Los efectos de la cocaína en la naríz

 

Consumir drogas causa una serie de efectos negativos en tu organismo, esto ocurre con todas las sustancias estupefacientes, pero mientras más fuerte sea la droga, peores serán las consecuencias y afecciones de salud que puedes sufrir.

Aunque es conocido que las drogas son negativas, a veces es común subestimar sus efectos por no conocerlos realmente. En el caso de la cocaína, son muchos los órganos que resultan afectados, pero el principal de ellos es aquel por donde se consume la droga comúnmente: la nariz.

¿Sabías que, por ejemplo, el uso de cocaína puede crear una perforación en tu nariz? La cocaína contrae el flujo de sangre al tabique nasal y provoca que el tejido muera, llevando a una perforación septal provocada por necrosis que se puede expandir.

Una vez que sufras una perforación septal esta jamás sanará por cuenta propia. La única forma de tratarla es a través de una operación quirúrgica.

Te explicamos los efectos y lesiones que puede causar el uso de esta conocida droga sobre la nariz.

¿Por qué la cocaína daña la nariz?

 

El daño a la nariz es uno de los efectos secundarios a largo plazo más significativos provocado por el uso de la cocaína. Principalmente la droga daña a la nariz debido a su efecto vasoconstrictor, contrae los vasos sanguíneos e impide la circulación de sangre.

En su peor nivel de daño, se le conoce como perforación septal porque es literalmente un agujero en el tabique nasal, una condición muy común en adictos a esta droga.

El tabique nasal está formado por una lamina perpendicular de cartílago que va desde tu dorso nasal hasta el paladar, recubierto por ambos lados de mucosas con vasos sanguíneos. El frágil suministro de sangre que recibe la nariz se ve afectado por el consumo de cocaína, que genera vaso constricción e impide la circulación en la zona.

Cuando los vasos sanguíneos se contraen, la nariz sufre un déficit de oxígeno que causa la muerte del tejido de tu tabique nasal, en un proceso que llamamos necrosis.

La necrosis en el revestimiento de tu tabique nasal crea un agujero al que se le llama perforación septal, que va creciendo en tamaño si se mantiene la condición hasta colapsar tu nariz, ya que el tabique es su estructura de soporte.

El adicto a la cocaína siempre muestra los síntomas tempranos a una perforación septal antes de que ésta se produzca, pero los pasan por alto porque suelen ser también signos de enfermedades comunes, como sangrado nasal, incremento de la mucosidad, congestión o alergia.

Cuando ya ocurre la perforación, es notorio para el paciente por el dolor y sus efectos inmediatos, pero usualmente suele ser demasiado tarde para poder revertir sus efectos.

Un cirujano especialista en perforaciones septales es el único capaz de diagnosticar una perforación septal inminente y ayudar a prevenir su aparición. Una vez que una perforación septal se presenta, la única forma de solucionarla es con cirugía.

¿Qué lesiones en la nariz causa la cocaína?

Estos son los principales problemas y enfermedades nasales que provoca el uso de la cocaína:

  • Bajo rendimiento por infecciones nasales crónicas que requieren ausencias laborales.
  • Perforación septal.
  • Hemorragia o sangrado nasal, conocida como Epistaxis.
  • Anosmia (pérdida del olfato).
  • Aumento de alergias.
  • Olores nauseabundos.
  • Infección nasal crónica.
  • Aislamiento social.
  • Deformidad nasal.
  • Obstrucción nasal.
  • Baja autoestima.
  • Silbido en la nariz.
  • Colapso nasal.
  • Ronquidos.
  • Ansiedad.

¿Por qué suceden estas lesiones?

Además del efecto vasoconstrictor de la cocaína, una de las principales causas de las lesiones es la falta de oxígeno en el revestimiento nasal, lo que hace que la nariz sea mas vulnerable a infecciones.

Cuando el revestimiento sufre daños, se rompe, lo que provoca hemorragias nasales frecuentes.

Lo más importante en el tratamiento de estas lesiones nasales es detener el uso de la cocaína. Esto dará tiempo a tus vasos sanguíneos para recuperarse y a su vez sanará el revestimiento nasal, evitando una perforación septal.

Sin embargo, una vez que la perforación septal ocurre ya no es suficiente con detener el consumo de la droga para resolverla. El agujero en el tabique nasal igual será propenso a infecciones y generalmente aumenta de tamaño con el tiempo.

Esto puede provocar cambios en la apariencia de tu nariz, produciendo lo que se conoce como “nariz de silla de montar”. Tu voz también puede verse afectada, debido al silbido audible de la perforación y una alteración en la resonancia nasal.

¿Estas lesiones pueden ser tratadas?

La perforación septal puede ser diagnosticada, tratada y revertida solo por un especialista en este padecimiento.

Si el paciente es tratado antes de que la perforación se haya producido, aún si es inminente, el especialista puede revertirla sin necesidad de cirugía.

Si el paciente es tratado antes de que se presente una perforación septal, esta puede evitarse o ser revertida sin la necesidad de cirugía.

Cuando la realiza un especialista en perforación septal, la cirugía para este padecimiento tiene una tasa muy alta de éxito. Sin embargo, cuando la operación la realiza un cirujano plástico normal -no especialista- la tasa de éxito es muy baja.

 

¿Cómo puedo saber si mi cirujano es un especialista calificado?

Si deseas saber cómo identificar a un cirujano calificado para este padecimiento, busca estos atributos:

  • Atiende semanalmente a varios pacientes con perforación septal.
  • Realiza varias cirugías de perforación septal semanalmente, es decir, está dedicado a tratar esta lesión.
  • Tiene capacidad para tratar de forma exitosa a niños o adultos con perforación septal de diferentes causas, como una septoplastia previa fallida, rinoplastia previa, traumas, abuso de descongestionantes nasales, lesión cáustica, uso ilícito de drogas, enfermedades autoinmunes, etc.
  • Cuenta con un equipo de trabajo especializado y experimentado en perforación septal. Este equipo debe contar con especialistas en perforación septal, alergia, pediatría del oído, nariz y garganta, cirugía microvascular en la cabeza y cuello y anestesia.
  • Cuenta con una tasa de éxito mayor al 90 por ciento en cirugías a pequeñas y grandes perforaciones.
  • Hay buenos testimonios de pacientes o familias sobre su capacidad y competencia médica, que pueden comentar contigo su experiencia en el tratamiento.

La reparación de una perforación septal restaura la circulación de aire dentro de la nariz. Si padeces una perforación, o has presentado algunos de los síntomas previos, acude a tu médico para lograr un diagnóstico a tiempo, que permita evitar un colapso nasal.

El tratamiento es muy complejo, y recuerda que siempre debe ser realizado por un profesional especialista y con mucha experiencia en reconstrucción nasal.

Si te pareció útil este artículo, compártelo en tus redes sociales. También puedes dejar tus comentarios o dudas, que estaremos atentos a responderte.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here