8 secretos para quitar o atenuar las cicatrices de la piel

Para algunas personas, las cicatrices cuentan una historia y son excelentes para dar pie a una conversación, pero para la mayoría, son algo que desean ocultar y no les agradan en lo absoluto.

De hecho, en algunos casos, pueden ser un recordatorio de un evento traumático, dependiendo de las circunstancias en que se originó la herida y su posterior cicatriz.

Por tal razón, muchos se preguntan si es posible eliminar las cicatrices y cómo hacerlo.

Por fortuna, existen diversos tratamientos que no requieren de un procedimiento quirúrgico.

En este artículo te damos 8 opciones para deshacerte de las cicatrices en tu casa de manera segura y natural.

Estos remedios incluyen ingredientes como aceite de coco, aceites esenciales y vinagre de manzana, que sirven para remover cicatrices y mejorar la apariencia y la salud de tu piel en general.

Cómo Quitar Las Cicatrices De Forma Natural

Las cicatrices son, en términos generales, resultado de una lesión:

  • Una cortada pequeña.
  • Una laceración o quemadura.
  • Estrías a causa del embarazo.
  • Cirugías.
  • Acné.

Las cicatrices pueden ser planas o protuberantes y es difícil aceptarlas o ignorarlas, dependiendo de su apariencia, extensión y la parte del cuerpo en que se localizan.

Si eres deseas terminar con la cicatrices de una buena vez, aquí tenemos algunas opciones.

1. Manteca De Karité Y Aceite De Coco

Si has sufrido alguna herida, corte o quemadura, debes mantenerla humectada y cubierta mientras sana. Para esto, puedes utilizar manteca de karité o aceite de coco.

De esta forma ayudarás a evitar que se forme una cicatriz o que sea demasiado extensa, profunda o te cause comezón.

Se ha comprobado que los ácidos grasos omega 3 y los antioxidantes que contienen el aceite de coco y la manteca de karité, son muy efectivos para reparar y brindar humectación a la piel, así como para evitar que aparezcan las cicatrices queloides (1).

Aplica manteca de karité o aceite de coco dos o tres veces al día. No hay necesidad de lavarlo, pero debes evitar las prendas de seda, pues podrían mancharse.

Lee nuestra guía sobre las 11 mejores cremas de aceite de coco para tu piel, cabello y rostro

2. Láminas De Gel De Silicona

La lámina de gel de silicona es una almohadilla pegajosa y transparente que se usa para cubrir una herida y sirve para acelerar el proceso de cicatrización, de forma parecida a los curitas, que ayudan a que los cortes sanen más rápido.

También sirve para que las cicatrices estén menos enrojecidas y causen menos dolor.

Las láminas de gel de silicona se usan ampliamente en medicina desde hace más de 30 años. No obstante, a pesar de su efectividad, pueden presentar algunos problemas.

Hay personas que sufren reacciones alérgicas a la cinta que se usa para fijar, o experimentan un exceso de sudoración. También hay quienes encuentran complicada o molesta su aplicación.

Por otro lado, si la herida se encuentra en una parte muy visible, puede ser desagradable. De cualquier forma, el gel es casi invisible cuando está seco, lo que puede ser muy útil.

Requiere aplicarse varias veces al día y requiere de un lapso de espera para que el vendaje no se manche.

La fricción con la ropa también puede ser problemática, lo que hace poco práctico a este tratamiento en algunos casos (2).

Un estudio llevado a cabo en 2009 y publicado en el Journal Cutaneous and Aesthetic Surgery, reveló la eficacia del gel de silicón. Se aplicó a 30 pacientes con cicatrices, dos veces al día y se revisó el progreso mes a mes, durante 6 meses.

Al final del estudio se concluyó que el gel es eficaz para tratar cicatrices queloides e hipertróficas (3).

3. Prendas De Presión

En 1860 se comenzó a utilizar la fuerza de comprensión con prendas de presión en el tratamiento de cicatrices causadas por quemaduras. Antes de usar este tipo de prendas, la piel recién cicatrizada debe ser preparada con vendas de crepé.

Hoy en día, la compresión elástica es la opción más común en lo que a prendas de presión se refiere.

Aunque algunas investigaciones aseguran que no se reportan beneficios con este tratamiento, según un estudio del Indian Journal of Plastic Surgery en 2010, la terapia de presión logra tasas de éxito de regresión de entre 60 y 85% en la cicatrización (4).

4. Extracto De Cebolla/Gel

La cebolla es una opción ideal para el tratamiento de las cicatrices, ya que contiene bioflavonoides como quercetina, kaempferol y cepalina.

Se realizó una investigación del Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology, en la que seis sujetos aplicaron extracto de cebolla, una vez al día, en un área con cicatrices, durante cuatro semanas.

El estudio concluyó que la piel estaba más suave después de su uso y la apariencia de las cicatrices mejoró notablemente al cabo de ocho semanas. Asimismo, se determinó que el gel o extracto de cebolla es seguro y mejora las cicatrices (5).

5. Aloe Vera

Ampliamente conocido como remedio natural para diversas afecciones de la piel, el aloe vera ofrece varios beneficios para las cicatrices. Proporciona alivio a la piel dañada por el sol y ayuda a regenerar los tejidos dañados, acelerando su curación.

En estudios llevados a cabo en ratas, la aplicación de aloe vera fue muy efectiva curando quemaduras y cicatrices. Adicionalmente, sus efectos curativos en las heridas y su efectividad para eliminar cicatrices han sido ampliamente comprobados (6).

Aunque la mejor opción es usar el gel fresco, directamente extraído de la planta, se pueden encontrar buenas opciones en las tiendas naturistas y de alimentos saludables.

Para usar el gel directamente, se debe cortar la hoja con un cuchillo y sacar el gel del interior. Aplícalo directamente sobre la zona afectada con cicatrices y déjalo por media hora aproximadamente, o más tiempo si es posible.

Incluso puedes aplicarlo y luego ir a dormir, ya que seca muy rápido. Trata de usarlo dos o tres veces al día.

El aloe vera disminuirá las cicatrices del acné, dará luminosidad y firmeza a la piel, reduciendo las arrugas.

Lee nuestra guía sobre las propiedades del aloe vera

6. Aceites Esenciales: Árbol De Té Y Helicriso

El aceite de árbol de té es un remedio natural excelente para curar las cicatrices. Es efectivo gracias a sus propiedades antisépticas, antivirales, antimicrobianas y antimicóticas. Se usa mucho para tratar las cicatrices de acné (7).

Es aún más beneficioso en las cicatrices hipertróficas y puede reducirlas gradualmente.

Usa de dos a cuatro gotas de aceite de árbol de té con aceite de coco como portador y frota en la zona afectada dos veces al día.

El aceite esencial de helicriso también es una buena opción por sus propiedades antibacterianas. Y debido a que contiene antioxidantes, ayuda a prevenir el daño por radicales libres y a regenerar la piel.

Lee nuestra guía sobre el aceite de árbol de te: Los 10 mejores usos, beneficios y efectos secundarios

7. Aceite De Emú

Este aceite, que se obtiene de la parte posterior del ave emú, pariente del avestruz, es conocido porque ayuda a destruir bacterias y tiene propiedades antinflamatorias.

El aceite de emú es rico en ácidos grasos omega 9, 6 y 3, que proporcionan salud y brillo a la piel, ya que tiene la habilidad de penetrar a profundidad y humectar a fondo.

Por este motivo, puede ser muy útil para combatir la inflamación y reducir la aparición de cicatrices, ayudando a la curación natural de la piel (8).

8. Vinagre De Manzana

El vinagre de manzana es un astringente y desinfectante natural, que lo convierte en un excelente antiséptico y un tratamiento efectivo para disminuir las cicatrices del acné.

Debido a que el vinagre de manzana puede ayudar a eliminar las células muertas, también contribuye a desvanecer las cicatrices.

Mezcla el vinagre de manzana con miel y aplica con una bola de algodón en el área afectada. Deja la mezcla en la piel durante 10 minutos y luego enjuaga. Puedes aplicarlo dos o tres veces por día.

Lee nuestra guía sobre la dieta del vinagre de manzana

Causas Y Tipos De Cicatrices

La cicatrización es parte natural del proceso de curación después de una herida o inflamación. Su apariencia y el tratamiento dependen del tipo de cicatriz y herida, así como la profundidad, el tamaño y la ubicación de la lesión.

Además, existen otros elementos que pueden incidir en la cicatrización como los genes, el sexo, la edad y la etnia.

Para saber cuál de los 8 tratamientos es el más indicado para ti, lo mejor es saber qué tipo de cicatriz tienes de los cuatro que presentamos a continuación:

Cicatrices Queloides

Una cicatriz queloide es una lesión firme, abultada y de nódulo fibroso. Pueden variar de color rosa al color de la piel, o del rojo al marrón oscuro.

Este tipo de cicatriz se produce debido a depósitos excesivos de colágeno, pero hace falta una mayor investigación para conocer a fondo su proceso.

Con el tiempo, una cicatriz queloide puede limitar el movimiento.

Aunque es benigna y no es contagiosa, puede presentar comezón, dolor y cambios en la textura. Estas cicatrices se manifiestan con mayor frecuencia en grupos étnicos muy pigmentados.

Una cicatriz queloide puede surgir a partir de quemaduras en la piel, varicela, acné, perforaciones en la oreja, arañazos, cortes quirúrgicos o donde se haya aplicado una vacuna.

El tratamiento depende de si la cicatriz es pequeña, única o múltiple. De cualquier forma, lleva tiempo su cura, por lo que se aplican varios pasos.

La sugerencia es evitar la cirugía cuando es posible y optar por tratamientos naturales, en especial cuando la cirugía va a significar una cicatriz adicional, en especial en las personas que son propensas a ellas genéticamente.

Algunos prefieren las inyecciones de esteroides, crioterapia y láminas de gel de silicona para aplanar la cicatriz.

Es posible prevenir la formación de las queloides usando un tratamiento a presión con el gel de silicona, si se tratan de forma muy temprana (9).

Cicatrices Hipertróficas

Una cicatriz hipertrófica es parecida a una queloide porque tiene relieve, pero no se extiende más allá de la zona lesionada. Es fácil confundirlas, pero es necesario distinguirlas correctamente para elegir su tratamiento.

Las cicatrices hipertróficas rara vez se elevan más de 4 milímetros de la superficie de la piel, a diferencia de las queloides que con frecuencia tienen mayor relieve.

En general son de color rojo o rosado, duras y presentan comezón.

Estas cicatrices tienen principalmente colágeno tipo III y son paralelas a la superficie epidérmica, con muchos nódulos y filamentos grandes de colágeno extracelular.

Las cicatrices hipertróficas son más fáciles de curar que las queloides.

Los tratamientos incluyen inyecciones de esteroides contra la inflamación, gel de silicona para aplanar la cicatriz, extracto de cebolla y otras terapias enfocadas en la síntesis de colágeno.

Cicatrices Contracturadas

Las cicatrices contracturadas se presentan como consecuencia de una quemadura en la piel. Por lo general tensan la piel, perjudicando la movilidad en esa zona.

Este tipo de cicatrices pueden ir muy profundo, afectando músculos y nervios, lo que llega a ser devastador para las víctimas de las quemaduras, en especial si se forman en áreas muy visibles del cuerpo.

Dependiendo de la gravedad de la lesión, las cicatrices causadas por quemaduras suelen ser inevitables, incluso con el mejor tratamiento. Aunque hay algunos que pueden minimizarlas, es raro eliminarlas por completo (10).

Cicatrices De Acné

El acné severo puede dejar cicatrices que lucen como fosas profundas o angulares y onduladas.

Cuando los brotes de acné penetran a profundidad en la piel, también dañan el tejido inferior.

Es peor cuando la piel se inflama, presentando brotes rojizos e hinchados, como los quistes y nódulos de acné que, si no se tratan, dejan cicatrices profundas.

Pellizcar y exprimir los brotes de acné solo causan mayor inflamación.

Durante el proceso de curación, el cuerpo produce colágeno para darle soporte a la piel.

A medida que el acné desaparece, el organismo trata de reparar el daño causado por la inflamación y el tipo de cicatrización depende de la cantidad de colágeno que produce el organismo.

Aunque no hay manera de saber si se desarrollarán cicatrices, existen algunos métodos preventivos que pueden significar una gran diferencia.

En cualquier caso, lo mejor es tratar el problema de acné lo más pronto posible para minimizar el daño y las cicatrices.

Conclusiones

Si bien existen muchas opciones para minimizar las cicatrices, es un hecho que no pueden eliminarse por completo.

En el caso de las mujeres embarazadas, en lactancia y los niños, es mejor consultar al médico antes de utilizar cualquier método.

Si pruebas estas opciones verás una gran mejoría en la apariencia de las cicatrices.

Láminas de gel, aceites esenciales y prendas de presión, son algunos de los tratamientos a tu alcance, que puedes elegir de acuerdo a tus necesidades.

De esta forma, podrás evitar los indeseables procedimientos quirúrgicos, que a veces son innecesarios o muy invasivos.

Cuéntanos si has utilizado algún tratamiento contra las cicatrices y tus resultados.

Que tengas un excelente día.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here