (Referencia)

Medicamentos que pueden causar sudoración nocturna

Varios medicamentos pueden tener a la excesiva sudoración durante el sueño como uno de sus efectos secundarios, a saber: (Referencia)

  • Bupropion (antidepresivo).
  • Citalopram (antidepresivo).
  • Paroxetina (antidepresivo, trastornos de ansiedad y de pánico).
  • Trazodone (antidepresivo, trastornos de ansiedad y de pánico).
  • Sertralina (antidepresivo, tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo).
  • Buspirona (trastornos de ansiedad).
  • Zolpidem (sedante para los trastornos del sueño).
  • Aciclovir (analgésico, especialmente en casos de varicela y herpes zoster).
  • Naproxeno sódico (analgésico y antinflamatorio).
  • Sumatriptán (analgésico, particularmente en casos de migraña).
  • Hidrocodona (analgésico para dolores moderados a severos).
  • Amlodipino (hipertensión, angina y ataques cardíacos).
  • Atorvastatina (reducción de riesgos de infartos y accidente cerebrovascular).
  • Lisinopril (hipertensión, insuficiencia cardíaca).
  • Glipizide (diabetes).
  • Insulina (diabetes).
  • Esomeprazol (enfermedad por reflujo gastroesofágico).
  • Omeprazol (enfermedad por reflujo gastroesofágico).

Otros medicamentos cuyo consumo puede provocar intensa sudoración nocturna son: (Referencia)

  • Albuterol (broncodilatador).
  • Ciprofloxacina (infecciones).
  • Levothyroxine (hipotiroidismo).
  • Loratadina (alivio de síntomas de alergias).
  • Reemplazo de nicotina (terapias contra el tabaquismo y colitis ulcerosa).
  • Prednisolona (terapias por bajos niveles de corticosteroides, alergias y otros).
  • Tadalafilo (hiperplasia benigna de la próstata, disfunción eréctil).

Sudores nocturnos y menopausia

Ya habíamos mencionado la relación de la sudoración nocturna con la menopausia. Aunque los síntomas de sofocación intermitente son más frecuentes. El tratamiento hormonal mejora el síntoma.

Sudores nocturnos en hombres

No hay causas específicas en el caso de los hombres, salvo lo que se mencionó anteriormente. Ya que se ha propuesto el deficit de tetosterona como causas probable.

Sudor nocturno por estrés

La ansiedad es una causa frecuente de estrés , que además aparece con insomnio. Hay que considerar esta posibilidad luego de haber evaluado las otras posibles causas médicas orgánicas.

Sudoración nocturna y cáncer

es un síntomas muy frecuente en enfermedades malignas. El linfoma que puede aparecer a cualquier edad, es el tumor maligno más frecuente que produce sudores nocturnos. En general las neoplasias hematológicas deben ser investigadas. En algunos casos de cáncer avanzado la sudoración nocturna es un síntoma recurrente.

Cómo se trata la hiperhidrosis del sueño

El tratamiento de la excesiva sudoración durante el sueño dependerá de la causa oculta que pueda estarla ocasionando.

Si no es posible identificar una causa directa, el tratamiento tendrá que orientarse a acciones de prevención y manejo de la situación:

  • Usar ropa de dormir y de cama ligera y de fibras naturales, evitando las prendas sintéticas.
  • Utilizar un antitranspirante de uso clínico en las partes más afectadas por la sudoración como axilas, manos, pies, ingles, pecho y espalda.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y las comidas copiosas, grasosas y picantes, especialmente durante la cena.
  • Cenar por lo menos 2 o 3 horas antes de irse a la cama.
  • Adoptar una dieta baja en azúcar y en grasas.
  • Dormir con aire acondicionado o ventilador.
  • Realizar ejercicios de respiración y relajación antes de acostarse y tras despertar por la sudoración.
  • Incorporar una rutina de ejercicios como parte del estilo de vida.
  • Mantener el peso corporal en un rango adecuado.
  • Asegurar una correcta hidratación durante el día.

En cuanto al uso de medicamentos, los llamados agentes anticolinérgicos (fármacos que bloquean los efectos del neurotransmisor acetilcolina) pueden mitigar la sudoración, pero hay que emplearlos bajo vigilancia médica, especialmente por su potencial toxicidad. (Referencia)

¿La menopausia produce hiperhidrosis del sueño?

Es común que las mujeres experimenten sudoración nocturna y sofocaciones durante la menopausia, condición ocasionada por cambios hormonales. (Referencia)

En estos casos, es recomendable introducir algunos cambios en el estilo de vida:

  • Seguir un programa de ejercicios.
  • Mantener un adecuado peso corporal.
  • Adoptar una dieta saludable y equilibrada.
  • Dormir en una habitación ventilada.
  • Usar ropa de vestir y de cama fresca y ligera.

Si estos cambios no son suficientes para controlar la sudoración nocturna, un tratamiento con hormonas podría ayudar.

Muchas personas arrastran por largo tiempo las molestias de la excesiva sudoración nocturna, porque piensan que es un mal asociado a su condición personal o porque sienten vergüenza de comentar su problema al médico.

Sin embargo, el doctor puede ayudar a encontrar opciones para controlar la sudoración nocturna, por lo que hay que consultarlo sin demora.

Por favor, comparte este artículo en tus redes sociales, puede ser de gran ayuda para quienes padecen este problema.

Sigue con nosotros.

Ver también:

Referencias

  • sudoración nocturna