Aftas bucales: Causas y como evitarlas

Las aftas bucales ocasionan ardor y molestias, sus causas están asociadas con diferentes factores y hay variadas formas para combatir sus síntomas.

Síntomas de las aftas bucales

Si alguna vez sientes algunas molestias en una zona localizada de la mucosa de la boca, al inicio como una ligera picazón y ardor, seguido  después de una pequeña úlcera puedes tener aftas bucales.

Su nombre en el griego antiguo significa quemadura y así la puedes observar como una erosión redondeada, blanquecina, grisácea o amarillenta por la deposición de fibrina en su superficie, esta es  una de las proteínas asociadas con la coagulación de la sangre. Alrededor de  estas lesiones se pueden apreciar bordes rojizos y reacción inflamatoria.

aftas-bucales

Las aftas bucales pueden ser varias o una sola y  se localizan en el cielo de la boca, en la lengua, en la base de las encías y en la mucosa del interior de las mejillas.

Tipos de aftas bucales

De acuerdo a las características clínicas que se aprecian a la observación de las aftas bucales se establecen tres categorías:

  • Benignas o menores,
  • Graves o mayores 
  • Estomatitis aftosa recidivante también conocida como ulceraciones herpetiformes recidivantes.

Cuasas de las aftas

El origen de las aftas no es completamente bien conocido, pero su aparición se asocia con diversos factores como lesiones mecánicas,  reacciones alérgicas a algunos alimentos o al consumo de productos irritantes de la mucosa, a deficiencias nutricionales, poca capacidad de respuesta del sistema inmune, la falta de higiene bucal, la tensión nerviosa y factores hereditarios.

Las úlceras aftosas pueden estar también  vinculadas con infecciones virales, bacterianas y micóticas,  y  a otras enfermedades como la de Behçet, la de Crohn, la mononucleosis y el lupus eritematoso sistémico entre otras.

La frecuencia de aparición de las aftas bucales es mayor en las mujeres que en los hombres, y afectan más entre las edades de 10 y 40 años y en particular entre los 10 y 19 años de edad. Es considerada como la afección más frecuente de la cavidad bucal y es una enfermedad benigna recurrente.

Las aftas bucales tienen características muy propias siendo posible diferenciarlas de otras como el herpes simple, el eritema multiforme, el liquen plano, la sífilis, el cáncer bucal y otras patologías.

Como aliviar los síntomas de las aftas bucales

Aunque las aftas bucales no son consideradas como una enfermedad grave, pueden ser dolorosas y molestas y dificultar en algunas ocasiones la ingestión de alimentos y el habla,  dependiendo de su localización.

La conducta  a seguir para aliviar los síntomas de las aftas bucales dependerá de su gravedad y entre otros aspectos, de su tamaño, localización, duración y recurrencia.

En general para aliviar los síntomas de las aftas bucales se emplean diversas alternativas. Una de las medidas más aceptadas por los especialistas en la materia, son los enjuagues de la boca con agua hervida con una cucharada de sal en grano por cada litro de agua, dos o tres veces al día.

Pueden también ser empleadas diferentes soluciones para enjuagues bucales con un efecto antimicrobiano o antiséptico. Si el  dolor es muy intenso se puede aplicar anestésicos locales como lidocaína al 2%.

Las pomadas para usar sobre la lesión de Betametasona o combinaciones de antibióticos-hidrocortisona tienen un efecto muy favorable.

Como medidas generales se recomienda evitar los alimentos muy condimentados, picantes, muy ácidos y calientes y mantener una óptima higiene bucal con cepillado, hilo dental y enjuague antiséptico.

Dependiendo del análisis que se efectúe de las posibles causas de las aftas bucales pueden ser administrados ansiolíticos, sedantes,  analgésicos y vitaminas.

Ver también:

En un periodo de 7 a 10 días las aftas bucales deben desaparecer espontáneamente y no dejar secuelas,  ni complicaciones adicionales, pero cuando ellas persisten por un tiempo mayor o cuando su aparición es muy frecuente, lo oportuno es acudir a un especialista y proceder a un análisis de las posibles causas que las ocasionan.


Agrega un cometario