Alprazolam: para qué sirve, efectos secundarios, dosis y usos

 

El Alprazolam es un fármaco para el tratamiento de problemas de ansiedad, crisis de angustia, ataques de pánico y estrés agudo. Se halla también como Trankimazin o Xanax y solo es vendido bajo receta médica.

Presentaciones de Alprazolam

Las presentaciones de las tabletas orales son en liberación inmediata, prolongada, en desintegración y solución oral.

Su efecto induce al sueño y disminuye la agitación del cerebro bajo los efectos del estrés. También se emplea como antidepresivo y junto a otros medicamentos funciona para tratar náuseas y vómitos provocados por la quimioterapia.

El empleo de Alprazolam puede causar adicción y provocar abstinencia al dejar de ingerirlo. Todos sus tratamientos son a corto plazo porque genera resistencia en el organismo, demandando dosis más potentes hasta ya no producir efectos.

Lee también nuestra guía sobre los ataques de ansiedad: Síntomas, signos de preocupación y tratamiento

Advertencias importantes

Problemas de adicción al medicamento

El paciente podría crear dependencia emocional o física al fármaco aun con el consumo de dosis recetadas por el médico. No se debe aumentar la dosificación bajo ningún motivo, excepto si ha sido autorizado por el doctor.

Problemas de abstinencia

Dejar de ingerir o disminuir la cantidad de Alprazolam antes de ser indicado por el médico, podría causar síntomas de abstinencia, algunos peligrosos como convulsiones. Los riesgos serán mayores si el paciente aumenta la dosis prescrita o continúa el tratamiento hasta después de lo previsto.

Depresión y pensamientos suicidas

No se descarta que el Alprazolam empeore las depresiones del paciente. Si esto ocurre o comienza a tener deseos suicidas, tendrá que contactar al médico de inmediato.

¿Para qué sirve Alprazolam? 

Los empleos principales del fármaco son para tratar enfermedades que generan ansiedad con síntomas de depresión, como problemas de ansiedad o neurosis de ansiedad y trastorno de pánico. A estos se suman:

  • Ansiedad con síntomas de depresión.
  • Crisis de angustias.
  • Ataques convulsivos.
  • Mareos y náuseas producidas por la quimioterapia.

¿Cómo funciona Alprazolam? 

El Alprazolam se combina con receptores de benzodiazepinas en el cerebro y sistema nervioso, que produce un efecto relajante al órgano al incrementar la labor de un químico conocido como, Ácido Gamma-Aminobutírico (GABA).

El Alprazolam pertenece a la clase de medicamentos, benzodiazepinas, que causan efectos tranquilizantes en el sistema nervioso central.

Efectos secundarios comunes de Alprazolam

Las tabletas pueden causar mareos y cansancio durante las primeras horas después de ingerir una dosis. El paciente evitará manejar maquinaria pesada sino sabe cómo reacciona su cuerpo al medicamento.

La somnolencia, dolores de cabeza, visión borrosa y problemas de memoria son algunos de los efectos secundarios comunes del Alprazolam. A estos se suman:

  • Falta de concentración y de sueño.
  • Debilidad muscular o falta de coordinación.
  • Dolor de barriga, diarrea, náuseas o vómitos.
  • Aumento de la sudoración y boca seca.
  • Congestión nasal.
  • Pérdida o ganancia de peso.
  • Aumento o disminución del apetito.
  • Pérdida de interés en el sexo.

El paciente contactará a su médico si cualquiera de esto efectos se mantienen por más de tres semanas.

Efectos secundarios serios de Alprazolam

Será necesario contactar al médico si se tienen cualquiera de los siguientes y delicados efectos secundarios. El paciente acudirá de inmediato a un centro asistencial si siente que su vida está en riesgo.

Problemas mentales

Los síntomas pueden incluir depresión con pensamientos suicidas, confusión y alucinaciones.

Problemas de movimiento

No se descartan síntomas como temblores y convulsiones.

Problemas del corazón

Los síntomas se pueden manifestar como dolor de pecho y latidos cardíacos anormales.

Problemas de hígado

Ictericia, baja cantidad de orina o ausencia total de ella, son algunos de sus síntomas.

Lee también nuestra guía sobre las 16 señales de que tienes problemas de hígado

Interacciones de Alprazolam con otros medicamentos 

El riesgo de efectos secundarios aumentará con la combinación de más de un medicamento en el organismo. El paciente informará al médico sobre los fármacos u otras sustancias ingeridas durante el tratamiento con Alprazolam, para evitar respuestas adversas con el tranquilizante.

Medicamentos que deben evitarse mientras tomas Alprazolam

El paciente no combinará Alprazolam en la presentación, Xanax, con Itraconazol, Ketoconazol y otros antifúngicos, porque correrá riesgos de que aumenten los síntomas de somnolencia.

Medicamentos que aumentan el riesgo de efectos secundarios 

La siguiente lista es de los medicamentos que incrementan las posibilidades de sufrir efectos secundarios típicos del Alprazolam. El fármaco tampoco será combinado con:

  • Amobarbital, Butabarbital, pentobarbital y otros barbitúricos.
  • Eszopiclone, Zaleplon, Zolpidem y otros sedantes.
  • Clonazepam, Lorazepam, Temazepam y otros ansiolíticos.
  • Morfina, Oxicodona y otros analgésicos narcóticos.
  • Bromfeniramina, Clorfeniramina, Dimenhidrinato, Difenhidramina, Doxilamina y otros antihistamínicos sedantes.
  • Etomidate, Propofol, Ketamina y otros anestésicos.
  • Fluvoxamina, Fluoxetina, Nefazodona y otros antidepresivos.
  • Cimetidina y otros antiácidos.
  • Píldoras anticonceptivas.

Medicamentos que afectan la efectividad del Alprazolam 

Los anticonvulsivos como Carbamazepina, Fenitoína o Fosfenitoína, podrían disminuir los efectos del Alprazolam porque su dosis en el organismo se reduce. El médico incrementará la cantidad del tranquilizante o buscará otro fármaco para el paciente, si este necesita obligatoriamente un anticonvulsivo.

Advertencias generales del Alprazolam

Alergias

El Alprazolam podría causar reacciones alérgicas peligrosas. El paciente contactará a su doctor o al centro local de intoxicaciones si tiene dificultad para respirar o sufre inflamación de garganta o lengua. Si lo síntomas son severos llamará a emergencias o asistirá a un centro médico para ser atendido.

Los resultados podrían ser fatales si se ingiere Alprazolam después de sufrir una reacción alérgica al fármaco.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de alergia 

¿Qué pasa si bebo alcohol durante mi tratamiento con Alprazolam?

El paciente evitará el consumo del alcohol durante el tratamiento con el fármaco porque podría potenciar la somnolencia, los mareos o aturdimientos.

Advertencias del Alprazolam para personas con ciertas condiciones de salud 

Para personas con depresión: el medicamento podría empeorar los estados depresivos. El paciente informará al médico si sufre cambios negativos o tiene pensamientos suicidas.

Para personas con glaucoma: no se debe ingerir el medicamento con glaucoma pues podría empeorar la condición.

Para personas con antecedentes de alcoholismo, abuso de drogas o trastorno de personalidad: el Alprazolam puede crear adicción. El riesgo de esto aumentará si el paciente tiene o tuvo problemas de dependencia de fármacos u otras drogas.

Para personas con enfermedad hepática: el hígado podría tener dificultad para deshacerse de residuos del medicamento, lo que favorecerá a un almacenamiento del mismo con potenciales efectos secundarios.

Para personas con obesidad: personas con sobrepeso tendrán problemas para deshacerse naturalmente del fármaco.

Para personas con enfermedad pulmonar severa: el Alprazolam podría empeorar la condición en pacientes con enfermedad pulmonar severa. Personas con esta condición deben consultar con el médico si es seguro ingerirlo.

Advertencias para grupos específicos de personas 

Para embarazadas

El Alprazolam ha causado efectos negativos en el feto al ser ingerido por embarazadas. Solo debe ser consumido en casos en los que se necesite tratar una condición peligrosa en la madre.

La paciente hablará con el médico si durante el tratamiento cree haber quedado embarazada, lo está o planea quedar en estado. El fármaco solo debe ser administrado cuando los beneficios al feto sean más altos que los riesgos.

Durante la lactancia

El Alprazolam puede transferirse a la leche materna y causar somnolencia y pérdida de peso en el bebé durante la lactancia. El médico decidirá entre suspender la lactación o interrumpir el tratamiento.

Para adultos mayores

Adultos de 65 o más años podrían ser más susceptible a los efectos secundarios sedantes del Alprazolam. La somnolencia o mareos causados por el medicamento pueden provocar caídas y contusiones graves, por lo que el médico monitoreará el comportamiento del fármaco sobre el paciente.

Para niños menores a los 18 años

La medicina no conoce los efectos del Alprazolam en menores de 18 años. Su consumo en este rango de edad no se aconseja.

Prescripciones comunes del Alprazolam

Las siguientes dosis son para las tabletas de ingesta oral. La dosificación específica, presentación y frecuencia de la ingesta, dependerán de los siguientes factores:

  • Edad del paciente al momento del tratamiento.
  • Condición y gravedad que está por tratarse.
  • Padecimientos médicos presentes.
  • Reacción a la primera dosis.

Prescripción para trastornos de ansiedad 

Nombre genérico: Alprazolam.

Presentación en tableta oral de liberación inmediata

Dosificación disponible de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Presentación en tabletas que se desintegran al ingerirse por vía oral

Dosificación disponible de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Presentación en tableta oral de liberación prolongada

Dosificación disponible de 0.5 miligramos, un miligramo, 2 miligramos y 3 miligramos.

Marca: Xanax.

Presentación en tableta oral de liberación inmediata

Dosificación disponible de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Presentación de suspensión oral 

Dosificación de un miligramo / mililitro.

Prescripción para adultos de entre 18 y 64 años 

La dosis de inicio común será de 0,25 miligramos a 0,5 miligramos tres veces al día, para las tabletas de liberación inmediata, que se desintegran o solución oral. Esta aumentará hasta que el médico decida lo mejor para el paciente.

Dosis máxima: 4 miligramos diarios ingeridos en cantidades divididas. Esta dosificación será reducida lentamente hasta los 0,5 miligramos cada 3 días, cuando el tratamiento esté por acabar.

Prescripción para niños en edades de entre 0 a 17 años

La medicina no ha analizado los efectos del medicamento en menores de 17 años. No se recomienda su empleo para niños y adolescentes dentro de este rango de edad.

Dosificación para mayores de 65 años

La dosis de inicio común es de 0,25 miligramos de 2 a 3 veces por día, para tabletas de liberación inmediata, que se desintegran oralmente o solución oral.

Consideraciones especiales 

Para personas con enfermedad hepática avanzada

La dosis inicial común será de 0,25 miligramos dos o tres veces al día para la tableta de liberación inmediata. El médico decidirá si es prudente o no aumentar la dosis durante el tratamiento.

Prescripción para el trastorno de pánico

Nombre genérico: Alprazolam.

Presentación en tableta oral de liberación inmediata

Dosificaciones disponibles de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Presentación en tableta que se desintegra por vía oral

Dosificación disponible de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Presentación en tableta oral de liberación prolongada

Dosificaciones disponibles de 0.5 miligramos, un miligramo, 2 miligramos y 3 miligramos.

Marca: Xanax.

Presentación de tableta oral de liberación inmediata

Dosificaciones disponibles de 0.25 miligramos, 0.5 miligramos, un miligramo y 2 miligramos.

Marca: Xanax XR.

Presentación de tableta oral de liberación prolongada

Dosificaciones disponibles de 0.5 miligramos, un miligramo, 2 miligramos y 3 miligramos.

Presentación en solución oral

Dosificación disponible de un miligramo / mililitro.

Prescripción para adultos de entre 18 y 64 años 

Para tabletas de liberación inmediata, que se desintegran oralmente o solución oral

La dosis de inicio común es de 0.5 miligramos tres veces por día. Esta será aumentada gradualmente por el médico cada 3 o 4 días, en cantidades no superiores a un miligramo por día, hasta una dosis máxima de 10 miligramos cada 24 horas.

El médico reducirá la dosis de a poco en cantidades no mayores a 0,5 miligramos por día, cuando el tratamiento esté por acabar.

Para tableta de liberación prolongada

La dosis de inicio común será de 0.5 miligramos a un miligramo una vez por día. Esta se aumentará gradualmente por el médico cada 3 o 4 días, hasta la dosis correcta para el paciente a un máximo de 10 miligramos por cada 24 horas.

El médico reducirá la dosis de a poco a un ritmo de 0,5 miligramos cada 3 días, cuando el tratamiento esté por terminar.

Dosis para niños en edades de entre 0 a 17 años

La medicina no ha emprendido estudios para valorar si es segura la administración de Alprazolam como tratamiento en menores de 17 años. Su uso en este rango de edad no está recomendado.

Dosificación para mayores de 65 años 

Para tableta de liberación inmediata, que se desintegran oralmente o solución oral

Dosis de inicio típica: 0,25 miligramos 2 o 3 veces por día.

Para tableta de liberación prolongada

Dosis de inicio típica: 0.5 miligramos una vez al día.

Consideraciones especiales 

Para personas con enfermedad hepática avanzada

La dosis inicial común es de 0,25 miligramos dos o tres veces al día para la tableta de liberación inmediata. El médico decidirá si es correcto aumentar la cantidad durante el tratamiento.

¿Qué pasa si no sigo las indicaciones de mi receta?

Suspender el consumo del fármaco implicará potenciales efectos de abstinencia, algunos mortales como convulsiones. El médico disminuirá gradualmente la dosis hasta el final del tratamiento pero de manera segura.

Incumplir una dosis o no tomarla a tiempo implicará un deficiente funcionamiento del medicamento. Por esto también se puede sufrir síntomas graves de abstinencia.

Ingerir más medicamento del prescrito favorecerá a los síntomas comunes de sobredosis como somnolencia, confusión, coordinación deficiente, reflejos lentos y hasta un coma.

El paciente llamará al médico o asistirá al centro local de intoxicaciones si siente que ingirió una dosis de más. Acudirá de emergencia a un centro asistencial si los síntomas son graves.

Será necesario tomar una dosis olvidado en cuanto sea recordada, no si la siguiente está a dos horas, aproximadamente, en el horario prescrito. Acumular cantidades de Alprazolam podría poner en riesgo la vida del paciente con efectos secundarios de sobredosis.

Se notará una mejoría en los síntomas de ansiedad y ataques de pánico al seguir correctamente las indicaciones del médico.

Consideraciones importantes

El paciente recordará los siguientes consejos durante el tratamiento:

  • No irrespetar los horarios de administración del fármaco indicados por el doctor.
  • No habrá problemas en tomar la dosis diaria antes o después de los alimentos.
  • No se debe aplastar ni cortar las tabletas orales de liberación prolongada pues se eliminará su finalidad. Las tabletas de liberación inmediata no se dañan si se cortan o aplastan.

Almacenamiento 

  • El medicamento debe ser guardado en una temperatura de entre 20 ° C y 25 ° C.
  • El Alprazolam no será almacenado en áreas húmedas como, por ejemplo, los baños.

Recargas de medicamento 

El médico recetará la dosis correcta para que el paciente no tenga que necesitar una nueva prescripción para comprar más del medicamento. Dependerá del país que esto sí sea necesario.

Cuando salgas de viaje 

El paciente seguirá estas indicaciones al salir de viaje:

  • La medicina será guardada en un bolso de mano, siempre junto al paciente.
  • Las máquinas de rayos x del aeropuerto no dañarán el tranquilizante.
  • Será necesario tener consigo el recibo de compra, la prescripción médica y la caja de la medicina, pues puede ser solicitada por los funcionarios aeroportuarios.
  • No colocar el medicamento en la guantera ni dejar dentro del automóvil. Tampoco guardar en temperaturas extremas.

Monitoreo clínico importante 

El médico estará atento junto al paciente de cualquier cambio o problema en la salud mental o comportamiento de este último, pues el Alprazolam puede provocar cambios negativos de humor, empeorar los problemas vigentes y hasta promover pensamientos suicidas.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan qué es el Alprazolam y cuáles son sus efectos secundarios.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here