Ácido Hialurónico: Qué Es, Beneficios, Usos Y Efectos Secundarios

El ácido hialurónico es una de las sustancias naturales antienvejecimiento más potentes en el mundo de los cosméticos. Al ser natural no provoca daños a tu piel como los miles de cosméticos tóxicos que existen en el mercado.

El ácido hialurónico es capaz de darte una piel fresca y joven, al mismo tiempo que cuida tus articulaciones por sus características lubricantes. 

Los beneficios del ácido hialurónico van desde una mejora de la textura y apariencia de tu piel, hasta la reducción del dolor en tus articulaciones y muchos otros síntomas relacionados con la edad.  

Por estas razones es muy recomendado por médicos y dermatólogos para el cuidado de tu piel y tratamiento de ciertas afecciones.

Por lo regular, el ácido hialurónico es usado en sueros especiales para el antienvejecimiento de la piel. Sin embargo, lo puedes encontrar en fórmulas para tratar los dolores de las articulaciones, medicamentos de herpes labial, bálsamos labiales y gotas para los ojos.

¿Qué es el ácido hialurónico?

En palabras claras el ácido hialurónico es una sustancia lubricante producida naturalmente por tu cuerpo.

Lo puedes encontrar dentro de todas tus articulaciones, en las cuencas de tus ojos, en tu piel y otros tejidos en los que pueda ayudar en la retención del colágeno, aumentando la elasticidad, humectación y flexibilidad. 

Es muy común ver al ácido hialurónico como ingrediente principal en productos de belleza y tratamientos para el antienvejecimiento.

En tiendas naturistas lo puedes encontrar en cremas, sueros, lociones y suplementos. Los mejores resultados se obtienen a través de formas inyectables. 

Posibles efectos secundarios y precauciones 

El ácido hialurónico es una sustancia natural muy segura para los adultos y con mínimos efectos secundarios. Los suplementos de vía oral o tópica son por lo regular muy seguros.

Sin embargo, las mujeres embarazadas o en lactancia sí deben evitar las inyecciones de ácido hialurónico, ya que este puede afectar la salud y el desarrollo correcto del bebé.  

Los medicamentos, suplementos y demás productos con ácido hialurónico son usualmente preparados con bacterias concebidas dentro de laboratorios a partir de productos orgánicos de diferentes aves.  

Es por esto que las personas que cuenten con alergias a los huevos, plumas o cualquier otro ingrediente de ave, no deben usar productos de ácido hialúronico.

Algunos productos no cuentan con estos ingredientes, por lo que siempre es bueno que te asegures leyendo las indicaciones del producto y preguntando a tu médico por indicaciones. 

Si estás usando warfarina, aspirina o cualquier otro medicamento que intervenga en la coagulación de la sangre, no deberías usar ningún suplemento con ácido hialurónico ya que aumentarías la incidencia de una hemorragia. 

Beneficios del ácido hialurónico 

Ahora que ya sabes de los efectos secundarios del ácido hialurónico, podremos pasar a conocer todos sus beneficios.

1. Hidratación de la piel 

La mayoría de las personas que han usado el ácido hialurónico han dicho que su piel se siente más fresca y tersa. Además, les ayudó a reducir las ojeras y a darles una piel más suave cuando usaron sueros con ácido hialurónico. 

El ácido hialurónico también puede ayudar a mejorar la imagen de la piel con efectos de envejecimiento, en especial los provocados por la sobreexposición solar.

Este hecho se puede constatar en algunos tratamientos de reemplazo hormonal que usan ácido hialurónico. En ellos, se pueden observar efectos que producen una piel más juvenil y con una disminución de los daños provocados por el sol. 

Cuando envejecemos, nuestra piel pierde la capacidad de retener el agua debido a una capacidad de nuestras moléculas para unirse. Los signos más claros del envejecimiento de nuestra piel son la caspa, resequedad, ojos o labios caídos y la flacidez.

Esta falta de líquido en la piel no solo provoca resequedad, sino también una disminución del volumen de tu piel. 

Existen dos formas de envejecimiento, el intrínseco y extrínseco. El intrínseco es el envejecimiento biológico, natural de tu cuerpo. El extrínseco es el tipo de envejecimiento debido a factores externos como la exposición a los contaminantes del medio ambiente y la luz ultravioleta de los rayos del sol.

El ácido hialurónico reduce de forma natural los signos claros del envejecimiento incrementando la capacidad de tu piel para retener agua. Esto ayuda a que tu piel se mantenga hidratada y evite los daños provocados por los rayos del sol y la resequedad. 

Lee nuestra guía sobre sobre los 9 consejos, recetas y trucos para hidratar la piel

2. Reduce las arrugas 

En un estudio publicado en el Diario de Dermatología Cosmética de Estdos Unidos se demostró la efectividad de productos con ácido hialurónico en la reducción de flacidez de la piel y aparición de arrugas. Con resultados visibles desde el primer mes de uso. 

Algunos pacientes del estudio también reportaron un incremento en el tamaño de sus labios, así como un aumento de la dimensión de sus mejillas, dándoles un aspecto más joven.

Esta prueba se realizó con la participación de 40 mujeres que mostraban signos de envejecimiento de leve a moderado, incluyendo una disminución del volumen y alteraciones en superficies de la piel.  

Otros beneficios reportados incluyeron una gran mejora en los volúmenes y contornos faciales, así como la reducción de flacidez en los mismos, acompañados de una disminución de la acentuación y volumen de las arrugas. 

Aunque muchos estudios apuntan a que los resultados del tratamiento de arrugas con el ácido hialurónico tardan alrededor de 6 semanas, otras investigaciones afirman que los sueros antiarrugas y cremas para los ojos pueden arrojar beneficios visibles en menos de un mes.

De cualquier forma, los dermatólogos y médicos prefieren usar inyecciones con receta y fórmulas de ácido hialurónico durante varios meses para maximizar los resultados en la reducción de la flacidez de ojos y labios.  

Lee también nuestra guía sobre las 12 mejores cremas para las arrugas anti envejecimiento que funcionan en 2018

3. Sanar quemaduras solares, llagas y heridas 

Si sufres una quemadura de sol severa el ácido hialurónico podrá ayudar a tu piel a recuperarse rápidamente. Otros beneficios comunes del ácido hialurónico, además de disminuir la aparición de arrugas y sequedad en la piel, son: 

  • Elimina las llagas en la boca.
  • Ayuda a sanar el herpes labial. 
  • Cura úlceras, heridas y mordeduras.

Esto lo logra debido a que mantiene los tejidos dañados hidratados permitiendo una recuperación más rápida. 

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural dentro de la estructura de tus labios y boca, creados de tejidos compuestos de colágeno y agua. Este colágeno y el ácido hialurónico son los responsables de darle forma a tus labios.  

El ácido hialurónico puede absorber hasta 1.000 veces su peso de agua, convirtiéndolo en el mejor hidratante, humectando tu piel y tejidos de la boca y labios. Mantiene unidas las moléculas que unen tu piel, llevan nutrientes a tejidos con daños y controlan la inflamación.  

Todas estas características hacen del ácido hialurónico (por lo regular en gel) la mejor opción para el tratamiento de herpes labial o de boca, aceleración de la regeneración y prevención de grietas o sangrado en la boca. 

4. Aliviar el dolor en articulaciones 

Podemos encontrar al ácido hialurónico presente en todos tus huesos, en las articulaciones, tendones, conectando tejidos y básicamente en todas las estructuras que cuenten con cartílago de tu cuerpo.

De estos cartílagos, uno resalta en contenido del ácido: el cartílago hialino. Este cubre a los huesos, proporcionando soporte y amortiguando los golpes del movimiento diario.

El ácido hialurónico aporta beneficios para el cuidado de los huesos, aumentando su resistencia al desgaste del día a día. Por esta razón el ácido hialurónico es usado en el tratamiento de enfermedades degenerativas de las articulaciones y la reducción de dolor.  

Además, podemos encontrar al ácido hialurónico en otra parte importante de tus articulaciones conocida como la membrana sinovial. Esta membrana se encarga de brindar apoyo a tus huesos, parecido a lo que hace el cartílago hialino.

La membrana sinovial produce un líquido especial del mismo nombre que puede absorber los golpes, manteniendo la elasticidad del tejido y también lleva los nutrientes a cada cartílago.  

El ácido hialurónico se ha vuelto popular para los suplementos que tratan el dolor y lesiones provocadas por la osteoartritis.

No solo eso, sino también ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos para el tratamiento de esta enfermedad a través de inyecciones con altas dosis administradas por profesionales de salud con receta médica. 

Aunque los resultados pueden variar, el ácido hialurónico puede ser administrado en dosis bajas para aliviar la rigidez de articulaciones y dolor crónico. Por lo regular, los problemas de articulaciones más tratados con ácido hialurónico son los de codos y rodillas. 

Lee nuestra guía sobre los 5 mejores remedios caseros para la inflamación en las articulaciones

5. Disminuye síntomas del síndrome de ojo seco

El humor vítreo es el fluido que se encuentra dentro de tu ojo y está hecho casi de puro ácido hialurónico. Cuando se usan gotas de ácido hialurónico, puedes aliviar los síntomas del síndrome de ojo seco al reabastecer los líquidos dentro de las cuencas de tus ojos. 

Esto permite una producción de lágrimas y aumenta la regeneración natural de líquidos en tus ojos.  

Algunas investigaciones han encontrado que el ácido hialurónico también suprime los daños provocados por la luz ultravioleta dentro de tu córnea.  

Si padeces o sientes irritación ocular, tu médico podría recomendarte una fórmula lubricante con ácido hialurónico para antes y después de una cirugía o el tratamiento de lesiones y trastornos oculares, como las cataratas.

Las gotas con ácido hialurónico son especialmente efectivas durante o en la recuperación de una cirugía ocular, justo cuando los ojos son más sensibles y están más deshidratados.  

Datos importantes del ácido hialurónico 

El ácido hialurónico es como una mini esponja. Pero que su tamaño no te engañe, puede llegar a retener agua cientos de veces su peso. Esto ayuda especialmente a la hora de retener líquidos esenciales en partes de tu organismo como la piel, ojos o tejidos blandos.  

Por estas características y su alta viscosidad se considera al ácido hialurónico como un  mucopolisacárido.

Los mucopolisacáridos, como el ácido hialurónico, se pueden encontrar por todo el cuerpo en tejidos diferentes, principalmente en la piel, donde brindan humectación y estructura. 

¿Sabías que la piel es en donde se encuentra más de la mitad de todo el ácido hialurónico contenido en tu cuerpo? 

También lo puedes encontrar en: 

  • Articulaciones y tendones.
  • Membranas de tus ojos.
  • Próstata.
  • La aorta.
  • Cordón umbilical.
  • Tejido Esquelético. 
  • Válvulas cardíacas. 
  • Líquido sinovial.
  • Pulmones.

En resumen, el ácido hialurónico es un vínculo largo de moléculas de carbohidratos con grandes capacidades de retener agua, permitiendo el fluido de líquidos y el amortiguamiento de la presión en las articulaciones. 

En los últimos años, las investigaciones han encontrado una gran variedad de beneficios del ácido hialurónico que incluyen: 

  • Construcción de los caminos a través de los cuales se pueden mover las células.
  • Disposición de llenar espacios entre las células y los tejidos.
  • Lubricación e hidratación de las articulaciones.  
  • Reconstrucción de fibroblastos dañados.
  • Reparación de heridas y tejidos blandos. 
  • Cuidado de células epiteliales.
  • Mejora de la respuesta inmune.
  • Dotes antiinflamatorios.

¿Cómo funciona el ácido hialurónico en tu cuerpo? 

Las moléculas del ácido hialurónico se dividen por los tamaños de sus polímeros. Las diferencias en tamaño son importantes para decidir las funciones específicas en el cuerpo del ácido hialurónico.  

Por ejemplo, las moléculas grandes siempre están presentes en los tejidos sanos de tu cuerpo. En ellos, mantienen bajo control el daño producido por la deshidratación o cualquier radical libre, sirviendo como inmunosupresor.   

Las moléculas más pequeñas del ácido hialurónico, por otro lado, tienen la capacidad de enviar señales de auxilio al sistema inmune. Esto con el propósito de aumentar la inflamación para acelerar la regeneración de cualquier herida o lesión. 

Se le ha referido al ácido hialurónico como una molécula clave en la humectación de la piel. Cada año, se pueden encontrar nuevos productos y suplementos naturales con ácido hialurónico para cuidar o humectar la piel. Todos prometiendo una piel más joven, bella y saludable.  

Hasta la última década, los fabricantes de productos para la piel han sufrido en elaborar un producto verdaderamente efectivo usando el ácido hialurónico. Esto debido a su composición molecular, la cual es muy grande para penetrar correctamente en la piel. 

Sin embargo, en los últimos años, investigadores han logrado sintetizar fórmulas de ácido hialurónico a través de procedimientos avanzados que pueden atravesar la superficie de la piel. 

La aplicación en la piel de estos sérum con ácido hialurónico avanzados ayuda en la humectación de tu piel y reduce las arrugas de manera significativa, con resultados visibles de las primeras dos semanas de aplicación.

Cuál es mejor: ¿Glucosamina o ácido hialurónico? 

La glucosamina tiene funciones similares al ácido hialurónico. Ayuda a dar forma y elasticidad a los tejidos de las articulaciones y también es recetada a menudo para tratar sus dolores.

No se puede elegir un componente mejor entre la glucosamina y el ácido hialurónico, ya que aunque tienen parecidas funciones, cada una se especializa en cosas diferentes. 

Por ejemplo, la glucosamina es excelente en brindar estructura y fuerza a tus articulaciones (normalmente es usada junto a sulfato de condroitina). Sus funciones principales son la construcción y prevención de la perdida de cartílago o colágeno.  

Por otro lado, el ácido hialurónico brinda una lubricación más efectiva debido a su increíble poder de retención de líquidos. Es un importante componente del líquido sinovial y de los cartílagos de tus articulaciones.

Es decir, el ácido hialurónico genera mejores resultados para la creación o retención del líquido articular e importante para amortiguar cualquier impacto en tus articulaciones. 

Los mejores resultados se han obtenido en pruebas que utilizan los dos productos juntos. De hecho, es tanta la sinergia en estos dos productos, que estudios han encontrado que la glucosamina ayuda a producir ácido hialurónico. 

Algunos productos de antienvejecimiento contienen diferentes sustancias que ayudan a las articulaciones además de la glucosamina y el ácido hialurónico. Una de estas sustancias es el sulfato de manganeso, que es usado regularmente junto a estos dos en el tratamiento de la osteoartritis para mejorar las funciones del cartílago matriz y reabastecimiento de los fluidos sinoviales.  

Historia y datos interesantes del ácido hialurónico 

¿Sabías que el ácido hialurónico se usó como sustituto de la clara de huevo en las panaderías durante 1942? Ese fue su primer uso comercial.

Sin embargo, no fue sino hasta el 1996 que el ácido hialurónico se empezó a usar con la finalidad de preservar la belleza. Muchas investigaciones interesantes recientes sobre el ácido hialurónico han demostrado beneficios impactantes en el tratamiento de las articulaciones y envejecimiento de la piel. 

Algo que no es común que hablen los productos de belleza de antienvejecimiento es sobre la matriz extracelular (MEC).  

Esta se encuentra entre las células de las capas primarias de tu piel, que son la epidermis, dermis y las demás capas subyacentes. El ácido hialurónico forma gran parte del MEC.

Otros elementos importantes que conforman el MEC son proteoglicanos, los glicosoaminoglicanos, factores de crecimiento y proteínas estructurales como el colágeno.  

Las moléculas de la matriz extracelular se encargan de construir las capas superficiales de la piel y regulan varias funciones celulares importantes.  

El ácido hialurónico no solo es parte del MEC, sino también cubre otras funciones físicoquímicas en  distintas partes del cuerpo que demuestran efectividad en tratamientos antienvejecimiento. 

Investigaciones están encontrando una relación de niveles altos de ácido hialurónico con una mejora en: 

  • La protección de la piel contra daños por radicales libres.
  • Condrocitos que incrementan la inflamación.
  • Regulación de anormalidades inmunes. 
  • Trastornos Oculares.
  • Ciertos tipos de cáncer.
  • Lesiones pulmonares. 
  • Artritis.

Prescripciones comunes del ácido hialurónico 

1. Para tratamientos de la piel y ojos 

Debido a su capacidad de hidratar al organismo, hace que el ácido hialurónico tenga múltiples ventajas en el organismo y sea de la sustancias más utilizadas en tratamientos par ala piel y los ojos.

Inyecciones con ácido hialurónico: Estás solo deben ser administradas por tu médico. Su uso es exclusivo bajo receta médica. Siempre consulta con tu dermatólogo o médico para que te den una recomendación si estás interesado en usar ácido hialurónico para cualquier parte de tu rostro. 

Loción, suero o crema con ácido hialurónico: Diferentes marcas usan concentraciones de ácido hialurónico distintas. Los productos que contengan un porcentaje más alto de ácido hialurónico son por lo regular los más efectivos.

Aunque en algunos casos las diferencias hacen que los productos trabajen de diferentes formas.  

Los estudios han descubierto que aplicando sueros con un 0,1 por ciento de ácido hialurónico diariamente, se obtienen mejoras en hidratación y elasticidad de la piel con una reducción en la apariencia de arrugas. 

Tratamiento de ojos secos: En este tipo de tratamiento lo más recomendable es que el ácido hialurónico se administre por medio de gotas oculares de tres a cuatro veces al día por tres meses. 

La concentración de ácido hialurónico para las gotas debe ser de 0,2 por ciento a 0,4 por ciento. Siempre lee bien las instrucciones antes de usar cualquier medicamento o suplemento. 

2. Suplementos de ácido hialurónico para aliviar el dolor articular 

Hoy en día se pueden encontrar muchos tratamientos con ácido hialurónico aprobados por la Fundación de Artritis de Estados Unidos.

Estos tratamientos para la osteoartritis de rodilla son el Hyalgan, Supartz, Synvisc y Orthovisc. Generalmente se ocupan los huesos y partes de aves o bacterias para producir estos productos. 

La dosis en adultos mayores es de 50 miligramos de ácido hialurónico tomada por vía oral hasta máximo dos veces al día durante la comida. 

Para aliviar los síntomas de personas con osteoartritis, la dosis recomendada es de 80 miligramos tomados al día, por lo menos durante ocho semanas. 

Existen inyecciones de ácido hialurónico para el tratamiento del dolor articular, pero debes consultarlo con tu médico antes. La dosis recomendada por medio de una inyección es de 20 miligramos aplicada directamente en la articulación afectada, una vez por semana, durante varias semanas hasta controlar la inflamación y dolor de la misma. 

Conclusión

El ácido hialurónico es una sustancia líquida lubricante que se encuentra de manera natural en las articulaciones, piel, ojos, líquidos y tejidos conectivos de tu cuerpo. 

Debido a su gran capacidad de retención de líquidos, el ácido hialurónico se usa como suplemento, loción o gotas para darle humedad y construir nuevos tejidos blandos dañados. 

Algunos tipos de ácido hialurónico cuentan con características antiinflamatorias y pueden ayudar a crear más colágeno y cartílago. 

Entre sus mayores beneficios están el poder reafirmar y dar brillo a la piel con daños de envejecimiento, reducir el dolor y amortiguar las articulaciones, humectar, sanar heridas y devolver los líquidos a partes importantes de tu cuerpo como los ojos. 

¿Estás listo para usar ácido hialurónico ahora que sabes que es seguro y los beneficios que te puede dar? Dinos qué opinas en la caja de comentarios de abajo. Si te gustó este artículo, por favor compártelo con tus amigos en redes sociales.

Ver También: