Calambres en los pies: causas, tratamientos y remedios

Los calambres en los pies pueden ser muy molestos y dolorosos.

Esto sucede cuando un músculo se contrae de manera intensa e involuntaria y no se relaja por algún tiempo, causando una sensación dolorosa que algunas veces tarda varios días en desaparecer.

¿En qué Parte del Pie Se Presentan Más Los Calambres?

Los calambres pueden presentarse en cualquier músculo del cuerpo, pero en el caso de los pies, se presentan más en la planta, aunque también se pueden experimentar en los dedos o pantorrillas.

Los calambres pueden presentarse a cualquier hora del día, y casi todos experimentaremos uno o varios calambres a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, algunas personas son más propensas que otras. (Referencia)

 

¿Por Qué Tenemos Calambres en los Pies?

Para comprender las causas de un calambre, ya sea en el pie, los dedos o pantorrillas, es importante comprender cómo funcionan nuestros músculos.

Todos los músculos trabajan en pares: uno agonista y otro antagonista, y para que el sistema funcione de manera apropiada, mientras que el agonista se contrae, el antagonista se relaja, permitiéndonos mantener movimientos suaves y controlados. (Referencia)

El problema surge si el músculo antagonista no se relaja de manera adecuada y es cuando se desarrolla un calambre. De igual manera, cuando los músculos se contraen repentinamente y no pueden relajarse, surge un calambre.

Los calambres en las piernas, pies y pantorrillas afectan aproximadamente a una de cada cuatro personas a los sesenta años y esta cifra se incrementa a uno de tres a los ochenta años. (Referencia)

 

¿Cómo Se Siente Un Calambre en Los Pies?

Los calambres en los pies normalmente están acompañados por un dolor agudo e intenso, con una sensación de músculo anudado.

Pueden durar unos segundos o continuar apareciendo y desapareciendo de manera intermitente.

Normalmente afectan el arco del pie, las pantorrillas o los dedos del pie, provocando que se enrosquen.

 

Causas De Los Calambres

Aunque no siempre existe una causa definida, hay varios factores que pueden incrementar el riesgo de sufrirlos. A continuación algunos de ellos:

Condiciones Médicas

Algunas condiciones de salud como la diabetes o enfermedades del hígado, pueden incrementar el riesgo de sufrir calambres.

Las personas con diabetes pueden desarrollar una condición llamada neuropatía periférica, la cual provoca daños en los nervios de los dedos de las manos y los pies. Cuando estos nervios no funcionan de manera adecuada, pueden producir dolor y calambres. (Referencia)

Por otra parte, las personas que presentan alguna alteración de la función hepática, tienen problemas para filtrar las toxinas de la sangre, las cuales, al irse acumulando, provocan espasmos y calambres musculares.

Problemas Circulatorios

ADTRJ6 Progression of Arterial Blockage in the Right Leg

Pasar periodos prolongados en una misma posición, por ejemplo, acostado, reduce la circulación sanguínea en los pies, disminuyendo los niveles de oxígeno y provocando calambres.

Lee nuestra guía sobre las varices: causas y tratamientos

Falta De Actividad Física

La falta de ejercicio puede resultar en debilidad muscular y obesidad, los cuales son factores que incrementan el riesgo de padecer calambres.

Deshidratación

La deshidratación y el exceso de sudoración durante el ejercicio es otro de los factores que incrementan de manera considerable el riesgo de sufrir calambres. Esto se debe a que cuando estamos deshidratados, se reducen nuestros niveles de electrolitos.

Fumar o ingerir alcohol en exceso incrementan el riesgo de deshidratación.

Lee nuestra guías sobre los síntomas de la deshidratación

Edad

Conforme envejecemos, perdemos masa muscular, lo que ocasiona que nuestros músculos hagan un mayor esfuerzo. Por lo  tanto, llegando a los 40 años, si el cuerpo no se ejercita de manera regular, los músculos pueden forzarse fácilmente, dando lugar a los calambres.

Fatiga

Si hemos estado trabajando de manera muy intensa o por períodos muy prolongados, nuestro cuerpo se sentirá fatigado y tendremos más propensión a desarrollar calambres.

Los atletas o bailarines profesionales, que ponen demasiada presión en sus pies, son más propensos a los calambres en esa área del cuerpo; mentras que los corredores son más propensos a sufrir calambres en las pantorrillas.

Falta De Vitaminas O Minerales

Nuestro cuerpo requiere de un balance adecuado de vitaminas y minerales para funcionar de manera óptima. Los calambres en los pies normalmente se ocasionan por falta de las siguientes vitaminas y minerales:

-Calcio: este mineral ayuda a transmitir impulsos nerviosos a las células musculares, permitiendo que los músculos se contraigan y relajen de manera natural.

El exceso de cafeína, la falta de vitamina D y los altos niveles de sodio pueden reducir nuestros niveles de calcio.

-Magnesio: la falta de magnesio encierra los iones de calcio y sodio dentro del músculo, previniendo su relajación.

-Potasio: los niveles bajos de potasio, normalmente conocido como hipokalemia, pueden ser causados por sudoración o vómitos excesivos, problemas de riñón o la ingesta de algún medicamento.

-Vitamina E: esta vitamina promueve la circulación sanguínea y es necesaria para la producción de células rojas. Su carencia reduce los niveles de oxígeno en la sangre, ocasionando calambres musculares.

-Vitamina B6: la vitamina B6 es vital para el funcionamiento adecuado de nervios y músculos.

-Vitamina D: nos ayuda a la absorción del calcio y el magnesio. Tomar por lo menos 15 minutos de sol al día, nos ayuda a prevenir su carencia. (Referencia)

Medicamentos

El uso de algún medicamento puede contribuir a la presencia de calambres musculares en algunas personas.

Entre los más comunes encontramos los medicamentos para reducir el colesterol como las estatinas, el ácido nicotínico y los diuréticos, que incrementan la producción de orina, provocando un desbalance en el calcio y el potasio.

Daño En Los Nervios

Los nervios se encargan de transmitir las señales de nuestro cerebro a los músculos, indicándoles cuándo se deben contraer y relajar. Si un nervio se daña, la señal no se transmitirá de manera adecuada, resultando en posibles calambres.

Tensión Muscular

La tensión en los músculos de las pantorrillas o de los pies puede provocar calambres.

Lesiones

Un traumatismo frecuentemente ocasiona espasmos musculares que lo protegen contra un daño futuro.

Por ejemplo, los calambres musculares en las pantorrillas se desarrollan si el músculo de la pantorrilla se ha estirado demasiado y surgen como mecanismo de defensa para evitar lesiones.

Aunque esto es bueno a corto plazo, muchas veces los síntomas se prolongan más de lo necesario. (Referencia)

Embarazo

Los calambres en los pies, particularmente durante la noche, son muy comunes durante el tercer trimestre del embarazo, debido a la presión que ejerce el útero sobre las venas, lo cual hace que la sangre se dirija hacia la parte superior de las piernas.

Uso De Calzado Inadecuado

Utilizar zapatos de tacón muy elevados, o estrechos, puede incrementar el riesgo de calambres por la presión en los dedos de los pies.

 

¿Cómo Quitar Los Calambres En Los Pies?

La mayoría de las personas pueden reducir el riesgo, disminuir el dolor y la frecuencia de los calambres, siguiendo alguna de las siguientes recomendaciones:

Estiramientos

El estiramiento es una de las medidas más efectivas para evitar los calambres o aliviar los síntomas durante su aparición. Algunos ejercicios recomendados por la Sociedad Ortopédica Americana de Pies y Tobillos incluyen:

  • Elevar los talones del piso de manera que sólo los dedos y la base del pie toquen el piso. Sostén esta posición cinco segundos, baja y repite este movimiento 10 veces.
  • Flexionar el pie de manera que el dedo gordo está señalando en una dirección. Sostener por cinco segundos y repetir el movimiento 10 veces.
  • Doblar todos los dedos del pie escondiéndolos debajo del mismo. Sostener por cinco segundos y repetirlo 10 veces.
  • Colocar 20 canicas en el piso y recogerlas una por una, depositándolas en una bandeja, utilizando los dedos de los pies.
  • Cuando estés en la playa, camina descalzo en la arena para que te sirve de masaje y fortalezcas los músculos y dedos de los pies. (Referencia)

Masajes

Masajear el área afectada ayuda a relajar los músculos y reduce los síntomas de los calambres.

El masaje incrementa la circulación en los músculos, el flujo sanguíneo, el oxígeno y el nivel de nutrientes, al tiempo que arrastra los productos de desecho, como el ácido láctico. (Referencia)

Aplicación De Calor

La aplicación de calor en la zona, ya sea con una almohadilla caliente o agua tibia, ayuda a relajar el músculo, mejorando el flujo sanguíneo y reduciendo el dolor.

Incrementar El Consumo De Agua

El exceso de sudoración durante el ejercicio provoca que perdamos sales y minerales, como calcio, potasio y magnesio. Por lo tanto, es muy recomendable incrementar nuestro consumo de agua durante periodos prolongados de ejercicio.

Dieta

Ingerir una dieta balanceada y saludable nos ayudará a adquirir la cantidad adecuada de vitaminas y minerales, que favorecerá el correcto funcionamiento de nuestros nervios y músculos, evitando los molestos calambres.

Uso De Calzado Adecuado

Debemos asegurarnos de utilizar un calzado apropiado que nos proporcione un buen soporte mientras nos ejercitamos. El uso de zapatos de tacón deberá reducirse a ocasiones especiales.

Ejercicio

A pesar de que sabemos que el ejercicio regular es excelente para nuestra salud, el exceso del mismo o realizarlo con demasiada intensidad, no es recomendable.

Recuerda que es necesario tener periodos de calentamiento y enfriamiento, antes y después de los ejercicios. Al iniciar una rutina, empieza despacio e incrementa gradualmente la intensidad para no forzarte.

Si permaneces sentado por largos períodos, realiza movimientos circulares con tus pies, desde tus tobillos, para favorecer la circulación. (Referencia)

Suplementos Alimenticios

Una prueba sanguínea podrá mostrarnos fácilmente si tenemos carencia de alguna vitamina o mineral, en cuyo caso será importante tomar algún suplemento. Recuerda siempre consultar al médico antes de tomar cualquier suplemento.

Restiradores En Los Dedos De Los Pies

Mucha gente ha notado que el uso de restiradores en los dedos de los pies, por aproximadamente una hora cada día, reduce la frecuencia de los calambres.

Estos nos ayudan a estirar los músculos y ligamentos que se encuentran alrededor del pie y a favorecer la alineación de los huesos.

 

¿Cuándo Acudir Al Doctor?

En la mayoría de los casos los calambres no son una condición seria y, en muy raras ocasiones, resultan una emergencia médica.

Algunas veces, pueden ser síntoma de una condición de salud que requiere mayor atención.

Si experimentas calambres con regularidad en las manos o pies, es recomendable consultar al médico para obtener un diagnóstico adecuado.

Ver También:

Referencias:

  1. Peter Jaret. Heath day. Muscle Cramps and Leg Pain,  Jan 20, 2018 Available from: https://consumer.healthday.com/encyclopedia/first-aid-and-emergencies-20/emergencies-and-first-aid-news-227/muscle-cramps-and-leg-pain-644799.html
  2. Jean M. Sanger and Joseph W. Sanger, U.S. National Library of Medicine Recent Advances in Muscle Research. 2015 Sep 1. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4351654
  3. Hubert Maisonneuve, Juliette ChambeChloé DelacourJoris MullerFabien RougerieDagmar M. Haller and Michel Leveque. BMC Family Practice. Prevalence of cramps in patients over the age of 60 in primary care : a cross sectional study. 12 August 2016. Available from: https://bmcfampract.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12875-016-0509-9.
  4. Rodica Pop-Busui, Andrew J.M. Boulton, Eva L. Feldman, Vera Bril, Roy Freeman,
    Rayaz A. Malik, Jay M. Sosenko, and Dan Ziegler. Diabetes Care 2017. Available from: http://care.diabetesjournals.org/content/diacare/40/1/136.full.pdf
  5. Javier Labra Martínez, Influencia de las vitaminas del grupo B en la funcion cognitiva 2014. http://147.96.70.122/Web/TFG/TFG/Memoria/JAVIER%20LABRA%20MARTINEZ.pdf
  6. Javier Maquirrian y Marcelo J. Merello, Abordaje clínico del deportista con calambres musculares, Revista Asociacion Argentina Ortopedista Traumatologia Año 70, pp 367-372. 2005. Available from: http://www.aaot.org.ar/revista/2005/n4_vol70/art13.pdf
  7. American Orthopaedic Foot & Ankle Society Orthopaedic Foot & Ankle FoundationRosemont, Illinois. 2018 http://www.aofas.org/footcaremd/espanol/Pages/C%C3%B3mo-Mantener-Flexibles-Sus-Pies.aspx
  8. Jaume Rocha, Tratamiento fisioterápico en las lesiones musculares. España, 1999. Available form: https://ruc.udc.es/dspace/bitstream/handle/2183/10904/CC%2051%20art%205.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  9. Sophie Armstrong and Tom Cross. Exercise-associated muscle cramps. Sports Medicine 2013. Available form: http://www.stadiumclinic.com.au/pdf/exercise-associated-muscle-cramps.pdf