Ardor Al Orinar: Causas, Síntomas Y Tratamiento

En esta ocasión vamos a hablar acerca de una molestia que casi todos hemos sufrido en algún momento y afecta la parte final de las vías urinarias, o vías urinarias bajas, y alrededor del área de los genitales, llamada perineo.

Las vías urinarias se dividen en altas, que se componen de los riñones y los ureteros, y bajas, que se componen de la vejiga y uretra.

La uretra es el conducto encargado de expulsar la orina desde la vejiga hasta el exterior de nuestro cuerpo. El término “ardor al orinar” incluye también dolor antes, durante y después del proceso de orinar.

La vejiga es un músculo del tipo liso, que se encarga de almacenar la orina producida en los riñones y expulsarla hacia la uretra.

Utilizaremos en esta ocasión los términos médicos “disuria”, que se refiere a orinar con dolor y/o con sensación de calor o ardor. El otro término es micción, y es la acción de orinar.

Causas del Ardor Al Orinar:

1. Uropatía Obstructiva

Es cuando la orina no puede ser expulsada al exterior por alguna obstrucción física o algún problema neurológico que impide la micción normal.

En casos graves, la orina se acumula en los riñones causando daño que puede ser permanente.

Las causas de la obstrucción incluyen:

-Cálculos renales, mejor conocidos como piedras: Los minerales de la orina se acumulan en las paredes de las vías urinarias y con tiempo se calcifican formando cálculos de tamaños variables, los de mayor tamaño son los que obstruyen las vías urinarias.

-Tumores o cáncer: de células renales, endometrial que es la parte interior del útero, vulvar que es el área de genitales externos femeninos, de vejiga y de colon, entre otros.

– Crecimiento o hipertrofia prostática benigna: Todos los hombres después de los 50 años tienen crecimiento de la próstata, debido a cambios hormonales. Si el crecimiento es demasiado, obstruye la uretra o el cuello de la vejiga, obstaculizando la micción.

-Algunas heridas como la fractura de pelvis (cadera).

-Coágulos: ya sea por los cálculos que dañan los conductos o por algún tipo de cáncer que produzca sangrado y la formación de los coágulos.

-Tejido cicatricial: la presencia de cálculos, o la colocación de sondas durante periodos prolongados, causan tejido cicatricial que puede disminuir el calibre de los conductos de las vías urinarias.

-Nervios dañados: Un traumatismo o alguna enfermedad del sistema nervioso puede dañar la función normal de las vías urinarias.

Estenosis uretral: El conducto llamado uretra se adelgaza, impidiendo el libre paso de la orina.

– Enfermedad inflamatoria pélvica: principalmente por miomatosis uterina o endometriosis.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de cálculos renales

Síntomas Acompañantes del ardor al Orinar

Algunos de los síntomas de esta afección son: Dificultad para expulsar la orina, el chorro de la orina de menor grosor, aparente disminución de la producción de orina, ganas de orinar con más frecuencia, sobretodo durante la noche, goteo de orina, sensación de que no se vacía la vejiga, sangre en orina.

Otros síntomas son dolor en los costados o el área de la obstrucción, dolor al orinar. En casos extremos hay fiebre, náusea, vómito y edema.

Los síntomas pueden presentarse en forma rápida o aguda, es decir, sin señales de enfermedad previa. O presentar los síntomas en forma lenta, pero progresiva hasta llegar a la obstrucción.

Diagnóstico del ardor al Orinar

Para determinar la causa de la afección se tratará de detectar la obstrucción con equipos de radiología, ecografía pélvica, TAC (Tomografía computarizada), pielografía intravenosa, que se realiza inyectando medio de contraste por la vena y otros estudios.

Tratamiento del Ardor al Orinar

Para atender posibles obstrucciones, se realizan procedimientos con uso de sondas para eliminar la obstrucción, dilataciones para engrosar los conductos, colocación de stents o drenajes, sondas de Foley o sondas de nefrostomía, reparación quirúrgica de los conductos dañados.

Los pacientes con cáncer deberán seguir los tratamientos de quimioterapia indicados. Si la obstrucción provoca un daño irreparable que obstruye el libre paso de la orina, se colocan las sondas o drenajes en forma permanente.

Si hay daño renal permanente, se extirpa el riñón y se apoya con diálisis varias veces por semana para eliminar las toxinas del organismo. Se debe realizar un trasplante renal.

Infección de vías urinarias

La infección de vías urinarias es una enfermedad causada por bacterias, que se reproducen y te causan molestias. Ocurre cuando las bacterias entran por la uretra y van recorriendo los conductos de las vías urinarias y pueden llegar hasta el riñón.

Existe una gran cantidad de infecciones, de vías urinarias bajas, la gran mayoría causados por la bacteria llamada Eschericia Coli, aunque hay infecciones por hongos y menos común por virus y parásitos.

Infecciones de vías urinarias bajas:

-Infección de vejiga o cistitis: es una inflamación de la vejiga causada por la infección de las bacterias. Puede presentarse en forma repentina o brusca, conocida como cistitis aguda, o de inicio gradual, se le conoce sólo como cistitis.

-Uretritis: Es la inflamación de la uretra. Esta es una enfermedad de transmisión sexual, las bacterias más comunes en este caso son la neisseria gonorrhoeae y la clamidia tracomatis.

-Vulvovaginitis: Es inflamación de la vulva, vagina o ambas. Es muy común en niñas pequeñas, ya que no saben la forma de asearse correctamente y es muy fácil que se contaminen. En adultas puede deberse además a una enfermedad de transmisión sexual.

La causa más común se debe a infección por hongos como la cándida albicans, conocida comúnmente como la clamidia, y a un parásito llamado thricomona vaginalis.

-Epididimitis: Es la infección del epidídimo, que es el conducto que va de los testículos al conducto deferente. En jóvenes sexualmente activos, las causas más comunes son la gonorrea y la clamidia, en niños pequeños y adultos mayores es más frecuente la Escherichia Coli.

-Orquitis: Es la inflamación de los testículos. La causa más común es el virus de las paperas, aunque también puede ser por enfermedades de transmisión sexual.

-Prostatitis: Es la inflamación de la próstata. La causa infecciosa es por transmisión sexual, aunque la causa más frecuente de crecimiento de próstata no es infeccciosa.

-Herpes genital, causado por el virus herpes simple, que afecta el área externa e interna de los genitales.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de la infección urinaria

Síntomas de infección de infección de vías urinarias bajas:

– Sensación quemante o ardor al orinar

– Urgencia de orinar

– Orinar pequeñas cantidades o por goteo

-Deseos de orinar a cada rato

-Orina con sangre

– El color de la orina puede ser lechoso o muy oscuro

– Olor fuerte de la orina

– Dolor pélvico en mujeres y rectal en hombres

– En infecciones por hongos hay mucha comezón o picazón

Diagnóstico

El diagnóstico se hace por medio de un examen general de orina, urocultivo, o cultivo de los deshechos producidos, dependiendo el tipo de infección.

Tratamiento

Si es por bacterias, debemos saber cuál es la bacteria que está ocasionando la infección. Las penicilinas y los aminoglucósidos son los antibióticos más recomendados.

Si la infección es por hongos, los antimicóticos indicados pueden ser tomados o aplicados en el área afectada.

Los analgésicos y los antisépticos de vías urinarias también están indicados. Alivian mucho la sensación quemante o de ardor, pero no eliminan la infección.

Prevención

Una adecuada higiene nos quita muchos dolores de cabeza. Evitar relaciones sexuales sin protección, el aseo o baño después del contacto sexual es importante.

No te automediques, acude a tu médico a la primera molestia que tengas, sigue todas las indicaciones y tratamientos hasta completarlos, aunque las molestias desaparezcan rápido.

No olvides de dejarnos tus comentarios y tus dudas, muy pronto las responderemos. Platícanos también qué te pareció el tema.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here