Los mejores suplementos y vitaminas para niños

 

Como padres, siempre hay que tener en mente la gigantesca importancia que tiene la nutrición en el desarrollo de los niños y su futuro.

Hay que hacer énfasis en este aspecto de la infancia que, a pesar del esfuerzo de los padres, pensando que están haciendo lo correcto, pueden tener fallas en la alimentación de sus hijos.

Entre otras razones, puede ocurrir por la mala calidad de los alimentos, la falta de variedad en su dieta o factores ambientales,

Una buena dieta con gran variedad de nutrientes debe ser la prioridad en la alimentación de los niños, pero existen suplementos que pueden complementar las posibles fallas alimenticias.

Al igual que en el embarazo o el cuidado de los niños, la alimentación es una parte fundamental, por lo que debes elegir los suplementos de mejor calidad, hechos por empresas confiables y autorizados por un médico.

Además de los nutrientes que los niños pueden obtener de fuentes de proteínas de calidad, de comer vegetales verdes y grasas saludables, hay otros productos que los pueden beneficiar:

Probióticos

Si alguna vez tus hijos necesitaron antibióticos, puede que les hagan falta algunos probióticos de buena calidad, ya que su flora intestinal aún está en desarrollo.

Hay varios probióticos que puedes utilizar y alternar:

Bio Kult probiotics

Es un suplemento que los niños prefieren, ya que son pastillas pequeñas y fáciles de tragar, que incluso tienen una presentación masticable. Vienen en empaque individual y no necesitan refrigeración.

Es apto para niños de hasta 12 años con una sola cápsula al día.

Mira el precio en Amazon

Prescript Assist Probiotics + Prebiotics

Es otra cepa muy potente de probióticos que incluye algunos prebióticos, los cuales ayudan a mantener a los probióticos y mejoran nuestra flora intestinal.

Son cápsulas un poco más grandes que las anteriores y su sabor no es tan bueno, así que quizás no les gusten tanto, pero vale la pena alternarlas de vez en cuando.

Mira el precio en Amazon

Probiota 12

Se trata de una larga gama de probióticos que vale la pena alternar, sobre todo si tus hijos han recibido antibióticos. Puedes guardarlos en la despensa sin refrigeración y las cápsulas son pequeñas y preferidas por los niños.

Es algo desafortunado que estos suplementos sean necesarios, ya que hubo un tiempo donde podíamos obtener todas las cepas de probióticos de la comida que comprábamos.

Los vegetales no provenían de suelos tan pobres y alterados químicamente, por lo que tenían más nutrientes.

Antes, la comida se fermentaba con el propósito de conservarla más tiempo, lo que producía más probióticos; y no éramos tan propensos a usar jabón antibacterial y antibióticos que, en exceso, pueden alterar la flora intestinal.

Mira el precio en Amazon

Lee nuestra guía sobre los 17 mejores probióticos y prebióticos para tu salud

Vitamina D

La vitamina D es otro nutriente que solíamos obtener de la naturaleza en mayores cantidades y de forma más sencilla, pero, al igual que los probióticos, se ha visto afectada por los cambios ambientales.

A diferencia de cualquier otro nutriente, la vitamina D no se obtiene en mayores cantidades por medio de los alimentos, si no que se sintetiza en nuestro cuerpo cuando nos exponemos a la luz solar.

Lo correcto debería ser que los niños obtengan este nutriente por medio del sol cuando salen a jugar. Esto es muy sencillo en el verano, pero suele complicarse en invierno.

También hay países donde hay cielos nublados, que pueden dificultar la exposición al sol. En este caso una buena idea es tomar suplementos.

La mayoría de los suplementos vitamínicos para niños contienen vitamina D, pero puede convertirse en un problema delicado si hay sobredosis.

La mejor forma de asegurarte de que tus hijos no están recibiendo esta vitamina en exceso, es a través de un examen.

 

Vitamina C

Tener vitamina C a la mano es muy útil. Recomendamos preparar jugos, mermeladas y siropes de frutas cítricas para dárselos a los niños.

También hay suplementos en polvo que se pueden añadir a un vaso de agua o a un batido de frutas. Con media cucharadita deberían mantenerse sus sistemas inmunológicos a tope y preparados para cualquier amenaza, especialmente en climas fríos.

Si tu hijo se enferma, no dudes en darle polvo de vitamina C con más frecuencia, hasta que se sienta mejor.

 

Aceite De Hígado De Pescado

El aceite de hígado de pescado es de las cosas más difíciles que puedes hacer que tome un niño, pero sus beneficios mejoran hasta sus estados de ánimo.

Viene en forma de jarabe espeso y hay presentaciones que se pueden añadir a batidos o untar en dulces como los muffin, para que tengas más posibilidades de que lo consuman. De igual forma, puedes elegir otras opciones como cápsulas, jarabe y gel.

El aceite por sí solo sabe muy mal y debes ser comprensivo o trabajar con un sistema de responsabilidades y recompensas para que los niños lo consuman.

También es muy bueno comer con regularidad alimentos del mar, que son una excelente fuente de grasas saludables que ayudan a recibir mejor cualquier suplemento.

Lee nuestra guía sobre los 10 beneficios del aceite de pescado probados

Magnesio En Spray O En Baños

El magnesio es un mineral muy beneficioso para los humanos, que influye, incluso, en la calidad del sueño por las noches.

Existe una presentación en espray que puede rociarse en el cuerpo para mejorar su absorción, llamado Ancient Minerals Magnesium Oil Spray, disponible en internet.

No quema ni da cosquillas como otras marcas y tiene beneficios en las embarazadas para evitar los mareos por las mañanas.

Otra forma de aumentar los niveles de magnesio, es añadir media taza de cristales de magnesio al agua de la tina, al momento de tomar un baño, para producir una buena absorción de este mineral por la piel.

Mira el precio en Amazon

Gelatina

La gelatina es excelente para la salud de tus intestinos, al igual que para mantener saludables la piel, las uñas y el cabello.

Hacer un caldo con huesos es una excelente forma de cargarte de gelatina, sin embargo, los niños pueden preferir las gelatinas dulces y las gomitas vitamínicas.

Lo ideal es alternar estos alimentos para mantener a los infantes bien dotados de gelatina.

También se puede añadir gelatina a los batidos de frutas o a un vaso de agua caliente sin que los niños se den cuenta.

Lee nuestra guía sobre las propiedades de la gelatina

¿Hacen Falta Los Multivitamínicos?

Si llevas una buena alimentación y te dejas guiar por los consejos que mencionamos, tal vez no requieras de los suplementos multivitamínicos.

No obstante, pueden servir como un último empuje nutricional al metabolismo de los niños, sobre todo en temporadas muy frías, donde no hay sol.

Podemos recomendarte Optimal Multivitamin Chewable como un buen suplemento, siempre asesorándote con un pediatra.

Creemos firmemente que pueden ser un buen complemento, pero la fuente verdadera de la salud está en una sana alimentación.

Esperamos tus aportaciones o preguntas.

Que tengas un excelente día.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here