Cómo hacer la dieta de 3 días para prepararte para la colonoscopia

El cáncer colorrectal es el tercero más común y tiene una tasa de supervivencia superior al 90% cuando se diagnostica y trata en etapa temprana (1).

Si eres una persona de riesgo promedio, debes realizarte tu primera colonoscopia a los 45 años. Practicado a tiempo, este examen puede salvar tu vida y para realizártelo efectivamente necesitas prepararte previamente con una dieta.

A continuación te comentaremos qué alimentos puedes ingerir y cuáles evitar antes de hacerte una colonoscopia.

Lee nuestra guía sobre las causas del dolor de estómago después de comer y cómo tratarlo

¿En qué consiste una colonoscopia y por qué hay que hacer una corta dieta antes de la misma?

En una colonoscopia se introduce, a través del ano, un tubo flexible con una cámara en el extremo para examinar el intestino grueso y la parte final del delgado. Es un método usual de diagnóstico de:

  • Pólipos cancerígenos en el colon.
  • Tumores.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Divertículos.
  • Fisuras rectales.
  • Hemorroides con sangrado activo.
  • Colitis microscópica.

Al momento de realizar la colonoscopia, el intestino debe estar despejado para que las imágenes que transmite el colonoscopio sean claras y precisas.

Aunque el examen dura aproximadamente una hora, la preparación del tracto intestinal debe comenzar al menos 72 horas antes con una dieta.

Este régimen normalmente se basa en líquidos claros y debe ser muy bajo en fibra, que es la parte de los alimentos que no se digiere y que expulsamos a través de los excrementos.

¿Cómo es la dieta de preparación para la colonoscopia?

Algunos médicos prescriben una dieta con muy poca fibra durante 3 días, seguida de un cuarto día en el que sólo se ingieren líquidos claros.

Otros médicos ordenan una dieta exclusivamente a base de líquidos durante los días previos al examen, con total restricción de alimentos sólidos.

La dieta líquida asegura la adecuada limpieza intestinal, aunque deben evitarse los líquidos de color rojo o púrpura para no crear confusiones con el color de la sangre.

Es probable que la noche anterior al día del procedimiento el médico prescriba un laxante o un enema para completar la limpieza intestinal.

Aparte del agua, los alimentos más frecuentes son caldos magros, jugos y gelatina. También están permitidos café, té, refrescos y bebidas deportivas.

En casos de garganta reseca durante la preparación, está permitido chupar pastillas y caramelos.

Una dieta líquida puede aportar unas mil calorías diarias, por lo que seguramente se sentirá hambre pero no es tan difícil de sobrellevar, sobre todo si forma parte de un procedimiento que puede ser crucial para la vida.

Lee nuestra guía sobre cuánto dura una colonoscopia y qué tan seguido te la ocupas hacer

¿Cuáles son los alimentos que se pueden comer y los que se deben evitar durante la dieta?

La siguiente es una lista de alimentos permitidos y los que se deben evitar, clasificados en leche y lácteos, granos y panes, carnes, legumbres, frutas, nueces y semillas y sus derivados; otros vegetales, aceites y grasas, sopas, postres, bebidas y otros alimentos.

1.- Leche y lácteos

Permitidos:

  • Leche, crema de leche y suero.
  • Quesos.
  • Chocolate caliente.
  • Yogur.

Evitar:

  • Yogures mezclados con granola, nueces, semillas y frutas con piel.

2.- Granos y panes

Permitidos:

  • Arroz blanco.
  • Cereales con poca fibra, como crema de trigo, hojuelas de maíz y arroz hinchado.
  • Productos de panadería elaborados con harina blanca refinada, como panecillos, rosquillas, panqueques y pastas.
  • Galletas simples, como las saladas.

Evitar:

  • Cereales integrales o con alto contenido de fibra, incluyendo avena y granola.
  • Arroz integral, incluyendo el silvestre.
  • Panes, galletas y  pastas integrales.
  • Panes y cereales con nueces y semillas.

3.- Carnes y huevos

Permitidas:

  • Pollo y pavo.
  • Carne vacuna.
  • Carne de cerdo magra.
  • Cordero.
  • Pescados y mariscos.
  • Huevos.
  • Tofu.

Evitar:

  • Cortes duros o cartilaginosos.

4.- Legumbres

Permitidas:

  • Ninguna.

5.- Frutas y sus derivados

Permitidas:

  • Melón sin semilla.
  • Duraznos y albaricoques pelados.
  • Compota de manzana.
  • Jugos sin pulpa de frutas.
  • Frutas cocidas o enlatadas sin piel ni semillas.

Evitar:

  • Fruta fresca con piel, membranas y semillas, incluyendo bayas, naranjas, piña y manzanas.
  • Frutas enlatadas o cocidas con piel y semillas.
  • Pasas y cualquier fruta seca.

6.- Nueces y semillas y sus derivados

Permitidas:

  • Mantequilla ligera de maní o almendras.

Evitar:

  • Nueces, incluyendo almendras cacahuetes y nueces comunes.
  • Semillas como las de sésamo, calabaza, hinojo y girasol.
  • Mantequilla de nueces completas.

7.- Otros vegetales

Permitidos:

  • Patatas sin piel.
  • Vegetales cocidos o enlatados sin piel o cáscara, incluyendo zanahorias peladas, nabos, champiñones y puntas de espárragos.
  • Pepinos sin cáscara y semillas.

Evitar:

  • Maíz.
  • Tomates.
  • Repollo y coles de Bruselas.
  • Guisantes.
  • Calabaza.
  • Habas.
  • Cebollas.

8.- Aceites y grasas

Permitidos:

  • Mantequilla y margarina.
  • Aceites vegetales.
  • Mayonesa.
  • Aderezos de ensalada que no lleven nueces o semillas.

Evitar:

  • Aderezos de ensaladas con nueces y semillas.

9.- Sopas

Permitidas:

  • Caldos, consomés y sopas coladas.
  • Sopa colada de leche o crema.

Evitar:

  • Sopa de guisantes y lentejas.
  • Sopa de frijoles secos.
  • Sopa de maíz.

10.- Postres

Permitidos:

  • Natillas.
  • Helados.
  • Sorbetes.
  • Pudines simples.
  • Gelatinas y jaleas sin fruta agregada y sin colorantes rojos o púrpuras.
  • Pasteles y galletas preparados con harina blanca refinada y sin nueces, semillas o frutos secos.

Evitar:

  • Coco.
  • Cualquier postre con semillas o nueces.
  • Cualquier postre con colorante rojo o púrpura.
  • Pasteles y galletas elaborados con harina integral.

11.- Bebidas

Permitidas:

  • Café y té.
  • Chocolate y cacao caliente.
  • Jugos claros de frutas, sin trozos de pulpa.
  • Refrescos y demás bebidas carbonatadas.
  • Bebidas nutricionales y energéticas sin fibra añadida.

Evitar:

  • Jugos y bebidas de frutas o verduras con trozos de pulpa.
  • Bebidas con colorante rojo o púrpura.

12.- Otros alimentos

Permitidos:

  • Miel.
  • Jugo de limón.
  • Azúcar.
  • Sal.

Evitar:

  • Mermeladas.
  • Aceitunas.
  • Pepinillos y salsa de pepinillos.
  • Palomitas de maíz.
  • Mostaza molida.

¿Cuándo hay que hacerse una colonoscopia?

De acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer, las personas sanas con riesgo promedio de desarrollar cáncer colorrectal deben hacerse su primera colonoscopia a más tardar a los 45 años (2).

Una persona con riesgo promedio es aquella que no presenta:

  • Antecedentes personales o familiares de pólipos o de cáncer colorrectal.
  • Antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Síndrome de cáncer colorrectal hereditario sospechado o confirmado, incluyendo poliposis adenomatosa familiar y síndrome de Lynch.
  • Antecedentes personales de radiación dirigida al abdomen o a la zona pélvica para tratar un cáncer previo.

A partir de los 45 años, se debe practicar el examen con la frecuencia que el médico recomiende, hasta aproximadamente los 75 años, edad desde la cual hay que considerar otras variables como las molestias ocasionadas al anciano y su esperanza de vida.

Una dieta de unos pocos días y una hora de incomodidad en una colonoscopia son un precio extremadamente bajo a pagar por un examen que puede ser determinante para la vida futura.

Si eres una persona totalmente sana que se acerca a los 45 años, es prudente que vayas programando tu colonoscopia, con mucha mayor razón si presentas algún antecedente familiar de enfermedades intestinales o algún otro factor de riesgo.

Comparte este artículo con tus amigos para que también sepan la importancia de la colonoscopia y de la dieta previa que hay que hacer.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here