Colitis Ulcerativa: Causas, Síntomas Y Tratamiento

 

Qué Es La Colitis Ulcerosa

La colitis ulcerosa pertenece a un grupo de padecimientos que afectan el tracto gastrointestinal, denominada enfermedad inflamatoria intestinal o EII.

Se llama colitis ulcerosa a la inflamación del recto, colon (intestino grueso) o ambos.

Estas inflamaciones producen úlceras en el revestimiento del colon, las cuales empiezan desde el recto y se extienden hacia arriba, pudiendo abarcar el colon por completo.

La inflamación provoca que el intestino empuje el contenido rápidamente y se evacue con frecuencia.

Las úlceras se crean cuando las células del revestimiento del intestino mueren y pueden ocasionar secreciones de moco, pus y hemorragias.

La mayoría de los pacientes que sufren de colitis ulcerosa se encuentran entre los 15 y 35 años y los hombres mayores de 50 años presentan un incremento en su diagnóstico. Sin embargo, esta enfermedad puede surgir a cualquier edad.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de la colitis

Causas De La Colitis Ulcerosa

No existen pruebas claras de la causa de la colitis ulcerosa, aunque las investigaciones apuntan a que puede ser una respuesta anormal del sistema inmunitario contra el colon.

Tus genes, el sistema inmunitario y el medio ambiente son factores importantes en esta enfermedad.

 

Quién Está En Riesgo

La mayor parte de los pacientes con colitis ulcerosa nunca han tenido un historial familiar con esta enfermedad, pero es muy probable que alguien la desarrolle si algún pariente directo como su hermano o padre la padecen.

La colitis ulcerosa se puede desarrollar en una persona de cualquier raza, siendo más común en los caucásicos. Según la Clínica Mayo, los judíos Asquenazi tienen mayores probabilidades (1).

Algunos estudios relacionan un posible vínculo entre la colitis ulcerosa y el uso de la isotretinoína, medicamento utilizado para el tratamiento del acné severo (2).

Síntomas De La Colitis Ulcerosa

Según la organización académica de atención médica Cedars-Sinai, más de la mitad de las personas que padecen de colitis ulcerosa presentan síntomas leves (3).

Por otro lado, la colitis ulcerosa tiene síntomas severos que incluyen:

  • Dolor abdominal.
  • Heces con sangre y mucosa.
  • Diarrea y fiebre.
  • Dolor rectal.
  • Pérdida de peso o desnutrición.

La colitis ulcerosa puede provocar otras afecciones como:

  • Dolor e inflamación de las articulaciones.
  • Náuseas y disminución del apetito.
  • Problemas de la piel.
  • Úlceras en la boca.
  • Inflamación ocular.

Complicaciones De La Colitis Ulcerosa

Mientras más tiempo se dure con la colitis ulcerosa, más probabilidades existen de padecer cáncer de colon.

El médico realizará una colonoscopia en busca de cualquier tipo de cáncer en caso de ser diagnosticado con colitis ulcerosa.

Las pruebas de detección regulares ayudan a reducir las posibilidades de padecer cáncer de colon y se deben repetir estás evaluaciones cada 1 a 3 años, ya que detectar a tiempo el cáncer de colon aumenta las probabilidades de vencerlo.

Otras complicaciones provocadas por la colitis ulcerosa son:

  • Engrosamiento de la pared intestinal.
  • Sepsis o infección de la sangre.
  • Deshidratación severa.
  • Megacolon tóxico, cuando el colon se hincha rápidamente.
  • Enfermedad hepática.
  • Hemorragia intestinal.
  • Cálculos renales.
  • Inflamación de la piel, articulaciones y ojos.
  • Ruptura del colon.
  • Espondilitis anquilosante, inflamación de las articulaciones entre los huesos de la columna vertebral.

Cómo Se Diagnostica La Colitis Ulcerosa

Se realizan diferentes exámenes médicos para diagnosticar efectivamente la colitis ulcerosa, debido a que cuenta con síntomas muy parecidos a otras enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn.

Las diferentes pruebas para diagnosticar la colitis ulcerosa incluyen:

Biopsia: En esta prueba se extrae una muestra de tejido directamente del colon para un análisis de laboratorio.

Colonoscopia: Durante la colonoscopia se inserta un tubo flexible y largo con una cámara a través del recto para examinar el interior del colon.

Prueba de heces: La investigación de las heces permite detectar rastros de parásitos, bacterias o sangre.

Tomografía computarizada: Radiografía especializada de la pelvis y abdomen para detectar cualquier anomalía.

Endoscopia: Parecida a la colonoscopia, pero a través de la boca para examinar el esófago, el estómago y el intestino delgado.

Los mejores diagnósticos para la colitis ulcerosa se obtienen a través del análisis de sangre. Un hemograma completo buscará signos de anemia y otras pruebas indicarán inflamación, como un nivel alto de proteína C reactiva o una alta velocidad de sedimentación.

El especialista también podrá ordenar otras pruebas especializadas de anticuerpos.

Lee nuestra guía sobre la dieta para la Colitis Ulcerativa: Alimentos, suplementos Y remedios caseros

Tratamientos De La Colitis Ulcerosa

El tratamiento de la colitis ulcerosa regularmente implica cirugía o terapia con medicamentos. Siendo esta enfermedad crónica, el objetivo del tratamiento es reducir la inflamación para aliviar la mayoría de los síntomas.

Los medicamentos recetados se utilizan para reducir la hinchazón e inflamación y pueden incluir sulfasalazina, mesalazina, balsalazida y olsalazina.

En los casos más severos, se necesitarán antibióticos y corticosteroides. Asimismo, se usarán medicamentos que supriman el sistema inmunológico o que incluyan anticuerpos para detener la inflamación de forma diferente.

Si se presentan síntomas graves, es necesario hospitalizarse para tratar cualquier complicación. El tratamiento usualmente se concentra en corregir la pérdida de electrolitos y deshidratación provocados por la diarrea.

La cirugía solo se realiza en casos donde se presentan síntomas crónicos y debilitantes, perforación del colon, sangrado masivo o bloqueo severo.

En la cirugía se extirpa todo el colon para crear una nueva vía de desperdicio. Esta nueva vía puede salir a través de una abertura en la pared abdominal o ser redirigida hacia atrás por el extremo del recto.

Si los desechos son redirigidos a través del recto, el cirujano removerá la parte afectada del recto y el colon, pero retendrá los músculos externos del recto. Después conectará el intestino delgado al recto formando una pequeña bolsa.

Al finalizar la cirugía pasarán las heces a través del recto, sin embargo, las evacuaciones serán más frecuentes y líquidas de lo normal.

Prevención De La Colitis Ulcerosa

No existen investigaciones que demuestren que la dieta afecta el desarrollo de la colitis ulcerosa, aunque ciertas comidas agravan los síntomas.

Algunas prácticas que ayudan a disminuir los síntomas son:

  • Beber constantemente pequeñas cantidades de agua durante el día.
  • Comer porciones más pequeñas en el día.
  • Limitar el consumo de alimentos altos en fibra.
  • Evitar alimentos fritos o grasosos.
  • Disminuir o eliminar el consumo de lácteos.

 

Pronóstico

La única cura de la colitis ulcerosa es la extirpación del recto y el colon. Esta cirugía será como el tratamiento de último recurso en caso de una complicación grave.

Si tienes esta enfermedad, deberás seguir cuidadosamente el tratamiento médico durante toda tu vida.

Comparte este artículo para que otros conozcan esta enfermedad.

Hasta pronto.

 

Ver También: