Tipos de Cirugía Bariátrica: ¿En Qué Se Diferencia Cada Una?

El mejor tipo de cirugía bariátrica dependerá de una gran variedad de factores. En tal sentido, tu edad, historial médico y hábitos alimenticios serán rasgos importantes a la hora de decidir qué procedimiento es el más adecuado.

Cada operación bariátrica tiene sus beneficios y riesgos únicos. En este artículo encontrarás la información de los cinco tipos de cirugía más populares para perder peso, así como aquella acerca de lo que te espera antes y después de la cirugía.

 

¿Cirugía Laparoscópica o Cirugía Abierta?

Antes de conocer las cirugías bariátricas, es necesario que conozcas los procedimientos de cirugía abierta y cirugía laparoscópica.

En una cirugía bariátrica abierta, tu cirujano hará una incisión grande en tu abdomen para operar.

Por suerte, la mayoría de los cirujanos prefieren usar la cirugía laparoscópica, en la cual se hacen varios cortes pequeños por donde se insertan herramientas quirúrgicas delgadas. También se puede insertar un pequeño endoscopio integrado con una cámara.

La cirugía laparoscópica representa menos riesgos que la abierta, además de ser menos dolorosa y dejar una cicatriz más pequeña. También podrás gozar de una recuperación mucho más rápida.

Sin embargo, la cirugía abierta puede ser la mejor y, a veces, la única opción para algunas personas. Será la más viable si padeces de obesidad mórbida, si has tenido una te has operado del estomago o si sufres de otros problemas médicos graves.

 

1.- Balón Gástrico

El balón gástrico es un globo de silicona suave que se coloca (a través de la boca)  temporalmente en tu estómago y se queda allí de seis meses a un año, dependiendo del tipo de balón que uses.

Este globo se inserta desinflado en tu estómago. Una vez adentro, se infla con una solución salina hasta tener el tamaño aproximado de una toronja.  Después de seis meses, el balón se extrae endoscópicamente.

Para obtengas mejores resultados, acompaña este procedimiento con dietas, ejercicios y (en ciertos casos) con medicamentos (durante y después de la cirugía).

La finalidad del balón gástrico es ocupar un gran espacio en tu estómago para que te sientas lleno más rápido de lo normal y, en consecuencia, comas menos y puedas perder peso en un corto plazo .

 

¿Cuáles son los Requerimientos para el Balón Gástrico?

Para calificar a esta cirugía deberás tener de 18 hasta 65 años, no tener una cirugía previa del estomago o gastrointestinal.

De igual manera, tu índice de masa corporal (IMC) debe ubicarse entre los 30 y 40, con o sin comorbilidades (una comorbilidad es una enfermedad o trastorno provocado por la obesidad).

Beneficios

Estos incluyen una pérdida de exceso de peso del 25 % en los seis meses posteriores a la extracción. Es además un procedimiento seguro y de recuperación rápida. La operación tarda menos de media hora y no se necesita de bisturí ni hospitalización.

Riesgos

El balón gástrico puede provocar dolor abdominal, náuseas, vómitos y enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Aunque es una cirugía muy segura, puede existir el riesgo de neumonía por aspiración, obstrucción intestinal, perforación de esófago o estómago y, en consecuencia, puede provocar la muerte. También existe un riesgo del 5 % de intolerancia al dispositivo.

 

2.- Bypass Gástrico en Y de Roux

Durante la cirugía, tu cirujano separa el estómago en dos secciones utilizando grapas de titanio.

El pequeño segmento superior de tu estómago seguirá recibiendo alimentos como lo hacía antes de la cirugía, pero la parte inferior ya no entrará en contacto con alimentos.

También se “desconecta” una parte del intestino delgado. Esto le permitirá a tu cirujano conectar tu nueva y pequeña bolsa estomacal directamente al intestino restante para disminuir la absorción de calorías.

Este procedimiento puede realizarse laparoscópicamente. La hospitalización después de la cirugía dura alrededor de tres días, seguida de dos a cuatro semanas de reposo total. Deberás acudir al doctor continuamente para monitorear tu curación y progreso.

Toma en cuenta que el bypass gástrico es un procedimiento no reversible, pero a cambio, obtendrás una mayor pérdida de peso en comparación con otras cirugías bariátricas.

 

3.- Banda Gástrica Ajustable por Laparoscópica

En la parte superior de tu estómago (específicamente a su alrededor y en forma de anillo) se coloca una banda elástica de silicona. Esta, luego, se llena con una solución salina.

Se puede acceder a dicha banda por un tubo conectado a un puerto que se coloca debajo de la piel de tu abdomen.

De esta forma, tu cirujano podrá inyectar o retirar la solución salina de la banda hasta obtener la presión deseada sobre la abertura superior de tu estómago, esto con el fin de limitar el acceso de alimentos.

¿Cómo Califico para la Cirugía?

Esta cirugía es para ti si tienes un índice de masa corporal mayor a 35 o cuentas con una enfermedad seria, provocada por la obesidad.

También deberás contar con la mayoría de edad, no tomar ni beber en exceso y estar preparado para hacer cambios drásticos en tu estilo de vida.

Beneficios

Al apretar la banda, disminuirás el acceso de alimentos, lo que te permitirá comer menos y, aun así, sentirte lleno.

La banda se inserta laparoscópicamente. Esto da como resultado estancias hospitalarias más cortas y un tiempo de recuperación más rápido en comparación con una incisión quirúrgica tradicional. Este es regularmente un procedimiento ambulatorio.

La banda gástrica es una cirugía reversible. Sin embargo, está ideada para ser permanente. Quitarte el dispositivo eliminaría la restricción de alimentos y podría dar paso a recuperar el peso perdido.

Riesgos

Después de la intervención quirúrgica, necesitarás acudir a revisiones mensuales durante el primer año para monitorear los resultados y para posibles ajustes del dispositivo. La frecuencia de estos ajustes disminuirá después del primer año.

La banda gástrica es la menos eficaz para lograr una pérdida de peso y mantenerlo por un largo tiempo.

 

4.- Derivación Biliopancreática con Switch Duodenal

La derivación biliopancreática con switch duodenal se divide en dos partes. Primero, tu cirujano extirpará la mitad de tu estómago.

Después, usualmente en un año o año y medio después de la primera cirugía, se realizará un “atajo” de tu estómago a la porción inferior del intestino delgado para evitar una gran parte de tus intestinos.

Con esto se busca disminuir drásticamente la absorción de calorías y nutrientes.

Esta es una cirugía de alto riesgo que puede causarte problemas de salud a largo plazo. Esto es porque tu cuerpo no podrá absorber correctamente los nutrientes de los alimentos, lo que da pie al desarrollo de deficiencias vitamínicas.

Si te sometes a esta cirugía tendrás que tomar suplementos de vitaminas y minerales el resto de tu vida, lo que también puede resultar muy costoso.

La hospitalización después de la intervención usualmente dura tres días. Luego, es esencial que, por mucho tiempo, des seguimiento con tu cirujano. La intención es monitorear tus resultados.

 

5.- Cirugía de Manga Gástrica

Tu estómago se dividirá en dos verticalmente con unas grapas de titanio. La parte de tu estómago que recibirá los alimentos tendrá una forma de plátano o manga muy delgada.

Los nervios y la conexión del estómago al intestino delgado quedarán intactos, preservando de esta forma sus funciones, pero se reduce drásticamente el volumen de comida que puedes contener.

La manga gástrica es usualmente la primera cirugía que se realiza en pacientes que presentan un alto riesgo en otros tipos de procedimientos.

Una vez que se disminuye de peso gracias a la manga gástrica, se puede realizar una segunda y más riesgosa intervención quirúrgica (como la derivación biliopancreática).

La hospitalización no dura más de tres días como en otras operaciones bariátricas, y necesitarás de citas posteriores para monitorear el progreso y curación.

 

¿Qué Tanto Peso Puedes Perder con las Cirugías Bariátricas?

La cantidad de peso que puedes perder dependerá de tu propio esfuerzo y del tipo de cirugía que hayas elegido.

De acuerdo con un estudio (en el que se observó los resultados en pacientes durante tres años después de su cirugía) se comprobó que gracias a este procedimiento (banda gástrica) perdieron en promedio 20 kilos (1).

El estudio, además, señaló que los pacientes con un bypass gástrico perdieron en promedio 40 kilos.

También se encontró que la mayoría de las personas recuperaron algo de peso con el tiempo, pero la cantidad recuperada fue generalmente pequeña en comparación con la pérdida de peso inicial.

No tenemos investigaciones que demuestren los resultados a largo plazo de la cirugía de manga gástrica, pero es posible que la pérdida de peso sea similar o ligeramente menor a los resultados del bypass gástrico.

Tus resultados pueden ser diferentes, pero recuerda que tu éxito no dependerá solo de la cirugía, sino de tus esfuerzos para conseguir y mantener buenos hábitos alimenticios de por vida.

 

¿Qué Pasará Antes de la Cirugía?

Tendrás reuniones con diversos especialistas de la salud. Es muy probable que hables con un internista, un cirujano bariátrico, un psiquiatra (o psicólogo) y un nutriólogo.

Tu cirujano pedirá ver tu historial médico, ordenará análisis de sangre y realizará un examen físico completo. Si eres fumador habitual, es probable que se te pida dejar de fumar al menos por un mes y medio antes de la cirugía.

Se te responderá cualquier duda que tengas de la intervención, cómo prepararse para ella y qué tipo de seguimiento necesitarás.

Tu nutriólogo te explicará con más detalle qué podrás comer y en qué cantidad. Igualmente, te indicará qué beber. Posterior a la intervención, también te ayudará a prepararte para tu nueva vida.

El psiquiatra o psicólogo puede realizarte una evaluación para ver si la cirugía bariátrica es la mejor opción para ti. Se te aconsejará que te vuelvas más activo y adoptes un plan de alimentación saludable antes y después de la cirugía.

Si sufres de obesidad mórbida o tienes niveles de azúcar muy altos en la sangre, es probable que se traten estos problemas antes del procedimiento para evitar cualquier complicación durante la intervención.

La mayoría de los programas de relacionadas con la cirugía bariátrica cuentan con grupos de apoyo a los que puedes asistir antes y después de realizar el procedimiento. En estos grupos podrás encontrar consejos para adoptar un estilo de vida saludable.

 

¿Qué Pasará Después de la Cirugía?

Lo primero que deberás hacer será descansar y recuperarte. El seguimiento médico dependerá del tipo de cirugía que elijas. Deberás también tomar los suplementos que tu doctor te indique para obtener las vitaminas y los minerales que tu cuerpo necesita.

Caminar por tu casa o jardín puede brindarte una recuperación más rápida. Siempre sigue los consejos de tu doctor sobre el tipo de actividad física que puedes realizar. En la medida en que tu condición mejore, podrás incrementar tu actividad física.

Luego de tu cirugía, pasarás de una dieta líquida a una dieta blanda, que incluye alimentos como el yogurt y la sopa, para luego de unas semanas empezar con alimentos sólidos. Tendrás que tener comidas pequeñas y deberás aprender a masticarlas.

Ahora ya tienes una mejor idea sobre los tipos de cirugía bariátrica más eficaces y podrás tomar una mejor decisión junto a tu cirujano.

 

Ver También: